ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Batman: La llave maestra

1

Portada de Batman: La llave maestra, de DC Comics por ECC Ediciones

Edición original: Detective Comics núms. 876 a 881 USA
Fecha de salida: Agosto de 2014
Guión: Scott Snyder
Dibujo: Francesco Francavilla, Jock
Formato: Tomo cartoné, 168 páginas
Precio: 17,50 €

Cuando a uno le ofrecen guionizar una de las cabeceras principales de un personaje tan popular como Batman, el equilibrio entre sentirse honrado y la presión puesta por uno mismo y por los lectores va a estar siempre ahí, sobre todo si el héroe lleva la friolera de 75 años entre nosotros y ha pasado por tantas manos, algunas de las cuales lo han encumbrado hasta la cima del noveno arte.

DC Comics se la jugó al colocar a un desconocido Scott Snyder al frente de “Detective Comics” antes del reinicio que daría lugar al Nuevo Universo DC y Snyder, que para la editorial solo había hecho “American Vampire” se armó de valor aceptando tamaña responsabilidad.

¿El resultado? Un primer tomo del que ya os hablamos que sentó las bases del que sería el Batman de Scott Snyder, aunque bajo la capucha estuviera Dick Grayson y no Bruce Wayne. “Batman: Espejo oscuro” se convirtió en la puerta de entrada del guionista a los callejones y las azoteas de Gotham y lo hizo con un conjunto de tres historias relacionadas que dejaban intuir ese halo de misterio y toque noir que tan bien le sienta al personaje.

Tras esos primeros cinco números, ECC Ediciones nos presenta un segundo volumen recopilatorio con el resto de entregas de “Detective Comics” guionizadas por Snyder, que cierra una era al escribir el último número de la cabecera con la numeración original, el 881, teniendo lugar inmediatamente después la cancelación de todas las colecciones, la llegada de “Flashpoint” y, con ello, el nacimiento del Nuevo Universo DC.

Pero antes de eso, “Batman: La llave maestra”.

Página doble de Detective Comics #876

Dejando en gran parte los sucesos ocurridos en el anterior tomo al margen, nos topamos con un extraño suceso que salpica a las oficinas de uno de los bancos más importantes de Gotham. Un chocante descubrimiento que llevará a la policía de la ciudad a recurrir a la ayuda de Batman y de Dick Grayson (sí, son la misma persona) por motivos ligeramente diferentes. Durante sendas investigaciones, el actual hombre murciélago descubrirá no solo que a la ciudad ha llegado una nueva generación de criminales sino que su pasado regresa en forma de una joven y atractiva mujer de negocios llamada Sonia. Sonia Branch. Aunque ese no era su nombre original.

Página de Detective Comics #876Sin embargo, aunque esta introducción pretendía sacudir los cimientos del mundo de Dick Grayson, parece que la llegada del Nuevo Universo DC no permitió que Snyder pudiera desarrollar la trama y por eso se exploró en “Nightwing” una vez se reinició todo. Así que aquí, aunque la historia termina de forma satisfactoria, se deja en el tintero multitud de preguntas sin resolver.

La llave maestra, arco argumental que da nombre al tomo y que hace referencia a cierto elemento de la historia, en cambio, es harina de otro costal. Retomando el regreso de James Gordon Jr. y su reinserción en la sociedad, se nos muestra uno de los lados más oscuros del ser humano y esa cara oculta de Gotham, la que cambia constantemente y cada persona interpreta de una forma distinta.

Snyder demuestra saber llevar condenadamente bien las riendas de Batman, aunque no sea Bruce el que porte el manto del murciélago, y consigue mostrar una atmósfera desgarradora y cruel para los gothamitas. Un lugar en el que no querrías que se criaran tus hijos.

Página doble de Detective Comics #877El trabajo artístico recae en las manos de dos talentos de la editorial: Jock y Francesco Francavilla, siendo principalmente el primero de ellos el que lleva el peso del conjunto. En líneas generales ambos están bien aunque el resultado final luce mucho mejor gracias a la labor del colorista, aunque eso sin desmerecer la lograda estructura de cada viñeta y el énfasis que se le pone a las expresiones y a los primeros planos de los personajes.

Hay mucho ritmo y no adolece de ser repetitivo, siendo muy dinámico en algunas de las páginas en las que casi puede palparse el movimiento, ya sea en la composición de las viñetas o en los dibujos en sí mismos. La acción queda representada de forma característica al cambiar esa lectura lineal habitual para convertirla en algo más dinámico que obliga al lector a llevar de viaje a sus ojos por la página, de viñeta en viñeta. Esa variación en la estructura que en otros cómics se convierte en caótica y mareante, aquí curiosamente es al contrario. Así que punto para Jock, aunque los fondos pequen por su ausencia.

Página doble de Detective Comics #878Los trazos en general son bastante finos y precisos, dejando una sensación de que está hecho con más cuidado y limpieza. El resultado cambia por completo si cambiamos a la parte de Francavilla, que se caracteriza por tener trazos más gruesos y rápidos, dando una impresión de estar menos trabajado. Sin embargo, debido a la naturaleza de las escenas que dibuja y esos tonos rojos con los que han decidido bañarlas, el estilo casa a la perfección con el momento.

Una buena edición con las portadas originales y el cierre a la longeva cabecera “Detective Comics”, que renacería en el Nuevo Universo DC con numeración reiniciada por primera vez su historia, es lo que nos ofrece ECC Ediciones con “Batman: La llave maestra”.

El preludio a lo que sería la extensa y aclamada etapa de Scott Snyder al frente de Batman en los Nuevos 52 (que aún continúa tras más de tres años) y el descubrimiento del que entonces era una de las jóvenes promesas de la editorial.

Batman en todo su esplendor en una historia desgarradora con Dick Grayson bajo la máscara.

Javi Garcia

Otras entradas

[Cómics] La colección principal de Fantastic Four se cancela en 2015

Entrada anterior

[Series] El set de Gotham nos muestra el Asilo Arkham de la serie, ubicado en el Bayley Seton Hospital

Siguiente entrada

1 comentario

  1. Scott Snyder es muy buen escritor, y entiende mucho a Batman. Desde que leí su Noche de los búhos, me volví su fan incondicional xD

Dejar un comentario