ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Guardianes de la Galaxia, núm. 8

0
Portada de Guardianes de la Galaxia, núm. 8

Edición original: Guardians of the Galaxy, vol. 5, núm. 8 USA
Fecha de salida: Diciembre de 2019.
Guión: Donny Cates
Dibujo: Cory Smith
Formato: Grapa, 24 págs. A color.
Precio: 2,20 €

La Iglesia Universal de la Verdad está dando nuevos pasos agigantados para conseguir sus objetivos, ya que incluso ha conseguido derrotar al cuerpo Nova mientras seguía su camino sin inmutarse. Mientras tanto, los Guardianes de la Galaxia fueron advertidos por J’son de que no se acercaran allí y, como no podía ser de otra manera, Peter Quill dirigió a su equipo ante a la Iglesia donde la mayoría quedó atrapado. Sin embargo, Dragón Lunar y Groot consiguieron escapar para pedir ayuda a Mapache Cohete en Medio Mundo, pero su estado físico no era muy agradable. En este número veremos qué le ocurrió a Mapache Cohete y las verdaderas intenciones de la Iglesia Universal de la Verdad.

La historia daría comienzo con Cohete no queriendo recordar su pasado, pero al final accede y les cuenta a sus compañeros cómo le convirtieron en un guerrero, cómo luchó, y cómo tras las Guerras del Infinito empezó a notar que los cambios que le hicieron comenzaron a revertirse, por lo que decidió huir de sus compañeros para tener una muerte digna. Esto molestó mucho a Groot porque separarse del grupo sin mediar palabra no era justo y que todos eran una familia y debían estar juntos. Tras convencerle un poco, Cohete decide ayudarlos. Mientras tanto, en la Iglesia Universal de la Verdad, J’son le enseña a Peter Quill y los demás de dónde extraen energía y su plan para renacer múltiples capullos.

Imagen de Guardianes de la Galaxia, núm. 8En general, estamos ante una historia muy emotiva en su mayor parte por los recuerdos de Mapache Cohete y cómo se sincera ante sus compañeros, abriendo su corazón desde que era simplemente un cachorro adorable hasta que le convirtieron en el guerrero que le conocemos y que libró tantas batallas. Personalmente, debo decir que su historia me ha emocionado en gran medida que cuando Cohete grita que no quería que le recordaran de esta forma tan maltratada se me ha escapado una lágrima -y seguro que a más de un lector le pasará igual-. En cierto sentido, es un tema doloroso el que ha tocado Marvel con Cohete, puesto que es cierto que muchas personas cuando llegan a un estado no muy agradable, algunos suelen decir la misma frase que Cohete, pero la lección que deja Groot sobre la familia es la que debe prevalecer, que siempre estaremos todos ahí en cada momento, incluso cuando una persona ya no esté. Por otro lado, la parte de la Iglesia ha sido demasiado breve para mi gusto, aunque sí es cierto que es muy chocante lo que planean hacer y, si lo consiguen, pueden armar un buen jaleo por el resto de la galaxia.

En cuanto a los personajes, aquí vemos a un Mapache Cohete gravemente afectado y torturado por los efectos de la reversión genética del tratamiento que le hicieron cuando era más joven, pero no es solo el físico lo que le preocupa, sino también el aspecto social, pues lo que más le preocupa es que sus amigos le vean demacrado, como la sombra de lo que era, y eso es algo que el personaje no puede permitir y que justifica el abandono del grupo por la puerta de atrás. Sin embargo, y aunque desde su punto de vista es algo legítimo y entendible, Groot tiene la voz de la razón en que él forma parte de la familia y, aunque le cueste expresarse con buenas palabras, le explica que no le dejarán nunca solo, incluso cuando se vaya, ellos siempre van a estar ahí, como hacen las familias. Este razonamiento por parte de Groot es algo bastante bonito por su parte y que muestra el otro lado de la moneda, el lado de la familia que quiere ver a su familiar a toda costa, pues quieren estar con ellos hasta el último de sus momentos para apoyarle en todo lo que puedan. Por último, de J’son poco podemos hablar más allá del cliffhanger que tampoco queremos revelar mucho.

Imagen de Guardianes de la Galaxia, núm. 8Sobre el ritmo, la primera parte del tebeo dicta una tranquilidad para contar paso por paso la historia de Mapache Cohete y cómo ha llegado a esa situación, lo cual encaja muy bien; mientras que la segunda parte es algo más activa al tener menos páginas para poder revelar un cliffhanger para el próximo número.

A nivel artístico, Cory Smith coge los lápices para traernos un trabajo bastante notable que nos ofrece una splash page bastante buena, unas expresiones faciales y transmisión de sentimientos muy efectivos y unos fondos bastante bien tratados.

En definitiva, considero que este número de Guardianes de la Galaxia nos trae unos momentos bastante emocionales sobre los personajes mientras que, a su vez, nos deja llenos de emoción por saber qué ocurrirá a continuación.

Puedes adquirir “Guardianes de la Galaxia, núm. 8” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Reseñas] Tony Stark: Iron Man, núm. 10

Entrada anterior

[Críticas] Comentarios y referencias de The Mandalorian 1×08: Redemption, final de temporada

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario