ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Iron Man 32

3

Portada del cómic español Iron Man 32

Edición original: Iron Man v5, 11
Fecha de salida: Septiembre de 2013
Guión: Kieron Gillen
Dibujo: Dale Eaglesham
Formato: Comic book, 24 páginas
Precio: 1,95 €

El pasado mes de agosto se publicó en España el primero de los números relativos a la saga ‘El Origen Secreto de Iron Man’, el nuevo arco argumental de Kieron Gillen para la colección del héroe de hojalata de Marvel aprovechando el 50 aniversario del personaje. En aquel ejemplar se publicaban dos números de la colección estadounidense, sin embargo en este mes de septiembre se reducen a únicamente un número, por la sencilla razón de que nos encontramos a tres meses de distancia respecto a Estados Unidos, que era el objetivo que se marcó Panini Cómics a partir de Marvel Now.

Cuando comentaba mis primeras impresiones de esta nueva saga a la que todavía le quedan bastantes números (todavía se está publicando en Estados Unidos y allí llegará en octubre el decimosexto número y aquí acabamos de recibir el decimoprimero), criticaba el gran lío en el que se había metido Gillen, viéndolo como algo puramente innecesario. Ahora tenemos el segundo número de la saga, y la verdad es que sigo manteniendo pocas esperanzas en la historias.

Todo se reduce a que este número me ha dejado bastante indiferente. No se produce un gran progreso argumental, y el poco que tiene lugar se limita a lo que ya podía deducir el propio lector con la lectura del mes pasado, por lo que no hay un verdadero componente revelador que nos deje en cierta medida anonadados o relativamente sorprendidos.

Puede que un servidor sea excesivamente convencional o tradicional, pero no le termino de ver el sentido a esta saga. Como ya podéis imaginar por su título, así como por la portada de este número, la trama va referida a los orígenes del personaje, hasta el punto de que Gillen va a dejar una marca difícilmente borrable en su andadura por el personaje. Esa huella podría no reducirse únicamente a que recuperó al virus Extremis de una manera cuestionable, sino porque podría llegar a cargarse al personaje, esperemos que no sea así.

Pese a mis reticencias sobre la historia, reconozco que el escritor está sabiendo adornarla de una manera maravillosa, incluso la está vendiendo perfectamente de cara a la galería con unos argumentos lógicos. Si uno se pone a pensar fríamente en la explicación que se da en las últimas páginas, uno no puede evitar otorgarle cierta razón a los argumentos que explaya, sin embargo, eso no evita que sigamos teniendo la impresión de que todo está excesivamente metido con calzador.

Las mismas buenas palabras hay que decir sobre los diálogos y las situaciones construidas. Es cierto que tampoco se trata de una magnífica obra maestra, pero esas situaciones que consigue crear con Iron Man junto con “el otro personaje”, que no desvelo por si alguno no ha leído nada todavía, son uno de los pilares fuertes de esta serie.

Interior del cómic estadounidense Iron Man v5, 11, dibujo por Dale EagleshamDesconozco si es que no estoy viendo (tal vez porque todavía me falta) alguna pieza del tablero de Gillen, pero mantengo tras este segundo número bastante trivial que se trata de un “embolao” sin sentido, no sé si casi verlo como una medida desesperada de Marvel tras no saber qué hacer exactamente con el personaje. Ojalá me tenga que comer mis palabras y con los siguientes números consiga verle cierta justificación a todo esto.

Como ya digo, no sólo tenemos una reducción de la cantidad de número dentro del ejemplar, sino que además precisamente este número es de lo que menos aporta, por lo que poco hay que destacar más sobre la labor de Gillen.

Pasando a los dibujos, tenemos a Dale Eaglesham, quien ya aterrizó en el ejemplar previo. Al menos este número me ha servido para corroborar que prefiero a este frente a Greg Land, quien se estuvo encargando previamente de los dibujos. Es cierto que hay alguna que otra viñeta con altibajos (las mínimas), pero en general ofrece unos dibujos mucho más cuidados que su predecesor, dejándonos en esta ocasión una mayor cantidad de viñetas de una alta calidad, que sirven de muestra del nivel que tiene, algo que eché en falta con el ejemplar previo. Eaglesham nos obsequia con unos primeros planos de Tony Stark maravillosos, aunque su trabajo sobre la armadura de Iron Man no destaque en exceso (lo que no quita que sea más que correcto).

En general, este segundo número no ha cambiado la opinión que tenía sobre la saga. Ha mantenido en mí la intriga mínima por saber en qué queda todo, pero sin estar del todo “enganchado” a la historia.

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Fan-Films] The Dark Knight Legacy, un corto a modo de continuación de la trilogía The Dark Knight

Entrada anterior

[Videojuegos] Se confirma la presencia de Enigma y a Lady Shiva como la sexta asesina en Batman: Arkham Origins

Siguiente entrada

3 comentarios

  1. Puedo empezar a leer Iron Man desde aquí?

    1. Jum.. no creo que sea conveniente. A lo sumo desde el número previo (el 31 de Panini), pero aún así no se te presentaría a ese “otro personaje” que aquí comentamos, ya que hizo su debut desde el número anterior (30 de Panini). Lo más lógico sería si acaso empezar desde el nº 29 de Panini, que es cuando Iron Man se va al espacio.

  2. Lo malo de Land eran los rostros de los personajes , ya que la armadura la hacía de maravillas.

    Ahora este dibuante es todo lo contrario , a ver como hacen para colaborar juntos los 2 …

Dejar un comentario