ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesEntrevistasEventosHeroes Comic Con València

Entrevista a Álvaro Martínez en la Heroes Comic Con Valencia

0

Blog de Superhéroes entrevista a Álvaro Martínez

Durante el evento de la Heroes Comic Con Valencia tuvimos ocasión de entrevistar a Álvaro Martínez Bueno, dibujante cántabro que lleva desde el año 2013 en el género de los superheroes. Empezó en Marvel Comics en cómics como Ultimate Comics X-Men y Cataclysm: Ultimate X-Men, para ya en 2014 dar el salto a DC Comics, en la que se encuentra actualmente.

En esta editorial ha dejado su huella en Aquaman, el evento Convergencia y en series como Detective Comics o la actual Liga de la Justicia Oscura, y por ello fue invitado por cortesía de ECC Ediciones al evento, facilitándonos la editorial la posibilidad de entrevistarlo.

Os dejamos reproducida a continuación la entrevista que pudimos hacerle junto a dos imágenes de sus originales.

Jorge:  Buenos días, Álvaro, lo primero de todo darte las gracias por concedernos la entrevista. Te graduaste en Bellas Artes en 2004, ¿tenías ya claro que querías dedicarte al mundo del comic en este momento?

Totalmente. Lo tenía claro desde el principio, al menos todo lo claro que lo puede tener un niño que todavía no sabe bien lo que es el mundo, pero es lo único por lo que demostraba verdadera pasión. Dibujar cómics, leerlos… era mi gran obsesión, y tuve la gran suerte de que mis padres no quisieron disuadirme, al revés, como veían que mejoraba me animaban a continuar y presentarme a concursos. Quizá con el tiempo me he dado cuenta de que en vez de Bellas Artes podría haber hecho Ilustración o haber ido a alguna de las escuelas de cómic que hay en Barcelona pero claro, económicamente era más complicado así que hice Bellas Artes, lo que me ha permitido abrir mi espectro de influencias porque descubrí la pintura, la escultura y no solo ver el estilo superheróico. Me abrió la mente. Pero sí, desde el principio sabía que quería dibujar cómics.

¿De donde te viene esa afición por el mundo del cómic y los superhéroes?

Es difícil de decir porque es desde pequeño. Mis hermanos mayores ya leían cómics, y en casa tenía las obras que hay en casa de todos como puede ser Asterix o Mortadelo, pero además encontrabas la Patrulla-X de Claremont, Titanes de Pérez, Dreadstar de Jim Startil… suelo decir que aprendí a leer para poder entenderlos, o eso creo (risas).

Arte original de Álvaro MartínezAntes de entrar a dibujar superhéroes estuviste trabajando en el mundo del cine y de la publicidad, haciendo entre otras funciones storyboards. ¿Crees que ha influido esto en tu forma de dibujar? sobre todo la publicidad, que busca quedarse más grabada en la mente de la gente.

Mi trabajo en publicidad iba muy entre bambalinas, así que lo que yo dibujaba era lo que se iba a rodar luego. Tenías que saber narrar y ser rápido, mucho más que en los comics, así que desarrollé cierta síntesis y narrativa, pero no le veo mucho en común. Si me quedo con algo de lo que hice en esos años fue en las películas, porque desarrollas una historia más largas y no te centras tantos en vender un producto. Por ejemplo, trabajé en Lo Imposible, una historia muy humana que requiere otra manera de hacer las cosas. Incluso creo que llegó a afectarme, fue algo en lo que me impliqué más emocionalmente, y ahí si que noto que me influyó más para posterior porque puse más de mi.

Tras esto diste el salto al mundo del cómic trabajando en Harbinger, de Valiant. ¿Cómo se produce este paso de empezar a trabajar en editoriales americanas?

Gracias a David Macho, mi agente. A través de la web de Zona Negativa, que les mandaba dibujos para concursos y cosas por el estilo, terminé conociéndolo y a David le gustaron mis pin-ups y me dijo que probase a hacer unas páginas. Eso sería en 2010, y estuve hasta 2014 mandándole algunas páginas de muestra un par de veces al año, mientras trabajaba en lo mío. Primero ponía guión mío, luego me daban guiones para ilustrar… y en 2014 sonó la flauta porque un dibujante no llegaba y había que sacar 11 páginas en 7 días, entonces recurrieron a David porque tiene una trayectoria de trabajar con gente capaz de realizar estos encargos y sacar las castañas del fuego, les enseñó mi trabajo y les gustó. Luego fueron surgiendo diferentes proyectos de este estilo y tras esto vino Marvel.

En Marvel trabajaste principalmente en el universo Ultimate. Este universo cuando nació era con la premisa de estar alejado de la continuidad para volver a contar las historias con mayor libertad. ¿Hasta que punto os dejaban hacer lo que quisierais con los personajes?

Para cuando yo llegué a Ultimate X-Men, que fue lo que hice, ya la propia continuidad Ultimate se había enredado demasiado. Yo dibujé los últimos números de la etapa previa a Cataclismo, y creo que ya se había perdido la frescura previa porque aunque había conceptos nuevos ya se había hecho compleja la continuidad. Son cosas que pasan, por la propia naturaleza de ser fresco y novedoso no podía durar para siempre porque se pierde esa frescura, porque termina llevando su propia mochila como el universo normal. Volverá probablemente.

Y ahora que estás en DC, ¿te gustaría volver a trabajar en Marvel en algún momento?

Sí, claro. A ver, DC es mi casa y estoy muy bien, me han tratado bien y soy feliz pero yo de pequeño era un chico Marvel, como suele pasar en este país por como se ha editado DC en España. Claro, ahora no leo Marvel porque estoy centrado en DC pero supongo que volveré a trabajar en algún momento.

En DC, ¿entraste directamente con tu contrato de exclusividad?

No. Entré igual que en Valiant. En Marvel tras hacer Ultimate X-Men hice alguna cosa de Iron-Man y me dijeron que igual hacía su serie, pero la cosa no avanzaba. Y entonces Chris Conroy, editor de DC, le dijo a David que necesitaba a alguien para hacer algunos números en pocos días, luego me pidió que hiciese un especial de Aquaman, Futures Ends… y luego pasó Chris a Batman y yo con él. El contrato de exclusividad llegó un año y medio después.

Teniendo en cuenta que llevabas unos pocos años en la industria, cuando tu editor de DC te dice que se pasa a Batman y tú con él, ¿como te tomas la noticia?

Si te digo la verdad, no creo que en ese número lo pensara mucho. Si te dicen “mira, vas a dibujar a Batman” así, directamente, igual te desmayas, pero a mi me propusieron dibujar una historia de Batman: Eternal y en ese momento no sabía ni lo que era porque no estaba tan metido y pensaba que era una serie secundaria totalmente. Era un número, tenía prisa, y era un curro divertido, así que me puse a ello y claro en las primeras páginas no sale Batman hasta que de repente lo estoy dibujando a él dentro del Batplano, y en ese momento te das cuenta, no al recibir el email. Luego van pasando las páginas, llega el color y te das cuenta de que todo esto es real, cuando llega el color y la tinta es cuando dices “he dibujado un comic de Batman”. Pero hasta entonces lo veía como un curro más.

Arte original de Álvaro Martínez¿Cómo se lleva trabajar en una serie semanal como fue Batman Eterno?</strong

Hay una coordinación enorme detrás, llevada principalmente por los editores. Vas un poco sobre la marcha, hay cosas que te puedes inventar, cosas que sabes, cosas que hay que preguntar… te vas adaptando además al trabajo de los otros artistas, ya sea el anterior o el posterior. Es una coordinación enorme y mucha documentación y estar al loro. El lector también está al loro de esto generalmente y perdona algunos errores.

Pasemos a hablar de Detective Comics en Renacimiento. Esta serie ha sido donde has dado el gran salto al público general, con un inmenso éxito tanto nacional como internacional. ¿Como surge?

Estábamos acabando de hacer Batman y Robin Eternos, y de repente me llegó un mensaje que decía que iban a hacer Renacimiento. En este momento no estaba anunciado todavía y te da como pereza, porque te dicen que es un relanzamiento y poco más. Aquí aún no sabes como va a funcionar, aunque te dicen Detective Comics y suena muy bien, pero no sabía como iba a ser la serie ni el resto del equipo. Sabía que era quincenal, que era un relanzamiento y poco más. No me paré a pensar que llevaba casi mil números a mis espaldas, ese legado, porque además eso te puede bloquear. Siempre recibes con emoción un nuevo trabajo porque te metes en nuevos líos, pero acabas más nervioso por llegar a tiempo que pensando en lo que tengo detrás.

Tras Detective Comics pasasteis a trabajar Liga de la Justicia Oscura los mismos integrantes. ¿Pensasteis directamente en seguir como equipo?

James (Tynion IV) y yo hemos llegado a un punto en el que queremos trabajar juntos siempre. Somos amigos, el me deja trabajar bien, yo intento esforzarme al máximo para lucir sus guiones, hay en general una confianza mutua. Al acabar Detective me dieron varias ofertas entre las que estaba esta, que fue la que elegí. Luego Raül (Fernandez) va conmigo, y no tiene sentido que se vaya a otra serie prácticamente, así que digamos que un eslabón llevaba al siguiente, y a Brad (Anderson) lo pedimos por activa y por pasiva. Los editores siempre prefieren no tocar lo que ya funciona siempre que puedan cuadrarlo, así que ahí seguimos.

En la serie, entre otros personajes, está Wonder Woman. Diana ha tenido una evolución grande a lo largo de los años y ahora mismo se le considera un icono feminista.

Siempre lo ha sido en realidad, pero ahora ya ha pasado a las grandes masas y es reconocible en todo el mundo. Siempre ha sido un personaje poderoso.

Con ella siempre ha habido el clásico debate de que todos los héroes llevan mallas hasta arriba y la amazona está en falda. A la hora de su diseño, ¿te ponen limitaciones?

Me gusta esta pregunta (risas). Cuando hicimos los diseños de los personajes, de Wonder Woman, Zatana y tal… yo trabajo en un estudio con más gente y mi novia también pasa bastante por el estudio, así que comentábamos como hacer para cubrirlas un poquito sin que dejen de ser sexys, de hacerlas más dignas. Con Wonder Woman es más difícil porque tiene muy marcado su diseño pero le metí la capa, que fuera con una capa siempre porque pensaba que le pegaba ese toque más oscuro. Para Zatana le quitamos las medias de rejilla y le pusimos pantalones, que no deja de ser un personaje sexy que va en corsé pero que no sea tan directo. Luego me he encontrado a gente que le encanta el diseño y gente que dice que es por la corriente de corrección política de hoy en día. La cosa es que ya no se trata de vender comics enseñando cacha, puedes comprar este tipo de comics si lo quieres pero en el caso de Wonder Woman tienes que tener un puntillo más acorde a hoy en día.

Partiendo del buen trabajo que hacéis juntos el equipo creativo, ¿os gustaría hacer alguna serie en Black Label o en una editorial independiente?

No lo he hablado con Tynion nunca porque aún creo que nos quedan muchas historias por contar. Trabajar en Black Label si me gustaría porque podría estar un año a mi ritmo sin riesgo, pero claro, yo eso no puedo hacerlo, has de tener un status. Si que me gustaría poder llegar ahí para poder vivir más desahogado sin tener que estar mes a mes, al igual que hacer algo de creación propia. Pero quedan años todavía.

¿Qué proyecto te gustaría hacer si se diera el caso?

A mi me gusta mucho Flash, me mola un huevo. Lo contemporáneo lo controlo pero no mucho más, pero bueno. Me gustaría hacer algo guay con Flash, me fascina el concepto de viajar en el tiempo y creo que es el personaje que mejor se adapta. También quisiera volver a Batman a un proyecto rico, bien hecho, no ya su serie regular sino algo estilo el proyecto de Batman: Condenado de Azzarelo y Bermejo. En Vértigo también hay alguna que me gustaría pero son series muy personales y no quedaría bien otro dibujante. Algo con Flash, vamos, he de proponerselo a James en algún momento (risas).

Finalmente preguntarte que, a nivel español, hay mucho debate entre si estamos en una edad de oro donde se publica todo de casi cualquier género o de si todo esto es una burbuja que terminará reventando porque no hay suficientes lectores que lo absorba. ¿Qué piensas al respecto?

Creo que cuando hay disparidad de opiniones es porque la realidad es compleja. Las dos lecturas son correctas, si voy a una tienda y puedo elegir el cómic que más se adapte a mi es maravilloso, eso mola porque tenemos muchísimos lectores potenciales, pero entiendo a los libreros, autores, distribuidores que piensan en todo lo que han de competir. Yo por suerte trabajo en una editorial muy potente donde mis cómics por suerte van a acabar vendiéndose pero para autores más pequeños esto no es así. Espero que no sea una burbuja y no estalle porque si pasa eso será por falta de lectores, y si faltan lectores es porque la gente no lee, cosa que es siempre una mala noticia. Si la sobredimensión del mercado se absorbiera no se hablaría de burbuja, por lo que falta un mayor público.

Ahora que dices esto, ya que has estado firmando a gente y pasando por aquí, ¿crees que hay relevo generacional?

Veo algunos jóvenes, algunos niños, pero en general gente de mi edad o más mayor. Ellos ya tienen lo que quieren de esos personajes, y son las películas. Los comics son un complemento que les hace gracia pero no creo que muchos lleguen a engancharse directamente si les das un comic. Los comics ya no son la atracción principal, pero claro sin estos comics no existirían las historias. Es una sensación rara pero a la vez emocionante.

Hasta aquí la entrevista, Álvaro. Muchas gracias y disfruta del resto de la feria.

Gracias a vosotros.

Jorge Merenciano
Lector de comics habitual desde 2014, ocasional desde que tengo razón. Lector y colaborador de diferentes blogs, foros y grupos de comics y videojuegos. Probablemente el mayor defensor de Bendis con el que te has cruzado.Comencé a formar parte de Blogdesuperheroes en 2018.

    Otras entradas

    [Series] Termina el rodaje de la segunda temporada de Krypton

    Entrada anterior

    [Reseñas] Marvel Saga. El Inmortal Puño de Hierro, núm. 4: El Mortal Puño de Hierro

    Siguiente entrada

    Comentarios

    Dejar un comentario