ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Marvel Young Adults. Campeones 1: El mundo todavía necesita héroes

1

Portada del cómic Marvel Young Adults. Campeones 1 de Panini Comics (octubre 2020)

Edición original: Champions vol.2 1-12
Fecha de salida: 15/10/2020
Guion: Mark Waid
Dibujo: Humberto Ramos
Formato: Tomo en pasta blanda, 288 pp
Precio: 9,95  €

Dentro de la línea de Panini Cómics orientada al target de los jóvenes adultos, la editorial ha publicado un interesante recopilatorio dedicado a los Campeones, esa alineación formada por el grupo de superhéroes adolescentes que reconozco no me extrañaría ver adaptada de alguna forma en el cine o la televisión en los próximos años. Estamos hablando del tomo “Marvel Young Adults. Campeones 1: El mundo todavía necesita héroes”, que recopila los 12 primeros números de Champions vol. 2 de Mark Waid publicados en 2016 y 2017. Estamos hablando de casi la mitad de la serie, que abarcó hasta finales de 2018 con su número 27.

Publicado en un formato tomo de tapa blanda, estamos ante una edición muy económica que precisamente se adapta al público objetivo de esta colección, todo ese público enmarcado en la franja adolescente que puede conectar perfectamente con las historias que aquí se nos cuenta. Lejos de los Vengadores, que son héroes más maduros y adultos, esta serie se centra en los héroes: Kamala Khan/Ms. Marvel, Nova/Sam Alexander, Amadeus Cho/Hulk, Viv Visión, Miles Morales/Spider-Man y Cíclope. Un hornada de héroes muy moda en estos años.

Interior del cómic Champions vol. 2, etapa de Mark Waid y Humberto Ramos (2016-2018)

El punto de partida lo pone una Kamala Khan que ha decidido alejarse de las acciones de los Vengadores después de ver lo que ella considera como una falta de compromiso y responsabilidad por parte de estos. Es la idea de que un superhéroe debería ser algo más que simplemente quien llega para acabar con el villano sin importar lo que sus actos provoque en la ciudadanía lo provoca un punto de inflexión en la inhumana. Kamala decide así separar sus lazos con el grupo vengador, pero su sentido de la responsabilidad es demasiado grande como para seguir de brazos cruzados mientras el mal sigue ahí fuera. Por eso mismo, decide acudir a Miles y Sam, quienes previamente se habían alejado de los Vengadores, para empezar acciones de superhéroes en común. Comienzan así una andadura que les llevarán a unir fuerzas con otros jóvenes héroes, y sobre todo, a empezar a tener una imagen pública como un nuevo grupo de superhéroes que está ahí fuera para ayudar a la ciudadanía. Un camino no exento de problemas y por el que se toparán con diferentes personajes, tanto héroes como villanos.

Estamos ante una serie de cómics que se siente muy viva y fresca. El hecho de que se haya publicado hace cuestión de pocos años le permite sentirse de actualidad. Es más, muy en línea con el público al que va dirigida, incorpora elementos relacionados con el móvil y las redes sociales, lo que a su vez sirve como elemento para romper la dinámica narrativa.

Esta es una serie que creo que hace diana en su objetivo. Tiene claro a qué público quiere llegar y lo consigue con una serie de historias interesantes. No es necesario saber absolutamente nada sobre estos héroes antes de embarcarnos en la lectura. Evidentemente, si conocemos de antemano a estos héroes mejor, pues el cómic no se preocupa tanto de contarnos su bagaje e historia de origen, pero sí al menos nos cuenta cuáles son los poderes de cada uno. Además, rápidamente descubriremos “de qué pie cojea” cada uno, es decir, vamos a conocer sus personalidades a los pocos números, por lo que podemos simpatizar con ellos y vernos reflejados.

Interior del cómic Champions vol. 2, etapa de Mark Waid y Humberto Ramos (2016-2018)

Evidentemente, al hablar de sentirnos reflejados hay que entender que los protagonistas son adolescentes, por tanto, no es un cómic que precisamente vaya a contar historias que sintamos de primera mano si dejamos la adolescencia atrás hace años. No obstante, es fácil ponerse en la situación de estos héroes y sentirlas como historias propias. Sentimientos como el amor, la rabia, la energía y afán de la juventud o la inexperiencia, son algunos de los puntos que se tocan a lo largo de esta serie que mantiene un ritmo feroz que engancha. Pese a todo es inevitable sentir cierto componente cliché en la serie. Dentro de que tiene algún giro sorpresa, y procura contar historias con cierta complejidad, flojea para mi gusto a nivel de diálogos, que sí que resultan demasiado simples, aunque igualmente entretenidos.

De hecho, el componente juvenil/adolescente se nota más a nivel de diálogos y de reacciones de los héroes que a nivel de trama, dónde las noto más adultas. De ahí, que esta serie se mueva en esa línea de jóvenes adultos con historias que perfectamente podrían encajar en una temática más adulta pero protagonizadas por jóvenes. Quizás por eso me ha conseguido atrapar.

La labor en las viñetas del artista Humberto Ramos, quién ha trabajado en Spider-Man y en Runaways, aporta mucho para que este cómic se sienta tan dinámico. Reconozco que según qué composiciones, me resulta un tanto complicado el dibujo de Ramos. A veces hace unas construcciones y estructuras de narrativa visual poco claras, incluso hay viñetas en las que hay que prestar excesiva atención para realmente enterarnos qué nos quiere contar. Una composición más simple creo que aportaría mucho. Afortunadamente es una adversidad menor que solo ocurre de manera puntual, por lo que en términos generales se disfruta mucho. Además, siempre he sido muy ante de su diseño de los personajes, con Miles Morales en particular pero también con el resto de héroes. Es un artista que le va como anillo al dedo para esta serie.

Concluyendo, un gran título que ofrece una variedad de protagonistas (tenemos ex-vengadores, una inhumana, un mutante…) que dan pie a interesantes dinámicas cargadas de idealismo y diversión, para contar historias adultas aunque a veces forzadas —p.e. las motivaciones iniciales resultan atractivas pero metidas con calzador—. Una manera sólida y divertida de contar nuevas relatos con unos personajes diferentes a los Vengadores de siempre.

Interior del cómic Champions vol. 2, etapa de Mark Waid y Humberto Ramos (2016-2018)

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cine] David Harbour avanza la relación entre Natasha y Alexei en Viuda Negra

Entrada anterior

[Eventos] Mangafest pospone su próxima edición hasta 2021

Siguiente entrada

1 comentario

  1. Es una serie que me compré en su día en grapa y la disfruté enormemente. Me encantó el concepto de estos jóvenes superhéroes lidiando con los problemas de verdad del mundo, como por ejemplo la trata de blancas en el mismísimo primer capítulo, en vez de perderse en batallas interminables contra los supervillanos de turno, tal y como les pasa a sus contrapartidas adultas.

    Gente que tiene poder ayudando a gente que no lo tiene. Es increíble que un concepto tan básico llegue a ser tan rompedor en el mundo de los comics.

Dejar un comentario