ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Batman: Detective núm. 4 (de 4)

3

Batman: Detective núm. 4 (de 4)

Edición original: Detective Comics núms. 846 a 850 USA, Detective Comics núm. 852 USA y Batman núm. 685 USA
Fecha de salida: Agosto de 2014
Guión: Paul Dini
Dibujo: Dustin Nguyen
Formato: Tomo rústica, 184 páginas
Precio: 16,95 €

Con la publicación del cuarto y último recopilatorio “Batman: Detective”, ECC pone punto y aparte a la magistral etapa del hombre murciélago guionizada por el siempre sorprendente Paul Dini y el acertado y característico toque que ya le dio al personaje en la mítica serie animada de la década de los 90.

Para cerrar esta parte de su etapa, aunque próximamente la editorial nos deleitará con un especial dedicado a “Amor loco” y otras historias, Dini se atreve a rescatar a uno de los villanos del hombre murciélago que pese a ser de los más recientes es de los que peor se lo ha hecho pasar: Silencio. El guionista explora el pasado de Tommy Elliot, sus motivaciones y la raiz de ese odio visceral hacia Bruce Wayne que tan bien supieron plasmar Jeph Loeb y Tim Sale cuando lo crearon, yendo un poco más allá y mostrando una nueva cara del personaje que revela su verdadera y perturbada naturaleza.

“Batman: Detective” núm. 4 nos presenta un volumen compuesto íntegramente por la saga “El corazón de Silencio”, un sobresaliente final para la etapa de Paul Dini al frente de “Detective Comics” y de su andadura como guionista del Caballero Oscuro, dejando a un lado esas historias autoconclusivas para plasmar una gran historia en la que converge todo lo mostrado anteriormente. Se recuperan tramas y se plantea un conflicto que supera al mismísimo Batman, que debe recurrir y avisar a sus aliados por el gran peligro que corren con Silencio suelto por la ciudad.

Y cuando hablamos de un hombre que planeó el asesinato de sus propios padres, empiezan a ser palabras mayores.

Página de Detective Comics #846Cuando Loeb y Sale crearon a Silencio pusieron el listón muy alto al trazar una historia que pretendía desmontar y hacer sufrir a Batman contando con un elaborado plan en el que tenía cabida buena parte de la galería de villanos del personaje. El resultado, aunque en ocasiones se ha tachado de demasiado pirotécnico y falto de profundidad, fue intachable y cumplió con creces con las expectativas, creando en Silencio un antagonista para la posteridad cuyo regreso iba a ser un hueso duro de roer para cualquier guionista.

Lo cierto es que tras “Batman: Silencio” y antes de “El corazón de Silencio”, historia que nos ocupa, el personaje ha aparecido otras dos veces que si bien no alcanzan el listón del que hablábamos sí que sirvieron para darle al personaje ciertos matices y algo más de recorrido antes de su siguiente regreso.

Con el corazón de Bruce Wayne en mente, en el sentido más figurado posible, Paul Dini elabora un plan en el que Tommy Elliot demuestra ser tan temible como cualquiera de los pesos pesados a los que el cruzado de la capa debe enfrentarse, con la salvedad de que Elliot conoce los secretos más ocultos de Batman y no tiene ningún reparo en aprovecharse de ellos.

Página de Detective Comics #847Se construye así una elaborada historia en la que el guionista juega con las emociones de los personajes y se adentra en el oscuro pasado de un personaje que se muestra mentalmente desequilibrado y que es capaz de llevarse por delante a cualquiera con tal de conseguir lo que quiere. Catwoman es solo una de sus víctimas y su corazón el más perjudicado. Los conocimientos de cirugía que posee Elliot lo convierten en un peligro y, después de revelarse su verdadera cara -la nueva, al menos-, el abanico de posibilidades es enorme. Sobre todo si el descubrimiento de lo que puede hacer con su rostro coincide con la etapa que Grant Morrison estaba desarrollando paralelamente en “Batman”, desaparición de Bruce Wayne incluída.

En el apartado artístico tenemos a Dustin Nguyen repitiendo como la segunda pieza del tándem formado por él y Dini. Igual que en los anteriores números queda patente que forman un muy buen equipo y que la consistencia que le da a la obra el hecho de tenerlos a ellos de principio a fin, colorista y entintador incluidos, es muy de agradecer. El estilo de Nguyen es muy personal y reconocible, dibujando a los personajes con caras alargadas con ojos sencillos (muchas veces son solo una línea) llenos de expresividad y rasgos muy rectilíneos en general que le sientan bien al conjunto. Básicamente sabe cómo debe usar su estilo y eso se nota.

Página de Detective Comics #848A diferencia de otros cómics, el juego de luces y sombras recae mucho en el entintador y no solo en el colorista, que se limita a dar un toque de color muy sencillo en los personajes y algo más trabajado en los fondos, con relieves y texturas. La tinta cumple un rol más determinante al adueñarse de las sombras y los contrastes. La combinación de ambos con el arte de Nguyen da un resultado magnífico que sabe estar a la altura de las circunstancias.

En una edición impecable enmarcada en la línea Essentials de la editorial, “Batman: Detective” núm. 4 es el broche de oro para finalizar una breve pero muy interesante etapa de Batman en la que Paul Dini recupera muchos de los elementos que hicieron grande a la serie animada de la década de los noventa. Su participación en aquella serie, con permiso de Bruce Timm, fue uno de los grandes aciertos y buena parte del motivo de su gran éxito y aceptación, incluso ahora después de tantos años. “Batman: Detective” parte de esa esencia y evoluciona para encontrar identidad propia y encajar en el universo de los cómics, mucho más rico y oscuro que el televisivo, sin abandonar los puntos más fuertes de la animación.

Aquí las historias autoconclusivas quedan al margen pero para compensarlo se recuperan varias de ellas en forma de flashback para darle mayor cohesión al conjunto.

Página de Detective Comics #850Unos flashbacks en los que también se muestra ese pasado de Tommy Elliot y las grandes diferencias que hicieron que dos niños que eran amigos terminaran siendo enemigos mortales, uno como el protector de Gotham y el otro como el azote de inocentes y desamparados.

Tan arriesgado como acertado, Dini hace que Silencio regrese como se merece y que su historia gire drásticamente para convertirlo en un enemigo aún más temible: (SPOILER) No solo conoce todos los secretos de Bruce Wayne sino que tiene incluso su apariencia física, pudiendo usurpar su identidad si le dejan oportunidad (FIN SPOILER).

Lectura más que recomendada para los fans del murciélago, de los cómics de superhéroes y de lo que Paul Dini y Bruce Timm hicieron hace más de veinte años en televisión. A destacar el retorcido plan del Espantapájaros para ayudar a Silencio y su papel en el pasado de Tommy Elliot así como la siempre gratificante presencia de Nightwing, Robin y Alfred.

Javi Garcia

Otras entradas

[Cine] Se confirma a Bryan Singer como director de X-Men: Apocalipsis y los mutantes implicados: regresa Hugh Jackman y veremos a Cíclope, Jean y Tormenta de nuevo

Entrada anterior

[Series] The CW confía en The Flash y pide guiones para más episodios

Siguiente entrada

3 comentarios

  1. ¡Excelente reseña Javi!, pero por casualidad sabes si la historia con Hush en la serie Gotham Knight es antes o después de este número, pues si mal no recuerdo en el número 74 (que también es el ultimo) no se sabe con exactitud que pasó al final entre el Joker y Hush.

    1. Aquello quedó inconcluso y nunca tuvo final. Esto es una especie de continuación de esa historia y más o menos te cuentan cómo acabó, aunque solo cogen elementos para recuperar el personaje. Es decir, esta es la siguiente aparición de Silencio, se hace mención a la historia que cuentas y retoman el personaje desde ahí tras haber estado un tiempo desaparecido.

      1. Mil gracias por la aclaración. 😀

Dejar un comentario