ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics y libros

Batman y Robin #6

2

Batman y Robin núm 6 de ECC Ediciones

Edición original: Batman and Robin 19 a 22 USA
Fecha de salida: Diciembre de 2013
Guión: Peter Tomasi
Dibujo: Patrick Gleason, Cliff Richards
Formato: Tomo rústica, 96 páginas
Precio: 8,95 €

Tras los tristes sucesos que han hecho que una colección protagonizada por la relación paterno-filial de los nuevos Batman y Robin desde el principio del Nuevo Universo DC se haya quedado huérfana, ECC Ediciones nos trae cuatro números más de la cabecera “Batman y Robin” (con un inteligente detalle en la conjunción entre ambos nombres) en este sexto tomo recopilatorio.

El último número del anterior volumen, una vez leído o siendo conocedores de lo que sucede en “Batman Inc. núm 2 (de 3)”, nos dejó con un amargo sabor de boca pero no por la ausencia de la calidad, todo lo contrario, sino por lo melancólico y desgarrador del relato, capaz de emocionar al más duro sin pronunciar una sola palabra.

El listón quedó muy alto para que Peter Tomasi y Patrick Gleason, nuevamente estandartes de la cabecera, continuaran e intentaran continuar su historia a sabiendas de que una de las piezas más importantes se les había arrebatado. Lejos de amedrantarse, el equipo creativo ha sabido demostrar que pese a tenerlo todo en contra son capaces de seguir dando un buen entretenimiento.

A un Batman desquiciado, desesperado y destrozado por dentro, capaz de todo (literalmente) por recuperar lo que le han arrebatado, se une la presencia de dos ex-Robin y algún que otro miembro de la Bat-familia, todavía medio rota por el macabro plan del Joker. Y por si eso no fuera suficiente, entra en escena un nuevo personaje, viejo conocido de los más curtidos en DC, que por primera vez en la historia entra en la continuidad oficial del hombre murciélago.

Batman and Robin #19Por los lectores asiduos a Batman es bien sabido que no son pocos los relatos en los que se explica, justificándolo de diferentes formas, que Batman necesita a Robin. Con la muerte del último de ellos, su propio hijo, Bruce Wayne está más perdido que nunca y recurre a todo lo que se le ocurre para intentar traer de vuelta a su vástago. No obstante, otra cosa que también sabrán los más versados en la mitología del Caballero Oscuro es que tras la desaparición de un Robin, antes o después aparece otro para reclamar el manto. No en vano, Robin es posiblemente una de las identidades que más héroes han llevado dentro y fuera de continuidad.

No es que vayamos a ver un nuevo Robin pronto, pero la inclusión de cierto personaje en la continuidad oficial (SPOILER) (Carrie Kelly) (FIN SPOILER) y las numerosas referencias a quién fue y quién podría ser, dejan la puerta abierta a especular con ello. Aunque sea por los viejos tiempos.

Batman and Red Hood #20Bajo este panorama y con la colección principal de Batman metiéndose de lleno en el “Zero Year” (En España “Origen”), Tomasi y Gleason optan por no hacer avanzar demasiado la trama y centrarse en el dolor del hombre murciélago, que lejos de abrirse a sus aliados y llorar por la pérdida de su hijo biológico, se propone recorrer el mundo para encontrar una solución a su problema. Es ahí donde los autores consiguen mostrarnos al Batman más determinado y desquiciado que hayamos visto en mucho tiempo, sobre todo en el primero de los números del tomo y lo que intenta con Frankenstein.

Lo cierto es que la ausencia de Robin ha dejado bastante huérfana a la colección, que ha tenido que aprender a reinventarse en lo que originalmente han sido números co-protagonizados por Batman y otro personaje cambiando cada vez el título: “Batman y Red Robin”, “Batman y Capucha Roja”, etc. Debido a que aquí se recopila en tomos, ECC ha optado por mantener el título de “Batman y Robin”, tachando sutilmente la letra y. Un acierto en vistas de que no había otra solución posible. Pero volviendo a la reinvención, pese a que la química desprendida por el dúo dinámico se ha perdido y el sentido de la colección parece haber quedado atrás, la serie de Batman y Robin sigue funcionando sin este último. Porque incluso con su ausencia, Robin sigue muy presente y eso se ha sabido explotar muy bien.

Página de Batman y Robin #21El apartado artístico vuelve a ser obra del genial Patrick Gleason, que en esta ocasión comparte escenario con los dibujos de Cliff Richards (dibuja parte del número 20 y todo el 21). En líneas generales ambos autores son capaces de deleitar a los lectores con un estilo dinámico y colorido, muy acorde a lo que habíamos podido ver en números anteriores cuando Damian aún estaba vivo. Es la huella de la colección y dejarla tal cuál se agradece. Sin embargo, Gleason despunta y Richards queda algo por debajo con un estilo que aunque queda bien junto al otro y le da cierta homogeneidad al conjunto, no llega a estar al mismo nivel de calidad.

De esta forma, y por sexta vez (al menos en lo que respecta a los tomos del NUDC, si contamos lo anterior hay que sumar algo más), Tomasi y Gleason se reafirman como un tándem perfecto para dar vida a una cabecera que por la precipitada ausencia de uno de sus dos protagonistas podría parecer estar condenada al fracaso. Y nada más lejos de la realidad. Sintiendo la pérdida casi tanto como Batman, trasladando esa sensación de desasosiego y malestar al lector, los autores dotan de vida a la colección al introducir nuevos elementos. Batman está perdido y no deja que sus aliados más cercanos le ayuden con las heridas.

El giro que ha tomado “Batman y Robin”, y la forma en la que los autores han solventado la ausencia de Robin aprovechando su muerte como el vehículo para narrar las siguientes historias, es un punto lo suficientemente interesante como para compensar alguno de los arcos argumentales anteriores (“Muerte de la familia”, por ejemplo). Los que hayan estado siguiendo la serie tienen una nueva cita, de la que no se van a arrepentir, con este sexto tomo.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, reviews, unboxing y mucho más en vídeo

Javi Garcia

2 comentarios

  1. Muy buena esta serie de números,el episodio en el que aparece Frankestein es increíble(muy desquiciado el murciélago).
    Tomasi es un genio,la verdad es que logra que por momentos nos compadezcamos de Bruce,le deseamos éxito por mas enfermiza y retorcida que es su misión.

    1. Como para no compadecerse del pobre hombre… soy padre y bajaría al mismo infierno si ello me devolviera la vida de un hijo perdido, no culpo a Bruce por buscar medidas desesperadas, su situación es desesperada, no creo que ningún otro superheroe haya tenido que enfrentar semejante situación ni combatir tan grande aflicción…

      Batman & Robin era una gran serie y digo “era” porque desde que no está Damian las cosas no volverán a ser lo que eran 🙁

Dejar un comentario