ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Batman y el Guante Negro

1

Batman y el Guante Negro, de DC Comics publicado por ECC Ediciones

Edición original: Batman núms. 667 a 669 USA y 672 a 675 USA
Fecha de salida: Julio de 2014
Guión: Grant Morrison
Dibujo: J.H. Williams III, Ryan Benjamin, Tony S. Daniel
Formato: Tomo cartoné, 176 páginas
Precio: 17,95 €

Continuando con la publicación de la aclamada y controvertida etapa de Grant Morrison al frente de Batman, ECC Ediciones reedita “Batman y el Guante Negro”, el segundo gran capítulo de la saga de Morrison en sus siete años como conductor del hombre murciélago.

Principalmente dos arcos argumentales son lo que componen este tomo, algo igual a lo que ya sucedió con el inicio de la andadura del escocés en “Batman e hijo”. El primero de los arcos retoma el Club de Héroes formado por John Mayhew, un multimillonario que tiempo atrás formó una organización compuesta de varios personajes inspirados por Batman, en lo que aparentemente solo iba a ser otra reunión más. El segundo, nos devuelve a los imitadores del Caballero Oscuro que ya se dejaron entrever en el volumen anterior.

Aunque no lo parezca por lo dispar de ambas historias, con el pasar de las páginas Morrison empieza a dejar patente que todo ello forma parte de un plan mayor y que su conocimiento del hombre murciélago y todos sus años de historia, es digno de admiración. El escocés es capaz de adentrarse en rincones olvidados de la mitología del personaje y escudriñar cada uno de los recovecos y cabos sueltos que han podido dejarse otros guionistas con el pasar de los años, dándole a todo una coherencia envidiable.

Acompañando al guionista en “Batman y el Guante Negro” — más urbano que lo que vendría a continuación, con el toque detectivesco que tan interesante hace al cruzado de la capa y explorando la psique del personaje al más puro estilo de Grant Morrison–, están artistas del calibre de J.H. Williams III, Tony S. Daniel y Ryan Benjamin, así que sin haber profundizado aún en ello ya podemos entrever que es algo redondo.

Página de Batman #667Una vez más, lo más destacable del Batman de Grant Morrison es la demostración que hace de su conocimiento del personaje. El primer arco recupera el Club de Héroes, conocido también como “Batmen of All Nations”, una historia que se pudo leer originalmente en “Detetive Cómics” #215 (1955). Morrison lo hace suyo y juega con las referencias y los personajes como quiere, ofreciendo al lector una historia al más puro estilo de las novelas de misterio de Agatha Christie, recordando especialmente a “Diez negritos” (en inglés “Ten little niggers”), de 1938. Ese halo de misterio, asesinato e investigación casa a la perfección con Batman, que una vez más sabe sobreponerse a la adversidad y adaptarse a cualquier situación. Sin embargo, no es la conclusión lo que sorprende sino la introducción de “El Guante Negro”, una especie de club de villanos del que de momento no se sabe nada más. Como curiosidad, el Club de Héroes presenta cierta evolución desde su última aparición. Nuevos miembros, sidekicks, viejas glorias venidas a menos, etc.

Resuelto ese arco, con alguna que otra pérdida por el camino, este volumen salta dos números para plantarnos en medio de la recuperación de los tres hombres, tres imitadores de Batman que han sido concebidos con una única meta. Nuevamente, aunque no vamos a revelar más por la carga dramática que conlleva, estamos ante la recuperación de material clásico para retro-alimentar una historia contemporánea, utilizando por un lado al Dr. Simon Hurt que apareció en “Robin dies at dawn” y la trama de las alucinaciones de Bruce Wayne y por otro momentos icónicos del personaje, de todo tipo.

Página de Batman #673Morrison recupera lo que se hizo con Bruce Wayne en “52”, durante ese año en el que Superman, Batman y Wonder Woman se alejaron del mundo para redescubrirse a sí mismos, y nos dejan ver atisbos de aquello en lo que parecen flashbacks. Aunque tengan también un componente de alucinación. Incluso tenemos ocasión de ver a Bat-mite en un contexto algo más verosímil que el de la quinta dimensión, que queda fuera de juego y todo forma parte un rompecabezas psicológico.

Al final, alejada un poco de estas historias, tenemos una pequeña interactuación entre Bruce Wayne y su actual novia, Jezebel Jet, cuyas dudas sobre la duración de la relación empiezan a hacer mella en la pareja. Pero claro, Batman es lo primero.

A todo esto, como comentábamos más arriba, en la recopilación faltan “Batman” #670 y “Batman” #671, números que forman parte del crossover entre series de la Bat-familia “La resurrección de Ra’s al Ghul”. La editorial ha prometido recuperar dicho crossover pronto, así que solo habrá que tener paciencia. La parte positiva es que pese a estar cronológicamente en medio de este tomo, su lectura no es imprescindible por ser un evento con cierta independencia, aunque sí resulta de gran importancia para la figura de Ra’s al Ghul.

Página de Batman #674El apartado artístico recae en tres dibujantes competentes de la editorial. Por un lado, durante los tres primeros números, tenemos a J.H. Williams, que utiliza su peculiar estilo para sorprendernos con composiciones de página imposibles y resaltar sobre todo a Batman y a Robin, que lucen un aspecto más trabajado y realista que los demás personajes. Además, imita hasta cierto punto el estilo de los cómics de hace décadas y en los flashbacks se recupera un dibujo similar al de antaño.

El segundo es Tony S. Daniel, habitual del hombre murciélago que se encarga de los siguientes tres números. Composiciones más sencillas pero cargadas de acción y espectacularidad, con personajes bien proporcionados y bastante dinamismo.

Finalmente, Ryan Benjamin, que si bien dibuja bien, la tinta ensombrece el resultado final, envejeciendo a los personajes demasiado y cargando de líneas innecesarias los fondos. A parte de eso, que es culpa del señor entintador, el dibujo casa bien con el tono superheroico de la historia, sorpresa final incluida.

“Batman y el Guante Negro” es uno de los pilares en los que se sostiene el Batman de Grant Morrison, uno de los recopilatorios más redondos del escocés y una delicia para los seguidores del murciélago, incluso para aquellos más reticentes a leer los habituales quebraderos de cabeza del guionista. La obra tiene el toque de Morrison, de eso no hay duda, pero el cariz más críptico del gran rompecabezas que propone después aún no ha empezado a asomarse. Aquí lo que tenemos es una historia protagonizada por Batman que recupera elementos pasados de su mitología y los trae de vuelta a la continuidad de un pasado reciente en el que lo detectivesco y lo superheroico se dan la mano para dar como resultado uno de los mejores Batman escritos.

Javi Garcia

Otras entradas

[Serie] The Flash: Promo del cuarto episodio y comentarios del tercero

Entrada anterior

[Cine] Adam McKay en conversaciones para una película de Marvel Studios

Siguiente entrada

1 comentario

  1. Excelente, lo mejor que le hha pasado a Batman en décadas. Después de Morrison todo está dicho.

Dejar un comentario