ArtículosCómicsReseñas cómicsSalvat

Astérix: La hija de Vercingétorix

5

Portada de La hija de Vercingétorix, álbum de Asterix para 2019

Edición original: La Fille de Vercingétorix
Fecha de salida: 24 de octubre
Guion: Jean-Yves Ferri
Dibujo: Didier Conrad
Formato: Cartoné, 48 páginas
Precio: 9,45 €

Este pasado 24 de octubre se lanzó en España el álbum número 38 de las aventuras de Astérix. Un título que llega a nuestro país en cinco ediciones (asturiano, castellano, catalán, euskera y gallego) y un tirada de 5 millones de ejemplares si sumamos todas las ediciones internacionales en las que llegará en este 2019, convirtiéndose en uno de los libros más vendidos en las librerías españolas en estas dos semanas.

Tal y como se anunció este pasado abril, la protagonista de la aventura es Adrenalina, una adolescente hija del conocido Vercingétorix, de ahí que el cómic lleve por título “La hija de Vercingétorix”. Este personaje servirá para abordar dos temáticas que son el centro del título y que los autores tenían claro que querían cubrir en esta aventura. Por un lado, darle su lugar al líder galo, cuya existencia solo se había apuntado en anteriores álbumes, y se hacía para hablar de su derrota ante Julio César. El otro, retomar el tema de los adolescentes galos, y sobre todo de una joven chica, que solo se habían tratado en títulos como “Astérix y los normandos” o en “El regalo del César”.

El título es un canto al movimiento contra el sistema y la tradición, que se hace con paralelismos como repetir los mismos oficios que tus padres, el efecto de hacer siempre las mismas acciones por simple sistema, o los excesos (que podemos ver con el paralelismo de la frase “la poción te hace obeso”). Un tema bastante tratado en la industria colocando a una adolescente como protagonista, y aún más en el mundo real con la sueca activista Greta.

En este álbum, tocaba quedarse en casa en lugar de acudir a otro país. El punto de partida de la historia se presenta rápidamente con la introducción de Adrenalina, como la hija del importante líder galo. Aquí los artistas se toman una pequeña licencia al asociar una hija a este histórico galo. Julio César es conocedor de la existencia de esta niña, con todas las repercusiones que eso implica. Y máxime porque es portadora del torques, el collar que llevó Vercingétorix y que podrá servir como símbolo para la lucha por la libertad de los galos en contra de la invasión romana.

Interior de Astérix: La hija de Vercingétorix

Después de años consiguiendo ocultarla del César finalmente dos jefes arvernos se ven obligados a recurrir a Abraracúrcix y a su aldea para ocultar y proteger a Adrenalina. Un movimiento del que también es conocedor el propio Julio César. Comienza aquí la aventura de Astérix y Obélix como los principales responsables de velar por la seguridad de la joven. La misión de los dos galos se complica no tanto por los planes de los romanos por hacerse con la gala y hacerla una romana, sino por el deseo de Adrenalina de escaparse, como buena adolescente que huye de las represiones de los mayores.

Adrenalina se convierte en la gran protagonista de esta aventura, por delante incluso de Astérix y Obélix, que quedan recluidos a un segundo plano, en especial el aguerrido Astérix con una función casi meramente presencial.

Estamos ante el cuarto álbum de esta nueva era de Astérix con Jean-Yves Ferri y Didier Conrad, y he de reconocer que a título personal es la aventura que menos he disfrutado de todas, sin tener presente que no sale especialmente bien parada en la comparativa con “Astérix y los Normandos”, quizás el título más afín.

Interior de La hija de Vercingétorix

La presentación de este nuevo personaje y lo que se nos podía contar indirectamente de la historia de Vercingétorix suponían dos grandes atractivos para mí en esta aventura. Por ello, y como me ocurre con casi toda aventura de Astérix, no tardé en devorar las páginas. La lectura es más que entretenida gracias a su sencillez, ritmo y toques de humor, pero claro, cuando llevamos tres cuartas partes del libreto, tenemos una importante sensación de vacío.

Nos encontramos ante una historia bastante predecible, que cae en demasiados clichés y más simplona que de costumbre. La ausencia total de subtramas hace que resulte ser un título demasiado plano, confirmando la sospecha de que es una aventura claramente orientada a los más pequeños, tanto en temática como en enfoque, muy alejada de esa doble lectura que podemos hacer de muchas aventuras de Astérix y Obélix.

El personaje de Adrenalina resulta ser un gran acierto, y me quedo con ganas de ver más de ella. Está perfectamente construido, con un carácter fuerte, pero es en su desarrollo donde cojea el asunto, a pesar de ser la gran protagonista.

La incorporación de Blínix (hijo del pescadero), su hermano pequeño Surímix y Sélfix (hijo del herrero) aportan también cierto aire de frescura, y sobre todo, dinamismo para las aventuras de Adrenalina, pero poco más aporte realizan.

Finalmente, el villano Adictoachérix cumple su función como villano pero acaba siendo otra víctima de la sencillez de la historia.

Interior de Astérix: La hija de Vercingétorix

A nivel de dibujos y trazos es donde más me ha sorprendido el título. Hace ya tiempo que estamos acostumbrados al trabajo de Conrad con los galos, pero en esta ocasión el trabajo de Conrad me ha recordado muchísimo al de Uderzo —lo que quizás para algunos no sea algo positivo—. Un trabajo espectacular a lo que respecta al apartado visual.

La edición realizada por Salvat es la habitual en los últimos títulos de Astérix por lo que poco podemos objetar. Sí comentar lo que parecen ser pequeños errores de maquetación de bocadillos que hacen que algunos textos hayan quedado ocultos debajo de otros bocadillos.

En definitiva, siempre es una gozada leer Astérix y Obélix, y como no podía faltar, tendremos también nuestra dosis de tortas con romanos, pero hay que reconocer que esta vez no se ha gestado la mejor de las aventuras quedando un título menos recomendable para el lector general y más recomendada para los fans puros del personaje.

Interior de Astérix: La hija de Vercingétorix

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Series] Loki tendrá un “gran componente de viajes en el tiempo” y nos permitirá conocer mucho mejor al personaje

Entrada anterior

[Series] Comentarios de Watchmen 1×04: If You Don’t Like My Story, Write Your Own

Siguiente entrada

5 comentarios

  1. Eoooo!!¿Hay alguien ahí??? ¿Solo me gusta a mí Asterix y Obelix?

    1. Quedate tranquilo que no sos el único!

      1. Por belenos! Menos mal!

  2. Madre mía, tengo todos hasta La Traviata, me doy cuenta que hasta este nuevo me quedan unos cuantos sin leer.

    1. No mucho, le sigue el ültimo álbum horrendo de Uderzo (El cielo se nos cae encima!) y después los de estos muchachos. La verdad tuviste paciencia…yo creo que el último que tuve en papel fue El Hijo de Asterix, todavìa estaba en la primaria (mi abuelo trabajaba en la editorial argentina que lo editaba! Ya sabia que caia uno por cumpleaños…). Hay varios de Uderzo solo que me encantaban (el de la India, el de la Odisea) pero ya los últimos…y ni loco me meto a ver esta clonada.

Dejar un comentario