ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

La boda de Superman

1

Portada de La boda de Superman, publicado por ECC Ediciones

 Edición original: Superman: The Wedding Album núm. 1 USA, Superman núm. 118 USA, Adventures of Superman núm. 541 USA, Action Comics núm. 728 USA, Superman: The Man of Steel núm. 63 USA
Fecha de salida: Junio de 2017
Guión: Dan Jurgens, David Michelinie, Karl Kesel, Louise Simonson, Roger Stern
Dibujo: Al Plastino, Barry Kitson, Curt Swan, Dan Jurgens, Dick Giordano, Gil Kane, Jim Mooney, John Byrne, Jon Bogdanove, Kieron Dwyer, Nick Cardy, Paul Ryan, Ron Frenz, Stuart Immonen, Tom Grummett
Formato: Cartoné, 192 págs. A color.
Precio: 19,50 €

En el año 1996, después de décadas de flirteos, relaciones y hasta resurrecciones, Clark Kent y Lois Lane se dieron el sí quiero en un evento especial que afectó, como no podía ser de otro modo, a todas las colecciones que el personaje tenía en activo por aquel entonces.

Desde la editorial se volcaron en hacer esta unión algo realmente especial, la ocasión lo merecía, y para ello publicaron un número especial que fue escrito por un plantel de guionistas bien potente, que incluían nombres como Dan Jurgens, Roger Stern o Louis Simmonson entre otros. El resultado, junto con los números previos y posteriores, fue publicado por ECC el pasado mes de junio en una edición en cartoné bajo el título “La Boda de Superman”.

Empezamos el cómic con Lois y Clark separados debido a la barrera que supone para la pareja los deberes del kryptoniano como Superman. Ambos reflexionan sobre lo mucho que necesitan al otro, con Clark esto sirve de excusa para hacer un repaso de toda su historia de forma algo forzada, vemos desde su nacimiento hasta su compromiso con la reportera, pasando por romances previos como el que tuvo con Lori Lemaris, que aquí aparece bastante, únicamente para que el lector tenga un mínimo contexto de donde viene el personaje.

Por su parte Lois se embarca sin saberlo en un viaje de autodescubrimiento en el que se da cuenta que su felicidad pasa por casarse con Kal-El. Este comienzo deja bien claro que estamos ante un cómic no protagonizado por Superman o por Lois, sino por Lois y Clark. La pareja es la pieza central alrededor de la cual se mueve todo el relato y vemos todas sus facetas: la romántica, por supuesto, la reportera y también la guerrera, les vemos pelear codo con codo en un momento en el que Superman no tenía sus poderes.

El plato fuerte del tomo lo pone el one-shot dedicado a la boda en sí, como era de esperar. Jurgens y compañía consiguen captar toda la emoción de un evento histórico para el que todo el mundo se está volcando. Es un momento para la alegría y la diversión, por lo que no sorprende que esa parte del tomo tenga un tono que busque la conciliación y rehuya la tensión de la clásica aventura superheroica, hay espacio para que todos los personajes que han formado parte de la vida de la pareja den su enhorabuena al dúo, incluso tenemos un gran momento en el que Batman le hace el mejor regalo posible a su compañero de aventuras. Impagable.

Pese a que la boda resulta muy emotiva, los episodios que cierran el volumen dejan bastante que desear. Se recupera una subtrama presentada al comienzo del one-shot del enlace en la que un delincuente se empeña en devolvérsela a Lois Lane, algo que acaba derivando en una carrera contrarreloj para salvar no solo a Clark, sino también a toda la humanidad. En esta ocasión tenemos una trama protagonizada principalmente por una Lois digna de los mejores momentos ochenteros de Arnold Schwarzenegger o Sylvester Stalone y que realmente aburre por lo predecible de la historia, su ejecución y su resolución. Esta segunda parte, al tratarse de la luna de miel se puede obviar y el resultado global mejora considerablemente.

Aparte de eso tenemos también un par de aventuras secundarias, una en Hawái y otra a modo de flashback que no tienen nada realmente especial. Como he mencionado, son diferentes cosas que les suceden a la pareja en su luna de miel y que no tienen relevancia.

El apartado artístico es sin duda lo peor de este tomo. Debido a la gran cantidad de dibujantes que han querido aportar su grano de arena a este evento, el estilo es demasiado heterogéneo y no siempre tiene un nivel adecuado, habiendo varios dibujantes cuyas páginas resultan bastante feas a la vista. Se puede perdonar porque cuando el dibujo ha de funcionar, que es por ejemplo la famosa viñeta doble en la que Clark y Lois se besan después de darse el sí quiero, sí que se entrega un trabajo de calidad.

La edición de ECC es más que correcta, una buena encuadernación en cartoné de color negro que le da ese toque de álbum de fotos que le sienta genial.

Imagen de La boda de Superman

A rasgos generales “La boda de Superman” nos da lo que promete: el famoso enlace entre dos de los personajes más conocidos de la editorial y cuyo amor ha traspasado las páginas del cómic. El número dedicado a la boda es el plato fuerte del tomo pero mientras que lo que viene antes es relativamente importante para preparar todas las piezas, lo que viene después es un complemento insulso que no acaba de cumplir su función. Recomendado para los más grandes fans del hombre de acero.

Si quieres comprar “La boda de Superman” haz clic aquí.

Otras entradas

[Series] Sinopsis de Arrow, The Flash, Supergirl y Legends of Tomorrow para la cuarta semana del Arrowverse

Entrada anterior

[Cine] Pronto podría llegar el primer trailer y el título de la película de Han Solo

Siguiente entrada

1 comentario

  1. Yo tengo (espero que no se lo hayan comido las polillas) el muy bonito tomo blanco único de Vid. Ni idea de lo que viene antes o después, pero ese con TODOS los principales artistas de la historia de Clark (Curt Swan, Byrne, Giordano, los 4 de ese momento,etc.) a mi me había gustado mucho, en un periodo no exactamente genial del personaje. Entiendo que al lector de hoy se le puede hacer raro alguno de los estilos de dibujo tan distintos, pero es tipico de la época. Lo mismo pasa con La Muerte, de la espectacularidad de Jurgens a…esa cosa que hacia Bognadove. Un semiclasico novenchoto.

Dejar un comentario