ArtículosCómicsMarvel ComicsReseñas cómics

Iron Man 34

1

Portada del cómic español Iron Man 34

Edición original: Iron Man v5, 14
Fecha de salida: Noviembre de 2013
Guión: Kieron Gillen
Dibujo: Greg Land
Formato: Comic book, 24 páginas
Precio: 1,95 €

En nuestro repaso a las novedades de Panini del mes de noviembre nos toca analizar el siguiente número lanzado del arco argumental El origen secreto de Tony Stark en el número “Iron Man 34”. Panini incluye en este ejemplar el número 14 de la colección estadounidense, reduciéndose así sólo a uno el número de cómics que se incluye en los ejemplares españoles al haber una distancia de tan sólo un mes entre ambas tiradas.

Habiendo pasado ya el ecuador de este arco, y a falta de cuatro números (este incluido) para concluir la historia, se dedica este número a menos mirar al pasado y más a centrarnos en el momento actual, aunque como siempre, tendremos dosis de palabrería y de acción (o mejor dicho, de mayor ritmo de los acontecimientos).

El número pasado revelaba cuál era el gran plan de 451 y que involucraba a Tony Stark. Este no era otro que hacer de Tony el piloto de un robot de mayores dimensiones y gran potencial, el Deicida / Godkiller, con intención de que sirva casi de guardián de la Tierra, aunque eso sí, bajo las condiciones que 451 tiene en mente y sometiendo a Tony Stark bajo su control dado que se encuentra dentro de su armadura P..E.P.P.E.R. que 451 controla a voluntad.

Una de los elementos de este número es la lucha de ingenio que se produce entre Tony y 451. Como digo, el robot dotado de voluntad ha pirateado la armadura de Iron Man dejándole cierta libertad aunque bajo una serie de limitaciones, como son acciones hostiles hacia 451, el Deicida o huir.

Las características de esta situación hacen que Tony deba pensar en una manera de eliminar el control al que está sometido, produciéndose pequeño enfrentamiento intelectual entre ambos personajes, donde 451 intentará por todos los medios que se acabe llevando a cabo el plan que tenía en mente desde hace años. Para ello además cuenta con un personaje que volvió a aparecer final del número anterior, Cabeza de Muerte, que le da mayor dinamismo a la situación.

Interior del cómic estadounidense Iron Man v5, 14, dibujo por Greg LandNo obstante, este “duelo” tampoco podemos llegar a afirmar que esta sea lo suficientemente genial como para ser lo mejor que hemos tenido en la serie, si bien es cierto que permite prolongar esa dinámica que se viene produciendo entre los dos personajes a lo largo de todo este arco, y es que no podemos olvidar que salvo por los flashbacks, son ellos dos solos lo que llevan adelante la historia.

Cuando comenzó este arco, critiqué con fuerza el hecho de tocar los orígenes de Tony Stark para convertirlo en un humano creado, en cierta forma, a medida. Es decir, que si Tony Stark está donde está, con ese intelecto y su vinculación con todo el tema de las armaduras, no es fruto de la casualidad, sino que fue orquestado para tal fin. Un cambio que como podéis imaginar hace tambalearse la concepción del personaje que teníamos los lectores hasta el momento, debiendo pues existir un motivo lo suficientemente interesante como proceder con estos pasos.

Por desgracia, si ya al inicio del arco había indicios de que no estábamos ante una historia con tanto potencial, a estas alturas, que ya tenemos una buena idea del trasfondo de la historia, mi opinión no ha variado sustancialmente. Es cierto que Kieron Gillen seguirá al frente de la serie tras este arco, por lo que es posible que esta modificación del origen de Tony siga siendo de interés en futuras historias, pero creo que para esta primera, se ha pagado un precio demasiado alto. Esta misma historia se podría haber articulado sin necesidad de realizar dicho cambio.

Dejando de lado el tema del origen, como ya digo no es una historia con demasiado gancho, y prácticamente se sitúa en el mismo nivel de las anteriores historias de Gillen antes de este arco, que recordemos tampoco destacaron en exceso pese a que incluso trajo de vuelta al virus Extremis. Dentro de toda la historia de Iron Man, nos situamos simplemente ante una más, relativamente interesante por la novedad, sobre todo por tenerlo en un escenario en el que no estamos acostumbrados, pero poco más.

Sí que hay que reconocerle a Gillen un elemento positivo, y es esa interacción que antes hablábamos entre 451 y Tony. Este es uno de los mejores elementos, para mi gusto, que tenemos en estas páginas, pese a la gran ausencia de grandes momentos de acción.

Greg Land, habitual ya en esta serie, en los dibujos se muestra además correcto, con ese toque moderno que también le otorga el color de Guru eFX. Si acaso señalar como a Tony, al que tantos primeros planos se le da, luce un variado de caras a lo largo de todo este número, cada uno con un estilo completamente diferente, pareciendo tener en algunas ocasiones rasgos asiáticos y en otros ese aire playboy que ha tenido en tantas ocasiones.

Interior del cómic estadounidense Iron Man v5, 14, dibujo por Greg Land

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cine] El productor de El Hombre de Acero comenta el tono adulto de las películas DC y que el título para la “secuela” aún no está decidido

Entrada anterior

[Series] Se unen dos personajes habituales a Agentes de S.H.I.E.L.D.

Siguiente entrada

1 comentario

  1. Me alegra ver de nuevo a Cabeza de Muerte, en cuanto al 457 podria unirse a la gran gama de enemigos de iron man, con el tiempo claro

Dejar un comentario