ArtículosCriticasSeriesSeries DCSwamp Thing (2019 - ??)

Primera y única temporada de Swamp Thing

7

Banner de la serie Swamp Thing

Con el comienzo del servicio DC Universe y después de traernos series exitosas como “Titans” o “Doom Patrol”, la plataforma decidió arriesgarse para producir una serie diferente a los demás que apostara por un personaje complejo y unos ambientes terroríficos y con un fuerte mensaje ecologista: La Cosa del Pantano. En esta primera y única temporada de la bestia de Marais veremos cómo el científico Alec Holland trabaja para investigar una enfermedad del pueblo junto con la Dra. Abby Arcane hasta que un intento de homicidio le daría una nueva vida y forma con poderes que tardaría en comprender. Deseando ayudar a su amigo, Abby buscaría una cura para Alec mientras el magnate Avery Sunderland sigue poniendo en marcha sus planes para enriquecerse a costa del pantano y otras personas.

Como tal, esta serie adapta los orígenes de La Cosa del Pantano, pero de una manera muy libre para actualizar su historia y darle un mayor atractivo para el público televisivo, por lo que no es de extrañar que algunos fans del cómic original se extrañen con algunas decisiones tomadas que, en el fondo, tienen un buen grado de acierto teniendo en cuenta las intenciones del productor James Wan y el showrunner.

La historia que nos cuenta “Swamp Thing” es una bastante entretenida, dramática, misteriosa e incluso terrorífica, ya no solo por los momentos en los que las plantas actúan o en los que lo sobrenatural puede hacernos saltar de la silla, sino también a la hora de mostrarnos el lado oscuro que muchas personas tienen en su interior y que puede ser peor que cualquier demonio o bestia conocida. Teniendo esa oscuridad de base, la serie va adentrándose hacia lo inesperado y cruel gracias a las interrelaciones de personajes y cómo cualquier acto acaba teniendo consecuencias tarde o temprano, no dejando nada al azar o al mero adorno. Además, uno de los mayores aciertos conforme se va desarrollando la trama es ir pronunciando cada vez más los cliffhangers y a la hora de añadir personajes que dan un trasfondo más complejo de lo que podría esperarse de la serie en un principio, con la aparición del Cónclave o Phantom Stranger con su papel tan crucial para nuestro protagonista y otros personajes.

En cuanto a los temas de los que hace gala Swamp Thing, esta serie no se contenta solo con producir unas buenas horas de entretenimiento adulto y maduro, sino que también transmite una gran cantidad de mensajes que pueden llegar a calar en lo más hondo de nuestra persona si reflexionamos sobre ellos, como puede ser el ecologismo que muestra desde los primeros minutos de la serie, en la que el pantano de Marais se defiende de aquellos que han osado abusar de él y ensuciar sus aguas para buscar un provecho económico sin tener en cuenta la vida que allí se produce y que merece ser respetada. Además, esto no quedaría solo en estos ámbitos, sino que nuestro protagonista también le daría un toque más complejo a la hora de hablar de la lucha entre “El Verde” y la “Podredumbre” que ha sido liberada del pantano por todos los malos actos hacia él. Por otro lado, también está un tema que sigue muy vigente en nuestros días, que es la corrupción y los crímenes de la que hacen gala tanto los políticos, millonarios o incluso otras profesiones de la sociedad, que aquí se ve reflejado mayormente en la figura de Avery Sunderland, el Cónclave y, en cierto modo, en la sheriff Lucilia Cable cuando se dan situaciones que no desvelaremos aquí. Como no podía ser de otra manera, todo este entramado de la enfermedad del pantano, la podredumbre y los crímenes ocultos llevarían a algunos de los personajes a sufrir estados de locura, que aquí se tratan de manera natural -como es el dolor de una madre que no acepta la pérdida de su hija y que la lleva a cometer actos cuestionables, además de tener visiones- y terroríficos en el caso de uno de los antagonistas cuando busca arreglar una situación bajo una perspectiva maquiavélica en el que el fin justifica los medios. Y sí es cierto que la pasión científica que se muestra puede ser desbordante, pero es igual de relevante tener un buen corazón como ocurre con la protagonista. Asimismo, y relacionado en cierto modo con la locura que sufren algunos personajes, también destaca el misticismo y lo sobrenatural a la hora de darle a la trama un trasfondo más intrigante que nos haga agarrarnos fuertemente a nuestro sofá con la aparición de fantasmas, demonios y actos paranormales que hacen ver que lo que ocurre en la serie es mucho más de lo que puede parecer en un principio por las fuerzas que hay en juego. Por último, uno de los grandes temas y que llevan de una manera muy eficaz es el amor que mira más allá de lo que puede verse a simple vista y que se adentra en el interior y el corazón de las personas, tal y como enseñaban otras producciones como “La Bella y Bestia”. Por lo tanto, uno de los mayores mensajes de la serie junto con lo ya mencionado anteriormente es que la apariencia no es lo más importante, sino la persona que hay detrás de ese físico, con sus miedos, aspiraciones y deseos.

Imagen de Swamp Thing 1x04: Darkness on the Edge of Town

En cuanto a los personajes, Abby es una fantástica científica que pone su corazón en todo lo que hace y da el máximo esfuerzo cuando sus compañeros dan el trabajo por acabado cuando solo está por empezar. Asimismo, dispone de una gran amplitud de miras y consigue una muy buena química con sus más allegados, haciendo que el personaje luzca durante la mayoría de sus interacciones. Alec Holland es uno de los personajes más trágicos de la obra al ver que su sentido del deber, de la justicia, del bien y como científico chocan con las aspiraciones monetarias de otros personajes, lo que le lleva a sufrir un cambio que le deja confuso en la mayor parte de la temporada al no entender lo que le ha pasado a su cuerpo y si algún día podrá volver a ser quien era para que la chica que ama pueda estar a su lado. Además, a medida que pasan los capítulos, Alec Holland va haciéndose más interesante con la inclusión de lo sobrenatural alrededor de él y cómo eso cambia su manera de ver y comprender el mundo. En el lado de los villanos o antagonistas, Avery destaca por su carácter frío, manipulador y cruel a la hora de utilizar a las personas en su propio beneficio, lo que le convierte en un personaje muy peligroso al que cualquier acción en su contra puede llevarte a la ruina. En cambio, Maria Sunderland hace un papel de mujer dolida que desahoga su sufrimiento en personas de su círculo que no han tenido la culpa, como Abby y, aunque en cierto modo puede entenderse su dolor, en ningún momento es justificable. Además, tiene un carácter vengativo que la lleva a un punto más interesante como personaje y un buen corazón a la hora de querer proteger a Susie. Jason Woodrue es un científico que se va convirtiendo en villano poco a poco cuando justifica sus acciones por el padecimiento de su mujer hasta que alcanza un gran lado de locura, como vemos en los capítulos finales. Sin embargo, el Cónclave tiene un papel muy reducido y, aunque son una amenaza a tener en cuenta, realmente brillan más Avery y Jason por el desarrollo que han tenido. Entrando ya en personajes más secundarios, Lucilia es una sheriff implacable que compenetra muy bien su trabajo con su vida como madre y no le teme a nada ni nadie, ya sea a la hora de enfrentarse a lo desconocido o al retorcido Avery Sunderland capaz de todo para conseguir lo que quiere. Sin embargo, su hijo Matt no llega a destacar nada durante toda la serie, pese a que se le dan dos aspectos que mejoran en cierto modo su relevancia. Liz es fuerte, decidida y una clara muestra de que la determinación es una de las mejores virtudes, pues algunos detalles se descubren gracias a su interacción con los demás. Por último, Daniel es un personaje misterioso desde su primera aparición por el destino que le ata a Marais y que brilla en los momentos finales de la serie cuando se explica todo lo que envuelve al personaje y le lleva a adquirir su máximo potencial después de dejar su dolor y frustración atrás.

La caracterización de los personajes está bastante bien ajustada a nuestros días, aunque sin dejar atrás la esencia y las características que tenían sus contrapartes de los cómics, lo que puede apreciarse desde Avery Sunderland hasta los más complicados de representar en pantalla como puede ser La Cosa del Pantano o el Diablo Azul. Hablando de estos dos últimos personajes, el maquillaje y el CGI toma un rol muy importante para que ninguno de ellos traicione el espíritu de las viñetas y el resultado es claramente excelente, natural e impresionante en muchas escenas.

Sobre las actuaciones, la mayoría del elenco hace un trabajo bastante bueno y cumple con su rol a la perfección, ya sea como héroe, villano o antihéroe. Los protagonistas de la obra, Crystal Reed (Abby), Andy Bean (Allec) y Derek Mears (Swamp Thing) hacen un trabajo más que excelente a la hora de transmitirnos sus emociones y darnos unos personajes muy naturales con los que cualquier persona se podría identificar en algún momento de su vida, ya sea por su forma de ser, sus gustos u otros temas. Sobre todo, entre estos tres, cabe destacar la labor de Derek para lograr impresionarnos no solo visualmente sino también sentimentalmente teniendo en cuenta que no tiene la misma libertad de movimiento y de expresión que otros actores. Por otro lado, actores como Virginia Madsen (Maria Sunderland), Will Patson (Avery) y Kevin Durand (Jason Woodrue) logran encandilar por sus toques de antagonistas retorcidos movidos por la avaricia, el dolor o la pasión científica que llegan a demostrar a la perfección con todos los aspectos de su actuación, desde los matices de su voz y sus tics hasta cómo realizan los peores actos. Ahora bien, Ian Ziering (Daniel Cassidy) nos muestra muy bien las continuas frustraciones del personaje, mientras que Jennifer Beals (Lucilia) es otra de esas actrices que encandilan por cómo actúan y representan papeles complicados como es el de una mandre policía que tiene diversos conflictos internos, aunque Henderson Wade (Matt Cable) no lo hace tan bien como su hijo y acaba siendo algo soso tanto a nivel de interpretación como de la trama. Por último, hablando de roles secundarios, Maria Sten (Liz) logra convencer, aunque tiene aspectos mejorables; Jeryl Prescott (Xanadú) asombra por cómo interpreta un personaje tan “místico” de manera plausible e interesante y Selena Anduze (Caroline Woodrue) brilla a la hora de interpretar a una mujer con alzhéimer dándole un toque creíble sin que lleguemos a salirnos de la situación en ningún momento.

Imagen de Swamp Thing 1x08: Long Walk Home

Respecto al apartado técnico, Swamp Thing hace alarde de una magnífica iluminación y fotografía que lleva a un nuevo nivel las series de televisión, produciendo incluso momentos en los que el CGI no desentona mucho -como es el caso de las raíces que atacan a los personajes o lo sobrenatural, mismamente- y con un maquillaje más que soberbio como pudimos comprobar con el Diablo Azul.

¿Qué podemos esperar a futuro con esta serie? Por desgracia, la serie fue cancelada después de la emisión del primer capítulo, por lo que no deberíamos esperar una continuación de esta magnífica serie. En mi opinión, esto se ha tratado de un gran error de la plataforma, ya que nos han ofrecido un producto de calidad muy alta y que ha levantado pasiones entre los aficionados de las series y los cómics por el mimo que se le ha dedicado a cada uno de los capítulos para ofrecer una adaptación de la Cosa del Pantano más que potente y digna de orgullo. Por suerte, el guionista de la serie ha intentado cerrar todas las tramas que pudo en la medida de lo posible para intentar dar un final “abierto semi-cerrado, aunque, inevitablemente, hay elementos que estaban pensados para una continuación y que aquí no ven su cierre.

En conclusión, Swamp Thing ha sido una serie esperada y que sorprendió a muchos por su cota de calidad desde los primeros minutos del piloto de la serie, pero que, por desgracia, se ha visto lastrada por razones que no han quedado muy claras hasta el día de la redacción de esta entrada. Por nuestra parte, sí que nos gustaría recomendar el visionado de Swamp Thing por todo lo que llega a ofrecer como entretenimiento y como medio para enganchar a seguir las historias del personaje homónimo en las viñetas, aunque la serie no vaya a tener un final cerrado como tal. Como fans del mundo superheroico en todos sus formatos, solo podemos pedir que DC Universe rectifique al ver el gran movimiento que ha suscitado entre sus fans.

¡Nos vemos en la próxima serie superheroica!

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Cine] Star Wars: El ascenso de Skywalker duraría 135 minutos

Entrada anterior

[Videojuegos ] Recordamos el juego Marvel’s Spider-Man de PS4 con varios artes conceptuales de Dennis Chan

Siguiente entrada

7 comentarios

  1. Una lastima, es una serie de la cual varios podrían aprender a la hora de adaptar personajes superheroicos con temáticas de horror y fantasía. Buen nivel, pero como siempre le he dicho, el mundo al revés .

  2. De las series que podemos decir que pertenecen al genero de superheroes ( y me animo a decir que hasta incluiria cine), la que mejor adapto esteticamente a los personajes, Swamp Thing, Blue Devil y Floronic Man son un 10/10 sus respectivos trajes. Y la verdad que en su momento todos tuvimos dudas con respecto a la plataforma del DCU pero hoy en dia, la calidad de sus productos son sublimes. Se nota que le han recortado algunos capitulos, pero asi y todo se las han arreglado muy bien para darle un buen cierre a esta temporada. Hay escenas que si esta serie no es renovada o salvada por alguien, van a quedar en la historia, veremos que sucedera cuando salga HBO MAX, ojala la salve, lo veo dificil, pero tiene un universo muy rico para explorar Swamp Thing.

  3. Una serie de gran calidad que te va enganchando según pasan los capítulos. Las interpretaciones están a un gran nivel, destacando para mí las de Crystal Reed y Kevin Durand. En resumen, otro gran acierto de la plataforma DC Universe.

  4. Espero algún día poder ver la serie.

    En España le dicen “Cónclave” al Phantom Stranger ¿?

  5. Yo estaba esperando a que la estrenen en España para poder verla, pero parece que no está nada claro si la estrenarán.

  6. Sigo guardando la esperanza de que la pueda salvar algún otro canal como HBO MAS por ejemplo. Las caracterizaciones son totalmente fieles al comic y en general una de las mejores series del año, sin desentonar con el nivel mostrado por todas las demás series que se han estrenado en la plataforma del DC Universe.

  7. Recién la termino. La verdad que muy bien, claro que le hubiera recortado un par de capítulos y personajes (Madame Xanadú, Blue Devil y Phantom Stranger estuvieron solo por el afán actual de meter más y más caracteres de la editorial. Totalmente metidos en forma forzada) y se han quedado solo con el terror, y perdido toda la poesia y lisergia de Moore, pero me hubiera gustado seguir viendo que hacian con todo el resto del material a pesar de esas torpezas televisivas. Quien sabe, capaz la rescatan y tenemos cosas como Ritos de Primavera o American Gothic. Veo asomarse a La Brujeria para rescatarla…

Dejar un comentario