ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Batman y Robin #8

0

Portada de Batman y Robin #8, de DC Comics por ECC Ediciones

Edición original: Batman and Robin núms. 27 y 28, Batman and Robin Annual núm. 2 USA
Fecha de salida: Agosto de 2014
Guión: Peter Tomasi
Dibujo: Patrick Gleason, Doug Mahnke
Formato: Tomo rústica, 96 páginas
Precio: 8,95 €

La muerte de su vástago fue un suceso traumático no solo para el Caballero Oscuro sino también para los hombres que estaban a las riendas de la cabecera “Batman y Robin”, que perdían sin comerlo ni beberlo a la mejor mitad de un tándem soberbio formado por esa nueva encarnación del dúo dinámico.

El viaje que ha emprendido Batman para encontrar una forma de recuperar de entre los muertos al último de los Robin lo ha llevado a enfrentarse a muchos de sus aliados, mermando aún más una confianza que no pasaba por su mejor momento tras lo ocurrido en “Muerte de la familia” con el macabro plan del Joker.

Lejos de amedrentarse, Peter Tomasi y Patrick Gleason dieron un paso al frente y sacaron a flote una colección que parecía estar destinada al fracaso al perder uno de sus pilares maestros, enfocándola a explorar otros team ups entre personajes para suplir ese hueco con un destino final muy claro: La búsqueda de Robin.

Pero como para Batman nunca hay nada fácil, debe hacer un alto en el camino para verse las caras con un viejo conocido que ha decidido declararle la guerra a la responsable de su desdicha, que ha regresado a la ciudad porque las familias mafiosas de Gotham reclaman lo que es suyo y para ello quieren quitarse de en medio a cualquier loco disfrazado.

Una reescritura del origen de Dos Caras llena de dramatismo en la que Batman debe tomar parte para evitar que haya más derramamiento de sangre. Al fin y al cabo, tanto Harvey Dent como Erin McKillen fueron amigos de Bruce Wayne años atrás.

Viñeta de Batman and Two Face #27

Parece que ante la adversidad Peter Tomasi se crece y convierte la ausencia forzada de Damian en una vía de escape para llevar a Bruce por otros caminos oscuros incluso para él. El juego a tres bandas de las familias mafiosas, Erin y Dos Caras, con Batman como variable imprevisible metida en la ecuación abre un abanico de posibilidades muy interesante.

Página de Batman and Two Face #27Explorar el nuevo pasado de Harvey Dent, con esa vena de abogado criminalista sin escrúpulos que opta por formar parte de la solución y dejar de ser el problema, es algo gratificante. Es una reinvención innecesaria, la verdad, pero cuando estas cosas se hacen bien no molestan sino que enriquecen la mitología del personaje. Sería otro cantar si lo que tuviéramos entre manos fuera un despropósito.

Las pinceladas que Tomasi nos deja ver de lo que antaño fue la relación entre Harvey y Bruce sirven para justificar no solo el comportamiento de ambos en el presente, sino el descubrimiento de un gran secreto por parte de uno de ellos, que se revela sin avisar y dejando al lector con los ojos como platos. La dualidad de Dos Caras es su carta de presentación y el motivo por el que se comporta como un desquiciado, pero nunca ha dejado de ser el hombre inteligente al que la gente respetaba, por mucho que se empeñe en asegurar que esa parte murió.

Sin entrar en los detalles, la historia se resuelve con victoria moral para el cruzado de la capa y más preguntas que respuestas, como tantas otras veces, dejando un buen sabor de boca, una acertada aproximación al villano y una nueva bat-señal para Gordon cortesía de Batman.

Página de Batman and Two Face #28No obstante, para hacer honor al nombre original de la colección, ECC Ediciones publica en este tomo el segundo anual de “Batman y Robin”, protagonizado por Dick Grayson en la que fuera su primera misión como Robin en el Nuevo Universo DC, todo ello a raíz de una conversacion que Dick y Damian tuvieron poco después de que este último se enfundara el traje. Una historia sencilla, sin pretensiones con la única intención de hacernos retroceder en el tiempo a un momento en el que Batman aceptaba a su primer compañero y rendir homenaje a su vez al último de ellos, caído en combate.

Patrick Gleason vuelve a encargarse del dibujo de esta estupenda colección y lo hace como mejor sabe hacer. A su característico estilo sumamos una estructura en la que la sencillez se adueña de todo. En ocasiones opta por superponer una viñeta encima de otra para dar algo de variedad, pero la sobriedad y el orden destacan por encima de todo. Eso no impide que la espectacularidad de la historia tenga sus momentos visuales memorables. Se utilizan mucho los tonos negros, azules y rojos, estos últimos sobre todo para dar el contraste entre la dualidad de Dos Caras y su eterno debate entre el bien y el mal, representado casi siempre a través de su moneda y sus pensamientos.

Por otro lado tenemos a Doug Mahnke como dibujante principal del segundo anual incluido en este tomo. A diferencia de otras participaciones del artista, se nota que ha evolucionado y ya empieza a destacar mucho más como dibujante. Y no solo eso, sino que en lo que a la estructura respecta se esmera más en sorprender y alejarse algo de esa sobriedad de Gleason, jugando mucho con los diferentes planos para dar cierto movimiento a las escenas y trabajando sobremanera los fondos. El apartado del color es más completo y lleno de contrastes, dando un toque de realismo al que el dibujo de Gleason no llega (y tampoco le hace falta).

Página doble de Batman and Robin Annual #2

El problema común que tienen ambos estilos es que no han sabido combinarse con un buen entintador, que en vez de resaltar las virtudes del dibujo remarca demasiado los rasgos de los personajes endureciendo sus facciones y envejeciéndolos en exceso. El Dick Grayson de 16 años, por ejemplo, en ocasiones parece tener al menos 30. Llega a parecer que han confundido los papeles y que el entintador ha querido abarcar más de lo que le corresponde, que en este caso sería labor del colorista.

Página final de Batman and Robin Annual #2A pesar de esos detalles estamos ante otro gran acierto del tándem formado por Tomasi y Gleason (con la colaboración en el anual de Mahnke), demostrando que ante la adversidad de perder la razón de ser de la colección esta no está ni mucho menos muerta. Lejos han quedado las aventuras de Damian pero su espíritu sigue impregnando una cabecera que intenta mostrarnos el lado más humano de Bruce Wayne, locuras incluidas.

La reinvención del origen y parte del pasado de Dos Caras y el paseo de Dick Grayson por el anual son buena prueba de la excelente salud de la que goza la serie, que aunque se haya quedado un poco al margen en lo que a grandes eventos de la editorial se refiere, en ella se está gestando un retorno por todo lo alto. No es en este tomo sino para más adelante, pero la búsqueda de Robin continúa y si el mejor detective del mundo se empeña en algo no hay nadie que lo pare.

Bien escrito y bien dibujado, “Batman y Robin” núm. 8 es una más que interesante continuación de la historia, un nuevo punto de inflexión en el camino y la puerta a recuperar su verdadero nombre.

Javi Garcia

Otras entradas

[Fan-Films] [Series] Segundo episodio de Nightwing: The Series, titulado Origins

Entrada anterior

[Series] The Walking Dead renovada para una sexta temporada

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario