ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics y libros

Batman: Bajo la capucha núm. 1 (de 3)

6

Portada de Batman: Bajo la capucha núm. 1 (de 3) publicado por ECC Ediciones

Edición original: Red Hood: The Lost Days núms. 1 a 6 USA
Fecha de salida: Septiembre de 2014
Guión: Judd Winick
Dibujo: Cliff Richards, Jeremy Haun, Pablo Raimondi
Formato: Tomo rústica, 144 páginas
Precio: 13,95 €

En 1989, DC Comics decidió tomar una decisión drástica que cambiaría el destino de Batman para siempre. Jason Todd, el segundo Robin, era asesinado brutalmente a manos del Joker debido a una decisión que la editorial dejó en mano de los fans, descontentos con el sustituto de Dick Grayson como el compañero de Batman.

“Una muerte en la familia” se convirtió en un clásico instantáneo que marcó un punto de inflexión incomparable en la vida de Bruce Wayne. Porque cuando Bruce Wayne perdió a sus padres tan solo era un niño indefenso que no pudo hacer nada para salvarlos, ¿pero a Jason? Él era Batman. Estaba preparado. Pero no pudo hacer nada. La primera gran derrota del hombre murciélago en toda su historia. Un trauma que lo acompañó durante años y que aún lo sigue atormentando.

Productos selección especial Black Friday
Hasta 50% descuento

Pero la editorial se dio cuenta de que era un caramelo demasiado goloso como para dejar que cayera en el olvido, y aprovechando la gran obra que pretendía ser y fue “Batman: Silencio”, en 2003 se jugó con la posibilidad de un regreso de Jason Todd de entre los muertos. Un juego de luces y sombras que lo único que quería era confundir y acabar con Batman, aunque cuando el río suena…

Y por ello en 2005, durante el arco argumental “Bajo la capucha”, Jason Todd quedó oficialmente resucitado. Nacía así Capucha Roja, un anti-héroe dispuesto a cruzar la línea que Batman jamás cruzaría para demostrarle que él es el vigilante que Gotham necesita mientras encuentra algo de venganza y redención por el camino.

¿Pero cómo pasó Todd de la muerte a la vida? ¿Qué lo empuja a convertirse en un hombre despiadado con sed de sangre y de venganza? La respuesta está en este primer tomo, que contiene la miniserie de 2010 “Capucha Roja: Los días perdidos” de forma íntegra.

Suscríbete a Disney+

Viñeta de Red Hood: The lost days #2

Judd Winick, guionista de la película animada que vio la luz el mismo año, se embarcó en la aventura de narrar el viaje que vivió Jason Todd hasta convertirse en Capucha Roja. El guionista se esforzó en que el lector llegara a simpatizar con un chico perdido que tan solo quería sentirse parte de algo. Todd nunca entendió por qué Batman no hizo nada contra el Joker, por qué el principe payaso del crimen sigue caminando y jactándose de todos sus crímenes. Desde el punto de vista de Jason, un hombre que traicionó su memoria e incluso llegó a adoptar a un nuevo pupilo (Tim Drake) y una bestia asesina sin compasión ni moral que solo merece ser castigada.

Página de de Red Hood: The lost days #4Con esta historia de seis partes que recopila el primer tomo de la saga que publica ECC Ediciones nos encontramos ante una secuela que pretendía explicar lo que sucedió entre la muerte de Robin y el nacimiento de Capucha Roja, ese camino recorrido por Jason Todd desde que le arrebataron violentamente su vida hasta la espiral autodestructiva con la que la recupera.

Y la verdad es que Winick hace un trabajo soberbio, presentando el que aún hoy es el origen definitivo de Jason Todd como Capucha Roja. Entendemos y compartimos sus motivaciones, simpatizamos con sus métodos e incluso llegamos a cuestionarnos igual que él las decisiones que ha tomado Batman a lo largo de su carrera. Si cruzaran la última línea, ¿sería igual que los villanos o ahorraría a los ciudadanos montones de sufrimiento por lo mal que funciona el sistema? La línea que separa la justicia de la venganza se vuelve borrosa y aquí se presentan como la misma cosa, algo que no solo aceptamos de buen grado sino que incluso nos llega a parecer correcto. Muerto el perro se acabó la rabia.

En esa forma de jugar con la moralidad y los tonos de gris de lo que está bien y lo que está mal, y en los numerosos paralelismos con el entrenamiento de Bruce Wayne para convertirse en Batman, encontramos las mayores bazas de esta miniserie. Jason Todd recorre el mundo, subvencionado por cierta hija de la Cabeza del Demonio, aprendiendo de los mejores con resultados totalmente inesperados para ellos. La meta del viaje va cambiando al mismo tiempo que Jason y su destino se torna cada vez más claro.

Página de de Red Hood: The lost days #5Los dos primeros números están dibujados por Pablo Raimondi (compartiendo créditos con Cliff Richards en el segundo). Su estilo se caracteriza por contornos limpios y delimitados, sobre todo en los personajes, aunque en lo que a fondos respecta el trabajo del artista es también notable. Richards hace que la parte en la que colabora tenga un acabado similar con cierto toque descuidado que se acerca más a un estilo parecido al boceto. Y no queda en absoluto mal en ninguno de los casos.

Hay un salto mucho más notorio cuando pasamos del segundo al tercer número, dibujado por Jeremy Haun, aunque esa diferencia se ha sobrellevado de forma razonable y no impacta en el lector. A esto ayuda que Brian Reber sea colorista de toda la miniserie, así que los tonos y el uso del color sí que son homogéneos en toda la obra. Reber usa colores neutros, suaves y poco vivos que resultan agradables a la vista y contrastan con el desasosiego que provoca la tensión de la acción.

Los equipos artísticos no chocan entre sí y el conjunto global hace que el valor de la obra sea mayor porque si ya de por sí el guión es interesante, el buen apartado artístico que la acompaña hace que sea una compra casi obligada.

La elección de la editorial de recopilar en tres entregas el arco argumental “Under the hood” y “Red Hood: The lost days”, publicando primero esta secuela que realmente es un prólogo para contar los orígenes, es todo un acierto. A estas alturas todos sabemos quién es Jason Todd así que no es necesario pretender esconder la sorpresa hasta el final. De haberlo publicado en el orden original no nos quejaríamos tampoco, pero esta es una decisión que creo que es acertada y con la que se puede disfrutar enormemente de la lectura.

Hasta la fecha, pese al reinicio de DC Comics con su Nuevo Universo DC, este sigue siendo el mejor origen para Jason Todd como Capucha Roja y no parece que nada vaya a cambiar eso en un futuro cercano.

Imprescindible para los seguidores del personaje, del murciélago y la bat-familia y para los lectores de cómics que buscan algo más allá de héroes con una ética y moralidad intachable. Jason Todd es un asesino que imparte justicia de forma implacable para eliminar el problema de raíz. Y es bueno en lo que hace, al fin y al cabo, Batman fue su primer maestro.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, reviews, unboxing y mucho más en vídeo

Javi Garcia

Otras entradas

[Cómics] Nueva colección de Vengadores para Mayo: The All-New All-Different Avengers

Entrada anterior

[Cine] Henry Cavill quiere seguir como Superman muchos años y el Lex Luthor de Jesse Eisenberg sí sería calvo

Siguiente entrada

6 comentarios

  1. Si yo fuera un vigilante o justiciero creo que me iría por el camino “fácil”, sin duda me cargaría a diestro y siniestro a todo cabr*n que pillara, sería un Punisher, un Red Hood, por que no me considero a la altura ni el nivel de disciplina que requiere hacerlo a lo “difícil”, como lo hace Batman, machacando una y otra vez a los mismos malos, no acabando con sus vidas para diferenciarse precisamente del mismo criminal cobarde al que no le costó un ápice apretar el gatillo aquella fatídica noche. Sin duda para ello se necesita una disciplina y determinación de acero, ser frío y calculador, no dejar que tus emociones nublen tu juicio y la adecuada perspectiva de las cosas, por ello una mente entrenada como la de Batman lo distingue de esos “típicos justicieros” porque todos elegiríamos el camino fácil, pero Batman está preparado física y mentalmente para recorrer el infierno y salir de ahí con vida, para hacer las cosas a su modo y bajo su código de honor, porque todo hombre que se precie debe vivir según unos principios y Batman tiene claros cuáles son.

    Excelente reseña Javi 😉

    1. Como siempre, gracias por leerla.

    2. Yo tambien me iría por el camino de red hood, punisher e incluso hasta Damien Wayne pero no porque me falte la disciplina y determinación de batman sino por que creo que el mismo se hubiera ahorrado bastante de haber matado a varios de sus enemigos(Aunque el joker especialmente todas las torturas que ha impartido y despues la muerte). Entiendo el codigo de batman y lo admiro pero no estoy seguro de querer compartirlo en el caso que yo fuera un vigilante.

    3. Creo que todos elegiríamos ese camino “fácil”. Es horrible pensarlo pero es la verdad, más teniendo en cuenta el horrible mundo en el que vivimos que no es tan alegre y superheroico como el de los comics.

      1. Por eso mismo hay que marcar la diferencia.
        Como dice Gandalf: Si no puedes devolver la vida no te precipites en dar la muerte.

  2. “Jason Todd es un asesino que imparte justicia de forma implacable para eliminar el problema de raíz. Y es bueno en lo que hace, al fin y al cabo, Batman fue su primer maestro.” Estos antiheroes, son como un soplo de aire fresco. Todos somos buenos y tal, pero siempre pensamos que es mejor hacer las cosas por la via rapida estilo Punisher o Red Hood.

    PD: Jason Todd me encanta su historia

Dejar un comentario