ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

[Reseñas] La muerte de Green Lantern

1
Portada de La muerte de Green Lantern

Edición original: Green Lantern núms. 0, 48-51, 62-64, 80-81 USA, Green Lantern Gallery núm. 1 USA, Zero Hour núms. 00-01 USA, Green Lantern Secret Files núm. 2 USA, Pallarax: Emerald Night núm. 1 USA, The Final Night núm. 4 USA
Fecha de salida: Mayo de 2018
Guion: Dan Jurgens, Geoff Johns, Karl Kesel, Ron Marz
Dibujo: Bill Willingham, Dan Jurgens, Darryl Banks, Fred Haynes, J.H. Williams III, Mark D. Bright, Mike McKone, Shawn Martinbrough, Stuart Immonen
Formato: Tomo cartoné, 384 páginas
Precio: 34,50 €

Los años noventa se caracterizaron en DC por la caída en desgracia de los iconos más importantes de la editorial. Todo empezó con la muerte de Superman para seguirle la caída del caballero oscuro (saga que actualmente estamos reseñando gracias a la recopilación de ECC Ediciones) pero fue la primera la que propició también un cambio de status quo importante en otro protagonista de la Liga de la Justicia: Hal Jordan.

Tras el regreso de Superman, Mongul y el Cyborg Superman destruyeron Coast City, la ciudad de Hal, sumiendo al personaje en una profunda depresión que le haría caer en los infiernos y que serviría de desencadenante para un conjunto de acontecimientos que terminarían con su muerte. Para relatar la caída del Green Lantern más importante de todos, ECC Ediciones nos ha traído “La muerte de Green Lantern”, un recopilatorio que nos lleva de viaje por la destrucción del Corps, la llegada de Kyle Rayner y la nueva identidad de Hal Jordan: Parallax.

El principal artífice de todo este arco fue Ron Marz quien se incorporó a la serie por aquel entonces y fue el encargado de llevar la evolución de Hal en todo el universo DC. Esta es sin duda la principal baza de este cómic, que hace un buen trabajo a la hora de presentarnos la caída y el ascenso de uno de los mejores héroes de los que dispone la editorial pese a que en muchos de los números ejerce el papel de secundario. A diferencia de con el hombre de acero o el caballero oscuro, con Hal sí que optaron por transformarlo en villano en lugar de deshacerse de él, lo que crea una nueva dinámica que sienta de maravilla al personaje y a su entorno, pese a que lo que más se desarrolla es, paradójicamente, su relación con Kyle Rayner, su sustituto y con el que solo tuvo contacto ya transformado como Parallax.

Obviamente vemos las reacciones del resto del universo DC y algunas están bien llevadas como es el caso de Flecha Verde, pero en general se nota una especie de descuido en pro del espectáculo y de ver a Parallax deshaciéndose de las principales espadas de la editorial. Su relación con su entorno más próximo (como Carol Ferris, Tom Kalmaku o los anteriores Lanterns terrestres), están tratados de forma muy contenida y bonita en un fantástico número dibujado por Mike McKone.

El problema de este tomo en concreto es que el arco de Parallax no fue llevado en su propia serie regular sino, como ya he mencionado anteriormente, fue tratado a modo de secundario o de antagonista de varias miniseries, incluso en dos de los eventos de la época, “Hora Cero” y “La Noche Final” pese a que llegó a contar con un par de one-shots. Esto obliga a la editorial a que, si quiere ofrecer un resumen fiel de lo que le ocurrió a Hal sin encarecer de forma considerable el precio del tomo, suelte a los lectores en medio de dichas series o eventos, ya que se recopilan únicamente los números finales de las respectivas miniseries. Esto provoca, obviamente, una sensación de desconcierto en el lector y hasta puede echar para atrás a un determinado perfil que no quiera tener números sueltos de una miniserie evento que juntó a muchos de los héroes de la editorial. Como digo, es una decisión tomada con cierto razonamiento pero que trae consigo handicaps a los que se les puede dar más o menos importancia en función de la perspectiva con la que se encare (ya sea a modo de historia o a nivel editorial). De todos modos también es justo decir que ECC Ediciones se ha encargado de suavizar esa sensación introduciendo varios textos explicativos en momentos clave del tomo para ayudar a situar cronológicamente a los lectores.

Imagen de Green Lantern: Emerald Twilight #1A nivel visual tenemos, como os podéis imaginar dado el número de series que se incluyen, toda una batería de dibujantes con estilos claramente distintos. Hasta 10 artistas son acreditados para estos números con nombres como Bill Willingham, J.H. Williams III, Stuart Imone o Mike McKone, pasando también por Dan Jurgens y otros. Los que 5 primeros que menciono son los que logran combinar con mayor acierto un estilo pulido y limpio (más o menos clásico o moderno en función de su perfil) y con una narrativa sólida, sin perderse demasiado en los artificios de los noventa.

En cuanto al tomo, como ya se ha comentado anteriormente, ECC Ediciones ha optado por publicar varios textos explicativos dando el contexto necesario, una decisión acertada que puede compensar por la decisión de no incluir todos los números de las respectivas miniseries (por su relativa desconexión con el arco que aquí se presenta). Por lo demás, es una edición adecuada para su precio.

Así pues, “La muerte de Green Lantern” nos trae el ocaso de uno de los mejores personajes de la editorial (al menos hasta que Geoff Johns lo recuperara unos años después) en una historia en la que colaboran una gran cantidad de guionistas pero que es principalmente desarrollada por Ron Marz. Una obra indispensable para los fans de Hal Jordan y Green Lantern.

Puedes adquirir “La muerte de Green Lantern” aquí.

[Cine] Todd McFarlane explica la diferencia entre Spawn y las películas de Marvel y DC

Entrada anterior

[Cómics] Recopilatorio Marvel Comics: anunciado Infinity Warps y Mr. and Mrs. X, y más

Siguiente entrada

También te puede interesar

1 Comentario

  1. gracias por otra reseña, yo hace relativamente poco fui completando esta secuencia, con la lectura de Noche Final y Dia del Juicio. Hace muuuuucho entre los últimos estertores de Zinco y lo primero de Vid leí Crepúsculo(tres numeritos!!genial, impensable hoy) y Hora Cero, y obvio que decadas después todo el arco de Johns. para mi sigue simbolizando cosas bien de la época: grandes ideas, arriesgadísimas, con resultados desparejos, pero que para mi contrasta con lo de hoy: una narrativa más pulcra y prolija, con ideas recicladas (como fue la mayor parte de lo de Johns). me quedo con lo viejo, a pesar de los dientes y músculos exagerados.

Dejar un comentario

Más en Artículos