ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

100% Marvel. Soldado de Invierno 1

0

Portada del cómic español 100% Marvel. Soldado de Invierno 1

Edición original: Winter Soldier 1-9
Fecha de salida: Enero de 2013
Guión: Ed Brubaker
Dibujo: Butch Guice y Michael Lark
Formato: Libro con solapas, 200 páginas
Precio: 15,00 €

Echamos la mirada atrás en nuestro análisis de las novedades de Panini para retrotraernos hasta un cómic que se lanzó el pasado mes de enero, antes de que comenzásemos con nuestras reseñas. Se trata del cómic titulado “100% Marvel. Soldado de Invierno 1” y que coloca al personaje de Soldado de Invierno como protagonista. El motivo de recuperar este cómic viene dado tanto porque el mes que viene saldrá a la luz su continuación, como por el hecho de que es una serie más que recomendable, pese al destino que ha acabado teniendo.

Es cierto que las ventas de la colección no han sido las que muchos esperaban, una expectativas con un alto listón dada la genial etapa que dejó Ed Brubaker en el Capitán América y teniendo en cuenta precisamente aquí se centran en el personaje que él mismo creó y que consiguió crear una de las mejores historias del Capitán América en los últimos tiempos, como es el Soldado de Invierno. Tan bajos fueron los resultados que incluso Brubaker optó por abandonar la serie tras el #14 pese a que Marvel le ofreció continuar tras un repunte de las ventas, llegando el final de la colección este pasado mes de agosto con el número 19. Un final cuyos motivos son desconocidos ya que las ventas, dentro de que no lo situaban como una de las más rentables, sí que se estaba vendiendo mejor que otras.

En definitiva, tenemos una serie de 19 números, los primeros 14 escritos por Brubaker y los 5 últimos por Jason Latour, optando Panini por recopilarla en dos tomos Colección 100%, el primero con nueve números y el siguiente con los diez siguientes.

Estamos ante uno de esos cómics más alejados de la idea de superhéroes, ni tan siquiera llega a aparecer ninguno, y que incluso se alejan del resto de acontecimientos que suceden en el resto de colecciones, aunque la historia está situada dentro de ella (se sitúa justo después de tener que abandonar la identidad del Capitán América, tras asumirla tras la muerte de Steve Rogers tras los eventos de Civil War, más precisamente tras lo que se cuenta en los epílogos de Fear Itself / Miedo Encarnado). Esto posibilita que un lector que sepa lo básico del personaje, al menos de donde “salió”, pueda meterse en esta colección sin temor alguno de que se le vaya a escapar detalle alguno, ya que Brubaker se cuida mucho de contarnos lo más importante cuando es necesario, unido a que tenemos un resumen de lo principal en el texto de introducción de Raimon Fonseca.

Tras las lecturas de las primeras páginas rápidamente podemos ver las semejanzas de esta serie con otra que se está publicando en la actualidad, la de Vengadores Oscuros. Ambos son títulos que involucran a S.H.I.E.L.D. en buena medida, sin que esta sea la gran protagonista, y que tiene un alto toque de espionaje. La diferencia es que aquí hablamos principalmente de tres personajes: Soldado de Invierno, Viuda Negra y el agente de S.H.I.E.L.D. que sirve de contacto y para dar las órdenes, Jasper Sitwell. Así tenemos a estos dos conocidos personajes bajo las órdenes de la organización dedicada a la protección de la paz mundial, actuando en misiones tácticas, al más puro estilo espía aunque no significando ello que haya que operar con pleno sigilo.

Interior del cómic estadounidense Winter Soldier #2, dibujo por Butch GuiceEn los nueve números que se recopilan en este tomo encontramos dos historias: ‘El invierno más largo’ y ‘Flecha Rota’ (no llega a concluir en este tomo), y aunque se puede marcar la línea de separación entre ambas, guardan un profundo vínculo, están directamente entrelazadas, ya que no podemos leer la segunda sin leer primera y que no nos perdamos ciertos detalles de interés. He de reconocer que esa primera historia, y sobre todo en los primeros números, es cuando menos me consiguió sorprender Brubaker. Más o menos me iba encontrando con los elementos ya esperaba conociendo algunos trabajos previos de Brubaker y el estilo de la colección, lo que no implica esto que no estemos ante una buena historia. Mi poco interés venía más por la trama, elaborada, con un más que perfecto entramado, pero que personalmente no conseguía engatusarme por completo. Sin embargo, llegué al sexto número, momento en el que comienza la segunda de las historias, y fue aquí donde, a los elementos que teníamos antes y tanto me gustan, me ofreció una historia que realmente me encandiló. No voy a dar detalle alguno, más que son historia de espías (como ya podéis imaginar) y que además gozan de ese toque extraño que suele tener Brubaker en sus cómics.

A la vista de estos primeros 9 números, no termino de comprender del todo la decisión de Marvel por cancelar la serie (antes de darle la segunda oportunidad), y es que es lógico pensar que al no estar ante uno de los personajes fuertes de la editorial tampoco vamos a estar ante un rotundo éxito en ventas, pero estamos un gran trabajo de Brubaker. Sí, hay que admitir que no está al nivel del Capitán América, pero también porque hablamos de un personaje que no tiene la trayectoria del Centinela de la Libertad. Quiero pensar que el trabajo de Jason Latour y que analizaremos el mes que viene sí ha tenido una bajada del nivel de calidad, o bien que Marvel tiene mayores planes para el personaje en función de cómo sea la acogida de la versión cinematográfica que veamos el año que viene.

Brubaker nos ofrece conocer con más detalle a ese Soldado de Invierno que conocimos en las páginas del Capitán América, solo que ahora lo vemos algo más seguro de sí mismo (sobre todo por los acontecimientos que ha vivido), a la vez que nos ofrece algo aún más importante, y que es colocar a la Viuda Negra en el centro de la historia. El escritor consigue magistralmente darle una mayor profundidad a la espía rusa al entremezclar su camino con el Soldado de Invierno (algo de lo que quien sabe a lo mejor beben para la película “Capitán América: El Soldado de Invierno”), dándole una nueva perspectiva al personaje, que sirve perfectamente de renovación a la misma.

Para este cómic, Brubaker ha contado con la colaboración de dos dibujantes. Para los primeros cinco números ha tenido a Butch Guice (con quien ya trabajo en los números de Capitán América: Renacimiento / Captain America: Reborn) y para los siguientes a Michael Lark (de reducidas participaciones con Marvel Cómics). Ninguno de ellos es Steve Epting, con quien realizó los cómics en los que nació Soldado de Invierno, pero sí que tenemos unos dibujos más que sobresalientes. Ambos le dan un toque bastante realista, ayuda además que el color siempre sea de mano de Bettie Breitweiser, recurriendo en buena medida a las sombras y a los trazos borrosos para el dibujo, algo que en otras colecciones criticaría pero que para esta encaja a la perfección con el propio toque oscuro que tiene la colección.

Como ya se puede deducir tras leer toda la reseña, estoy más que encantando con la colección. Recomendable para todos aquellos que les guste la temática de los espían y quieran leer algo diferente a los superhéroes, aunque teniendo en mente que estamos en el Universo Marvel. Todo además en un tomo recopilatorio de Marvel, que hay que decir que carece de extras al final, más allá de portadas alternativas.

Interior del cómic estadounidense Winter Soldier #6, dibujo por Michael Lark

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cómics] Marvel revela un personaje central de Infinity en un videojuego

Entrada anterior

[Videojuegos] La cuarta portada homenaje de Scribblenauts Unmasked: A DC Comics nos devuelve a la Crisis original

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario