ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Invasores, núm. 1: Fastasmas de guerra

0
Portada de Invasores, núm. 1: Fastasmas de guerra

Edición original: Invaders, vol. 3, núms. 1 y 6 USA
Fecha de salida: Octubre de 2019.
Guión: Chip Zdarsky.
Dibujo: Carlos Magno y Butch Guice
Formato: Tomo, 144 págs. A color.
Precio: 14,50 €

Namor, el Hombre Submarino, el primer mutante, siempre ha sido un personaje gris de una moralidad dudosa, pero firme en lo que respecta proteger Atlantis. Debido a esto el personaje siempre ha saltado de un bando a otro según le convenía, pero hubo un tiempo donde era un protector férreo de la paz en los mares y en la tierra, cuando formó parte del grupo conocido como Los Invasores junto con Bucky, Steve y Jim Hammond. Después de lo que pudimos ver en los cómics recientes de Los Vengadores de Jason Aaron, Namor está decidido a proteger los mares a toda costa de todo ser terrestre y por ello formó su propio grupo marino: Los Defensores de las Profundidades. En este primer tomo veremos el gran plan de Namor para acabar con la guerra mientras descubrimos con Steve Rogers un poco más del pasado del Hombre Submarino y por qué la guerra es lo único que tiene en mente.

La historia de este tomo daría comienzo con un pequeño flashback de la Segunda Guerra Mundial para luego pasar a la actualidad y ver que Jim Hammond está escribiendo un libro sobre los Invasores originales. Tras esto, Namor reclutaría a la fuerza a los Puñales Marinos y Steve Rogers entraría en Atlantis como cebo mientras Bucky investigaba los planes del Hombre Submarino. Al descubrir que Namor pretendía hacer una bomba, Tony Stark pidió a Steve Rogers que le detuvieran, pero el Capitán América creía firmemente que podrían hacer entrar en razón a su antiguo amigo. Sin embargo, nuevos descubrimientos del pasado de Namor harían reflexionar al Capitán América antes del enfrentamiento definitivo que supondría un golpe sobre la mesa en la situación de los mares.

Invasores, núm. 1: Fastasmas de guerra. Página de muestra.En general, estamos ante un cómic en el que la intriga gana un buen peso a medida que suceden los números y vamos descubriendo más y más del plan de Namor, aunque dentro de esa temática específica, donde no falta la acción, también estamos ante una recopilación muy dramática y personal con la que Chip Zdarsky se sumerge por completo en la psique de Namor y cómo ciertos momentos específicos del pasado le convirtieron en el guerrero atlante que es hoy en día. Como tal, estamos ante un cómic muy notable que, si bien al principio puede notarse algo lento por los constantes flashbacks para pasar luego al presente, pronto nos acostumbramos a esta curiosa estructura narrativa e incluso llega a enganchar para que, cuando veamos el gran movimiento de Namor, comprendamos del todo sus acciones si nos ponemos bajo su punto de vista. Por otro lado, Invasores no se queda limitado a un recinto corto, pues poco a poco va aumentando la escala e involucrando a más y más personajes en esta historia.

En cuanto a los personajes, Namor es el protagonista absoluto de este cómic y es a quien seguimos paso a paso para comprender todas y cada una de las acciones que le motivan a hacer lo que hace al final del tomo, e incluso llegamos a ver su lado más “humano” y emocional, un aspecto que el propio Hombre Submarino intentó dejar de lado hace mucho tiempo para pasar a la figura de un rey fuerte que pueda gobernar Atlantis sin que nadie tema por sus vidas. Debido a sus experiencias y a su contexto, es lógico ver a Namor no como un villano, sino como un antagonista al que la guerra ha hecho mella emocionalmente hasta dejarle con un trauma como ningún otro. A diferencia de otros personajes como el Capitán América o Bucky, quienes luchan por superar sus traumas a su manera, Namor sigue en la guerra dentro de su mente y se niega a dejar de luchar hasta que la termine, y solo hay una manera de terminar la guerra para el Hombre Submarino, la única con la que habrá una auténtica paz. Por otro lado, tenemos a Machan como consejero de Namor y su fiel compañero, aunque pronto descubrimos aquello que le hace especial y diferente al resto de los atlantes, algo que lo involucra directamente con un personaje clásico de Marvel. Ahora bien, Steve, Bucky y Jim hacen todo lo que está en sus manos por frenar la ira del rey de los mares intentando razonar con él en vez de dejar que los Vengadores o los EE.UU. se ocupen de él. Gracias a su pasado conjunto, tenemos dinámicas realmente dolorosas que solo pueden compararse a la de un grupo de amigos que se separa por razones que escapan a sus deseos y tratan de unirse de nuevo para que un amigo no caiga en la desgracia. Por último, la familia Peterson toma un papel muy relevante a poco de empezar el tomo como aquellos que acogieron a Namor en sus momentos más difíciles y le otorgaron esa felicidad que solo el lugar donde vivían y ellos podían darle, siendo en cierto sentido como su segunda familia y aquellos que más han influido para que conserve algo de bondad.

Invasores, núm. 1: Fastasmas de guerra. Página de muestra.Sobre el ritmo, Chip Zdarsky se toma mucho tiempo para ir explicando detalles durante todas las páginas y números del mismo, por lo que el cómic puede pecar de ser algo lento en un principio hasta que el lector queda hipnotizado por la increíble narrativa y hasta que Namor comienza a mover sus fichas de manera más contundente cuando tiene su plan a punto de cumplirse.

Respecto a la edición, nos encontramos ante un tomo en tapa blanda que recopila los seis primeros números del tercer volumen americano de Invaders con un cuidado bastante bueno y una introducción y epílogo muy acertados de Xavi Sanz sobre el cómic que aquí reseñamos.

A nivel artístico, tenemos dos grandes dibujantes que se complementan a la perfección, siendo Carlos Magno el encargado de ilustrar las viñetas relativas al presente mientras que Butch Guice se encarga de los flashbacks. Por un lado, Magno nos deja maravillados con ese toque tan perfeccionista y épico que brilla sobre todo en las splash pages, así como cuando Namor utiliza sus poderes delante de sus enemigos. Por último, Guice aporta un estilo más maduro, serio y más aferrado a la crudeza de la situación, lo cual se potencia enormemente gracias al color de Alex Guimãraes con esos tonos más grises a la hora de representar la Segunda Guerra Mundial.

En definitiva, considero que estamos ante una colección ambiciosa que cumple lo que promete a nivel narrativo y da incluso más de lo que el lector puede esperarse.

Puedes adquirir “Los Invasores, núm. 1: Fantasmas de guerra” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Series] Doctor Who renovada por dos temporadas más

Entrada anterior

[Cine] Lucasfilm está actualmente decidiendo el futuro de Star Wars

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario