ArtículosCine cómicsCine MarvelCriticasSpider-Man: Lejos de Casa / Spider-Man: Far From Home (2019)

Spider-Man: Lejos de Casa, el cierre de la Fase Tres del UCM

15

Recorte de póster para China de Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

Este viernes llegó finalmente a nuestro país “Spider-Man: Lejos de Casa”, la segunda película individual del Spider-Man de Tom Holland y la película que cierra oficialmente la Fase Tres del Universo Cinematográfico Marvel.

Tras una primera crítica libre de spoilers publicada la semana pasada, el resto de colaboradores se suman para dedicar un mayor análisis de la película, para entrar en detalles como la evolución de los personajes o su función, la adaptación del personaje del UCM o la posición que ocupa la película como epílogo de una fase

La ilusión y lo asombroso se dan la mano, por Aisling Clarke

Después de una ligera, pero satisfactoria, “Spider-Man: Homecoming, Marvel y Sony nos traen una segunda entrega que pretende mejorar aquellos aspectos flojos de la primera parte y potenciar los que funcionaron entre el público, para luego añadir temas que lleven a nuestro vecino y amigo Spider-Man hacia nuevas situaciones que le hagan madurar y entender que debe conciliar su vida de civil y de superhéroe o habrá consecuencias. Esta gran premisa de los cómics sería adaptada genialmente por Jon Watts con un Peter adolescente que, si bien siente la responsabilidad de ayudar a los demás por aquello que le inculcó su tío Ben y Tony Stark, también quiere disfrutar de su vida como Peter Parker, es decir, tener tiempo para reír, bailar, disfrutar y amar.

Ahora bien, antes de entrar en profundidad a hablar de la película, debemos recordar que esta entrega supone el “epílogo” de la saga del Infinito y, aunque no se centra demasiado en las consecuencias de Endgame, sí que nos deja un buen vistazo a cómo la ciudad ha vivido el lapso -o chasquido- y cómo el mundo necesita un nuevo Iron Man que aporte seguridad a todos los ciudadanos, ya que desconocen dónde están muchos otros Vengadores, como Thor, Capitana Marvel y demás.

Imagen de Nick Fury y Peter en Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

Como vemos en los trailers y en la película misma, la presión de ser el nuevo Iron Man es algo que abruma a Peter Parker y más después de recibir parte de su legado. ¿Cómo un chico de Queens que solo tiene poderes arácnidos y un lanzatelarañas puede detener todas las amenazas y hacerlo sin cometer fallo alguno? Durante la proyección, muchos espectadores se habrán hecho la misma pregunta al igual que el joven Parker, y para dar respuesta a todo esto, Jon Watts cedería con éxito el protagonismo a un pequeño elenco de secundarios que se encargarían de recordarle la verdad que no ha querido ver desde el funeral de Tony Stark.

Hablando de los secundarios, el director de esta película da más minutos en pantalla a los compañeros de Peter Parker para cumplir un papel cómico y de instituto que, siendo sincera, consigue sacar alguna que otra carcajada por su rollo adolescente tan natural y bien llevado, aunque realmente los que más “se lucen” son Ned, Betty, Flash, MJ y Brad. Respecto a ellos, Ned y Betty tienen un papel adorable que esperamos que se recupere en futuras entregas, pero de una manera más madura. Flash sigue teniendo un papel menor, aunque a lo largo de la película se dejan caer algunos detalles que implicarán una evolución en el personaje, así como una explicación de por qué este Flash es así. Por otro lado, Brad es una consecuencia física del lapso a la hora de mostrar qué ocurrió con las personas que no desaparecieron. Este personaje es algo inaguantable, pero da un cierto juego para algunas escenas cómicas. Ahora bien, Sin embargo, aunque los profesores me han encantado, sí es cierto que al menos uno de ellos sí podría haber aportado un toque más serio, pues son adultos y no niños.

Entrando ya en el plato principal, Peter Parker muestra ya una mejor experiencia respecto a su primera aventura cinematográfica del MCU y ello se demuestra no solo en las épicas y bellas escenas de acción, sino también a la hora de abordar otras cuestiones de Spiderman que no revelaré en mi sección. Además, Watts nos da una visión de Peter Parker muy interesante e importante para su evolución a un superhéroe más adulto y maduro por las experiencias y problemas a los que se ha de afrontar. Si en la primera cinta Peter se moría por ser Spiderman a cada rato que podía, aquí tenemos a un chico que quiere vivir un tiempo de su vida como civil, al menos hasta resolver lo que su corazón más desea, y es su amor por Michelle Jones (MJ). Esta nueva actitud de Peter llevaría al personaje a nuevas situaciones como celos y el deseo de evitar los problemas como buenamente pueda. Sin embargo, la suerte Parker perseguiría al personaje para recordarle que un gran poder conlleva una gran responsabilidad, pues debe ayudar a derrotar a los Elementales junto con Mysterio. Sin duda, Tom Holland nos ha dado una gran representación de ese conflicto y la ansiedad por intentar llegar al nivel de Tony.

Imagen de Misterio y Spider-Man en Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

Jake Gyllenhaal nos da una magnífica interpretación de Mysterio que respeta los cómics en su esencia, pero dándole un nuevo enfoque que encaje en este universo. Como era de prever teniendo en cuenta el material de origen y que es el amo de las ilusiones, sus poderes son muy vistosos y, gracias a ellos, vemos escenas de lo más increíbles y perturbadoras con ciertas referencias a los cómics que más de un fan pillará si está atento. Además, su plan está muy bien pensado y trabajado, consiguiendo que incluso algún espectador que no conozca al personaje dude sobre sus intenciones. Sinceramente, este personaje nos ha dado una gran versión y muy respetuosa de Mysterio que agradeceríamos ver en posteriores entregas, mejorando aún más sus ilusiones tal y como en las viñetas. Sin embargo, y aunque quiero creer que no es así, peca un poco del gran mal que tenían las películas de Sam Raimi y, como cinéfila y fan de los cómics, es algo que no puedo perdonar con todo el potencial que se puede llegar a tener.

Otro de los grandes protagonistas es, sin duda, Nick Fury. Después de tener muy breves apariciones en otras películas, aquí tiene un rol mucho más activo para así ser el hilo conector entre Peter y Beck en materia superheroica; y recordar a Spiderman en todo momento que no debe eludir su responsabilidad, pues además de superhéroe es un Vengador y como tal debe ayudar cuando sea necesario, cuando sea y donde sea.

Un tema que merece una atención especial y que comentaremos de manera objetiva y teniendo en cuenta que los personajes son adolescentes, es el amor entre Peter y Michelle Jones. Este romance está bien llevado teniendo en cuenta la edad de los protagonistas y no interrumpe en ningún momento la narrativa ni la hace pesada, aunque Tom y Zendaya deben trabajar más en la química de sus personajes para perfeccionar ese amor adolescente para que el espectador también se enamore de la pareja como sucedió en anteriores adaptaciones del personaje, en las que brillaron también Kirsten Dunst y Emma Stone más allá de ser el interés amoroso del personaje. Esperemos que, con Michelle bien asentada, su papel en la próxima película crezca y veamos al personaje desarrollar una trama importante en la que saque a relucir su fuerza y carisma.

En definitiva, considero que estamos ante una mejor y más redonda entrega de nuestro héroe arácnido favorito que sabe equilibrar muy bien la comedia y el drama adolescente con la epicidad y aventura que acompaña a Spiderman en muchas de sus batallas. Y, atención a las escenas postcréditos, pues lo que ocurre en ellas es algo que lo cambiará todo para el personaje y le pondrá en una situación comprometida que emocionará a todo espectador que haya en la sala.

Imagen de Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

La evolución del superhéroe, por Alicia Peral

La película “Spider-Man: Lejos de Casa” es la segunda entrega en solitario de Tom Holland, este joven adolescente del que pudimos ver su primera aparición como Peter Parker en “Capitán América: Civil War”. En aquella, Tony Stark se interesa en sus habilidades como héroe, y busca reclutarlo para enfrentarse a su compañero fugitivo y, con el paso del tiempo, se acaba convirtiendo en un vengador.

En ‘Homecoming’ vimos a un Spider-Man muy inquieto, observador, con ganas de salvar el mundo, de ser reconocido como un héroe y su evolución de llegar a rechazar formar parte de los vengadores. Aunque siempre siguiendo la temática de chico bueno, eternamente enamorado y héroe solitario. El director, Jon Watts, consigue darle una nueva personalidad en esta nueva entrega.

Captura de trailer oficial de Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

En ‘Lejos de casa’, Tom Holland consigue con su actuación dar un nuevo aire positivo a este joven Spider-Man, e incluso se ha superado en los momentos más dramáticos. En un principio vemos a un Peter Parker muy afectado por la muerte de Tony Stark, también con ganas de descansar con sus amigos y con la chica de sus sueños pero los problemas emergen de la mano de Nick Fury, quien le reclama porque necesita de su ayuda para combatir contra los misteriosos Elementales de una Tierra alternativa.

Esta nueva versión de Spider-Man me ha acabado convenciendo más que las anteriores al mostrar de forma más natural su actitud tan enérgica y aventurera debido a su juventud y en esta película, sobretodo, su actitud ante una responsabilidad como héroe no nos decepciona. En general, ‘Lejos de casa’ es mucho más dinámica que la anterior, sus escenas cómicas son abundantes y hay una gran diversidad de lugares emblemáticos europeos, los efectos especiales resultan muy realistas e impactantes

Unos de los temas más recurrentes es el amor que siente Peter por MJ, algo ya avanzado en los trailers. Esta temática da pie a escenas divertidas y comprometedoras que enganchan al espectador pero no se siente realmente la química entre Tom Holland y Zendaya, por lo que esa relación resulta resulta insulsa, siendo lo que más me ha decepcionado.

La aparición de Mysterio, interpretado por Jake Gyllenhaal de manera ejemplar, consigue atraer la atención de los espectadores hasta el final, es el eje principal de esta historia y consigue mantener el suspense y la intriga hasta el último minuto.

Captura de trailer oficial de Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

Un pequeño consejo, no te levantes de los asientos hasta el final de los créditos, como buena película de Marvel Studios siempre nos dejan una pequeña sorpresa.

En resumen, “Spider-Man: Lejos de casa” es una película recomendable tanto para el más pequeño de la casa como para el más mayor debido a que abarca diferentes estilos (comedia, romance, intriga…) y te atrapa con sus múltiples escenarios y sus efectos especiales.

Lo espectacular empieza ahora, por Jorge Montengro

Tras el enorme éxito cosechado con “Vengadores: Endgame”, Marvel Studios tenía una última cita con sus fans antes de cerrar lo que ahora conocemos como “La Saga del Infinito” y anunciar, en la próxima San Diego Comic Con, el camino por el que transitará su universo compartido los próximos años. Y qué mejor forma de hacerlo que dignificando a uno de los héroes más emblemáticos de la editorial, Spider-Man.

En 2016 Marvel Studios lanzaba junto con Sony Pictures, “Spider-Man: Homecoming”, la primera aventura en solitario del trepamuros dentro del MCU tras su presentación oficial en “Civil War”. Si bien la película era bastante menos arriesgada y ambiciosa que las anteriores adaptaciones del personaje, conseguía plasmar las bases y la esencia de lo que había sido Peter Parker/Spider-Man en sus primeras etapas en los cómics: un adolescente que de la noche a la mañana obtiene sus poderes y debe aprender a ser un héroe mientras lidia con los problemas de su vida cotidiana. Sin embargo, este primer contacto quedaba a expensas de la evolución que tuviera el personaje en sus siguientes aventuras, algo que (dejando de lado “Infinity War” y “Endgame”) “Lejos de Casa” consigue explotar de manera espectacular.

Imagen de Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

Nos encontramos ante una película que, al igual que su predecesora, aprovecha para explorar una faceta muy poco vista del personaje en el cine, su adolescencia. Y es que estamos tan acostumbrados a pensar en Spider-Man como un adulto (ya que en los cómics ya lo es) que nos olvidamos de los orígenes de Peter Parker en las viñetas. Y ese es precisamente el concepto que plantean y desarrollan Kevin Feige (presidente de Marvel Studios) y Jon Watts (director de la cinta) durante toda la película. La idea de que estamos ante un héroe con un gran potencial y futuro pero al que todavía le falta crecer y madurar, es decir adquirir experiencia. Una experiencia que, como deja claro la historia, irá creciendo conforme el personaje se enfrente a nuevos enemigos y peligros en su viaje dentro del UCM.

Si algo ha demostrado la Casa de las Ideas en el cine es que nada de lo que hacen es casualidad, que detrás de todo hay una planificación a largo plazo, y por supuesto aquí no iba a ser menos Por ello, con esta secuela Feige y compañía nos recuerdan que su objetivo es ofrecernos un Spider-Man con el que las nuevas generaciones puedan crecer del mismo modo que ellos y muchos otros lectores ya lo hicieron en los cómics. De esta forma la cinta nos presenta a un Spider-Man que tras la muerte de su mentor (Tony Stark/Iron Man) debe lidiar con la responsabilidad que el mundo intenta poner a sus espaldas y para la cual no cree estar preparado, y un Peter que solo quiere un poco de normalidad para poder disfrutar de adolescencia. Con este escenario Watts consigue que el espectador empatice fácilmente con Peter, porque seamos sinceros quién de nosotros no ha vivido alguna de las experiencias que refleja la película durante una excursión, un viaje, un campamento… A esto, claro está, hay que añadirle la difícil tarea que conlleva ser “el vecino y amigo Spider-Man”, aunque parte de la idea central de la historia sea sacar al héroe de esa zona de confort y exponerlo al mundo. Consiguiendo así una epopeya arácnida que nada tiene que envidiar a la glorificada “Spider-Man 2” de Sam Raimi. Ya que al igual que en los cómics, la gente llega atraída por Spider-Man pero se quedan cuando descubren a Peter.

En cuanto al villano, la elección de Mysterio como antagonista de la cinta no puede ser más acertada. Más allá de la increíble actuación que nos ofrece Jake Gyllenhaal, que por momentos llega a comerse por completo la pantalla, la aparición del amo de las ilusiones encaja a la perfección en el pequeño (aunque cada vez más grande) mundo de este joven y aún inexperto Spider-Man. La “reinterpretación” que se hace de los orígenes del personaje, así como sus motivaciones personales están bien elaboradas y permiten que su presencia no desentone con el tono juvenil de la cinta. Y por supuesto, no me podía olvidar de la gran habilidad que ha tenido Marvel a la hora de aprovechar el CGI para lucir al máximo sus poderes. Por su parte, la aparición de Nick Fury (Samuel L. Jackson) no solo sirve para darle a la cinta un toque de intriga y misterio, sino que también es un recordatorio constante para Peter de esa carga, como nuevo defensor del planeta, que no esta preparado para asumir.

Imagen de Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

En el otro lado de la moneda encontramos a los profesores y compañeros de Peter (Ned, Flash, Brad, Betty…) que son en gran parte los encargados de aliviar la tensión de la trama a través del humor y la visión del mundo adolescente. De hecho hay que destacar que los dos profesores (interpretados por J. B. Smoove y Martin Starr) tienen quizá los momentos y frases más desternillantes de toda la película.  Por último, me gustaría centrarme en el papel de Michelle Jones (MJ) como interés amoroso del personaje, ya que a pesar de contar contar con un mayor peso en esta entrega sigue sin convencerme del todo como una adaptación de la Mary Jane de los comics. Quizá sea porque el personaje no ha podido ser desarrollado del todo, o quizá porque en muchas escenas no se percibe química entre Zendaya y Holland. Ya que si bien esta sub-trama de amor adolescente no es mala, a diferencia de otras, pasa demasiado desapercibida.

En cuanto a su función como epílogo/cierre de la Fase Tres de Marvel Studios, la película explora sin miedo las consecuencias de todo lo sucedido en los dos últimas entregas de Los Vengadores, tanto a nivel global, como a nivel personal para Peter. Y es que mientras el mundo aún se sigue cerrando heridas y preguntándose quién los defenderá ahora, nuestro protagonista tiene una lucha aún mayor: descubrir si está a la altura del gran legado que ha dejado Iron Man (que de una manera u otra, está constantemente presente en la cinta). Pero sus conexión con el UCM no acaba ahí, ya que Marvel consigue integrar en la trama trazos de otras películas y fases de su universo. Mostrando así el extenso el extenso y rico mundo narrativo que han sido capaces de crear.

En conclusión, podemos afirmar que “Spider-Man: Lejos de Casa” no es solo una gran secuela, sino también una declaración de intenciones por parte de Marvel Studios de todo lo que está por venir. Una historia que durante sus dos horas de duración consiguió devolverme a mi infancia y a aquellas tardes que pasaba navegando entre las viñetas de los cómics. Por cierto, que a nadie se le ocurra abandonar la sala antes de tiempo porque esta vez ambas escenas post-créditos, son imprescindibles. Especial atención a la primera de ellas que sin duda supone un cambio importantísimo en el status quo del personaje.

Espectacular y triunfante secuela que cambia el juego, por Diego Iván Vera

Imagen de Spider-Man con el nuevo traje de sigilo en Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

“Spider-man: Lejos de Casa” demuestra que su interpretación del amistoso vecino continúa por buen camino bajo el manto de Marvel Studios y dentro de la continuidad de su Universo Cinematográfico al entregar una cinta que lleva la acción a terrenos inexplorados para su personaje titular en una historia aderezada con agradable comedia adolescente.

La trama de la película además de ser secuela de Homecoming’ también es un epílogo para la historia gestada a lo largo del UCM y demuestra la bien empleada interconectividad creada en sus películas, misma que aún tiene mucha tela de donde cortar

Mientras “Iron Man” (2008) fue el Alfa del UCM, ‘Lejos de Casa’ es el Omega que rima poéticamente con la piedra angular de este universo de historias estrenado once años atrás. 

Bien es sabido que debido elementos argumentales aplicados a esta versión de Spidey, y el mundo que lo rodea, causó controversia para fanáticos del personaje, pero si podemos poner de lado estas decisiones creativas mismas que alimentan a la trama  nos encontraremos con un filme agradable en su respectiva escala que sigue desarrollando al personaje y su mundillo.

Luego de los eventos de “Vengadores: Endgame” nos encontramos a un Peter Parker (Tom Holland) enfocándose en rollos típicos de adolescente para sobreponerse tras la muerte de Tony Stark, pero las vacaciones de Peter se verán interrumpidas cuando reciba un llamado a la acción por parte de Nick Fury (Samuel L. Jackson) para una misión especial en Europa para enfrentar una nueva amenaza, esto lo llevará a cruzar caminos con Quentin Beck aka Mysterio (Jake Gyllenhall)

Tom Holland aquí se sigue mostrando ese balance ideal entre ser Spider-man y Peter Parker que recuerda a interpretaciones como el Universo Ultimate de Marvel Comics o de la serie animada Spectacular Spider-Man, un personaje juvenil involucrado en situaciones de adolescentes como aventuras con sus amigos o buscando entablar una relación con la chica que le atrae a la par de ser un superhéroe. 

Tom tiene la chispa necesaria para ser un Peter Parker contemporáneo muy diferente a las versiones de Tobey Maguire de la trilogía de Sam Raimi  o Andrew Garfield en la duologia Marc Webb, me atrevería a decir que podría superarlos a ambos en términos adaptación si finalmente le diesen su independencia que beba de su propia mitología de las viñetas en lugar de seguir ligado directamente de las las bases del UCM.

El director Jon Watts también consigue hacer a Mysterio un personaje excelente al estar salido de los cómics respetando los elementos de su historia original pero adecuándolos ingeniosamente al contexto del UCM. Las secuencias en donde hace uso de sus habilidades resultan visualmente espectaculares creando algunas nunca antes vistas en un filme de Spider-man.

La actuación de Jake Gyllenhall lo pone entre los mejores villanos de Marvel Studios y de las películas de Spider-Man en general, solo unos peldaños por debajo del Duende Verde y Dr. Octopus de la Trilogía Original y del Buitre de ‘Homecoming’. Aunque se echa de menos que la relación entre Peter y Mysterio pudo nutrirse más antes del predecible giro para aquellos que conocen la naturaleza del personaje en las viñetas.

La cinta puede dividirse en dos partes. El primer y segundo acto dedicado a Peter y sus relaciones con sus amigos de la escuela a la par de que se adentra en su misión especial. Esta sección de la película avanza a un ritmo lento debido a las interacciones de los personajes y el humor aplicado. La otra parte ya sería el tercer acto, con un cambio de ritmo, pues la acción toma impulso hasta un clímax emocionante.

Imagen de Spider-Man: Lejos de Casa (2019)

Uno de los aspectos contraproducentes del filme es que muchos sectores de la audiencia no empatizarán bien con algunos de los elementos dentro de la trama, entre ellos el humor centrado en los adolescentes pero aquellos que sí, podrán llevarse unas risas garantizadas.

El reparto de secundarios de esta versión de Spider-Man (Flash Thompson, Betty Brant, etc.) continúan siendo los más débiles del UCM. Aunque al igual que en otras secuelas de la franquicia del UCM se les da más tiempo en pantalla, estos no llenan los zapatos de sus personajes como otras adaptaciones previas. 

Un punto rescatable es que aquí Michelle “MJ” Jones (Zendaya) mejora al abrir su personalidad, a diferencia de como la vimos en Homecoming’Es necesario mencionar que la atracción de Peter hacia ella está sacada de la nada. La química entre Peter y Michelle no satura el filme ni se torna pesada, retrata fielmente las venturas y desventuras de adolescentes. Ned Leeds continua en su línea.

En apartado técnico los efectos especiales del filme continúan en el estándar del estudio con algunas cuestiones a mejorar, como lo es el CGI de Spider-Man en algunas secuencias que involucran los poderes de Mysterio. Fuera de ello, todos los VFX creados por varios estudios, entre ellos Industrial Light and Magic y Sony Pictures Image Works, resultan en un trabajo maravilloso.

El compositor Michael Giachino de Spider-Man: Homecoming” repite muchas de sus partituras que oímos en aquella pero sigue sin irse más allá de su zona de confort. Pocas son las melodías memorables del soundtrack, aún así a lo largo de la cinta, principalmente en su primer y segundo acto , tenemos una selección de musical que acompaña varios momentos cómicos de Peter y sus amigos.

Pese a puntos de controversiales, a nivel adaptación aún le falta para alcanzar el listón que un personaje como Spider-Man merece y debe tener como lo fue el videojuego Marvel´s Spider-man” o la cinta animada “Spider-man: UN nuevo universo”, ambos lanzados 2018 los cuales no alteraron partes claves de la esencia del personaje a cambio de la historia que estaban contando. Más bien lo contrario, abrazaron fielmente la mitología dándole nuevos aires y esto es algo que el UCM aún no toca o sigue posponiendo.

Al final del día “Lejos de casa” resulta una experiencia satisfactoria que continúa el desarrollo personal de esta versión del  personaje prometiendo llevar a nuevas dinámicas muy diferentes a lo visto anteriormente. El final de una historia es principio de una nueva y esta secuela te deja con ganas de descubrir que vendrá después.

 

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cómics] Recopilatorio DC Comics: nuevas líneas en DC, cambios creativos, vuelve Doom Patrol y más

Entrada anterior

[Cine] El director Jon Watts aclara algunas dudas del final de Spider-Man: Lejos de Casa

Siguiente entrada

15 comentarios

  1. coincido con las criticas

  2. Es curioso, pero al terminar de ver Lejos de casa salí con más ganas que nunca de verme la trilogía de Raimi. Creo que las dos pelis de Spiderman en el UCM están muy muy chulas y ambas son entretenidísimas pero se quedan ahí, no son películas hechas para pasar al recuerdo. Tienen mucho entretenimiento pero les falta el transfondo que tienen las antiguas y es una pena, porque si Spiderman es el personaje más importante de Marvel… Es por algo.

  3. Ojo, a lo mejor todas estas opiniones están compradas por Disney… si aquí en el Blog más del 40% de usuarios te la bajan con sus comentarios negativos sobre la película :v

    1. Ojo, a lo mejor todas estas opiniones están compradas por Disney

      Perdona pero pregunto, ¿estás diciendo que Disney nos ha comprado nuestras críticas/opiniones?

      1. Es un chiste, estoy referenciando que cómo es posible que todos estos redactores del Blog les haya gustado… y como 40% de los usuarios que comentan, les ha parecido una basura. Para mí que no la están juzgando como película, sino que si no sale lo que ellos quieren, es mala. No digo que estén comprados.

        1. Bravo, volvimos a 2016 donde estamos obligados a que nos gusta determinada película 🙂

          1. No están obligados, pero decir que no te gusta esta película porque Flash es indio o que MJ es negra, no es un argumento. Nadie ha mencionado agujeros o incoherencias en el argumento. Decir que no te gustan determinadas decisiones creativas no vuelve mala una película.

  4. Me gustó la película bastante. Y aunque no es la mejor de Spidey, Tom holland vuelve a demostrar que es el mejor trepamuros. Mi problema personal con Tobey es que me resultó demasiado llorón. En serio, es que se pasó la trilogía entera poniendo morritos y llorando por el tío Ben o sufriendo por Mary Jane (la cual perdí la cuenta de cuantos novios se echó a lo largo de toda la trilogía de Raimi). Para mí, pese a lo magnífica que fue Spiderman 2, en lo que a Tobey se refiere, solo me ha quedado de él los memes de sus expresiones tristes y el baile de Spiderman 3.

  5. Pues aunque es cuestión de perspectiva yo considero que las películas del trepa muros han disminuido su calidad con cada entrega en ciertos aspectos, con dos excepciones (SM2 y TASM), Spider-Man fue genial, aunque superada por su secuela, pero de cierta forma decayó en Spider-Man 3, a su vez el reboot logro retomar la calidad de la primer entrega, aunque odiada por muchos por ser el reemplazo de la franquicia anterior y de Tobey, la secuela del reboot por su parte fue excesivamente acelerada y tuvo cortes que obviamente la perjudicaron sin embargo dieron un enfoque a algo que los fans esperaban, “Sinister Six”, posteriormente su aparición en CW lucia prometedora hasta que se lanzo HC y se lograba ver por donde querían llevar al arácnido (Convertirlo en un icono políticamente correcto, alejado de su base original para influir un nuevo publico infantil-adolescente, con propósito de hacerlo similar al héroe mas exitoso del MCU en ese momento, Iron Man) sin embargo esta como su secuela retoma muchos tramas cliché o repetitivas utilizadas en las películas del mismo genero e incluso de su propio estudio.

  6. A mi me a parecido maravillosa, todo bien, claro es mi gusto personal, hay que ir olvidando lo anteriormente hecho, este es el nuevo Spiderman, al igual que muchos de los otros personajes han cambiado también spidey, este es el Spiderman del MCU no el de los cómics y a mi me encanta.

  7. A mi me parecio una peli algo floja. 5/10.
    Marvel vuelve a repetir criterios de historia y desarrollo ya muchas veces utilizado. No se arriesga en nada, no muestra nada nuevo. Por ejemplo, el argumento del villano de turno, vuelve a ser exactamente lo mismo que los que tuvieron los villanos de IronMan II y III.
    Los secundarios que acompañan a Peter son triviales, infantiles un varios puntos y realmente llega un punto en que cansan.
    La evolución de Peter aquí, luego de lo vivido en Endgame parece ir un paso para atras. retrocede.
    Para mi, es una peli para verla una vez y listo, una más del montón, pero por ser la que cierra la face 3 es floja y carece de ambición .

  8. Me ha parecido una buena película y ya. Le doy un 7.5 o quizá 8
    Desde spiderman 2 hacia falta ver escenas de acción con spiderman que verdaderamente impresionaran, cosa que mejoro el director…. Pero y aún con lo que me gustó la película, me parece una reverenda tontería (por no decir algo más grave) casi todas las decisiones creativas que han tomado con el personaje.
    No solo lo han deconstruido a tal punto que aquellas palabras en CW que verdaderamente eran maduras, pasen a solo ser parloteo. Peter no tiene ningún sentido de responsabilidad hasta el clímax de la película; cosa que se valdría si fuese una película de orígenes, pero no es así.
    El mostrar más escenas de los disque amigos de Parker no hace que estos tengan un mejor desarrollo, son simples personajes de relleno que no aportan nada relevante al personaje, ni siquiera se les explora a fondo. Con razón Sam Raimi se limitó a MJ, Peter y Harry porque de qué sirve tener a un montón de tontos si no los vas a utilizar…
    Ese est*pido afán de ser diferentes a las anteriores películas los han hecho cambiar cosas absurdas que no eran necesarias, por ejemplo algo tan simple como el sentido arácnido a esa cosa (en el doblaje queda peor), pero lo que me sorprende ese doble rasero hipócrita que tienen los “fans”, que despreciaron cada cambio en la saga de los Fox-men pero en este caso hasta se inventan excusas para defender lo indefendible. Ya ni hablo de los villanos tanto de esta como de la anterior, buenos, por sus escenas de acción y alguna que otra escenilla pero sin un verdadero transfondo ni verdadero motivante para ser malos.
    Yo de verdad pensé que con la llegada de spiderman al MCU las cosas serían mucho mejores… Y la verdad, no lo veo así.
    Bien por Marvel studios por hacer otra buena película, mal por ellos por tener hacer al personaje así.

  9. Yo es que la verdad no leo las opiniones de otros usuarios, las respeto por que cada uno tiene su opinión evidentemente. Dicho esto, la verdad disfrute mucho la película y la manera de introducir a Misterio. Sin nada mas que añadir, cumple como todas las películas de MCU. PD: Yo vi las anteriores entregas previas al MCU y la verdad…no las cambio por estas, han quedado en el olvido.

  10. La peli es una MEGA BASURA. Así de fácil y sencillo.
    MARVEL está destruyendo a SM. SM no es el “Robin” de IM, ni mucho menos su sucesor. SM es mas grande que eso, es el mejor superhéroe después de BATMAN y SUPERMAN.
    Remplazar al tío Ben por Stark es una blasfemia de las grandes y la TÍA MAY obligándolo a arriesgar su vida… ¿cuándo pasó eso?
    Las pelis de Web son joyas a lado de estas 2 porquerías del UCM, ya ni decir las de Raimi que con los años serán de culto (hasta la 3).
    Entiendo que está generación haya crecido con el SM “bufoncito”, fastidioso y muy imbécil, por las caricaturas, pero esto es un despropósito total. YA NO EXISTE EL PERSONAJE DE DITKO, LEE Y ROMITA SR.
    Una capítulo de Disney Channel con bromas de pastelazo a todas horas, con secundarios ridículos que nada aportan, y un villano tan mediocre que hasta el mismo actor tiene pereza de interpretar, y se le nota.
    ODIO IM3 y está es una calca, donde SM solo sale los últimos 15 minutos de toda la peli.
    PETER PARKER ha desaparecido por completo y ha sido secuestrado por un ya fastidioso Tom Holland que ha perdido mi respeto por humillarse de está forma, que le va a costar su carrera.
    En fin, miedo me da lo que le van a hacer a los próximos villanos, sobre todo a los Osborn.
    Ojalá que SONY nunca le regrese lo derechos a MARVEL.

  11. La mejor pelicula de Spiderman si conseguimos ponerla en contexto. Un pibe de solo 16 años puede tener la misma seriedad y sentido de la responsabilidad que alguien de 20 y pico/30? Vamos gente, está en la secundaria todavia, parece que quieren que sea el tragico lloron de la saga Raimi o el atormentado de TASM. Pensemos que buscan un planteo a lo Harry Potter, donde el publico vaya creciendo junto a Peter, donde vean como el sentido de responsabilidad de a poco va superando a las ganas de jugar a ser heroe (homecoming) o al querer escapar de ello para vivir la vida de un chico de su edad (FFH). Ya vamos a tener tiempo de verlo como un Peter maduro, disfrutemos de esta etapa del personaje mientras dure…
    En cuanto al resto de la película me parecio un excelente Mysterio, el cual creo que conecto mas con el publico que el Buitre de la anterior entrega, sin contar todo el apartado visual y su ultimo as bajo la manga.
    Obviamente me gustaria mas desarrollo de algunos secundarios como la Tia May, pero como decia mas arriba ya vamos a tener tiempp de ver cómo cambia la dinamica con Peter a partir de que empiece a volver hecho un saco de golpes mas seguido a su casa.
    Excelente en lo visual, te deja con mas ganas de una secuela que otra cosa desde el momento en que pones un pie fuera de la sala

Dejar un comentario