CómicsPanini Cómics

[Cómics] Panini Cómics: La redención de Logan (I)

17

 

Pocos personajes de cómic han destacado tanto en los últimos años como Lobezno. Su meteórica popularidad le ha conducido a una casi esquizofrénica proliferación en numerosas páginas del universo Marvel. Es miembro de tantos grupos y equipos que apenas puede contarlos con las manos. Tiene el ropero repleto de diferentes uniformes de super-héroe. Y así lo ilustran, socarronamente, Jason Aaron y Adam kubert en uno de sus últimos cómics, donde Logan hace gala de su pluriempleo.

Y es que de este malhumorado mutante poco conocemos de su pasado a pesar de su muy veterana andadura por las viñetas.

 

Página de Adam Kubert correspondiente a Lobezno #48 (Wolverine #73 USA)

Tras la reciente Dinastía M, Lobezno recuperaría parte de sus recuerdos. Sería consciente de su pasado, y nosotros lo conoceríamos gracias a la genial serie de Lobezno Orígenes, escrita por Daniel Way.  

Pero, sin duda, el profeta que la serie del garras necesitaba, es el prometedor guionista Jason Aaron, que casi sin querer nos regalaría una de las historias más brillantes del personaje en los últimos años con la saga La caza de Mística, o la trepidante aventura: Loco de atar, con Logan encerrado en un manicomio.

Aprovechamos la puesta en marcha definitiva de Jason Aaron como guionista de la cabecera principal de Lobezno, un excelente momento para aquellos que os interese subiros al carro. Vamos pues, a intentar poner algo de luz en la, a veces tenebrosa, aventura editorial de este bajito, peludo e iracundo canadiense.

Ficha Técnica Lobezno

 

  • Nombre código: Lobezno, Wolverine, Logan, Parche.
  • Nombre Civil: James Howlett.
  • Lugar de nacimiento: Canadá.
  • Grupos de afiliación: Patrulla-X, X-Force, Vengadores.
  • Poderes: Sentidos agudizados, poder curativo, instintos ferales, intensa fuerza física, poderosas garras retráctiles.
  • Habilidades: Esqueleto forrado de adamantium, garras de mismo material, experto en artes marciales y maestro samurái.
  • Primera aparición: The Incredible Hulk #180 (1974)

De Len Wein a “papá” Claremont y Windsor-Smith

Lobezno hace su primera aparición en las páginas de El increíble Hulk, de la mano del escritor neoyorquino Len Wein y los lápices de Herb Trimpe y John Romita Senior. Wein bautiza a su pequeña, ágil y escurridiza creación como The Wolverine, traducido al castellano como el Carcayú. Una suerte de mamífero carnívoro, cuyo hábitat se encuentra hacia los países escandinavos. Len Wein nos presentaría a un habilidoso y rápido personajillo canadiense en su intento de detener la amenaza, que suponía para su país, la presencia de Hulk.

En ese momento apenas nos dibujarían detalles de su personalidad o habilidades, siendo esta aparición una mera anécdota en las páginas de la colección protagonizada por el gigante esmeralda.

Sin embargo, la llegada del patriarca de los mutantes, el mesías salvador de la franquicia, sería el espaldarazo definitivo hacia su meteórica carrera.

Chris Claremont sería el encargado de devolver la franquicia mutante a la posición que realmente merecía, y que habría perdido después de que pasaran al olvido las históricas páginas que escribieran Stan Lee y Jack Kirby. Recogiendo el testigo del mismo Len Wein, primero con el arte de Dave Cockrum y posteriormente con la presencia del para muchos considerado (perdón por la blasfemia) el dios Byrne.

Ciertamente, en esta resucitada Patrulla-X de Claremont y Byrne, Lobezno se convertiría en su personaje fetiche, en su “niño mimado”. Sería el momento en que el personaje comenzaría a dar forma a su personalidad y llegarían a vislumbrarse detalles de su misterioso pasado. Y es este desconocido y oscuro pasado de Logan donde radica una gran parte de su atractivo. Su ruda personalidad, de maneras belicosas, y su desprecio por la autoridad serían, también, parte destacada de su innegable éxito. Este no pasaría desapercibido para Chris Claremont que otorgaría a Lobezno un enorme protagonismo en su colección de la Patrulla-X.

La esencia de las historias de Claremont y Byrne, en la principal serie mutante, condicionó el interés del público por conocer más detalles de Logan. Se abrían, pues, muchos nuevos interrogantes en la personalidad y vida del personaje, que Claremont no dudaría de explotar.

Lobezno visto por (de izquierda a derecha) Herb Trimpe, Dave Cockrum, Frank Miller, John Buscema, Jim Lee, Carlos Pacheco, Frank Quitely y John Cassaday

A finales de los años ochenta, Chris Claremont y Brent Anderson publicarían la novela gráfica Dios ama el hombre mata, con presencia destacada de Lobezno en una particular visión del mundo de los mutantes.

Pero sería con la miniserie Lobezno: Honor (1982), donde el experimentado escritor, junto a Frank Miller, capitalizaría la verdadera dimensión del personaje. Una suerte de historia ambientada en el Japón de los Jakuza, que nos presentaría aspectos de su pasado, además de otorgar un mayor prisma de detalle a su carácter.

Otra destacada etapa, de nuestro héroe, se cosecharía con la excepcional miniserie del escritor británico Barry Windsor-Smith, ArmaX (1991). El artista, con un soberbio y novedoso concepto visual, nos relataría un primer origen de Lobezno. El momento en el que, mediante un experimento secreto del gobierno canadiense, forrarían su esqueleto y sus garras del metal llamado adamantium, convirtiéndose así en una casi imparable máquina de matar.

Una moderna historia de Frankenstein con un, a pesar de todo, desvalido y manipulado Lobezno presa del sadismo y la carencia de humanidad de los científicos que lo retienen. (continuará)

Y bueno, la semana que viene continuaremos con la historia de Lobezno ya en su serie regular.

Lobeznosos saludos.

Guzmán Díaz Alonso
Aparecí en el mundo en el año 1979. Procedo de Xixón, provincia de Asturies. Iniciado en Magisterio y reiniciado en Filología hispánica. Pero, al final, en Periodismo por vocación. Escritor por obsesión. Lector y coleccionista de cómics desde los tiernos doce años. Apasionado del cine, la literatura fantástica, la televisión, la música, los videojuegos, el deporte y sportinguista hasta la muerte. Frustrado poeta y prosaico reconvertido. Dictador de la verdad. Cronista de sueños, pero siempre soñador. Conversador apasionado de apasionada conversación. Declarado pacifista. Firme humanista… Un tipo extremadamente apasionado y apasionadamente extremista.

[Videojuegos] Rocksteady confirma que en Batman Arkham City no habrá vehículos

Entrada anterior

[Superhéroes y Ciencia] Superman (19)

Siguiente entrada

También te puede interesar

17 comentarios

  1. muy bueno el reportaje

  2. Rafa.

    Elgrupo Alfa Flight no existe, en la actualidad, por lo que no pertenece a él, por eso no lo menciono en la ficha.

    Pero su mención estaba preparada para una próxima entrega, cuando se hable de la etapa de Byrne como co-argumentista y dibujante, junto con Archie Goodwin, de la cabecera de Lobezno.

    Un saludo Rafa.

  3. Muy bueno, la página de Adam Kubert es una maravilla, fue uno de mis dibujantes preferidos en Lobezno

  4. Perdon, me habia extrañado

  5. Hablando de alpha flight,que buena etapa de los ochenta con un esplendido JOHN BYRNE…magistral.

  6. Muy buena Guzmán xDD.

  7. Que va, Rafa!

    Se agradece el apunte. Y tu atención.

  8. Un placer Rosmun.

  9. Muy buena reseña, ya espero la segunda parte. ¿Que es eso de que Alpha Flight no existe, acaso fue sacado de la continuidad de Marvel?

  10. Hola Takion916.
    Pues porque , en la actualidad, la mayor parte de sus miembros están muertos (Vindicator, Puck, Sasquatch, Estrella del Norte…).

    Sakudos.

  11. O sea que ne la actualidad no existe como grupo, pero no fue sacado de la continuidad, y si no me equivoco Estrella del Norte esta vivo.

  12. Ok, es verdad, sólo tenía en mente cuando Lobeno se lo carga durante “Enemigo del Estado”. Pero es cierto que Hydra lo resucita.

    Gracias Takion916.

  13. q ya no ay noticias a y eso q antes era mejor asta estos dias

  14. GUZMAN te felicito este tipo de secciones me encantan aunque la historia ya no las sepamos al reves y al derecho pero siempre hace bien recordar como se crearon estos grandes personajes

  15. Estoy de acuerdo contigo ironvenger. La intención es conocer, o recordar, o animar a debate, o estimular la lectura de los grandes personajes y sus más grandes historias.

    Gracias.

Dejar un comentario

Más en Cómics