ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Fuerza de Asalto, núm. 1: Confía en mí

0
Portada de Fuerza de Asalto, núm. 1: Confía en mí

Edición original: Strikeforce, vol. 1, núms. 1 a 5 USA
Fecha de salida: Julio de 2020.
Guión: Tini Howard.
Dibujo: Germán Peralta, Marco Rudy, Max Fiumara, Marika Cresta, Stacey Lee y Jacopo Camagni..
Formato: Tomo, 112 págs. A color.
Precio: 13,00 €

Cuando hay misiones difíciles en las que peligra el mundo y la información es tan peligrosa, que solo saberla pone a miles de personas en peligro, ahí es cuando surgen los grupos de superhéroes secretos que lidian con amenazas oscuras que los demás solo deben conocer cuando, o se han desmadrado, o se han terminado. Un caso similar sería el que ocurre con esta Fuerza de Asalto dirigida por Blade, que tendrá que lidiar con las consecuencias de La Guerra de los Reinos y cerrar la puerta a las demás amenazas para siempre. En este tomo, cinco buenos superhéroes son vistos y culpados en un laboratorio repleto de viales de virus que acaban siendo esparcidos levemente y los Vengadores tratan de averiguar qué hacían allí, porque ellos no saben nada, ni cómo llegaron allí. Sin dudarlo y sin hablarlo con los Vengadores, Blade confía en los héroes rehenes por un pálpito y un recuerdo y todos se embarcan en una misión para averiguar quién o quiénes les dejó allí. ¿Les manipularon? ¿Fueron dobles que les inculparon? ¿Qué pasó? Para ello, tendréis que uniros a la Fuerza de Asalto y confiar en ellos.

La historia daría comienzo (puede contener SPOILERS. Evita leer esta parte si no lo has leído) con unos héroes tomándose unos viales cuando los Vengadores entran en las facilidades del laboratorio y detienen a los médicos infectados. Hulka siente a sus amigos y, al romper las paredes, todos ven a Ángela, Wiccan, Bucky, Jessica Drew, y Spectrum. Al llevarlos a la Montaña de los Vengadores, ninguno de ellos sabe cómo acabaron allí y, de pronto, Blade corta las cámaras y se les lleva de misión mientras le cuenta una historia-pálpito que tuvo en la que derrotaba a unos vampiros y uno era un metamorfo, por lo que cree que les duplicaron y luego les inculparon. Al matar a un muertebot en el Templo de los Tres, Ángela toca sus vísceras y le cuenta a Blade que era un multiforma llamado Vridai, cuya raza vivía en el Bifrost negro y que al destruirlo, sus esporas debieron caer en Midgard. Inmediatamente, se enfrentan todos a un pequeño grupo de Vridai y al rey Ofidio y Birgit, quienes escaparon, pero tuvieron que enfrentarse a Hellstrom y lo mataron, pero éste no era un duplicado, sino que le tenían controlado. En ese momento, Satanna les llamó y fueron a las Vegas donde acabaron con muchos Vridai, la copia de Satana y resucitaron a Hellstrom. Por desgracia, secuestraron a Wiccan, pero siguieron su rastro a Indonesia, tras salvar a Hulkling, y se enfrentaron a un ejército que aniquilaron fácilmente, aunque Birgit escapó y el rey Ofidio era un doble. Spectrum siguió un pálpito y encontró durmiendo al verdadero Ofidio y se lo llevaron a un refugio de Víctor Von Muerte, donde todos compartieron experiencias falsas con los Vridai. Pronto, Spectrum sintió la muerte al revés y Fantasma les conduciría a un hospital donde se llevaría a cabo el proyecto Aaru por parte de unos villanos. Sin embargo, Wiccan y Hellstrom tendrían otros planes dentro de la mansión.

Imagen de Fuerza de Asalto, núm. 1: Confía en míEn general, estamos ante un cómic bastante intrigante, original y divertido que enlaza con la Guerra de los Reinos, pero que, a su vez, no se siente tan cercano al evento, por lo que no hace que el lector sienta ninguna pesadez por “volver a lo mismo”. Al contrario, al tomar solo una pequeña parte y desbancarse totalmente con una trama sobre seres que hacen dobles y luego un inicio de trama sobre fantasmas consigue que todo se sienta como algo nuevo. Además, la elección de los personajes por parte de Tini Howard me ha parecido muy acertada, ya que coge personajes que no están constantemente teniendo una colección como Wiccan, Ángela, Spectrum, Blade, Hellstrom, Bucky, y Spiderwoman y les da una cierta vuelta que hace que el grupo resulte muy carismático sobre el papel y que no decepcione en ninguna de las páginas. Asimismo, los villanos a los que se enfrentan consiguen que en un principio no confíes en nadie por si fuera un “doble”, lo que genera la intriga que mencionamos anteriormente y, sobre los últimos villanos en aparecer solo podemos decir que os quedaréis con los ojos totalmente abiertos por lo que pueden suponer.

En cuanto a los personajes, Blade se muestra como un personaje totalmente precavido porque la información es oro y conocerla es ponerse en peligro sabiendo los enemigos a los que se van a enfrentar, por lo que es mejor que solo las personas afectadas conozcan la información. Ángela es la más fiera de todo el equipo y no duda en lanzar espadas y dagas a todo enemigo que tenga ante sí. Wiccan se siente molesto porque un enemigo le haya inculpado y hace lo que puede para que su magia sea útil. Hellstrom se une más tarde por no estar de acuerdo con lo que han hecho los enemigos con él, aunque guarda numerosos secretos, tanto de ellos como de él. Bucky no habla mucho, pero usa todas sus habilidades para ayudar. Spectrum usa sus poderes y es algo cabezota cuando cree fielmente que lo que hace es correcto. Por último, Spiderwoman está preocupada por su hijo, pero quiere acabar con esa amenaza cuanto antes para que no se esparza por el mundo. Y, la dinámica de todos ellos acaba siendo una mezcla entre seriedad, chistes y diversión que resulta muy amena. En el lado de los villanos, Birgit busca reinar y servir al rey Ofidio, aunque para ello tienen que operar en las sombras desde que cayeron del Bifrost Negro en esporas.

Imagen de Fuerza de Asalto, núm. 1: Confía en míSobre el ritmo, Tini Howard opta por unos tiempos equilibrados para dar espacio tanto a los personajes, sus dudas y miedos, como a los enemigos, tramas principales y subtramas, creando así una historia redonda, gracias a ese ritmo.

Respecto a la edición, estamos ante un tomo en tapa blanda que recopila los números 1 a 5 USA del volumen 1 americano de Strikeforce con un encuadernado bueno, aunque mejorable, -a veces hay que doblar algo de más para leer toda la página porque la burbuja de diálogo está muy pegada a la zona del medio-, páginas de buena calidad y agradables al tacto, además de unos acertados prólogos y epílogos de Bruno Orive. Además, al final del tomo, podréis encontrar una serie de portadas alternativas a modo de extra.

A nivel artístico, este tomo cuenta con una gran cantidad de artistas que aportan su granito de arena, como Marco Rudy, Max Fiumara, Marika Cresa, Stacey Lee, Jacopo Camagni…, pero el que más destaca sobre todos es Germán Peralta, quién se encarga del dibujo de la mayoría de los números (1 a 4) con una gran maestría, detalle, dinamismo, carisma y diseño de personajes, siendo los demás quienes se encargan de flashbacks, momentos puntuales -que rompen con la coherencia del estilo, porque va seguido, sin ser un capítulo entero- o del último número (Jacopo Camagni), quien es más limpio y comiquero, pero le falta el estilo tan característico y especial que había marcado Peralta y que hacía especial el tomo, al ser más diferente.

En definitiva, considero, que estamos un tomo fantástico, entretenido y original que encantará a todos aquellos que busquen aventuras frescas y nuevas entre las colecciones con protagonistas que no sean los habituales.

Puedes adquirir “Fuerza de Asalto, núm. 1: Confía en mí” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Eventos] Lista de los primeros artistas confirmados para la DC FanDome

Entrada anterior

[Series] Comentarios de Doom Patrol 2×09: Wax Patrol

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario