Animación otrasArtículosAstérix: El secreto de la poción mágica / Astérix: Le secret de la potion magique (2019)Criticas

Astérix: El secreto de la poción mágica

2

asterix y obelix

Este 2019 se cumplen 60 años de resistencia al invasor de nuestros irreductibles galos favoritos, y en medio de la vorágine vertiginosa que llevamos en los últimos tiempos, con los estrenos de las grandes superproducciones y las series de superhéroes, se agradece de vez un cuando una propuesta diferente y tan bien elaborada como es, “Astérix: el secreto de la poción mágica”, que sirve como paréntesis entre medio de tanta capa, martillo, tridente, escudo y armadura, y sienta como un soplo de aire fresco.

Las aventuras de Astérix y Obélix han sido traducidas a más de cien idiomas y reeditadas innumerables veces; cuentan en su haber con varios videojuegos, y han sido adaptadas en multitud de ocasiones, con diez largometrajes de animación incluyendo el que nos ocupa, y cuatro adaptaciones en live action, de las cuáles destacan las dos primeras; pero fue en el año 2014 cuando el dúo fomado por el guionista Alexandre Astier y por el animador Louis Clichy estrenaron, Astérix: la residencia de los Dioses, con un notable éxito, demostrando que éste nuevo formato de animación le sentaba como un guante a nuestros amigos galos y compañía, sentando así las bases para una nueva y prometedora serie de películas basadas en sus aventuras, y aunque la espera ha sido larga, nada más y nada menos que cinco años, no hay duda de que ha merecido la pena.

Imagen de Astérix: El secreto de la poción mágica (2019)

En “Astérix: el secreto de la poción mágica”, nos encontramos con una trama que aunque simple es efectiva, y que en ningún momento pretende llegar a ser más de lo que ofrece, algo de agradecer, pues tratar de hacer lo contrario habría sido un error. Como la mayoría de los argumentos de sus historietas, gira en torno a la poción mágica que los hace invencibles para desgracia y desesperación del César y sus legiones romanas. En esta ocasión Panorámix sufre un accidente al caer de un árbol, algo inadmisible para un druida, mientras recolecta los ingredientes para elaborar la poción, por lo que después de una larga meditación, decide recorrer toda la Galia en compañía, como no podía ser de otra manera, de Astérix, Obélix, Ideafix y Pectina, una pequeña niña de su aldea, a los que más tarde se les unirán el resto de hombres del poblado, en busca de un nuevo sucesor digno al cual revelarle todos sus conocimientos. En el camino se topará con Maléfix, un antiguo amigo y rival druida que no veía desde su juventud, y que le complicará mucho las cosas. Mientras tanto Julio César informado de la ausencia de los hombres, pone en marcha un maquiavélico plan para apoderarse de la aldea y completar al fin su conquista, aprovechando que sólo quedan las mujeres y el bardo Asurancetúrix para custodiarla.

El pulso y el ritmo se mantienen sólidos en todo momento, durante la casi hora y veinticinco minutos que dura el metraje. Los gags están muy acertadamente integrados sin llegar a ser en ningún momento un lastre para la historia, como ha sucedido otras veces. En el apartado técnico podemos ver, que la animación vuelve a ser impecable y fluida, y hasta se podría decir que superior a lo visto en “Astérix: la residencia de los Dioses”.

Imagen de Astérix: El secreto de la poción mágica (2019)

En cuanto a los nuevos personajes, tanto la niña Pectina, el virtuoso aprendiz Teleférix, y el villano de la función Maléfix, desarrollan bien sus roles, siendo Maléfix el que tiene un mayor desarrollo debido a su historia pasada con Panorámix, y aunque sus motivaciones no son nada que no hayamos visto antes, cumplen perfectamente al servicio de la historia. Y me es imposible hablar de los nuevos personajes, sin hacer una mención especial para los otros druidas y para los candidatos a aprendiz de Panorámix, que protagonizan varios de los momentos más descacharrantes y divertidos de la película.

Con esta nueva película se vuelve a demostrar nuevamente el porqué, estos personajes tan singulares han logrado cumplir 60 años de historia, y que su magia está más allá de pociones o hechizos, y es su carisma y encanto lo que verdaderamente han conseguido encandilar y cautivar, a tantas generaciones a lo largo de los años alrededor del mundo, con un fresco y sano sentido del humor para el que no pasa el tiempo.

Como conclusión final no  me queda nada más que decir que tanto Alexandre Astier como Louis Clichy, han demostrado una vez más su buen hacer, al conseguir que un film con un argumento simple se pueda convertir en un auténtico deleite, e independientemente de que el espectador sea un niño o un adulto, le va a ser imposible no disfrutarlo y evitar, que al término del mismo piense mientras sonríe, que ha visto algo maravilloso. Por mi parte sólo me queda esperar y desear, que no tarden otros cinco años en volver a traernos nuevas aventuras de éstos simpáticos y entrañables galos.

Imagen de Astérix: El secreto de la poción mágica (2019)

Alejandro González García
Devorador de libros, películas y series, también coleccionista, fanático de los superhéroes, de los cuales disfruto sin importar el sello que lleven, aunque mi favorito es Batman. Escritor y colaborador en varios grupos de Facebook, y ahora también en Blog de Superhéroes.

    Otras entradas

    [Cine] J.J. Abrams avanza escuetamente Star Wars: El Ascenso de Skywalker

    Entrada anterior

    [Series] Stephen Amell habla sobre el apoyo de los fans ante el final de Arrow, recuerda su mejor momento del set y más

    Siguiente entrada

    2 comentarios

    1. Me alegra que hayan entendido que este tipo de personajes lo que mejor le viene es una película de animación. Ejem… SuperLopez… Ejem…

    2. Como me rei con esta pelicula. Y me encanto la animacion, es cierto que la anterior es un poco mejor, ya que esta es una historia original y se nota un poco. Pero aun asi esta hecha con mucho amor hacia los irreductibles galos.

    Dejar un comentario