ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Batman Eterno núm. 11

3

Portada de Batman Eterno núm. 11, de DC Comics por ECC Ediciones

Edición original: Batman Eternal núms. 44 a 47 USA
Fecha de salida: Agosto de 2015
Guión: James Tynion IV, Kyle Higgins, Ray Fawkes, Scott Snyder, Tim Seeley
Dibujo: Aco, Alessandro Vitti, Christian Duce, Javi Fernandez, Juan Ferreryra, Ronan Cliquet
Formato: Tomo rústica, 96 páginas
Precio: 8,95 €

A las puertas del desenlace de “Batman Eterno” cae en nuestras manos el penúltimo número de la edición que está publicando en tomos recopilatorios ECC. Una entrega en la que todavía no se resuelven los grandes misterios que azotan a la ciudad pero sí que se atan algunos cabos sueltos para ir cerrando tramas y hacer que todo converja en un mismo punto. O casi.

Por un lado, Batman ha descubierto que el profesor Achilles Milo es responsable de buena parte del desastre del Asilo Arkham y todavía está campando a sus anchas intentando huir de la ciudad. Silencio sigue haciendo de las suyas en la Batcueva, intentando desestabilizar al equipo de héroes desde dentro, mientras estos intentan hacer caer a los diferentes supervillanos que han convertido Gotham en su patio de juegos una vez liberados del sanitario.

El tiempo apremia y la Batfamilia no tiene ni un minuto que perder si quiere detener el caos desatado en su ciudad y arreglar todo el desaguisado que de momento no tiene autor conocido. Y precisamente es eso último lo que lleva a Batman a pensar que alguien con tanto poder, tanta influencia y tanto odio por él, solo puede ser un viejo conocido al que tiene que hacer una visita cuanto antes, por lo que sin mayor demora se dirige a Nanda Parbat para conseguir respuestas directamente del sospechoso número uno: Ra’s al Ghul. El problema es que quizás las ganas de querer encontrar demonios en la Cabeza del Demonio es demasiado fácil y probablemente está lejos de ser la solución real al problema.

Las páginas se suceden, el tiempo se agota y la gran pregunta se lanza para hacerla resonar en la mente del héroe: ¿Es Batman eterno?

Página de Batman Eternal #44Las piezas de un rompecabezas que todavía está a medio hacer van apareciendo y después de conocer que Stephanie Brown / Spoiler cree con seguridad que Bruce Wayne es el que está detrás de todo, la desconfianza está más que justificada por su parte y haciendo peligrar la de Harper Row, que hasta ahora no dudaba de la palabra de Batman y su benefactor, el señor Wayne.

Ha quedado más que claro que el papel de ambas está siendo determinante en la historia y eso ha servido para reintroducir a una en la continuidad y convertir a la otra en la heroina que llevan avanzándonos que será desde las páginas de los primeros números de “Batman”, de Scott Snyder y Greg Capullo. Spoiler y Blue Bird juegan un rol que todavía tiene que dar algo más de sí y es precisamente el no conocer a los personajes lo que hace que sean dos comodines con los que poder jugar.

El resto de los miembros de la Batfamilia, ya consagrados, continúan con sus diferentes papeles en todo esto e intentan ayudar lo mejor que pueden frente una situación que se le escapa de las manos incluso a Batman. Decenas de locos andan sueltos por las calles y tienen que ir dándoles caza uno a uno mientras el gran murciélago intenta resolver el gran misterio para encontrar al culpable de todo.

Página de Batman Eternal #46

El encuentro místico en Nanda Parbat plantea la gran pregunta que da título a la colección, sin llegar a ofrecer respuesta y quedarse en retórica pura para poner de manifiesto que el desgaste de la situación en Gotham está haciendo mella en el Caballero Oscuro, aunque no es el único que no está al cien por cien. Y el responsable de todo todavía no ha dado un paso al frente.

Los guionistas han sabido mantener la intriga durante números y números aprovechando todas las herramientas que la mitología del hombre murciélago les proporciona, que no son ni mucho menos pocas. Se hubiera agradecido que tiraran también de Dick Grayson y Damian Wayne para acabar de redondear la Batfamilia, ya que sabemos que ambos están vivos en el presente de la serie, pero al ser el desfile de personajes tan grande casi se puede perdonar que hayan sacado de la ecuación al primer y al último Robin.

El dibujo vuelve a ser, muy a mi pesar por lo mucho que estoy disfrutando de la historia, el gran problema. En esta ocasión el nivel está muy por encima de la media de la serie, pero volvemos a encontrarnos con la irregularidad como protagonista.

Página de Batman Eternal #47Afortunadamente, esta vez parece que han puesto un esmero mayor en ofrecer un apartado artístico más al nivel de las expectativas de la serie y eso siempre es un punto a favor. Las quejas a estas alturas ya están de más porque se ha repetido en cada reseña, así que ahí queda.

Sin ánimo de destripar nada del final, que como cliffhanger tampoco es que sea el más espectacular porque la primera página del primer volumen ya nos adelanta que seguro veremos algo más, la historia sigue a buen ritmo y ofrece todos los ingredientes para que un fan de Batman disfrute de la obra. Un viaje a las entrañas de Gotham para nutrirse de su mitología, sus habitantes, sus héroes y sus villanos (al menos la mayoría de ellos) y una historia que sigue los pasos de crímenes orquestados al estilo de “Batman: El Largo Halloween” o “Batman: Silencio” que ningún seguidor del murciélago debería dejar pasar.

Si se les perdona el no tener un director de orquesta para el apartado artístico, lo demás cumple con creces. Falta por ver cómo acaban.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, rewview, unboxing y mucho más en vídeo

Javi Garcia

Otras entradas

[Series] Agentes de S.H.I.E.L.D.: promo del episodio 3×04: Devils You Know

Entrada anterior

[Series] Promo de iZombie 2×03: Real Dead Housewife of Seattle

Siguiente entrada

3 comentarios

  1. En términos generales me ha gustado más Eternal que la cabecer principal de Batman.

    1. A mí me está gustando también. En cuanto pueda le echo un ojo al último tomo y ya la termino 😀

  2. Muy buena reseña Javi, lo de Nanda Parbat una pasada, de mis partes favoritas de Eternal

Dejar un comentario