ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Justicia

2

Portada de Justicia de DC Comics publicado por ECC Ediciones

Edición original: Justice núms. 1 a 12 USA
Fecha de salida: Junio de 2014
Guión: Alex Ross, Jim Krueger
Dibujo: Alex Ross, Doug Braithwaite
Formato: Tomo cartoné, 384 páginas
Precio: 36 €

En un ejercicio de reinvención que obedece a modo de homenaje y secuela moral de “Kingdom Come”, Alex Ross retoma los lápices para dibujar otra maxiserie de 12 números fuera de la continuidad de DC en la que volver a deleitar a sus seguidores con su hiperrealismo ilustrado y la utilización de buena parte del imaginario de héroes y villanos de la editorial.

Secuela moral porque, aunque no tiene relación directa con la obra mencionada, volvemos a toparnos con un gran plan trazado por Lex Luthor -y otros villanos- en el que desacreditar a toda la Liga de la Justicia para evitar la destrucción del mundo, posibilidad de la que han conseguido convencer a la opinión pública.

Los villanos se convierten a ojos del mundo en héroes improvisados para evitar una profetizada destrucción, dejando fuera de combate a los verdaderos héroes que deberán utilizar todos los recursos necesarios para recuperar el control. Pero, ¿y si de verdad la Liga de la Justicia fuera la responsable de la destrucción de la Tierra?

Se produce así un interesante giro de los acontecimientos en lo que de entrada podría parecer una historia manida y vista infinidad de veces. El concepto de héroes contra villanos es un clásico muchas veces inevitable, pero aquí Ross y compañía le dan un nuevo enfoque con la idea de que sean los villanos los que van a salvar la Tierra.

Un arranque cargado de epicidad le da al tomo el empuje necesario, que se pierde después entre lo pausado de la narración y los tópicos del género, pero que consigue dar un más que notable resultado por el que bien merece la pena hacer el viaje.

Página doble de Justice #1, de Alex Ross

Si en “Kingdom Come” Alex Ross solo se encargaba de ilustrar la obra y Mark Waid era el que escribía los guiones, en “Justicia” Ross escribe y dibuja, ayudado en los dos campos por Jim Krueger y Doug Braithwaite, respectivamente. Quizás es ese el motivo de que “Justicia” no llegue a estar a la altura de la sobresaliente “Kingdom Come”, ya que Ross como dibujante es inigualable pero como guionista siempre podrá mejorar, aunque también hay que tener en cuenta que la valentía de una y otra no es la misma.

Hay giros argumentales y mucho amor por los personajes, pero cualquiera que lleve un tiempo en esto de leer cómics -sobre todo hablando de DC- va a tener la sensación de que eso ya se ha hecho antes.

Portada de Justice, de Alex Ross“Justicia” es un intento por parte de DC de repetir el éxito de “Kingdom Come” y al dar tamaña libertad a alguien con un estilo con tanta personalidad como Alex Ross de ahí puede salir una joya para la editorial o algo que se quede a medio camino. Siendo justos, “Justicia” no es una obra mediocre ni mucho menos, pero adolece de ciertos aspectos negativos que ensombrecen un poco el resultado final.

La enorme cantidad de personajes que desfilan por la obra lo hacen con acierto, sin llegar a dejar la sensación de sobrecarga o de que se ha intentado abarcar más de lo que se podía tratar. Quizás sin ser la intención de los autores, “Justicia” es una excelente puerta de entrada al universo DC por la extensa galería de héroes y villanos que hacen acto de presencia, las localizaciones visitadas, los hechos rememorados y el vasto conocimiento de todo ello del que hace gala Ross y Krueger. Además, aunque la obra esté situada fuera de continuidad, al suceder en una especie de presente para los héroes -aunque en una especie de era dorada- hace que sea muy fácil reconocerlos, por lo que se facilita a cualquier neófito la entrada a la lectura.

Artísticamente no hay pega que valga. Es Alex Ross y su hiperrealismo. Sus héroes imponentes y endiosados. Escenarios espectaculares con fondos trabajadísimos. La elección de colores es inmejorable (en el fondo del océano es espectacular) y la facilidad con la que se reconoce a todos y cada uno de los personajes de la editorial es soberbia. El aspecto del Joker, por poner un ejemplo, es terrorífico, y el semblante de cada uno de los héroes, incluso si no se ve nada más que eso, es diferente y reconocible. Entre la espectacularidad del dibujo y la estructura diferente, ponerle un diez sería quedarse corto.

Otro punto a favor del dibujo, por si lo mencionado anteriormente no fuera suficiente, es el trabajo de mimetización que realiza Doug Braithwaite, haciendo que sea prácticamente imposible diferenciar sus páginas de las de Alex Ross. Con un dibujo tan sobresaliente y una homogeneidad que roza la perfección, el apartado artístico es sin duda una de las mayores bazas del cómic.

ECC ha optado por recuperar esta obra en una edición de lujo encuadernada en cartoné, curiosamente alejada de la edición en rústica con la que publicaron “Kingdom Come”. Desconozco el motivo de editar la segunda en un formato más económico que la primera, aunque quizás han considerado que si una de las dos debe ser accesible a más gente, debe ser “Kingdom Come”. En cualquier caso, en lo que a la edición respecta, una obra de estas características merece siempre tapa dura, así que un buen detalle por parte de la editorial para los que prefieren dicho formato.

Página doble de Justice #11, de Alex Ross

La conclusión que sacamos de “Justicia” es que es una obra que no pretende reinventar la rueda. Héroes contra villanos con un plan perverso para destruir el mundo como trasfondo, así de sencillo. El arranque es inmejorable pero la historia se deshincha un poco entrando en tópicos, comprensibles y respetables, que hacen que cualquier atisbo de originalidad que pareciera haber se quede en nada. Es una historia de corte clásico, una epopeya superheroica pura y dura que satisfará a los que sea eso precisamente lo que busquen. Y, por supuesto, con Alex Ross.

Alex Ross es un dibujante muy particular que tiene un estilo con una personalidad brutal, capaz de adueñarse de la obra si el guionista no pone un poco de su parte. Algo así es lo que sucede en “Justicia”, quedando un poco al margen la historia para dejar paso a las ilustraciones de Ross.

Dicho esto, una oportunidad excelente para introducirse (o introducir a alguien) en el universo DC, sin compromiso de permanencia por la independencia de la trama, y una lectura amena para cualquier lector de cómics de superhéroes que no busquen nada especialmente novedoso.

Javi Garcia

Otras entradas

[Cine] Mercurio tendrá otra gran escena en X-Men: Apocalipsis y concept arts de X-Men: Días del Futuro Pasado

Entrada anterior

[Act.] [Cine] Primer trailer oficial de Los Vengadores: La Era de Ultrón en español e inglés y nuevo póster

Siguiente entrada

2 comentarios

  1. ¡Dios!, ya quisiera poder dibujar como Alex Ross, este tipo es todo un maestro del dibujo, eso sí, creo que el único superheroe al que no le cae bien el estilo que usa Ross, es Spider-Man, pues a mi no me gusta como lo dibuja, pero por lo demás sigue siendo genial. 😀

  2. Alex Ross definitivamente es el mejor dibujante de superheroes, he visto varias veces el libro autobiografico “Mitologia” y he leido el comic “Kingdom Come” en varias ocasiones, y ese señor es definitivamente un maestro del arte del dibujo

Dejar un comentario