ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Batman: Las calles doradas de Gotham

0
Portada de Batman: Las calles doradas de Gotham

Edición original: Batman: Golden Streets of Gotham USA
Fecha de salida: Abril de 2017
Guión: Jen Van Meter
Dibujo: Cliff Chiang, Tommy Lee Edwards
Formato:  Rústica, 72 págs. A color.
Precio: 7,25 €

La versatilidad de Batman le ha permitido adaptarse a una gran cantidad de contextos y ser protagonistas de multitud de variaciones del mito clásico en lo que en DC llaman elsewordls, traducido oficialmente como Otros Mundos.

En 2003 la escritora Jen Van Meter colaboró con la editorial en el desarrollo de un relato que situaba a Batman y su entorno en la América de principios del siglo XX, hacia el final de la segunda revolución industrial y con los conflictos laborales a la orden del día, un caldo de cultivo en el que Van Meter consiguió incorporar a Bruce Wayne como Bruno Vanekow, un inmigrante polaco con una misión de venganza personal contra el empresario que causó la muerte de sus padres. Acompañando a Van Meter tenemos a Cliff Chiang, a quien seguramente recordaréis por la espectacular etapa que hizo junto a Brian Azzarello en los tres primeros años de la “Wonder Woman” de los Nuevos 52. ECC editó este especial titulado “Batman: Las calles doradas de Gotham” el pasado mes de abril.

Pese a sus escasas 72 páginas, Van Meter es capaz de crear un mundo paralelo en el que Gotham sigue manteniendo sus características más reconocibles y crear una necesidad verosímil para la aparición de un pseudo-Batman al que nunca se le denomina como tal. Este ladrón-murciélago actúa más como un Robin Hood que como un justiciero pero sigue manteniendo su fuerte convicción de proteger a los inocentes de aquellos que les desean mal, y aquí en concreto es toda una sociedad elitista que se preocupa más por los beneficios que por las condiciones laborales de sus trabajadores. Si hay que atribuirle algo malo a la trama es que el enfrentamiento final con el villano no se explota tanto como debería, debido a que redunda un par de veces en lo mismo (cuando la policía busca a nuestro héroe) y se quedan sin páginas. Una mancha negra que empaña un diamante en bruto.

Van Meter no se limita a colocar a Batman en el año 1910 sino que se sumerge en la época y convierte las reivindicaciones laborales en el elemento principal de un relato en el que Bruno no es más que un engranaje más. Las piezas clave de la mitología del murciélago reciben todos su respectiva adaptación y son reconocibles la mayor parte del tiempo, aunque en el caso de, por ejemplo Alfred, su aparición no es más que un simple guiño y no un personaje con entidad propia.

La historia, contada a modo de flashback gracias a una entrevista que una periodista, con un evidente parecido físico a la guionista, le hace a una de las personas más allegadas de Bruno, hace que el relato adquiera una verosimilitud y un realismo que te permite conectar totalmente con la situación y con el cuenta-cuentos. De este modo cuando llegamos al final del relato somos capaces de empatizar con su situación y sentir pena por el destino tanto de Bruno como de este personaje que nos ha llevado en esta peculiar aventura.

Imagen de Batman: Golden streets of Gotham, por Jen Van Meter y Cliff ChiangEn el apartado artístico tenemos a un Cliff Chiang en estado de gracia que nos traslada a los entornos llenos de hollín y suciedad de una ciudad industrial del siglo XX. Su estilo es bastante diferente al que hemos podido disfrutar en su “Wonder Woman” ya que aquí se nota un trazo algo más sucio y menos definido para trasladar esa ambientación que hace destacar este cómic por encima del resto. Además los magníficos colores de Dave Stewart nos terminan de sumergir totalmente en el pasado de esta peculiar Gotham, pero no hay un gran contraste entre lo que sería el presente con el pasado, el cambio entre épocas habría sido más efectivo con una paleta diferente de colores en las partes en las que estamos con la periodista y su interlocutor.

Por 7,25€ la edición de ECC es más que correcta, una muy cuidada portada y contraportada (tiene una encuadernación en rústica) y un diseño interior acorde a la temática del cómic. El artículo introductorio, de Fran San Rafael, resulta especialmente interesante para comprender el tipo de Otros Mundos que ha realizado Van Meter valiéndose de sucesos reales.

En general, “Batman: Las calles doradas de Gotham” es un Otros Mundos a tener en cuenta por su módico precio. Una buena historia que nos da un Batman bastante cambiado superficialmente pero que sigue manteniendo aquello que le ha mantenido vigente por casi 80 años ya, todo acompañado por un espectacular apartado gráfico que nos traslada a la América del siglo XX. Recomendado para los fans del murciélago y aquellos a los que les guste ver a sus héroes preferidos en entornos diferentes.

Puedes adquririr “Batman: Las calles doradas de Gotham” aquí.

Otras entradas

[Cine] James McAvoy emocionado por ver qué puede aportar Simon Kinberg a X-Men: Dark Phoenix

Entrada anterior

[Series] Black Bolt y Maximus en nueva imagen de Marvel’s Inhumans

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario