ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

100% Marvel. Contienda de Campeones: Los combates clásicos

2

Portada del cómic español 00% Marvel. Contienda de Campeones: Los combates clásicos

Edición original: Contest Of Champions 1-3 y Contest Of Champions II 1-5 USA
Fecha de salida: julio de 2016
Guión: Bill Mantlo y Chris Claremont
Dibujo: John Romita Jr., Óscar Jiménez y Michael Ryan
Formato: Libro con solapas, 216 páginas
Precio: 19,95 €

Los cómics Secret Wars de 1984-5 están considerados por muchos como el primer gran crossover de Marvel, donde varios superhéroes coincidieron en las mismas páginas para enfrentarse en una gran batalla. Sin embargo, lo cierto es que pocos años antes ya hubo otro gran evento, aunque para este que aquí nos trae únicamente participaron superhéroes.

El evento en cuestión se llamó Contienda de Campeones (Contest of Champions), publicado originariamente en 1982, aunque realmente la idea era hacerlo coincidir con los Juegos Olímpicos de 1980. Un evento que enfrentaría a superhéroes diviéndolos en dos grandes grupos, para enfrentar uno con otros.

Este evento sentó la bases para otro evento homónimo a finales de la década de los 90, para posteriormente, en 2014, dar pie al lanzamiento de un juego free-to-play para móviles. La idea se ha vuelto a retomar recientemente con una nueva serie de cómics, que se reeditarán el próximo septiembre por Panini.

Panini recopila los dos eventos, Contest of Champions vol.1Contest of Champions vol. 2 en el tomo 100% Marvel. Contienda de Campeones que aquí reseñamos. Una recopilación genial del evento de 1982 y de 1990, plagado de extras.

Contest of Champions, la contienda original de 1982

Bill Mantlo, Mark Gruenwald y Steven Grant realizaron el argumento de un evento que no buscaba más que aprovechar el tirón de las Olimpiadas. Un planteamiento con cualquier excusa para juntar a los superhéroes y ver que tal resultaban las cosas. La razón del enfrentamiento sería responder ante los deseos de fuerzas superiores a las de los propios superhéroes, capaces de transportarlos a todos a cualquier lugar del Universo y poner en riesgo la vida misma de toda la raza humana. Eso es casi ya lo habitual en todo evento de Marvel de hoy en día, pero hablamos de 1982, cuando aún no se había realizado nada parecido. El patrón como vemos, guarda semejanza con el original de Secret Wars. Una entidad superior a todos transporta a los superhéroes alejándolos del planeta Tierra, para posteriormente explicarles en qué consiste el juego.

El Gran Maestro y alguien con identidad desconocida son los que planean este juego, llevándose a todos los superhéroes del mundo hasta un lugar apartado del Universo, para poder participar en la apuesta que estos dos entes han apostado. El inmortal busca revivir a su hermano asesinado El Coleccionista, a lo cual accederá esa identidad desconocida en caso de que pierda. Por su parte, si ella gana, alargará la vida de nuestro sol un millón de años más. La oposición de los superhéroes a participar se pagará dejando a la Tierra en animación suspendida para toda la eternidad.

De este modo, cada entidad formará su propio grupo de doce superhéroes entre la totalidad de superhéroes que allí han reunido -dejando la gran incógnita de por qué llevar a todos los superhéroes fuera de la Tierra-. Estos se subdividirán en cuatro grupos de tres integrantes para buscar las cuatro partes de un orbe único, todo antes de que lo haga el otro bando. Un reparto de superhéroes y de subgrupos completamente aleatorio, a voluntad en teoría de estas dos grandes entidades.

Interior del cómic estadounidense Contest of Champions #1, arte por John Romita Jr.

Esta selección únicamente de 24 superhéroes en total está muy inspirada en la idea de los Juegos Olímpicos, pues analizando el listado de superhéroes escogidos, buena parte de ellos son representantes de diferentes países. No obstante, como es lógico, se recurre también a superhéroes de primera plana para un mayor bombo comercial y atraer lectores, pero estos únicamente llenan la mitad del total de 24, quedándose fuera otros grandes superhéroes como Spider-Man, Thor, Hulk, Doctor Extraño… para colocar en su lugar a otros con menos tirón y atendiendo a esa idea internacional.

Entre los superhéroes de primera línea tenemos a Capitán América, Iron Man, Fuego Solar, DareDevil, Chica Invisible, Puño de Hierro, Hulka, Lobezno -quien aquí aún no es conocido por muchos otros superhéroes-, La Cosa, Ángel, Tormenta y Pantera Negra.

Menos conocidos o incluso prácticamente desconocidos por buena parte de los lectores: Vanguard de Rusia, Talismán de Austraila, Estrella Oscura, Sabra de Israel, Caballero Árabe de Arabia Saudí, Capitán Britania de Gran Bretaña, Trébol de Irlanda, Defensor de Brasil, Halcón Peregrino de Francia, Hombre Colectivo de China, Sasquatch de Canadá y Guerra Relámpago de Alemania.

La realidad de estar ante el primer cruce de superhéroes y a principios de los años 80 es más que palpable. Únicamente se le dedicaron tres números al evento -y eso que originariamente iba a ser solo uno-. Números escasos en comparación a los eventos de hoy en día, con múltiples números propios del evento y numerosos tie-in. Poco espacio hay para un buen desarrollo de personajes y de las dinámicas. Tanto es así que Marvel recurre a la impulsividad, arrogancia y/o orgullo de los superhéroes para hacer que estos prefieran ir por libre a buscar esas partes del objeto, en lugar de trabajar en equipo. Los combates individuales entre superhéroes son el principal, y casi único, atractivo de la historia, algunos más atractivos como el de Lobezno contra Pantera Negra, y otros menos como el de Capitán América y Defensor.

Interior del cómic estadounidense Contest of Champions #2, arte por John Romita Jr.

Es un evento que hay que leer y tener más como fan de Marvel que por su calidad, que se ve reducida por la simplicidad de la trama. En comparación con muchos de los eventos que hemos tenido, esta Contienda de Campeones original se queda a vasta distancia, que no por ello significa que tenga poca calidad. Pese a su planteamiento sencillo, engancha en la lectura, lo que junto al arte de John Romita Jr., con ese estilo clásico que tenía en sus orígenes, lo convierte en unos cómics a tener sí o sí.

Por desgracia debemos señalar un pequeño punto negativo de este recopilatorio de panini. En la conclusión del evento, se cometió un error del que no se dieron cuenta hasta una vez ya publicado. Había que rematar el evento, lo cual se hizo en los cómics The Avengers West Coast Annual #2 y The Avengers Annual #16, dos cómics que se quedan fueran del tomo. Tenemos el placebo de un texto que nos resume lo que allí ocurre, pero nos quedamos con las ganas de leerlos, pese a que tampoco son especialmente destacados.

El evento en general fue un absoluto éxito, lo que sirvió no solo en parte de inspiración para Secret Wars -aunque hay quien discrepa con esta afirmación-, si no que provocó otra Contienda de Campeones 17 años más tarde.

Contest of Champions, la continuación de 1999

Chris Claremont realiza el argumento de estos cómics con un inicio que recuerda al evento original. Los superhéroes son trasladados a otro sitios apartado de la Tierra, sin embargo el planteamiento pronto empieza a separarse de la original.

En esta ocasión, desconocemos qué superhéroes han sido escogidos, dónde están, quién está detrás de esta nueva competición o qué está en juego. Dicho de otra forma, se juega mucho más con el misterio, pues se salvan de mantener la identidad de la gran mente detrás de todo este contexto, y cuál es su perverso objetivo. Igualmente, en esta ocasión tenemos como diferencia a Iron Man, quien se sitúa como principal protagonista de la aventura para resolver el misterio.

Lejos de mejorar los errores del evento original, este nuevo empeora. El evento se ha simplificado mucho más. Los combates son aún más individuales que en el original, y unido a que veremos algunos enfrentamientos bastante desnivelados, los superhéroes carecen de motivación alguna. En el evento original se les daba una razón para luchar, aquí carecen de personalidad, explicado a nivel de historia por unos nanites que los inhiben. Por tanto, tenemos unos personajes con el aspecto de nuestros superhéroes pero en muchos casos, sin tener nada más de ellos.

Interior del cómic estadounidense Contest of Champions vol. 2 #1, arte por Óscar Jiménez

Entre los combates tenemos de todo un poco, algunos atractivos y otros más tontos, como: Hulk contra Mr. Fantástico, la Antorcha Humana contra Hulka, Thor contra Tormenta, Pantera Negra contra Capitán América, DareDevil contra Deadpool…

Ante este sencillo planteamiento, unido a un ritmo bastante lento, hace que el mayor número de cómics que tiene en esta ocasión el evento, cinco números frente a los tres del original, juegue en su contra.

Los dibujos de Óscar Jiménez, quien en dos últimos números es sustituido por Michael Ryan por incumplimiento de plazos, cumplen su función. Ambos artistas tienen un estilo muy similar, nada soberbio por ninguno de los dos, pero más que correctos. Tan solo podemos señalar algún error de proporción en alguna viñeta por parte de Ryan.

Dicho de otra forma, esta secuela no le hace honor al evento, pierde calidad respecto a la primera parte, tanto a nivel de trama como de ritmo.

Nada criticable a la edición hecha por Panini, a excepción de esos dos Annuals dejados fuera. Algo que suple con los maravillosos contenidos extras, que incluyen ese listado completo de superhéroes que publicó la propia Marvel allá por los años de la primera Contienda de Campeones, donde se recogían por primera vez todos los superhéroes vivos en el momento de la publicación.

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción

Otras entradas

[Series] Wendy Mericle habla de la quinta temporada de Arrow: posibles regresos, vuelta a las raíces y nuevos personajes

Entrada anterior

[Cine] Escuadrón Suicida mantiene el primer puesto y alcanza los 465 millones en la taquilla global

Siguiente entrada

2 comments

  1. Disculpa, Álvaro, una pregunta. Dices que Spidey no llega a participar del evento pero lo veo ahí en una las imágenes, ¿a qué se debe eso?

  2. Que pena que Quicksilver no participara…

Dejar un comentario