ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics y libros

100% Marvel. Marca Estelar y Máscara Nocturna: Los hijos de la eternidad (van a la universidad)

0
Imagen portada del cómic español 100% Marvel. Marca Estelar y Máscara Nocturna

Edición original: Starbrand & Nightmask 1-6 USA
Fecha de salida: Diciembre de 2016
Guión: Greg Weisman
Dibujo: Domo Stanton
Formato: Libro con solapas. 152 páginas
Precio: 14,00 €

Este diciembre, llegó a España otro de esos intentos de Marvel Cómics de dedicarle una colección a algún personaje secundario o que hasta el momento no había una serie propia en condiciones, como fue el caso que ayer veíamos de la Bruja Escarlata.

En esta ocasión, se trata de la colección dedicada a Marca Estelar y Máscara Nocturna (Starbrand & Nightmask) en forma de tomo 100% Marvel, lanzada en Estados Unidos en febrero de 2016. A diferencia del caso de la mutante, esta serie ha tenido menor suerte, y se acabó con su sexto número lanzado en julio.

Suscríbete a Disney+

Detrás de esta serie se encuentra Greg Weisman, conocido principalmente por su labor como productor de proyectos de animación como la mítica serie de animación “Gárgolas” (Gargoyles) -de la que fue cocreador-, así como de “Young Justice”, “Star Wars Rebels” o “The Spectacular Spider-Man”. En el campo de los cómics, su labor suele ser en cómics que expanden el universo de series de animación, destacando principalmente Star Wars: Kanan.

Los protagonista de esta historia son dos personajes que nacieron en 2013, al menos la versiones protagonistas de este tomo, durante el Evento Blanco que tanto desconcertó a muchos, de Jonathan Hickman.

Rebajas
LEGO 76174 Super Heroes Marvel Spider-Man vs. Mysterio y Spider-Gwen vs. Octopus
214 Opiniones
LEGO 76174 Super Heroes Marvel Spider-Man vs. Mysterio y Spider-Gwen vs. Octopus
Recrea una épica batalla de Spider-Man y Spider-Gwen contra los villanos Mysterio y Doctor Octopus. Incluye un camión de Spider-Man que puede lanzar lanzarredes.

En este tomo, Weisman intenta profundizar en estos dos personajes pero como ya augura la portada de Yasmine Putri, va a un tono muy diferente al que le dio Hickman. Un tono más coloquial y más enfocado a un lector más juvenil y nuevo.

Marca Estelar y Máscara Nocturna son dos elementos inseparables, pues Máscara Nocturna ejerce las veces de “mentor” de Marca Estelar. Un joven Kevin Connors que ha recibido un poder que para él es casi una maldición. Demasiado poder en un chico que no sabe las responsabilidades del mismo.

En su intento de que Kevin se integre y conozca a los humanos que está destinado a proteger, Máscara Nocturna matricula a ambos en la Universidad Empire State, lo que supone un duro golpe para Kevin pues estaba en su universidad cuando recibió su poder y provocó una explosión que acabó con toda la facultad.

Este nuevo entorno no supone que los protagonistas deben olvidarse de lo que son. Ellos son los defensores del planeta Tierra. Su misión es detener a todas aquellas amenazas que haya sobre la humanidad, y en este caso, hablamos de entidades cósmicas.

Al darle un entorno universitario a la historia, están claras las intenciones de la editorial de llegar a un nuevo público con unos personajes relativamente desconocidos para el groso del público.

Interior del cómic Starbrand & Nightmask #2,arte por Domo Stanton

Pese a un ritmo narrativo acertado, con gran acierto al usar a Máscara Nocturna como narrador, desgraciadamente la trama argumental resulta cuanto menos desconcertante. Tan pronto estamos viviendo situaciones triviales puramente universitarias, como estar de fiesta, ir al gimnasio, como que se está debatiendo el futuro del planeta Tierra.

He de reconocer que fui uno de esos lectores que no llegó a entender por completo el Evento Blanco. Demasiada complejidad con un desarrollo aún más engorroso para mi gusto. Y aunque no ni es de cerca una continuación de aquello, estos cómics beben mucho de lo que aquí se contó, lo cual no me trae demasiados buenos recuerdos.

El argumento se centra muchísimo en la figura de Marca Estelar como guardián de un planeta, y la aparición de diferentes Marcas Estelares.

Interior del cómic Starbrand & Nightmask #6,arte por Domo StantonEn pocos números es difícil presentarnos a los personajes, contarnos qué implica ser Marca Estela y Máscara Nocturna, y además contarnos una historia. La trama y su profundidad son difíciles de entender para un lector nobel. La historia tiene excesivo alcance para contarlo en tan pocos números y sin querer profundizar en demasía. El resultado es una lectura que llega a abarcar más de lo que debería, pero que curiosamente sirve para pasar el rato.

La cancelación de la serie tras seis números no ayuda a que nos metamos en esta lectura con demasiadas miras, más que como un breve entretenimiento para una tarde de fin de semana.

A nivel de personajes, Weisman hace un trabajo simplemente correcto. Ambos protagonista quedan demasiado planos, y a lo largo de los seis números se caen en clichés, lo que provoca que sea un cómic previsible en lo que a emociones y relaciones entre personajes se refiere. Simpatizamos con nuestros dos protagonistas, pero no se les llega a dar una identidad única que los describa.

Los dibujos de Domo Stanton con color de Jordan Boyd y Rachelle Rosenberg contribuyen a ese toque universitario, juvenil e inocente. Los diseños de los personajes -tal vez un aire excesivamente aniñado de los personajes- son elegantes, con cierto estilo caricaturesco, y cumplen su función. Sin embargo no se va mucho más allá de eso. El dibujo carece de capacidad de narración o de transmitir cierta emoción o tensión en los momentos de lucha.

En definitiva, un cómic que se queda en un nivel medio. Falla en su tarea narrativa, y queda relegado a un cómic entretenido sin demasiadas aspiraciones. Un lo que pudo haber sido pero no fue.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, reviews, unboxing y mucho más en vídeo

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

comentarios

Dejar un comentario