ArtículosCine cómicsCine OtrosCriticasDestacadaStar Wars: El Ascenso de Skywalker / Star Wars: The Rise of Skywalker (2019)

Multicrítica sin spoilers de Star Wars: El ascenso de Skywalker

45

Recorte de póster IMAX para Korea de Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)

Esta semana ha llegado a los cines la película “Star Wars: El ascenso de Skywalker”, la épica conclusión a la saga Skywalker que críticas tan dispares está levantando entre los fans del universo Star Wars. Algunos lo ven como un cierre por debajo de lo que debería haber sido, máxime con otra esa campaña promocional tan dirigida a transmitir la idea de que se trata de un final.

Un gran estreno como este se merece una multicrítica, y por ello os traemos una doble crítica para hacer un análisis pormenorizado de la película. Y además libre de spoilers ambas dos.

Star Wars: El ascenso a lo SEGURO, por Jorge Montenegro

Para bien o para mal (esto es algo que solo el tiempo y los propios fans decidiran), “Los últimos Jedi” creó un enorme y devastador cisma dentro del fandom de Star Wars, no exento de toxicidad, radicalismo y acoso, que a día de hoy continúa supurando por sus heridas. Lejos de parecer una exageración (ojala realmente lo fuera), lo cierto es que el trabajo de Rian Johnson (“Looper”), cuyas decisiones creativas pueden gustarte más o menos, ha marcado irremediablemente el tramo final de está tercera trilogía y de la saga Skywalker en general.

Y es que al igual que le pasó a George Lucas, que acabo vendiendo la franquicia porque trabajar en ella había perdido toda la diversión, la compañía del ratón ha descubierto, de la peor forma posible, el lado más oscuro del universo galáctico que adquirió en 2012. Y es precisamente está “dolorosa lección”, aprendida entre críticas y fracasos de taquilla, la que parece haber arrastrado a Kathleen Kennedy (presidenta de Lucasfilm) y J.J Abrams (“Super 8”) a cerrar está etapa intentando contentar  a todos y cada uno de los sectores que conforman su fandom. 

Un error que finalmente se ha acabado materializando en una película que, aunque entretiene y emociona (sobre todo si eres fan de la saga), no puede deshacerse de la pesada carga que supone, a todos los niveles, el intentar no defraudar a nadie. No vamos a engañarnos, la tarea, por no llamarla odisea, a la que Disney se enfrentaba con “El ascenso de Skywalker” no era fácil. Aparte de cerrar todas las tramas y de concluir una historia que ha sobrevivido en la industria durante más de 40 años, la compañía presidida por Bob Iger tenía que hacer frente también a las repercusiones que la cinta de Johnson género tras su estreno.

Imagen de Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)

Sin embargo, y sin menospreciar el complicado problema que debían solventar, el rumbo tomado por Disney ha sido como poco el más cobarde y cómodo de todos los que podría haber elegido. En este sentido Abrams, que volvió como un mesías a la franquicia tras la “repentina” salida de Colin Trevorrow (“Jurassic World”) en 2017, logra armar una especie de frankenstein en el que mientras trata de cerrar todos los frentes abiertos en las anteriores peliculas, objetivo que en su mayoría cumple (dejamos de lado lo flojas o incoherentes que algunas de estas puedan ser), gasta minutos y escenas en sobreescribir, o mejor dicho reconducir, algunas decisiones polémicas tomadas en el Episodio VIII.

No obstante, está decisión, que lo único que recalca es la falta de visión, planificación y arrojó del estudio, se ve a su vez entorpecida por la inclusión de otros elementos de la cinta de Johnson que sí obtuvieron el beneplácito, por llamarlo de alguna manera, de una gruesa parte de los fans: (SPOILER: seleccionar el texto para verlo) reylo (FIN SPOILER). Esto provoca que la cinta, cuya principal misión es despedir la historia de los Skywalker, se sienta demasiado sobrecarga en varios puntos clave de su desarrollo. Elemento que en principio no debería suponer un mayor problema, pues está no es, ni será la última película que someta al espectador a un bombardeo continuo sin apenas darle tiempo para asimilar lo que está viendo u en su caso sucediendo en la trama.

Por desgracia, el intento de Abrams y Chris Terrio (los guionistas de está última entrega) por contentar al mayor número de fans posible, jugada que mal planificada y ejecuta acaba convirtiéndose en un arma de doble filo, provoca que la cinta no sólo desperdicie ideas y tramas que debido al ritmo acelerado del montaje no tienen el tiempo suficiente para desarrollarse de la forma correcta, sino que también anula la evolución de muchos personajes que, narrativamente hablando, acaban exactamente en el mismo punto en el que se encontraban cuando se apagaron las luces. Haciendo que su participación en está película sea plana y meramente presidencial.

Imagen de Finn en Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)

Y es precisamente la suma de todas estas decisiones, cuya repercusión está sujeta a la objetividad y gustos de cada espectador, la que acaba entorpeciendo el resultado final, impidiendo a la historia desarrollar todo su potencial (pues realmente lo tiene) y conformándose con simplemente emocionar y entretener. Un hecho que a simple vista podría bastar para cualquier proyecto que mínimamente intente presentar una alternativa diferente a un mercado cada vez más saturado de secuelas, reboots y remakes, pero que al tratarse del final de una saga como Star Wars, cuyo principal objetivo debería ser despedirse de manera épica y grandiosa, sólo logra dejar una dolorosa sensación agridulce ante lo que pudo haber sido y lamentablemente no fue.

Y es que ya lo dice el refrán “quien no arriesga no gana”, y Disney, por evitar cualquier otra polémica, sacrifica lo que podría haber sido una gran victoria (independientemente de si Abrams hubiera continuado o no las ideas de Johnson) por un cómodo conformismo, con cierto aire a derrota, que le permite dar carpetazo al asunto y centrarse en otros proyectos.

A pesar de ello, pues no todo lo que nos ofrece Abrams es malo (Yoda nos libre de una Amenaza Fantasma 2.0), la cinta sabe aprovechar la nostalgia y parte de la magia que hizo grande a esta saga para ofrecer al espectador, y sobretodo al fan del universo que Lucas creó a finales de los 70, elementos que beben directamente de su rica y extensa mitología y que hasta ahora no habíamos visto en la pantalla grande. De está forma el nuevo canon de Disney, como ya venía haciendo hasta ahora, toma varias ideas y conceptos del descatalogado universo extendido (ahora agrupado bajo el sello de Star Wars Legends) para cerrar la saga realizando un homenaje a todo el camino recorrido hasta el momento.

Imagen de Star Wars: El ascenso de Skywalker (2019)

De hecho, tanto los primeros minutos de la cinta como su último acto, donde la película abraza de manera completa y sin reparos el misticismo y la fantasía del universo en el que se desarrolla, bien podrían haber sido sacados de cualquier videojuego de la saga Jedi Knight o de algún capítulo de sus impresionantes series de animación (Clone Wars y Rebels). Siendo este el mayor acierto del proyecto, pues aparte de demostrar el gran abanico de recursos con los que cuenta está franquicia, refleja el amor y pasión por la saga que existe detrás de su director y guionista. Porque del debate que saldrá de las decisiones creativas tomadas por Abrams, que tras ver las primeras reacciones apunta a ser igual de polarizado que con “Los últimos Jedi”, el único punto que seguramente quede fuera de toda discusión es su pertenencia a este variado y enorme fandom.

Por otro lado, el fan-service, recurso que en varios tramos de la historia ayuda a olvidar la predecibilidad del guión (bastante simple), se convierte parte fundamental de la narración. Regalando al fan que sólo busca un final multitud de escenas, que podrían catalogarse como, memorables y consolando a los más exigentes con los retazos de un diamante en bruto que se conformó con cumplir con las  exigencias básicas requeridas para el final de una saga. Aunque el intento de reescribir el Episodio VII elimina algunos personajes y anula la evolución y desarrollo de otros, aspecto en el que Finn (John Boyega) y Rose (Kelly Marie Tran) se convierten en los principales perjudicados, Adam Driver y su Kylo Ren se consagran, más aún si cabe, como uno de los mejores personajes de la nueva trilogía.

Pues aunque cuenta con menos minutos que en la anterior entrega, el actor logra culminar el viaje de su personaje de manera soberbia y haciendo gala de una capacidad actoral que seguramente a silenciado las voces que en su día criticaron su elección como uno de los nuevos antagonistas de la historia. No obstante, en contraposición nos encontramos con la introducción, en muchos casos bastante forzada, de un gran número de personajes, cuya aportación a la trama varía entre escasa y nula. Dejando la inquietante sensación de que Disney, como ya ha anunciado estos días, tenia mas interés en introducir nuevas caras con las que trabajar en el futuro que de crear personajes sólidos, o como mínimo bien trabajados, que realmente aportan algo a la película.

Imagen de Rey en Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)

Pasando finalmente al apartado técnico, punto en el que solo me detendré para hablar de dos temas concretos, me gustaría señalar el enorme y espectacular trabajo que hace, como siempre, el compositor John Williams en su última película de la saga, pues recordemos que ya anunció que el Episodio IX iba a ser su última colaboración con Lucasfilm. Porque a pesar de la diversidad y complejidad de los hilos que entretejen al fandom de la franquicia, la música creada por Williams, que conforma gran parte del alma de Star Wars, es sin lugar a dudas el mejor punto de unión de todos aquellos que algun dia soñamos con viajar a aquella galaxia muy muy lejana.

En cuanto a la fotografía, estaba claro, y siendo sinceros tampoco se esperaba, que Abrams pudiera igualar o superar el trabajo realizado por Johnson, cuya película contiene algunos de los mejores planos (no hablamos de tramas, personajes o ideas) de la franquicia. Pero el director del Episodio VII, que ofrece en está entrega algunos planos bastante sugerentes, cojea a la hora de iluminar de forma correcta algunas de las escenas más importantes de la película, sobretodo en el clímax de su tercer acto, dejando entrever un garrafal error que como mínimo alguien tuvo que notar durante el montaje y edición de la película. Aunque este fallo no sea el más importante, su presencia diluye un poco la inmersión del espectador en la historia y demuestra la flaqueza visual de Abrams.

En conclusión, “El ascenso de Skywalker” se convierte en una película que mientras trata de cerrar 40 años de historia, gasta bastantes minutos y recursos en intentar condensar la trama que a muchos fans les hubiera gustado ver en el Episodio VIII y que a otros tantos no. Transformando lo que podría o debería haber sido un final épico, que concluyera una etapa primordial de la franquicia, en un simple final a secas. Y esto en un año donde Marvel Studios, gracias a “Vengadores: Endgame”, ha demostrado cómo se debe culminar una saga es como poco vergonzoso y criticable.

Porque para sobrevivir Star Wars necesita más directores que se atrevan a innovar y arriesgar, aunque esto lleve a cometer algunos errores y fracasos, y menos directores que prefieran jugar a lo seguro por miedo al fracaso. Porque ya nos lo dijo el maestro Yoda, el fracaso es un gran maestro y para solo intentarlo entonces es mejor no hacerlo.

Nota: 6,5

Un efectivo espectáculo carente de fuerza para brindar un cierre memorable para la saga, por Diego Iván Vera

Imagen de Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)

La saga Star Wars, ese hito de la ciencia ficción que marcó un antes y después en la historia y la industria del cine, un espectáculo del género de la ópera espacial y la ciencia ficción  que a través de sus varias etapas han tocado la vida de innumerables personas  a lo largo de 40 años.

El listón que la propia franquicia marcó en su trilogía original —“Una Nueva Esperanza”, “El Imperio Contraataca” y “El Retorno de Jedi”— fue un triunfo cinematográfico inigualable que ni siquiera la misma ni su creador original George Lucas pudo superar con sus controvertidas precuelas —“La Amenaza Fantasma”, “El Ataque de los Clones” y “La Venganza de los Sith”— que al deslindarse de la manufactura cinematográfica realizada con anterioridad, sobreponiéndola por un criticable uso de efectos especiales y pese a ser éxitos comerciales que dieron trasfondo a varios elementos de la propia trama, el cisma dentro y fuera de la saga se había producido y ahora la historia vuelve a repetirse.

Imagen de Star Wars: El ascenso de Skywalker (2019)

Tras la adquisición de la compañía Walt Disney Company sobre Lucasfilm, productora de la saga se anunció el desarrollo de una nueva saga, la cual desde su anuncio no estuvo ajena a la polémica.

En 2015, el director J.J Abrams tomaba la batuta de la saga con en “El Despertar de la Fuerza” presentando a una nueva generación de personajes quienes se suponían que iban a ser los protagonistas de esta nueva historia apadrinados por el elenco original quienes “iban a pasarles la antorcha” a esta nueva generación de héroes.

El filme dejó un buen sabor de boca al público  pese a repetir conceptos y estructura argumental, así como hacer uso de elementos de nostalgia de la primeras cinta “Una Nueva Esperanza” y en cierta forma recrearla,  pero con ello sentó las bases para esta nueva trilogía.

Imagen de Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)

Posteriormente en 2017 “Los Últimos Jedi”  dirigida y escrita por Rian Johnson vino a crear la división más grande que esta serie pudo tener en su historia, ofreciendo una trama que se saltaba las bases que la primera entrega había planteado, rehaciendo las cosas a su manera, tomando riesgos poderosos con la historias, entregando una propuesta atrevida respetada por muchos y detestada por otros. Pese al impacto de este filme cuyo debate continúa igual de intenso hasta nuestros días, esto trajo un daño colateral a las expectativas del público por el desenlace de la historia y la saga, así como un reto a los realizadores de como cerrar el arco argumental de esta historia.

“El Ascenso de Skywalker” falla desde el minuto uno al intentar recuperar la confianza de aquellos seguidores que se sintieron traicionados por las decisiones argumentales de “Los Últimos Jedi”. Es como si J.J Abrams y compañía “parchearan” la historia en un intento de dar un gusto unánime a la audiencia general y los fanáticos de Star Wars, regresando a la zona de confort con la que presentó esta nueva trilogía al público, pero al hacer esto dieron  su brazo a torcer y terminó perdiendo el objetivo de hacer de este cierre una experiencia memorable.

Imagen de Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)
“El Ascenso de Skywalker” sufre la misma suerte que la película “Liga de la Justicia” de Warner Bros y DC Comics, pues en ambos casos sus respectivas productoras terminaron comprometiendo las películas en un infructuoso esfuerzo por querer agradar a todos —posiblemente motivados por sus polémicas entregas previas, “Los Últimos Jedi” y “Batman v Superman” respectivamente—. Curiosamente Chris Terrio, el guionista de los filmes de DC antes mencionados, también participa como una de las mentes creativas dentro del desenlace  de la saga Skywalker.

Los parches se notan. Pese a que las decisiones tomadas por Rian Johnson en su película daban pie a nuevos retos que asumir, Abrams y Terrio deciden irse por la vía fácil. Si bien no los ignoran totalmente, sus cambios no se sienten totalmente orgánicos en relación a lo acontecido en el filme anterior.

La historia arranca velozmente con un bombardeo de escenarios, situaciones y puntos que se desarrollan efímeramente, pese que no es difícil seguir el hilo de la historia, ésta no se permite el tiempo para  que el espectador pueda digerir lo que ve en pantalla.

Imagen de Star Wars: El ascenso de Skywalker (2019)
El trío protagonista conformado por Rey (Daisy Ridley), Poe Dameron (Oscar Isaac) y Finn (John Boyega) finalmente hace equipo por primera vez y pese a desplegar una buena camaradería entre ellos, su química y carisma en pantalla no nos brinda un apego significativo como las que tenían personajes insuperables e icónicos como  Leia, Han Solo y el propio Luke Skywalker, el objetivo no era superar a sus predecesores, sino forjar su propia identidad.

Tengo que destacar a Ben Solo/Kylo Ren (Adam Driver) como el mejor personaje cuyo arco argumental está mejor delineado a lo largo de las entregas de esta saga, iniciando como un personaje caprichoso quien poco a poco fue balanceándose en una lucha interna entre el bien y mal encaminándose a un posible sendero de la redención, diferenciándose así  de otros antagonistas más absolutos. Lo cierto es que su resolución final aunque predecible no está a la altura de tan genial personaje.

La historia convierte a Rey en todo lo que sus detractores señalaban que era. El guion y sus conveniencias argumentales la vuelven una (SPOILER: seleccionar el texto para verlo) todopoderosa elegida (FIN SPOILER) de una forma tan acelerada y forzada que te arranca cualquier grado de empatía que pudiera haberse ganado con el público en las películas previas. Esto unido a que sus acciones en pantalla no se sienten del todo como parte de su desarrollo individual.

Poe Dameron me parece otro personaje cuyo desarrollo continúa positivamente en esta película en relación a la anterior entrega, creciendo como personaje y metiéndolo en dinámicas interesantes con el resto del grupo. Por otro lado, Finn, quien nunca sentí que su rol terminara de encajar en esta historia y tampoco me generaba suficiente empatía o interés por él, continúa dando tumbos en la trama, sólo reaccionando ante situaciones que se van produciendo.

De este trío de personajes protagonistas solo me sobra decir que sus historias al final ni siquiera se sienten culminadas, que sus viajes están lejos de ser satisfactorios y que sus arcos como personaje pese a tener puntos positivos a lo largo de esta trilogía  estos no te generan el amor o interés que deberían ameritar los protagonistas de esta etapa de la saga, personajes funcionales si, pero muy olvidables.

Finalmente, el fan-service de esta película no alcanzó el nivel que se requería. Si bien Abrams atrajo al público usando este recurso en un primer momento, en esta entrega este elemento no está lo suficientemente elaborado aquí para atrapar a un público ya  dividido.

Imagen de Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)

Los regresos de personajes memorables dentro de la saga como Lando Calrisian (Billy Dee Williams), aunque muy bien recibidos, no tienen un impacto considerable en la trama. Los nuevo personajes introducidos en esta película, y los que regresan de anteriores entregas, son menos que intrascendentes, simplemente están ahí para cumplir un rol de apoyo. Debutantes como Jannah (Naomi Ackie), Beaumont Kin (Domic Monaghan), Zorri Blis (Keri Russel) u otros que vuelven como Maz Kanata (Lupita N´yongo) son solo meros cameos extendidos con poco peso.

Solo por mencionar un ejemplo del burdo afán por “contentar” a los fans que perdieron con “Los Ultimos Jedi” vemos a una Rose Tico (Kelly Marie Tran) totalmente distinta en apariencia y personalidad en relación al filme predecesor, con incluso despistados que pueden llegar a confundirse pensando que se trata de otro personaje.

El villano por excelencia de Star Wars siempre fue Darth Sidious/El Emperador Palpantine (Ian Mcdiarmid) en toda su historia y aquel que siempre estuvo manipulando la lucha entre lado oscuro y luminoso de la fuerza a lo largo de la saga. Su participación aquí no se siente integrada naturalmente a la historia ni tampoco con la estructura en general de toda la franquicia. Simplemente pudo seguir siendo El Supremo Lider Snoke, quien ya había sido presentado, y mucha diferencia no hubiera hecho.

Imagen de Star Wars: El Ascenso de Skywalker (2019)
La saga Skywalker termina de una manera agridulce entregando un producto que no llega a satisfacer a nadie. Que en lugar de aceptar los retos planteados en su desarrollo, eligió no solo no arriesgar en su final, sino que también le privó de darle la fuerza merecida para tener una conclusión victoriosa y triunfante.

A juicio personal “Los Ultimos Jedi” se sintió como una mejor conclusión que “El Ascenso de Skywalker”. Simplemente este desenlace finalmente confirma las sospechas de un ineficaz planteamiento y desarrollo de esta nueva etapa en su historia. La saga Skywalker merecía un epílogo a la altura de su mito. Ésta cinta no lo es.

 

Jorge Montenegro

Otras entradas

[Cine] El segundo trailer de The New Mutants llegará en enero

Entrada anterior

[Cine] Sebastian Stan recuerda los problemas con su brazo protésico de Soldado de Invierno

Siguiente entrada

45 comentarios

  1. Yo tengo que decirlo como lo siento y me ha parecido una mierda seca. La película y la trilogía. Dudo mucho que vuelva a ver nada más de Star Wars mientras siga en manos de Disney.

    1. Y ojo, no me quiero meter en esta dicotomía que se está montando de si la mala era la de Johnson o esta.

      Con Los Últimos Jedi me di cuenta de que las películas clásicas no iban a tener una digna continuación en esta trilogía, y con El Ascenso de Skywalker ha sido las posibilidades que ofrecía la propia trilogía las que han acabado echadas por tierra. No me importa cual es peor, me importa que ha sido una trilogía improvisada por directores mediocres y un departamento de marketing cobarde que ha sido la batuta de todo esto tomando decisiones cortoplacistas y yendo como pollo sin cabeza.
      Mierda seca.

    2. Preparate Que dentro de dos años viene la primera de la nueva trilogía 😂

      1. Protagonizada por Finn, estoy seguro. Una semilla plantada a futuro tipo Marvel. Qué patraña de trilogía.

      2. Pueden hacer las que quieran, conmigo que no cuenten.

        1. Me parece un poco exagerado, y no solo porque con los años cambian guionistas, directores, directivos e incluso presidentes de Disney, con lo que los productos pueden cambiar mucho. Si no tambien porque esta misma Disney/starwar nos ha dado buenos productos. Ahora mismo esta The Mandalorian, que esta teniendo una muy buena aceptación. Hicieron el Episodio 7, que aunque sufrio algunas criticas, supero sobradamente el dificil papel de continuar con la saga original (podria haber sido mejor, claro, pero cumplio), tambien hicieron Rogue One, buena pelicula que gusto a la inmensa mayoria. Y tenemos el curioso caso de Han Solo, a mi no me parece mala pelicula ni de asomo, y cuanto mas la veo mas me gusta. Falla algo en recrear el carisma que Ford le dio al personaje original, pero como pelicula de aventuras espaciales ambientada en el universo Star Wars funciona muy bien. Puede entender, y a mi me pasa tambien, que ya no haya ganas de ver mas de las peripecias de la familia Skylwalker y su sequito de amigos. Pero yo sigo teniendo ganas y esperanza en los productos Star Wars. Creo que donde no han sabido moverse es en la continuidad de la historia principal, pero en el resto de trabajos que amplian este universo van bastante bien.

          1. Te lo explico de otra manera más clara:
            Todos los años hay más de una veintena de películas que me gustaría ver y no las veo porque no tengo tiempo.

            Ahora, esa media de 20 peliculas anuales que probablemente sean muy interesantes y estén muy bien van por delante de cualquier ocurrencia de esta gente. Se acabó priorizar las películas que hace un departamento de marketing tomando decisiones como un pollo sin cabeza y viviendo de las rentas de lo que significa el nombre de la saga.

            1. Y más claro todavía si aún no te parece poco lo anterior: lo único exagerado seguiría siendo dar cancha al nombre de Star Wars mal usado cuando tengo tantas cosas que ver

              1. Dios tomate un calmante hombre, que solo he dicho que me parece un poco exagerado cerrarse para siempre a algo. Supongo que le saltaras al cuello a todos los que te digan: No digas que de esas aguas no beberas. Pero vamos tu mismo, lo que esta claro es que no comentare nada mas que digas, visto la forma en que te exaltas paso.

  2. Para mí es simple quisieron si no me equivocó hacer Cómo en las primeras películas improvisar sobre la marcha, pero tengo entendido que Lucas siempre supo que hacer y ciertos cambios que se realizaron en sus primeras películas fueron durante la producción. Se que a Kevin el gran creativo del UCM quieren darle la oportunidad de producir una estilo Warner y su intento de salvar a la liga de la junticia con Whendon, personalmente para que no sigan tirando patadas voladoras a la nada, dejen descansar a la saga no me refiero a que se estrene en dos años. Me refiero a sentarse por uno o dos años a planificar que van a hacer y luego de crear un plan de trabajo ir a la marcha a y lo más importante eso de un director por película no funciona muchas veces, se necesita un inicio, desarrollo y conclusión con una misma visión para que no pase lo que ocurrió ahora. Y ojo no soy fan de está saga más bien la veo normal, solo me llama la atención algunas cosas, Lo irónico es que me gusta Mandalorian con todo y que es sencilla. 😅

    1. No sé si lo habrás visto, pero si no lo viste, escribe esto en Youtube “Star Wars: The Old Republic (All Cinematic Trailers) 4K 60FPS” , es un juego de Star Wars en el periodo de la antigua república, mi pregunta es ¿Cómo esta cinemáticas reflejan bien lo que es Star Wars, respetando sus conceptos y creando una historia que a todo el mundo le gustaría ver en el cine?, ¿Cómo es posible esto? , La trilogía Disney es una abominación comparado a esto.

      1. Cómo te dije no soy fan, pero la buscaré para ver de qué se trata. Gracias Bro por la sugerencia ☺️👍

        1. Me avisas que tal te fue y que piensas.

      2. A mí el TOR me parece un juego de lo más mediocre (sobretodo considerando que es una secuela del excelente KOTOR), más aún teniendo en cuenta que es un MMO y como arruina la historia a sus predecesores en lo que a la historia de Revan se refiere. En ese aspecto, se parece mucho a TLJ. Lo que Star Wars verdaderamente necesita es algo totalmente nuevo y original, productos como The Mandalorian que traigan cosas nuevas y continúen expandiendo el trasfondo de este universo, no más refritos, adaptaciones y secuelas. Un nuevo universo expandido que enriquezca la mitología de la saga.

        1. El único videojuego de Star Wars que merece adaptación es The Force Unleashed. Y que hagan The Force Unleashed III para los gamers. Fin de la discusión.

          1. Nahh, si bien de TFU me gustó y fue genial, no la van adaptar por la exageración en los poderes de la fuerza, a parte Sam Worthington era Starkiller clavado y ahora está viejo.

            Lo que yo me refiero es a la historia, chekeando la cinemáticas de The Old Republic , comentando luego que tal te parecieron.

            1. *chekea las cinemáticas y luego me comentas

            2. Como si Palpatine lanzando un pulso eléctrico al espacio no fuera exagerado. Me parece que es viable. Claro, habrá que aterrizar un par de cosas para que Starkiller no sea un puto Dios, porque juegas el videojuego y sientes que podría follarse a Luke, Anakin y Rey al mismo tiempo, pero vamos que es como tener una película perfecta en bandeja de plata y no hacerla. Es como Warner que tiene la saga de Arkham pero no hace películas basadas en esos juegos. Sobre Sam Worthington, me parece que es lo de menos, será clavado pero no es muy buen actor. Yo pienso que Richard Madden rapado da el pego.

              1. No se necesita ser Marlon Brando para interpretar a Starkiller xD, con que tengas cara de puñete es suficiente, por eso Sam Worthington en su momento y cuando era más joven estaba perfecto, pero a estas alturas no creo que adapten TFU, no se si Disney hizo canon esa historia.

        2. No esa secuela de KOTOR, ahí ya te equivocas, TOR es un MMORPG con mecánicas muy diferentes a un rpg, así que de mediocre no tiene nada, yo jugué todas las expansiones y me se muy bien la historia, que a ti no te guste es otra cosa pero decir que es mediocre, viejo, ya se te ve el plumero hace rato.

          1. Sí que es secuela. Se desarrolla 300-500 años después del KOTOR (si no recuerdo mal), pero es secuela. Continúa con la historia de Revan y el imperio oculto que mencionaron en el KOTOR2. Y no pienso que el juego ni el formato que tiene sea adaptable al cine de ninguna manera. ¿Y porqué dar mi opinión hace que “se me vea el plumero” de alguna manera? 🤔

            1. Para empezar , si bien TOR está basado en KOTOR, no es la misma línea temporal, eso se explica bien en la primera expansión Rise od The Hutts, y en expansiones más adelante en Shadow of Revan, se ve claramente que no son los mismos personajes de KOTOR, que se cuenta una historia alternativa, te e repito, jugue todas las expansiones, que a ti no te guste la historia o las mecánicas es otra cosa, pero de mediocre no tiene nada, te puedo aceptar las críticas cuando al principio el juego era P2W, para que luego pasará a free con micro transacciones, pero de ahí el juego más que bueno, si a ti no te gusta ok, pero no me vengas con que es mediocre porque no cubre tus estándares subjetivos.

  3. Sinceramente no la he visto, tampoco creo que la vea en cine, quizás en su estreno en TV, ahora miedo me da por otras propiedades que ha adquirido Disney de Fox.

    1. ¿Lo dices por Alíen y Depredador? No sé qué puede hacer Disney que sea peor que “The Predator”, pedazo de porquería la verdad. Y no sé en qué quedará la “trilogía precuela” de Ridley Scott que inició con Prometheus y Covenant, aunque las críticas que he leído la destruyen por completo, así que no sé qué tan posible sea que pueda cerrarla. Yo te digo que a estas alturas prefiero un Alien vs. Predator 3 xd, esas películas son mi gusto culposo.

      Aunque viendo las modas de algunas franquicias, ya me veo un anuncio de una película de Alíen que omita todas las películas y sea la nueva “Alien 3” con Weaver de regreso vieja y matando más Xenomorfos. Lo mismo con Predator y Schwarzenegger. La nostalgia vende.

      1. La nostalgia vende hasta que deje de hacerlo, visto que el 90% de las veces la usan para que los nostálgicos pongan el culo.

        1. Como dije, prefiero Alien vs Predator 3, mi placer culposo xd. Siempre quise ver al King Alien en una película.

    2. Yo también paso de verla en el cine. Pero es que yo desde que vi la primera me baje de esta “nueva trilogía”. Por supuesto que cuando Disney adquirió a Fox, una de las razones principales fue hacerse con los derechos de sus principales franquicias, para poder bastardearlas haciendo reboots y remakes al por mayor.
      Pero esto no se va aquedar ahí. Se decía por ahí que querían adquirir a franquicia de 007, como quedaría una película de Bond hecha por Disney. Este si que se esta convirtiendo en el verdadero imperio del mal.

  4. Esta pelicula es basicamente una apuesta a lo seguro despues del cargamonton que surgio a raiz de Los Ultimos Jedi.
    La fanaticada dijo que el Episodio VII es un remake del IV, pues el VIII tomo elementos del V y del VI para ‘obligar’ a que se haga algo nuevo en el Episodio IX; pero como la minoria ruidosa no dejo de atacar las decisiones tomadas por Rian, JJ y Terrio escribieron una trama sacada de Reddit en el 2015. Desaprovechando un monton de oportunidades de hacer algo realmente epico y bien estructurado.
    Tan enfocados estaban en satisfacer a los ‘verdaderos amantes de Star Wars, que el fanservice estaba basado casi en su totalidad en la trilogia original, como si quemara hacer referencias a las precuelas y a las series de tv. Que en la batalla final tenian los elementos de marcarse un Endgame en toda regla, pero que caras mostraron que emocionen ? Solo a Lando y a Wedge, por que a nadie le importo la ex de Poe. Como es posible que emocione hasta las lagrimas la reintroduccion de personajes que sabiamos que no moririan y no la batalla final de la saga que inicio ese tipo de peliculas ?

    1. El insistir a estas alturas que es una minoría ruidosa es ya totalmente ridículo. Es división absoluta, simple y llanamente.

      1. Yo diría que son gente que se da cuenta de lo que hay y gente que no quiere ver la realidad.

        De aquí a unos años rebootean estos 3 episodios para vendernos otra colección de truños y los que ahora dicen que están bien aplaudirán hasta con las orejas.

        1. Exactamente. Si no quieren ver la realidad de que la saga está en llamas, te llaman hater, racista, misógino, prequel lover o fanboy de la trilogía original, que esta saga no es para ti, etc. Star Wars es PARA TODO EL MUNDO, y no se puede ser acrítico con cualquier producto. He visto críticas que dicen: los errores no importan, deja de pensar como un adulto y piensa como un niño y disfruta, o lo que es lo mismo, desconecta el cerebro y mira la película como un zombi. Nos ha jodido, si con esa actitud se ven las películas cualquiera te va a parecer de oscar. No hagas preguntas, consume el producto y emociónate por el siguiente producto. En lucasfilm, la kennedy parece un político, zombificando a la gente.

  5. Muy bien, al parecer hice muy bien en no ir a verla al cine. Ya habrá oportunidad de verla por televisión o por internet para saber qué tanto daño le hizo a la franquicia.

    Pero bueno, mientras por un lado parecen hacerlo mal (y digo parecen porque no la he visto), por el otro lado lo hacen de maravilla con El Mandaloriano.

  6. Mala, sin sentido, vacía y predecible. El desarrollo de los personajes (tanto principales como secundarios) es incoherente o inexistente lo cojas por donde lo cojas. El ritmo de la película llegaba a ser molesto en algunas situaciones. La banda sonora tampoco destaca para nada porque solo era un poco de lo clásico para intentar emocionar. Lo peor de todo es la sobreexplotación del recurso “intuición porque la Fuerza…”.

    En resumen, dinero tirado a la basura y el hundimiento del futuro de la saga. Toda una pena.

  7. Siempre intento respetar los gustos de los demas. Y puedo entender que a alguna gente le haya gustado esta pelicula por el fanservice, pero me molesta que hagan la vista gorda a varios errores y conveniencias que tuvo esta pelicula. Espero que con un segundo visionado se quiten esa venda de los ojos, tal y como hice yo al volver a ver Endgame.

    1. Ya le gustaría a esta ser Endgame.

      1. Eso mismo pensé yo, Endgame da mil vueltas a cualquier entrega de la nueva trilogía de Star Wars y como conclusión con sus aciertos y errores está a la altura.

        El episodio 9 es una guarrería, simple y llanamente.

  8. El episodio IX es todo lo que esperaba (para aclarar, no esperaba mucho), fanservice, tantas cosas en tan poco tiempo, incluso el origen de Rey (por algún motivo desde el episodio VII pensé que iban a tirar por ese lado en su origen), por eso el revelado en TLJ me gustó más.

    Este origen tiene demasiadas incongruencias (SPOILER: seleccionar el texto para verlo) un gran Sith como Palpatine, ambicioso político, ¿se pone a pensar en dejar descendencia? está bien que siempre pensara en todo por si sus planes llegasen a fallar pero, ¿hacer el delicioso en los tiempos del episodio III? me parece muy absurdo (FIN SPOILER) igual pueden decir en un futuro, en los cómics o en novelas que (SPOILER: seleccionar el texto para verlo) Palpatine manupuló las midiclorias y creo vida en alguna mujer cercana a él, o incluso que ese “hijo” sea un clon (FIN SPOILER) pero bueno, éste proyecto cinematográfico mal planeado ya ha terminado, lo disfruté pero no con la plenitud que esperaba, ahora a disfrutar el material extendido que Star Wars es mas que las películas.

    PD: Yo soy… Iron Man, digo, (SPOILER: seleccionar el texto para verlo) todos los Jedis (FIN SPOILER)

  9. Yo estoy bastante de acuerdo con estas críticas. Sin duda. Ya lo mencione, esta trilogía de Star Wars tuvo el mismo problema que el DCEU con su “saga principal” (MoS, BvS y JL). Obviamente tiene sus momentos emocionantes, más que nada fan service, que es imposible al menos no sentir emoción si eres fan de la saga. Además de coger ideas y conceptos del canon de Legends que más de uno habrá reconocido. Ya lo dije desde sus inicios, desde que empezaron a confirmar personajes nuevos y salió la duración oficial: que esta película iba a estar sobrecargada de tramas y personajes, y así fue. Se han quedado en una mediocre zona de confort que no le hizo nada bien al final. Y es que si por mí hubiera sido, ni de coña hubiera complacido a aquellos simios descerebrados que atacaron a Kelly Marie Tran, sólo para verlos rabiar más la hubiera dejado tal cual. Mal quedan en complacer las peticiones burdas de aquellos “fans” que no tienen vida más allá de atacar a los demás. Personajes como Jannah o Zorii ya os digo seguro que planean algo con ellos para Disney+. Esta película pudo haber sido increíble y no me cabe duda que si hubieran seguido con lo hecho por Johnson lo hubiera sido, o cuando menos, habría sido coherente y con sentido.

    En fin, quiero creer que en Lucasfilm se está aprendiendo de sus errores y se está armando un “DreamTeam” de aquellos involucrados que mejor huella dejaron y trayendo nueva sangre a la franquicia: Jon Favreau, Dave Filoni, Kevin Feige. Quizá hasta George Lucas, aunque no sé si sea posible. Así al menos me da la tranquilidad de que ya luego se decida hacer una nueva saga (Ep. X, XI y XII o precuelas en la Antigua Republica o volver a los spin-off o hacer una adaptación de The Force Unleashed) sé que habrá gente capacitada y con UN PLAN GENERAL para contar una nueva historia.

    1. “En fin, quiero creer que en Lucasfilm se está aprendiendo de sus errores y se está armando un “DreamTeam” de aquellos involucrados que mejor huella dejaron y trayendo nueva sangre a la franquicia: Jon Favreau, Dave Filoni, Kevin Feige. Quizá hasta George Lucas, aunque no sé si sea posible. ”
      Espera sentado.

  10. Mi critica u opinión de esta película, y saga en general, no está tan alejada de las opiniones que hay en este hilo, es sinceramente similar, no hay mucho mas que agregar. Aun así, me he dado cuenta de algo que ya es tendencia desde hace un tiempo, la falta de respeto o desprestigio que reciben personajes iconos de la cultura popular, ya sea en esta saga o cualquier anime/novela/comic, al punto de usarlos como “Jobbers”, y a la vez y PEOR, destruirles todo el canon, solo para elevar y complacer a los nuevos protagonistas. Básicamente por la época en donde abundan los fanáticos en su mayoría centennials que ya se acostumbraron a amar personajes Mary Sue y Gary Stu, por default, y son garantía de dinero para las compañías que lanzan estos productos. Sin ir mas lejos, Rey, un personaje mal llevado sin desarrollo y con características claras de una “Mary Sue”, querida por la nueva generación y rechazada por los fans mas antiguos. Gracias a JJ Abrams, y esa visión que acabo de explicar, destruye TODA la mitología, historia y canon sobre Anakin siendo el elegido (Dicho por por el mismo George Lucas), no quiero hacer spoilers desde aquí, pero muchos ya sabrán el “porque” al ver el episodio IX. Podría agregar a muchos a la lista de este síntoma generacional de personajes Gary Stu, ya sea el mismo Saitama, Kirito o el mismo Batman (dependiendo del autor), que oye, es mi personaje favorito junto a Daredevil, pero no hay arista alguna para defenderlo.
    En conclusión, espero que para los siguientes planes y proyectos de SW, los directivos planifiquen historias buenas, con desarrollo y con algún director que tenga una visión y lo dejen trabajar con total libertad sin cortarlo a mitad de saga.

    1. ¡¿Saitama un Gary Stu!?

      1. Por supuesto que es un Gary Stu. De ahí la gracia en la serie.

  11. No soy fan de esta franquicia, solo eh visto las películas y ya… y cosas que no me gustaron de esta nueva trilogía es el hecho de arruinar un final que ya estaba escrito y que era muy bueno, ademas que arruinaron personajes clásicos y al final creo que estos cambios no sirvieron para nada… en fin espero que Disney nunca le meta mano a “El Regalo Prometido” con esa si salto con todo mi hate xD.

  12. Este episodio 9 al igual que toda la trilogía Disney lo sentí totalmente mercantil y falto de la más mínima esencia Star Wars los nuevos personajes a excepción de Kylo( el único salvable) son mediocres por no decir malos. La mejor manera de medir lo que ha significado Disney para la saga es con un ranking de todas las pelis y este es el mio:
    13 Los últimos Jedys
    12 El ascenso de Skywalker
    11 El despertar de la fuerza
    10 El ataque de los clones
    9 Han Sólo. Una historia de Star Wars
    8 La batalla de Endor
    7 Caravana de valor
    6 La amenaza fantasma
    5 El retorno del Jedy
    4 La venganza de los Sith
    3 Rougue One
    2 Una nueva esperanza
    1 El imperio contraataca
    En definitiva si Disney quiere seguir haciendo de esta saga un éxito no sólo de taquilla sino de crítica debería intentar seguir el camino de Rougue One y The Mandalorian y dejar más de lado el tono de para toda la familia y solo buscar venta de merchandasing con sus películas.

  13. No la vi y no pienso verla ya que vi las 2 anteriores en el cine y la veré en mi casa. La última me pareció que no iba a ningún lado y relleno por todos lados. No entiendo todavía como no cruzaron a los 3 personajes de las primera trilogía. Bah, en realidad, entiendo que quieren ser políticamente correctos y poner mujeres, afroamericanos, latinos y asiáticas para acaparar, pero no tienen ni el 10% de carisma que los 3 que mencioné. Es como que creyeron que solo por ser Star Wars todos iban a verla y adorarla porque sí. Me conformo con poco, pero no entiendo todavía la pérdida de tiempo de la anterior con la historia con Benicio Del Toro para qué está.

Dejar un comentario