ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesOtras editorialesReseñas cómics

Arrowsmith

3

Portada de Arrowsmith de Kurt Busiek y Carlos Pacheco

Edición original: Arrowsmith: So Smart in Their Fine Uniforms USA
Fecha de salida: Julio de 2015
Guión: Kurt Busiek
Dibujo: Carlos Pacheco
Formato: Tomo cartoné, 160 páginas
Precio: 16,95 €

Hace más de cien años, en 1914, en nuestra realidad, la humanidad se enfrentó a la Primera Guerra Mundial tal y como la conocemos gracias a los libros de historia. Ríos de tinta han corrido para explicar lo que pasó, sus causas y sus consecuencias, y todavía hoy, igual que la Segunda (porque somos los únicos en tropezar dos veces con la misma piedra), es fuente de inspiración para todo tipo de obras.

El guionista Kurt Busiek y el dibujante Carlos Pacheco se sumaron en 2003 a esa enorme lista de autores que han dado su particular versión de los hechos aportando cambios que difícilmente habremos visto en otra parte. El conflicto tiene lugar en un mundo alternativo en el que la magia y la fantasía son de lo más cotidiano y el mapa político es bastante diferente al que conocemos nosotros.

Estamos en 1915 en los Estados Unidos de Columbia y nuestro protagonista es Fletcher Arrowsmith, un joven con aspiraciones a alistarse en el ejército, para aprender magia y así ir a combatir con los aliados contra los prusianos y el señor oscuro que parece estar detrás de toda la guerra para conseguir más poder, el Emperador Sangriento.

A la mezcla se unen trolls, vampiros, dragones y un sinfín de criaturas mágicas usadas en ambos bandos del conflicto para combatir, al mismo tiempo que los humanos son capaces de dominar las artes mágicas para conjurar hechizos que les permiten incluso volar. Una curiosa combinación de historia ficticia, fantasía y género bélico que no está pensada para todos los públicos.

Página de Arrowsmith de Kurt Busiek y Carlos PachecoEl hecho de jugar con diversos géneros para crear una obra única hace que estemos ante algo precisamente ídem, porque no suele verse algo de estas características en las estanterías de las librerías. Sin embargo, su mayor virtud es también su mayor talón de Aquiles, porque para poder meterte de lleno en la lectura tiene que gustarte la historia, el género bélico y la fantasía. Si alguno de ellos falla, probablemente no disfrutes igual de la obra.

Teniendo esto en cuenta, cabe señalar también que la forma en la que se ha adaptado la Primera Guerra Mundial es algo completamente libre y que la distribución del mapa político hace que no sea trivial encontrar un paralelismo ideal con el mundo real aunque sí que hay claras referencias incluso con los nombres de las alianzas y los países cambiados, cuyas fronteras son prácticamente iguales que las reales. Y por supuesto, nuestro protagonista es un joven de lo que serían los Estados Unidos cuyo ímpetu por hacer lo que cree que es correcto es mucho mayor que su sentido común.

Desde la introducción hasta que Arrowsmith llega al verdadero conflicto nos encontramos con escenas divertidas e interesantes para conocer este otro mundo en el que todo es tan diferente, y en cierto modo tan igual. Sí que es cierto que la magia lo cambia todo, pero tanto los codiciosos como los hombres buenos siguen cortándose con el mismo patrón. Y frente la ilusión, el sentido de la justicia y de hacer las cosas que uno cree correctas, un buen jarrón de agua fría para poner los pies en el suelo, nunca mejor dicho. Las guerras nunca son buenas y en este cómic lo han plasmado con dureza y buenas ideas.

Página de Arrowsmith de Kurt Busiek y Carlos PachecoPero aunque la historia es interesante y explora unas posibilidades nuevas del archiconocido conflicto bélico, la gran baza del cómic es, sin lugar a dudas, el dibujo de Pacheco. Su estilo nos deja unos personajes con buenas proporciones que si bien no llega a ser realista roza con los dedos la perfección por su dinamismo y la vida con la que ha dotado cada escena. Las expresiones de los personajes son diferentes en cada viñeta y con esto se consigue que las emociones se transmitan prácticamente sin necesidad de usar palabras y el vínculo y la complicidad que crea Pacheco entre los personajes y el lector es brillante.

La precisión con la que dibuja todo, incluidos los escenarios interiores y exteriores, es pasmosa, y lo logra sin necesidad de ser cargante con los detalles. Todo parece estar perfectamente medido para encontrar un equilibrio entre precisión y nivel de detalle sin traspasar esa línea que denota el exceso de información y la abrumación consecuente. Además, Pacheco juega con la perspectiva en cada escena como nadie y eso le da una variedad al conjunto que hace que sea imposible aburrirse con el paso de las páginas.

El número de viñetas es superior al de otros cómics, pero lejos de sentir que hay demasiado en ese aspecto se agradece la agilidad que le da a la narrativa debido a la limpieza y rectitud con la que está hecho todo. No se han complicado con florituras en este aspecto y así además compensan el gran nivel de detalle del interior de las viñetas, aligerando el peso de la información que llega a ojos del lector. Sin embargo, muy de vez en cuando rompen el esquema más clásico para sorprender con alguna superposición sutil o un cambio de ritmo que viene dado por la necesidad de transmitir el movimiento de la acción o el dramatismo de la escena. Y como ejemplo ahí está la maravillosa página doble que muestra la crudeza de la guerra a lo lejos, haciendo gala de una sencillez realmente compleja.

Página de Arrowsmith de Kurt Busiek y Carlos PachecoComo complemento a un dibujo maravilloso nos encontramos con un uso magistral de los colores, con una infinidad de tonalidades que recorren sin complejos casi toda la paleta disponible. La elección del color para cada situación solo puede calificarse de inmejorable porque han sabido transmitir magistralmente la calidez o la frialdad de las escenas, la acción y la atmósfera mágica de la historia cumpliendo las expectativas de cada sensación. Los colores siguen estando presentes incluso en las escenas más oscuras y en cualquier caso son muy vivos, lo que acentúa el carácter fantástico y mágico de la obra.

Respecto a la edición, no hay nada que objetar en encuadernación y calidad, aunque sí en el contenido porque alguien que desconozca el francés va a perderse lo que dicen los soldados en unas cuantas páginas y no precisamente pocas. Esto podría haberse solventado igual que en otros cómics en los que simplemente nos marcan que lo que están diciendo los personajes está en otro idioma sin necesidad de plasmarlo tal cual. Dejando a un lado ese detalle, que no supone un problema para los que sí conocemos la lengua del país galo, todo un acierto por parte de ECC.

Dicho todo esto, podemos concluir diciendo que “Arrowsmith” es una gran idea llevada a cabo con inteligencia y mucha originalidad. Esa otra forma de reimaginar la Primera Guerra Mundial metiendo elementos mágicos y fantasiosos de por medio añade un matiz muy interesante al conflicto, que en esencia sigue siendo el mismo y no deja de mostrar la crueldad de una guerra y las consecuencias que tiene para los que participan en ella, que nunca son los gobernantes ni los poderosos. El gran punto negativo es la necesidad de que la combinación de los diferentes géneros interesen lo suficiente al lector como para sentir atracción por la obra.

El apartado artístico es una maravilla que agranda el valor del cómic hasta cotas muy elevadas. Carlos Pacheco hace un trabajo soberbio que denota el gran esfuerzo que hay detrás y lo bien pensado que está todo, de principio a fin.

Si buscáis algo diferente y tenéis en cuenta todo lo comentado, “Arrowsmith” puede ser para vosotros.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, rewview, unboxing y mucho más en vídeo

Javi Garcia

Otras entradas

[Cine] Jon Watts habla de la película de Spider-Man: Deben encajarla, Peter en el instituto y cómics de referencia

Entrada anterior

[NYCC15] [Animación] Batman: The Killing Joke podría tener una calificación R

Siguiente entrada

3 comentarios

  1. Mmmm… Interesante.

  2. Tengo que leer este cómic. Sea en formato físico o virtual cof cof CBR cof cof xD

  3. Me gusta mucho la historia en especial el periodo de las guerras mundiales y la fantasia….nunca imagine que alguien lo combinaria todo eso en una historia y ademas con Kurt Busiek, obligadamente debo leerla.

Dejar un comentario