General

Entrevista al director de Alatriste

0
ElPeriódico ha entrevistado a Agustín Díaz Yanes, director de la película basada en los libros de Pérez Reverte: El Capitán Alatriste, que se estrena el 1 de septiembre en los cines españoles. El propio escritor ha afirmado que le gusta la película, que adapta muy bien sus novelas, lo cual es un tremendo espaldarazo para el equipo que la ha rodado. Si queréis saber más sobre la película, os recomendamos que os dirijáis a la página amiga Capitán-Alatriste, donde encontraréis un activo foro, muchas imágenes del rodaje y la película y la más amplia cobertura. La imagen que acompaña a esta noticia es cortesía de esta misma página.

¿Qué puede pasar?

–Yo lo que espero es que la gente vaya a ver la película. Luego, lo de la reacción del público es algo relativo, nunca lo sabes, no vas puerta a puerta preguntando qué le ha parecido.

¿Su preocupación es un número de espectadores, más que de premios o buenas críticas?

–Le voy a ser sincero: ahora, solo pienso en que vaya mucha gente a ver la película. Si me pregunta dentro de un mes, seguramente le diré que los premios no están nada mal.

¿Es tiempo de pensar en los errores, o esa fase ya pasó?

–Eso lo vivo en el montaje. Ahí sí me levanto de la cama para llamar al montador porque de repente se me ha ocurrido una idea. Ahora no estoy en eso. Los errores de verdad los ves cuando vuelves a ver la película a los siete meses del estreno.

¿Cuándo se echa la suerte de un proyecto de este tamaño?

–Yo en eso soy fatalista: la suerte de la película se echó el día que decidimos hacerla, hace tres años. Como te hayas equivocado en el primer planteamiento, da igual todo lo que hagas después.

¿Asusta ser responsable del título más caro del cine español?

–Ese miedo lo viví al principio, y me duró poco. Cuando diriges has de ser inconsciente y tirar para adelante. Si piensas fríamente dónde te metes, no lo haces.

Dice Arturo Pérez Reverte que el cainismo español de la época que se retrata en la película está intacto.
–No estoy de acuerdo. Hay cosas que se transmiten de generación a generación, pero no creo que la España de hoy tenga nada que ver con la del XVII. Este país cambió en 1975 y desde entonces no se parece a su pasado.

¿Ese año España se sacudió al fin su historia negra?

–Quizá no del todo, pero sí bastante. Entre la República y la democracia, este país ha pegado un cambio definitivo. Actualmente, España es un país muy libre, tanto o más que los países más libres del mundo. Nosotros tenemos todavía cosas pendientes con la Iglesia católica, pero nada que ver con el pasado. Es otra mentalidad.

¿Cómo se produjo ese cambio?

–Porque estos años hemos tenido unos gobiernos democráticos que han logrado hacer una España diferente. España ha cambiado porque Suárez hizo lo que tenía que hacer, González hizo lo que tenía que hacer y Y Zapatero está haciendo lo que tiene que hacer. Bueno, para ser justos, hay que decir que en sus primeros
cuatro años de gobierno, Aznar también hizo lo que tenía que
hacer. En los cuatro últimos se equivocó, y supongo que él lo sabe.

¿Cómo se hunde un imperio?

–Los que han estudiado el siglo XVII español dicen que por una combinación de inoportunidad histórica y porque era imposible mantener aquella pésima economía. La ética del protestantismo avanzó, pero nuestra nobleza católica no quería trabajar, pensaba que era mezquino, y preferían el sentido del honor y esas cosas. Eso nos dejó muy atrasados. También influyó que tuvimos mala suerte con los reyes.

¿Por qué no hay más cine histórico en España?

–Porque los españoles tienen miedo a su historia. Una prueba es la que se ha liado con la memoria de la guerra civil. Nuestra historia ha sido tan mala, que tememos contarla. Además, hay partes de ella que aún hoy nos siguen dividiendo. También hay un problema de industria. Estas películas necesitan un gran respaldo económico, pero el cine español no está acostumbrado a hacerlo.

¿Es miedo, no vergüenza?

–Es miedo. Los americanos han hecho las mejores películas de la guerra de Vietnam, bastante críticas, y fueron muy aplaudidas. Esa libertad para revisar la historia y llevarla al cine, no existe en España. Y es una pena, porque ayudaría a educar a mucha gente. Dicen que los jóvenes no leen. Si les diéramos películas buenas sobre la guerra civil, sabrían quién fue Azaña o Primo de Rivera. En la tele pasa igual, todo es jijí, jajá.

Igual descubre un nuevo nicho comercial: el cine histórico.

–Estoy convencido de que si Alatriste funciona, se abrirá un camino. El cine francés no solo funciona por sus estupendas leyes de protección, sino porque ellos, con gran inteligencia, han diversificado su producción. Y tienen desde comedias tipo Taxi para chavales, a películas históricas, dramas burgueses o cintas poéticas. Han consolidado cinco o seis géneros en los que se mueven muy bien.

O sea, que la causa de la eterna crisis del cine español está en casa.

–La crisis está en nosotros, sin duda. Somos nosotros los que debemos pensar por qué la gente no ve nuestras películas y mirar qué cosas funcionan. Me dejó estupefacto el recibimiento que se hizo a Torrente 3. Ha hecho casi lo misma taquilla que La guerra de las galaxias, pero fue recibida como una gran putada para el cine español. Estaba esos días en Francia y alucinaba. Allí hay estrenos para el gran público, y gustan más o menos, pero nadie dice que Francia no se merece esas películas.

¿Los críticos tienen también parte de culpa?

–Los críticos… Es muy complicado para nosotros hablar de los críticos, parece que te metes con su trabajo. La crítica en todo el mundo está últimamente muy rarita. La vida ha evolucionado tan rápido, que la élite cultural se ha quedado sin saber qué decir. En mi generación, en Cannes, los grandes cineastas europeos y americanos no estaban separados de la gente. Hoy parece que hay dos tipos de películas: el cine para elegidos, que son las siete películas que van a Cannes, y luego el otro cine, el que ve todo el mundo.

Lo cierto es que las salas cada vez se llenan menos.

–Pero eso es normal. Con los medios que hay hoy para ver cine en casa, es lógico que no vayan a las salas. Yo me asustaría si la gente no viera películas, pero se ven más que antes. Habrá que adecuarse a esto, como a tantas cosas, pero no es el final. Al contrario. Las sociedades ricas quieren entretenimiento. Alguien tiene que escribirlo y hacerlo, no nos vamos a quedar sin trabajo.

El último grito es que el argumento de las películas lo decidan los internautas. ¿Qué le parece?

-Una gilipollez. No porque no confíe en los internautas, que será gente maravillosa, pero cuando voy al cine, lo que me gusta es que no sé qué va a ocurrir. Si lo sé de antemano, menudo aburrimiento. De todos modos, cuando esto llegue, yo ya no haré cine.

¿A qué se dedicará?

–Supongo que estaré jubilado y me dedicaré a disfrutar de la vida. No me veo a los 70 rodando. Es físicamente muy duro. Además, llegas a una edad en la que ya te da igual todo y piensas: que inventen otros.

¿A todo esto por qué se metió usted a hacer cine?

–Por casualidad. Me gustaba mucho el cine, como espectador, pero en la facultad sólo pensaba en escribir algo. No sabía qué, una novelita, poesía, un cuento, lo que pensamos todos los anormales que hacemos Filosofía y Letras. Pero tenía un amigo que estaba metido en esto del cine y, por curiosidad, me puse a escribir guiones con él. Sin vocación de hacer cine, ni se me pasó por la cabeza. Lo de dirigir me vino por añadidura. Ingenuo de mí, pensaba que para dirigir necesitas unos conocimientos técnicos sobre cámaras y lentes abismales. Luego descubres que eso no es lo importante.

Que lo importante para hacer cine es…

–Tener una buena idea y rodearte de la gente adecuada, para que los que saben realmente hacer la película, la hagan. Tengo claro que el cine hoy puede hacerlo cualquier persona inteligente y trabajadora.

Fuente:Fantasymundo

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción

Comparativa de dimensiones de consolas

Entrada anterior

"DragonLance" para la gran pantalla

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario

Más en General