ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

JLA: Libertad y justicia

4

Portada de JLA: Libertad y justicia

Edición original: JLA: Liberty and Justice USA, JLA: Secret Origins USA, The World´s Greatest Super-Heroes USA
Fecha de salida: Noviembre de 2016
Guión: Alex Ross, Paul Dini
Dibujo: Alex Ross
Formato: Tomo cartoné, 128 páginas
Precio: 17,50 €

Aunando en un mismo volumen “JLA: Secret origins” y “JLA: Liberty and justice”, ECC Ediciones nos trae la cuarta entrega de las colaboraciones entre Alex Ross y Paul Dini con los héroes de DC Comics en un tomo que representa a la perfección la responsabilidad y la carga que lleva sobre sus hombros la Liga de la Justicia de América y la fina línea en la que se mueve constantemente para lograr hacerse con el favor del público o perder completamente su confianza.

Una amenaza a escala global hace que el Pentágono requiera de la asistencia de la Liga de la Justicia, a regañadientes, para poner fin al problema antes de que cunda el pánico y nadie pueda hacer nada. El problema parece ser una extraña plaga aparecida en una zona de África y que se está expandiendo a velocidad de vértigo dejando incontables víctimas a su paso. Sin saber si es algo accidental o un ataque perpetrado por alguien que busca sacar tajada de todo eso, la Liga se pone manos a la obra y descubre que todo va mucho más allá de lo que se podía ver a simple vista y para intentar remediarlo deberán sacar toda la artillería pesada poniendo en tela de juicio el concepto que tiene la gente sobre ellos. ¿Héroes o amenazas? Cuando la duda queda sembrada en la opinión popular y los héroes de la Liga de la Justicia tienen que seguir adelante para evitar la catástrofe, aquellos a los que debe salvar dejarán de confiarles sus vidas y esa amenaza virtualmente invisible se podría cobrar otro tipo de víctimas.

Igual que en los trabajos previamente reseñados, la amenaza aquí es clara y está bien definida pero no es alguien al que se pueda golpear y noquear. No estamos ante un monstruo que destruye edificios ni ante un supervillano que quiere conquistar el mundo. Dini y Ross plantean otro tipo de enemigo, algo invisible que sirve para poner de manifiesto que la gente confía en sus héroes a medias y que el uso y abuso de sus poderes, incluso si es para hacer el bien, puede ser malinterpretado por algunos y explotado por otros. El miedo es una poderosa arma y los medios de comunicación que apuestan por la desinformación son siempre un buen reclamo para potenciarlo.

Página de JLA: Libertad y justicia

“JLA: Libertad y justicia” sigue el camino marcado por las otras colaboraciones entre Ross y Dini y lo hace ofreciéndonos una introducción con la visión de los autores de los orígenes secretos de personajes como Flash, Aquaman, Green Lantern o el Detective Marciano, entre otros varios miembros de la Liga de la Justicia, para meterse después en materia y explorar una nueva historia con el equipo en la que las amenazas físicas brillan por su ausencia. Aquí el conflicto es otro, de tipo bacteriológico, pero el grupo deberá lidiar al mismo tiempo con las consecuencias de sus acciones y el miedo que se apodera de los ciudadanos de todo el mundo cuando dejan de creer en ellos y pierden toda la esperanza.

Página de JLA: Libertad y justiciaA lo largo del cómic vemos como se trata con sumo cuidado todo el conflicto. Dini y Ross, ambos a cargo del guión, hacen un trabajo titánico presentándonos las amenazas, los miedos de la gente y la preocupación de los héroes al verse superados por una situación que parece complicada de solucionar. Y es ahí donde vemos que estos héroes tienen también dudas, responsabilidades y temores, pero incluso en los momentos más difíciles siguen siendo ejemplo e inspiración para todo el mundo. Porque los guionistas consiguen representar perfectamente qué es lo que significa ser un héroe, que es lo que significa tener que sacrificar tu propia credibilidad para poner a salvo a todos los habitantes del planeta e intentar recuperar después su confianza, si ellos aceptan. Quijotes de la verdad y el altruismo, esta representación de la Liga de la Justicia hace verdadero honor al nombre y la trayectoria del grupo y debería ser ejemplo de cómo deben representarse a estos personajes, modelos a seguir por otros autores que solo sueñan con acercarse a una buena representación.

A destacar que, sabiendo que han dedicado obras exclusivas a Batman, Superman y Wonder Woman, el protagonismo de la obra no recaiga en ellos y sean más personajes de apoyo que protagonistas. Y ojo, son piezas clave del desarrollo de la trama, pero Flash, Green Lantern, Aquaman y Detective Marciano tienen papeles mayores y demuestran un enorme potencial como personajes. Potencial no siempre aprovechado en otros cómics pero que aquí cumple con creces. De hecho, J’onn J’onzz es el narrador de la historia y explica muy bien cuál es el problema de un mundo incapaz de admirar la belleza de lo que tienen. Como observador externo que ha caminado entre los humanos durante décadas todavía tiene la esperanza de los habitantes de la Tierra aprendan a vivir en paz entre ellos y a lo largo de la obra nos deja con escenas muy potentes y desbordantes de carisma con las que reivindicar su importancia en el panteón de DC.

Por supuesto, no podemos obviar ni mucho menos desmerecer el espectacular trabajo que hace Alex Ross como dibujante. Creo que cada vez que hablo de él hago mención a lo mismo, pero si alguien alguna vez os pregunta si el cómic es un arte o no, simplemente coged un cómic dibujado por Ross y mostrádselo. Páginas dobles cargadas de detalles, dibujos hiperrealistas que casi parecen cobrar vida, representaciones sumamente heroicas de los protagonistas y cargadas de fuerte simbolismo e inspiración son motivos de sobras para comprar estos cómics y colocarlos en un lugar privilegiado de la estantería después de leerlos disfrutando cada dibujo. Y eso sin desmerecer el excelente trabajo hecho en el guión.

Página de JLA: Libertad y justicia

Incluir además en el mismo volumen “JLA: Secret origins” nos da la oportunidad de leer, en apenas dos páginas para cada uno, los orígenes de personajes importantes que no cuentan con una colaboración Dini-Ross propia. Es una oportunidad excelente para que cualquier neófito se sumerja en las aventuras de la Liga de la Justicia con un buen número de sus miembros presentados (sobre todo si se han leído antes las aventuras de la Trinidad de DC) y un guión que opta por un conflicto más apoyado en la moral, la política y la confianza que en los puños. Por supuesto, igual de recomendadísimo para lectores veteranos que aún no hayan tenido ocasión de echarle un ojo. Si os han gustado las obras anteriores del tándem creativo, esta no va a ser una excepción.

E igual que en sus anteriores colaboraciones, queda la puerta abierta para que cada lector pueda hacer una lectura en mayor profundidad y buscar entre líneas otra posible interpretación, aunque nosotros nos quedamos con el heroísmo inherente de los miembros de la Liga de la Justicia y la excelente caracterización del mismo y de cada uno de los personajes.

Javi Garcia

Otras entradas

[Opinión] ¿Cuál es tu opinión de Rogue One: Una historia de Star Wars?

Entrada anterior

[Series] Legends of Tomorrow recuerda con una promo su regreso en enero y el cambio de día y hora

Siguiente entrada

4 comentarios

  1. Ayer me leí el de WW y Shazam. Este es el último que me falta. Le tengo ganas 😀

    1. A mí me falta por leer el de Shazam, a ver si lo traen pronto.

  2. No se si sea solo yo, pero tengo un problema con Alex Ross y es que encuentro en cierto punto muy denso su estilo para el interior de un comic. Esta bien para portadas y me encanta, pero cuando lei Kingdom Come me costaba seguirle el hilo a la historia por las imagenes.

    1. Sé que el estilo hiper-realista de Alex Ross no es del agrado de todo el mundo. A mí, particularmente, me encanta. Kingdom Come me fascinó en su totalidad. De las mejores novelas gráficas que he leído.

Dejar un comentario