ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Batman: La caída del Caballero Oscuro Vol. 04

0

Portada de Batman: La caída del Caballero Oscuro vol. 04

 Edición original: Shadow of the Bat núms. 26-30 USA, Detective núms. 674-677 USA, Batman núms. 508-510 USA, Robin núm. 7 USA, Batman: Legends of the Dark Knight núms. 62-63 USA, Catwoman núm. 12 USA
Fecha de salida: Junio de 2018
Guion: Alan Grant, Chuck Dixon, Doug Moench, Mary Jo Duffy, Dennis O’Neil
Dibujo: Barry Kitson, Brett Blevins, Graham Nolan, Jim Balent, Mike Manley, Ron Wagner, Tom Grummett
Formato: Cartoné, 480 págs. A color.
Precio: 40,50 €

El anterior tomo de la recopilación íntegra de “Batman: La caída del Caballero Oscuro” nos mostró como Jean Paul-Valley se enfrentaba a los tradicionales enemigos de Batman y se veía en la obligación de ejercer como tal en una Gotham sumida en el caos y la delincuencia. De todos modos ya se dejaba caer que algo no iba del todo sobre ruedas en la psique de este peculiar personaje, lo que se traducía en el uso de unos métodos más salvajes que los de su predecesor. Ahora, en el cuarto tomo de esta reedición que está llevando a cabo ECC Ediciones y que llegó el pasado mes de junio, tenemos finalmente a Bruce Wayne de vuelta, por lo que el derecho a proteger Gotham volverá a ser disputado.

Este tomo resulta más lineal que el tercero ya que todas las historias van encaminadas a un objetivo claro a diferencia del anterior en el que simplemente se le ponían diversos retos a Jean Paul para ver cómo se enfrentaba a ellos y estudiar así las diferencias con Bruce Wayne. En esta ocasión el conjunto de guionistas que trabajó en esta saga, formado por autores como Alan Grant, Doug Moench, Chuck Dixon, Jo Duffy y Dennis O’Neil, encara esta oportunidad para cerrar la breve etapa del nuevo Batman y traer de vuelta al original aprovechando la gran cantidad de números de los que disponen para lograr captar las dudas de Bruce o la caída a los infiernos del Sistema de Jean Paul.

Eso no quiere decir que no hayan historias independientes sino que estas se encuentran en los primeros números del tomo y ya son utilizadas para evidenciar de forma clara la necesidad de quitarle el manto al sustituto de Bruce Wayne ya que, para sorpresa de nadie, no está al nivel de las circunstancias. A nivel temático eso se traduce en una crítica clara y feroz a la mentalidad de los noventa de los diseños sobrecargados, los personajes violentos y el abandonamiento de los ideales clásicos de los pijamas superheroicos, todo representado en el choque de ideales y mentalidades representados por Bruce Wayne y Jean Paul-Valley. De hecho hay un diálogo que trata este tema de forma explícita.

Pese a que estas son las intenciones a nivel formal el resultado no es tan suave, sutil o depurado como se podría desear. Los cliffhangers entre números se resuelven de forma tosca y forzada, los guiones pueden llegar a ser muy vagos a la hora de explicar los motivos por los que la trama (ejemplo general: un personaje se entera de algo por algún tipo de dispositivo/razonamiento deus ex-machina que le permite llegar donde debe ir y justo en el momento adecuado). No son cosas que a estas alturas deban sorprender a los lectores de superhéroes, y más en un arco como este que se dedica a hacer esa pseudo-crítica dentro de los límites mismos del género, pero es algo a mencionar por si alguien busca cierta solidez a nivel formal y de estructura. Cada guionista va un poco por libre y las tramas llegan a conectarse con simples menciones.

La mejor parte del tomo, como ya os habréis podido imaginar, se encuentra cuando Bruce Wayne, al que se le echaba realmente de menos, vuelve a entrar en escena y ve los retos a los que debe enfrentarse para ser capaz de reclamar el manto de Batman. Toda esa parte, que comprende la segunda mitad del volumen, nos explica a la perfección quién es Batman y porqué sólo puede serlo Bruce Wayne. Para ello los guionistas se valen no solamente de Jean Paul si no también de Shiva, quien aquí tiene un papel muy importante a la hora de hacer que Wayne recupere la confianza que le arrebató Bane.

Imagen de Detective Comics #674
Como pasaba en otros números, debido que aquí se cruzan una cantidad importante de series regulares (“Shadow of the Bat”, “Detective Comics”, “Batman”, “Robin”, “Batman: Legends of the Dark Knight” y “Catwoman”), nos encontramos con hasta siete dibujantes acreditados de forma oficial, lo que da una heterogeneidad con sus luces y sombras. Tenemos el toque más ochentero/clásico de Graham Nolan que es lo que más destaca frente a algo más moderno (para la época) como puede ser el estilo algo más sobrecargado y sucio de Bret Levins. Mención especial al número que cierra el tomo por parte de Barry Kitson, cuyos lápices y el juego de sombras que hace con la tinta de Scott Hanna acaban de ensalzar un más que correcto guion de Dennis O’Neil.

La edición de ECC Ediciones es correcta, en la línea de las anteriores. En esta ocasión se añade un artículo final de Alan Grant en el que reflexiona sobre su historia con el caballero oscuro y cómo se incorporó a este importante proyecto en su momento. Un pedacito de historia muy interesante.

Así, con el cuarto tomo de “La caída del Caballero Oscuro” vamos entrando en la fase final del evento. Aquí finalmente se produce el choque de ideales entre dos formas de ver a los superhéroes y ya os podréis imaginar cuál se alza victoriosa. No es un cómic perfecto ni mucho menos, tiene problemas a la hora de ligar todos los números y a veces descuidan los guiones, pero el resultado global es bastante satisfactorio para los que hayan llegado hasta este punto.

sorteo suscriptores twitch abril

Puedes adquirir “Batman: La caída del Caballero Oscuro Vol. 04” aquí.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, reviews, unboxing y mucho más en vídeo

Otras entradas

[Cómics] Recopilatorio Marvel Cómics: nueva serie de Killmonger, one-shots de los Defensores, nuevo arco Death of Daredevil y más

Entrada anterior

[Series] Otra imagen de la tercera temporada de Marvel’s Daredevil

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario