ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Jóvenes Vengadores v2, 4

0

Portada del cómic español Jóvenes Vengadores v2, 4

Edición original: Young Avengers v2, 5
Fecha de salida: agosto de 2013
Guión: Kieron Gillen
Dibujo: Jamie McKelvie con Mike Norton
Formato: Comic book, 24 páginas
Precio: 1,95 €

Termina al fin el primer arco argumental de la nueva colección de los Jóvenes Vengadores. A lo largo de cinco número se ha desarrollado esta historia que no sólo ha servido para unir de nuevo al grupo, sino que también parece que marcará en cierto aspecto el futuro de la serie, al “limitarlos” en buena medida. No implicando ello que Kieron Gillen nos vaya a abandonar, afortunadamente.

Panini continúa publicando un número por ejemplar, y es que no le queda otra, ya que al publicar en junio dos número en un único ejemplar, estamos a tan sólo un mes de distancia con respecto a Estados Unidos.

Como se pudo ver prácticamente desde el primer número, este primer arco tiene a los padres como principal eje argumental. Un foco de atención que ha conducido en una historia que como ya he dicho en el pasado no es santo de mi devoción, no lo que no exime de que tenga puntos bastante positivos. Esta acaba para, a partir del mes que viene darle un nuevo enfoque, dentro de la misma línea argumental (es decir, que no parece que vayamos a tener un gran giro en el futuro).

Analicemos pues este arco argumental en su conjunto, sin revelar las sorpresas que hay en su interior, para ver si Gillen ha conseguido revitalizar la saga de los jóvenes vengadores que tanto éxito tuvieron en el pasado.

La historia parte de un punto de lo más extravagante, hasta el nivel de que todavía tengo algunas dudas sobre cómo se ha conseguido llegar a la situación que tenemos al final de este cómic, todo ello a partir de algo que empezó con Wiccan. Espero que se deba a una torpeza por mi parte y que no sea que la historia tiene algunos flecos en donde no se ha hilado fino. Como he avanzado, esta historia no ha conseguido cautivarme del todo, no sólo por esos puntos que se me han quedado más en el aire, sino por lo extraño que veo la trama argumental, carente de mucho sentido pero que sí se ha creado para un propósito, asegurar en buena medida que los adultos , sobre todo si son los superhéroes, no juegan un papel fundamental en la historia.

Este es uno de los aspectos que más ha querido dejar claro Gillen en su planteamiento, e incluso se explicitó directamente en el ejemplar del mes pasado. Pese a que no me haya gustado la historia en sí, hay que reconocer que Gillen ha conseguir crear una explicación lo suficientemente contundente como para que no nos estemos preguntando cada dos por tres, por qué estos jóvenes superhéroes no piden ayuda a los superhéroes de primera fila cuando están en una situación de verdadero peligro.

Igualmente, ha logrado que se simpatice en cierto aspecto con los personajes, algo fundamental si quiere que nos olvidemos de otros superhéroes. Es cierto que aquellos que los vean por primera vez no se sentirán tan apegados, pero incluso para estos lectores, en estos cincos números tenemos una clara idea de cada uno de ellos, cogiendo algo de cariño a algunos. Es a este respecto donde notamos que no todos han gozado de la misma importancia. Así, mientras que personajes como Marvel Boy (Noh-Varr) o Miss América, han pasado más de perfil, otros como Kid Loki o Wiccan, han tenido mayor trascendencia, entre otras cosas porque han sido conductores de la historia. De los seis miembros del grupo, sin duda Kid Loki es el que se lleva la palma. Esta versión jovenzuela de Loki (teniendo incluso en este último número una rápida explicación de por qué lo vemos en este cuerpo) goza de una picaresca que gustará a más de uno.

Una vez más, ese airecillo de cómic independiente se vuelve a poner de manifiesto como ocurriese en números pasados.En este papel juega una gran importancia la labor artística de Jamie McKelvie, con quien viene trabajando desde el principio, con ayuda en ocasiones de Mike Norton. Desde el principio, los dibujos me parecen uno de los puntos fuertes de la colección, no sólo por el control de los trazos y lo colorido de los dibujos, sino también por el control de las posturas, por ejemplo las que toman Marvel Boy y Katie, y las facciones de la cara, unido a esos dibujos a doble página con los que nos obsequian en casi todos los números, para deleite del lector.

En general estamos ante una de las series revelación de Marvel Now!, y dentro de que hay algunas de superhéroes principales no terminan de convencer (véase lo que están haciendo con Iron Man con un resultado poco convincente), a esta colección hay que darle una oportunidad. No obstante, hay que tener en cuenta ante lo que estamos. No es una clásica historia de superheroes que tiene a unos jóvenes de protagonistas. En estos cinco números Gillen ha huido de colocar un clásico supervillano que se vean incapaces de detener por sus propios medios. En su lugar se ha inventado una amenaza que pie a la unión (en cierto aspecto algo metida con calzador) de los jóvenes vengadores al mismo tiempo que dará bastante juego en el futuro. Serie más que recomendable siempre y cuando se tenga en mente que vamos a ver un cómic bastante diferente.

Interior del cómic estadounidense Young Avengers v2 #5, dibujo por Jamie McKelvie y Mike Norton

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cómics] Scribblenauts Unmasked: A DC Comics Adventure tendrá cómic digital propio

Entrada anterior

[Cine] Zack Snyder comenta el gran nivel de destrucción y muerte de El Hombre de Acero

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario