ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

[Reseñas] Hellblazer: Andy Diggle

3

Portada de Hellblazer: Andy Diggle

Edición original: Hellblazer núms. 230 a 250 USA
Fecha de salida: Julio de 2017
Guión: Andy Diggle, China Miéville, Dave Gibbons, Jason Aaron
Dibujo: Dinijel Zezelj, Giuseppe Camuncoli, Leonardo Manco, Sean Murphy, Sean Phillips
Formato: Cartoné, 496 págs. A color.
Precio: 40,00 €

Después de 200 números en los que ha llegado a vivir de todo, en 2007 llegó a la serie regular de Hellblazer el guionista Andy Diggle, quien se había estado haciendo un nombre en DC con obras como “Green Arrow: Año Uno” o una mini-serie de Adam Strange. El guionista ya tanteó con la mitología de John con la mini-serie “Lady Constantine” pero su llegada a la serie regular le permitió homenajear los comienzos del personaje en un par de arcos argumentales en los que el pasado de Constantine estaba muy presente.

John decide que es momento de dar un paso al frente y deshacerse de los demonios interiores que le llevan atormentando durante años, pero nuevas amenazas emergen de varios frentes que obligarán al mago a usar toda su astucia para averiguar quién se esconde detrás de todo. Lo que destaca estos veinte números recopilados por ECC el pasado mes de julio es la recuperación de situaciones o personajes que datan de la etapa de Jaime Delano, en los primeros números de la serie allá por los años ochenta. Diggle se encarga de revivir la tragedia de Newcastle o de dar forma a los demonios internos de John a través de unas historias que, pese a no tener nada que ver con nuestro mago canalla, están todas conectadas de un modo u otro al eterno juego de ajedrez que juega el personaje.

Esa es sin duda la principal virtud del tomo. Ofrecer historias aparentemente autocontenidas pero que en realidad están supeditadas a una narrativa mayor, una intriga que busca juntar la política con la magia con un interesante resultado, aunque la vertiente política no se aleja del típico corrupto en busca de usar el bien común como excusa para conseguir sus propios objetivos. De todos modos todo esto juega perfectamente para acentuar el tono deprimente, oscuro y hasta cínico que impregnan todos los números; nos movemos en un mundo oculto que, pese a visitar lugares llenos de riquezas como el Vaticano o lugares con gran poder adquisitivo siempre se deja claro que eso es solo una fachada y que, bajo ella, aguardan unos males indescriptibles dispuestos a liberarse a la mínima que tengan la ocasión. Estos horrores/misterios se van preparando a través de una narración sutil, que juega más con lo que no vemos que con lo que vemos hasta que, al final de cada historia/número, se revela cuál es la entidad a la que se debe enfrentar Constantine de forma contundente.

Todo el tomo mantiene ese tono deprimente y oscuro salvo el número final, el 250, en el que tenemos un par de historias cortas que busca una tónica más alegre y esperanzadora, más acorde a la época navideña en la que se publicó el número. Estos sí que no tienen nada que ver con la historia principal pero son un cierre ligero y bonito a una lectura que nos ha llevado a ver lo peor del ser humano obra de Dave Gibbons y China Miéville.

Imagen de Hellblazer #230, por Andy Diggle y Leonardo MancoHablando del personaje en sí, esta representación de Constantine es totalmente fiel al canon establecido del personaje. Un canalla sin remedio que se mueve en la fina línea que hay entre lo real y lo sobrenatural cigarrillo en mano, una persona capaz de vender su alma al diablo para conseguir lo que quiere. En esta ocasión se profundiza bastante en él ya que Diggle da una explicación a ciertos hechos que han acontecido a lo largo de su historia (como he dicho, rinde homenaje a etapas previas del personaje) y además intenta librarse de las cargas que se ha ido ganando a lo largo de los años.

En cuanto al apartado artístico tenemos a unos artistas de nivel que complementan a la perfección el entorno sucio que nos describe Diggle en sus guiones. El principal artista es Leonardo Manco, quien ya colaboró en la etapa anterior dedicada a Denise Mina y lo que se dijo entonces se sigue aplicando. Tiene un estilo ideal para el mundo de los horrores en los que se mueve John y sus compañeros en los otros números, que incluyen nombres como Sean Murphy, siguen dando un trabajo notable. Igual que la diferencia en el guión, el número 250 tiene un dibujo de Sean Phillips y Giuseppe Camuncoli pero su coloreado, mucho más vivo, acentúan esa ligereza que no tienen los 19 números previos.

La edición de ECC Ediciones es correcta, su elevado número de páginas impide el añadir muchos extras pero al menos se incluye un texto de Jorge García con el contexto que tanto aprecio personalmente.

“Hellblazer: Andy Diggle” recupera personajes y situaciones de la historia de John para hurgar en la mente del mago mientras se enfrenta a dos amenazas que juntan los peligros de la avaricia del ser humano y el poder infinito de un mago malvado. Recomendable para los fans de Hellblazer.

Puedes comprar “Hellblazer: Andy Diggle” aquí.

[Cine] Liga de la Justicia: Jason Momoa confirma escena post-créditos y motion poster de Superman

Entrada anterior

[Cómics] Brian Michael Bendis firma en exclusiva con DC Comics

Siguiente entrada

También te puede interesar

3 comentarios

  1. Que tal gracias como siempre por otra reseña. Ya hace como diez años me quede como por el número 100, o sea, con las etapas de Delano y Ennis, y lo deje a John cerrando un poco su asunto con Astra y Lucifer…la verdad quiero volver a ver como siguieron, pero ya no tengo tanto tiempo como antes, doscientos numeros se me van a complicar. Alguna recomendación de que etapa seria la mejorcita para leer despues? Mas alla de la continuidad. Esta se ve interesante.

    1. No te puedo ayudar mucho porque solo me he leído este, la etapa de Denise Mina y algunos números de la etapa de Delano, pero creo que si te has leído la de Delano esta mismo de Diggle es un buen punto de partida.

Dejar un comentario

Más en Artículos