ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

100% Marvel. Soldado de Invierno 2

1

Portada del cómic español 100% Marvel. Soldado de Invierno 2

Edición original: Winter Soldier 10-19
Fecha de salida: Octubre de 2013
Guión: Ed Brubaker y Jason Latour
Dibujo: Butch Guice y Nic Klein
Formato: Libro con solapas, 224 páginas
Precio: 18,00 €

Uno de los tomos 100% Marvel publicados en octubre por Panini Cómics fue el titulado 100% Marvel. Soldado de Invierno 2, continuación directa de anterior tomo, lanzado en enero y que reseñamos hace poco, donde se recogen los restantes números que nos quedaban para completar la serie Winter Soldier, publicada hasta agosto de 2013 en Estados Unidos cuando se canceló.

Esta serie la comenzó Ed Brubaker, quien precisamente fue el creador de esta revisión moderna del personaje Bucky. Aquél joven que en teoría murió cuando combatía junto al Capitán América en la Segunda Guerra Mundial, fue “resucitado” por Brubaker en los cómics del Centinela de la Libertad para mostrar que este no había tenido el catastrófico final que se había escrito hasta el momento. En su lugar, lo convirtió en una máquina de matar creada por los soviéticos. Un agente durmiente que despertarían para misiones especiales.

Una vez devuelto a la normalidad (como se ve en los cómics del Capi), después incluso de que el propio Bucky asumiese la identidad del Capitán América tras la aparente muerte de este tras el evento Civil War, se optó por darle una colección propia al Soldado de Invierno (la que aquí tenemos), a la par que Brubaker seguía al frente de la serie del Capitán América.

Pese a que el enfoque de Brubaker está lleno de fuerza, con una trama que básicamente te engancha, estando el lector deseoso de saber cómo se soluciona el asunto, las ventas no acompañaron a la serie, por lo que el fin de la serie era más que previsible. No obstante, el anuncio de la secuela cinematográfica de Capitán América, que tiene al Soldado de Invierno como gran protagonista, remontaron ligeramente las ventas de esta serie, por lo que Marvel Cómics optó por darle una segunda oportunidad. Por desgracia, aunque se planteó la continuación de Brubaker, el escritor optó por no continuar con ella. En su lugar, se pasaría el testigo al equipo creado por Jason Latour y Nic Klein. Al final, hablamos de una serie con 19 números. Los 14 primeros creador por Ed Brubaker y Butch Guice y los otros cinco por Latour y Klevin, tras los cuales se acabó cancelando la serie.

Interior del cómic estadounidense Winter Soldier #12, dibujo por Butch GuiceVolviendo a este segundo tomo de Panini, lo que aquí se incluye, es lo que quedaba por publicarse de esta colección en España. El primer tomo recogía los nueve primeros números, por lo que este segundo lo que hace es cerrar el arco argumental creado por Brubaker y recoger cuál fue el enfoque de propuesto tras su salida.

Esos cinco números de Brubaker son una continuación, en lo que a calidad se refiere, de los anteriores números. Es decir, el estilo sigue siendo el mismo, y casi diría que son aún hasta mejores. El primer tomo de Panini lo dejaba en un momento clave, y desde ahí, prácticamente todos los números nos dejan en momento clave, que sirve de enganche para comprar el siguiente número. Brubaker tiene grandes dotes para la narrativa, para conducir la historia. Hace un gran uso de los pensamientos o monólogos de cada personaje como conductores de la historia, permitiéndonos ver cómo cada personaje afronta esos acontecimientos, ya que en estos últimos números sí que tenemos a más superhéroes en juego, ver el punto de vista de todos.

Aunque como digo entran a la palestra otros superhéroes de tirón comercial (unos más que otros), el gran protagonista es siempre el Soldado de Invierno, sobre él gira la historia y los otros quedan relegados completamente a un segundo plano. El punto clave de estos números es la relación que une al Soldado de Invierno y a la Viuda Negra. Ambos fueron agentes en el pasado, entrenaron juntos y guardan un profundo historial de trabajo en equipo en misiones, provocando que se dejase un vínculo que marcaría a ambos de por vida.

Con este vínculo como tema central, Brubaker nos mantiene constante vilo, ofreciéndonos por el camino grandes dosis de acción e intercambios de diálogos maravillosos. Llegaremos a conocer al Soldado de Invierno a fondo, cuáles son sus inquietudes, sus habilidades y sobre todo sus defectos.

Interior del cómic estadounidense Winter Soldier #14, dibujo por Butch Guice

Brubaker realiza estos números junto al dibujante Guice, con quien ya realizó los primeros cinco números de la colección. Guice le da un estilo que le va como anillo al dedo a la colección, no obstante, ese estilo en ocasiones impreciso provoca que determinadas viñetas de un tamaño menor (hablamos a veces de un cuatro de escasos centímetros) sean completamente indistinguibles. No queda muy claro qué estamos viendo, y a veces ni tan siquiera se transmite la importancia de por qué recalcar tanto ese hecho. Como ya dije en la reseña anterior, en manos de otro artista lo mismo hubiese lucido más la serie, pero no se puede decir que estemos ante unos dibujos de calidad dudosa.

Interior del cómic estadounidense Winter Soldier #18, dibujo por Nic KleinEntrando ya en la segunda etapa de la serie, el arco de Latour y Klein hay que admitir que se aprecia una clara caída de la calidad de la historia, o mejor dicho de la intriga. Brubaker es difícil es superarr, e incluso de alcanzar el nivel, y aunque Latour intenta ofrecer algo parecido, con la idea de tener a Soldado de Invierno como un agente especial y seguir profundizando en su pasado, la historia que nos propone es demasiado enrevesada (o tal vez expuesta de manera poco clara), sin olvidar que se aleja aún más de ese realismo que Brubaker generalmente le aporta a sus trabajos.

El atractivo que tenía el enfoque de Brubaker era que se sustentaba sobre dos conocidos personajes del Universo Marvel, como eran Viuda Negra y el Soldado de Invierno. Aunque a este último lo seguimos teniendo, el lugar de ella lo ocupa un personaje creado especialmente para la ocasión, que además es la que realmente la que se acaba haciendo protagonista de todos estos números.

Latour nos ofrece una historia predecible en algunos aspectos, y donde el Soldado de Inviernoya no es el completo centro de atención, lo que considero como un grave error, ya que tampoco es que consiga que simpaticemos con ese otro personaje que añade.

Por la parte de los dibujos de Klein, estamos ante un estilo que recuerda en cierta medida al de Guice, aunque quedándose ligeramente por debajo de aquél. Tal vez la gracia de Klein  es la capacidad que aquí demuestra de ofrecer variedad de dibujos, llegándose a diferenciar diría yo hasta tres estilos diferente, aunque por desgracia ninguno de mi agrado.

Diría que es un tomo completamente recomendable, aunque fuese sólo por la parte de Brubaker, donde estos últimos números, y me repito, me han gustado incluso más que los nueve primeros.

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cine] Tim Miller dirigió el prólogo de Thor: El Mundo Oscuro

Entrada anterior

[Series] Katrina Law será Nyssa al Ghul en Arrow

Siguiente entrada

1 comentario

  1. Lo he leido y su trama es entretenida y de gran gusto, aunque la calidad del dibujo pudo haber mejorado, pero aun asi fascinante 🙂

Dejar un comentario