ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

[Reseñas] Escuadrón Suicida vol. 02: La odisea de Nightshade

1

Portada de Escuadrón Suicida vol. 02: La odisea de Nightshade

 Edición original: Suicide Squad núms. 9 a 16 USA, The Doom Patrol and Suicide Squad Special núm. 1 USA, Justice League International núm. 13 USA, Secret Origins núm. 28 USA
Fecha de salida: Mayo de 2018
Guión: Bob Greenberger, J.M. DeMatteis, John Ostrander, Keith Giffen, Paul Kupperberg
Dibujo: Luke McDonnell, Rob Liefeld
Formato: Tomo cartoné, 288 páginas
Precio: 28,50 €

El pasado mes de mayo ECC Ediciones publicó el segundo tomo recopilatorio de la etapa de John Ostrander al frente del Escuadrón Suicida, cuyo primer número ya pudimos disfrutar en febrero. Ya por aquel entonces se vio que, pese a ser una serie muy de su época, resulta especialmente disfrutable si se entra en su juego y se acepta su premisa. En “Escuadrón Suicida vol. 02: La odisea de Nightshade”, Ostrander aprovecha que el equipo ya está establecido para empezar a jugar con ellos y llevarles así a misiones cada vez más y más extrañas y rocambolescas.

Así pues, la Fuerza de Asalto X se sumerge de lleno en el universo DC al apoyar la saga Millenium en un número tie-in en el que Ostrander se las apaña para que parezca que sea importante para la serie principal. Digo “parezca” pues en realidad la decisión tomada por el guionista no acaba teniendo especial relevancia salvo un par de viñetas puntuales, no afecta en nada a los personajes (ni siquiera a Rick Flag, que es el que se ve más afectado) lo que le quita peso dramático, pero se agradece el intento de no limitarse a crear un combate estándar por orden editorial.

Aparte de este evento que involucró a varias series de la editorial (como el Batman de Breyfogle o la Wonder Woman de Pérez), Ostrander enfrenta al Escuadrón Suicida tanto a la Liga de la Justicia de la época, la creada por Giffen y DeMatteis, como también a una de las encarnaciones de la Patrulla Condenada. El enfrentamiento contra la JLI combina con maestría el tono más gamberro y divertido de la agrupación estrella de la editorial con la seriedad y el peligro que deben evocar los nombres de Waller, logrando un choque de tonos que no desentona para nada y que logra dar a cada personaje su respectiva voz.

El cruce con la Patrulla Condenada es un especial más extenso que un número normal que no logra el mismo nivel de calidad y acaba resultando bastante aburrido, principalmente por lo obvio que resulta el formar a un Escuadrón Suicida con personajes que son carne de cañón y que no tienen el carisma que sí tienen el Capitán Bumerán o Deadshot. De todos modos cierra esa obligatoria fase de juntar al equipo con diversos rincones del universo DC.

Cuando volvemos a las historias propiamente dichas del Escuadrón Suicida nos encontramos con varias historias, en concreto una aventura que nos lleva a descubrir el fantástico (en el sentido literario) origen de Nightshade. Se explora más de Eve y se nos cuenta su pasado, lo que permite a Ostrander combinar los elementos extremadamente terrenales que han caracterizado ahora a esta encarnación del Escuadrón con la magia y los cuentos de hadas. Esta fusión es una curiosa mezcla que logra salir bien parada, obviamente hay más de un momento en el que se fuerzan un poco las circunstancias para que los hombres de Waller salgan indemnes, pero se logra, a grandes rasgos, hacer que se vea viable el enfrentar a Tigre de Bronce y compañía con un mago todopoderoso. Por desgracia, esta presunta “trilogía” no son más que dos números, pues el tercero, el que cierra el tomo, se distrae de esa historia y nos presenta una trama paralela con personajes de otras dimensiones que nada tienen que ver con la aventura de Eve. Esto ejemplifica los principales problemas de esta etapa, el olvidar los dramas personales (o tratarlos muy por encima) en pro del espectáculo, solvente y entretenido, pero superfluo frente a los temas que prometía.

Imagen de Suicide Squad #9En cuanto a personajes destaca especialmente el desarrollo de Waller. Si en el anterior se exploró su mentalidad para entender porqué hacía lo que hacía, en este se logra darle esa imponencia física que la ha caracterizado desde entonces. Amanda es una mujer capaz de mirar a la cara a Batman y hacer que este se retire o de cantarle las cuarenta a un ser capaz de viajar entre dimensiones. Lo mejor es que todo esto resulta verosímil dentro del contexto de la serie. Por supuesto, Bumerán sigue siendo el miembro del Escuadrón más divertido de leer por su irreverencia.

En el apartado artístico Luke McDonell es el encargado de dibujar todos los números de lo que es “Suicide Squad” y su trabajo es equivalente al que realizó en el primer tomo así que todo lo que se dijo en su momento sigue aplicándose aquí. Para los números aparte tenemos a Erik Larsen para el cruce con la patrulla condenada, Keith Giffen para el de “Justice League International” y Rob Liefeld para “Secret Origins”. De esos tres el mejor es, como era de esperar, Giffen, con un estilo más simplista que los demás limitándose únicamente a trazar las líneas que sean exclusivamente necesarias, dando como resultado un dibujo muy limpio y agradable a la vista. De sus compañeros estaría primero Liefeld, sorprendentemente, debido a que es más contenido que Larsen.

En cuanto a la edición de ECC Ediciones, pese a andar escasa de extras, trae una buena traducción y sigue la estela marcada por el primer tomo en cuanto a formato, así que nada que reprocharle a la editorial.

Finalmente, “Escuadrón Suicida vol. 02: La odisea de Nightshade” supone la verdadera introducción del equipo al universo DC. Pese a que, como en el anterior tomo, es bastante deudora de su tiempo en todo lo que se ha comentado en esta reseña, sigue siendo un cómic especialmente entretenido que se devora. Muy recomendable para los fans del equipo y quien disfrute de los cruces en el universo DC.

Puedes adquirir “Escuadrón Suicida vol. 02: La odisea de Nightshade” aquí.

[Cine] El rodaje de The Joker arrancaría este septiembre

Entrada anterior

[Cine] Lil Yachty canta un rap en el nuevo vídeo musical de Teen Titans GO! To The Movies

Siguiente entrada

También te puede interesar

1 Comentario

  1. Otra buena reseña. Han pasado muuuuchos años, me acuerdo flashes de esta época, pero los lei todos porque tanto el Escuadrón como la Patrulla llegaron completitos de Zinco acá a Argentina (y la Liga por Perfil, pero justo ese número 13 que los cruzaba no lo publicaron y lo lei mucho después), por lo menos hasta donde publicaron (Zinco frena justo cuando Rick…spoiler). Ostrander siempre cumplio, acá, con Espectro, el Detective Marciano, Legends…obvio con maneras de la época, pero LLENO de ideas y riesgo, que es lo que se extraña hoy.

Dejar un comentario

Más en Artículos