ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Liga de la Justicia #3: La travesía del villano

8

Liga de la Justicia #3: La travesía del villano

Edición original: Justice League núms. 9 a 12 USA
Fecha de salida: Diciembre de 2013
Guión: Geoff Johns
Dibujo: Jim Lee, Ivan Reis, David Finch
Formato: Tomo rústica, 104 páginas
Precio: 9,95 €

Después de la buena acogida que ha tenido la edición en grapa de uno de los buques insignia del relanzamiento que DC Comics hizo de todas sus colecciones allá por septiembre de 2011, ECC Ediciones continúa con la reedición cuatrimestral de esta nueva “Liga de la Justicia”, ofreciendo así una nueva oportunidad a los lectores para hacerse con uno de los pilares del Nuevo Universo DC.

Tras “Liga de la Justicia #1: Origen” y “Liga de la Justicia #2: La batalla de Metropolis”, esta vez llega “Liga de la Justicia #3: La travesía del villano”, la conclusión del segundo arco argumental importante y un nuevo punto de inflexión no solo para la colección sino para la formación de la Liga y la percepción del mundo sobre ella.

David Graves fue uno de los supervivientes civiles del ataque de Darkseid a la Tierra cinco años atrás, pero las consecuencias de su encuentro con las hordas del tirano pasaron desapercibidas en ese momento. Como agradecimiento a los héroes que tiempo atrás le salvaron la vida, decidió dedicarles un libro que los encumbró a la categoría de dioses. Pero el tiempo ha pasado y mientras Steve Trevor ha caído en una espiral de autocompasión por haber sido abandonado por Wonder Woman y seguir a pesar de todo al frente de A.R.G.U.S. como enlace con la Liga, una enfermedad terminal ha ido consumiento a Graves.

Desesperado por encontrar una cura y culpando directamente de ello a la Liga de la Justicia, decide tomar cartas en el asunto y hundir a los que antaño consideró sus salvadores.

Empieza así la travesía del villano.

Página de Justice League #9Geoff Johns y Jim Lee vuelven a deleitarnos con su talento en otros cuatro números de la colección que dio el pistoletazo de salida a la continuidad del reinicio de DC y los Nuevos 52, continuando con una nueva trama que surge a raíz de consecuencias inimaginables del ataque de Darkseid a la Tierra, cronológicamente sucedido cinco años atrás.

Como lector asiduo a las aventuras de los personajes de DC Comics y conocedor de todos y cada uno de ellos, esta es una buena oportunidad para verlos a través de otro prisma, en el que Geoff Johns se apoya para crear una nueva dinámica entre los héroes y sus relaciones. Personalmente, aunque agradezco enormemente el esfuerzo del escritor estadounidense y estoy encantado con la nueva vida que logró insuflar a Barry Allen, Hal Jordan y Aquaman, a Geoff Johns sigo viéndolo perdido cuando se trata de otros personajes. Su Batman queda lejos del Batman que hemos visto en otros cómics (protagonizados por el hombre murciélago o de corte coral como en otras encarnaciones de la Liga) y en muchas situaciones se ve opacado por Cyborg, que no termina de encontrar su sitio en la trama. Es el chico para todo, sin aportar nada.

Página de Justice League #9Dicho esto, y obviando las comparaciones para intentar ser justos con el análisis, Johns se atreve con un villano nuevo para compensar el uso de uno de los más clásicos en el primer arco argumental. David Graves es un villano de origen peculiar, cegado por el odio y el rencor, cuyas habilidades, poderes y debilidades quedan un poco en el aire. No obstante, aunque no se llega a explotar bien su potencial, sí que queda patente que es un personaje que puede dar mucho de sí y que no debería desecharse sin más. Quizás en un futuro alguien pueda sacarle más sustancia y darnos un segundo asalto memorable. En cualquier caso, se agradece el hecho de ampliar la mitología de un grupo tan establecido en los cómics aportando nuevos villanos a la mezcla.

Jim Lee vuelve a estar sobresaliente como dibujante regular de la colección. Ivan Reis y David Finch aportan su granito de arena en algunas páginas del último número del tomo. El estilo de estos dos dibujantes casa perfectamente con el de Lee y, de esta forma, la espectacularidad en las viñetas y cierta homogeneidad está garantizada. Combates frenéticos, héroes (y heroína) imponentes y una buena dosis de acción, todo ello representado con unos de los mejores lápices con los que actualmente cuenta la editorial. De hecho, lo peor sin duda es la portada que ilustra el tomo, una portada alternativa del #11 ilustrada por Bryan Hitch.

Portada de Justice League #10

Esto último es, posiblemente, la única pega que podemos ponerle a la (re)edición que nos trae ECC. Una vez más han acertado en el formato y en dar una nueva oportunidad a los lectores para hacerse con esta colección emblemática y representativa del lanzamiento. Pero la portada elegida para ilustrar el tomo es la peor decisión tomada. Cualquiera de las portadas de Jim Lee hubiera lucido mucho mejor.

En resumen, seguimos en la misma línea de lo que Geoff Johns y Jim Lee nos habían ofrecido en los números anteriores. Mucha acción y peleas, interactuación entre los héroes más grandes del Universo DC y una historia amena que se deja leer y disfrutar sin complicaciones. Los problemas llegan cuando nos topamos con intento infructuoso de repartir de forma equitativa los pesos de los integrantes de la Liga, quedándose Cyborg desubicado y Batman algo descafeinado. Si bien es cierto que en una serie coral es complicado dividir el protagonismo entre sus siete piezas clave y dejar sitio para la trama, también lo es que otros autores lo han conseguido de forma impecable.

¿Merece la pena hacerse con este tercer tomo recopilatorio que sirve para cerrar el primer año de esta nueva encarnación de la Liga de la Justicia en el marco del Nuevo Universo DC? Sí, porque el final es un final para el recuerdo y a partir de aquí las cosas se empiezan a poner interesantes. Geoff Johns ha empezado su recorrido en la Liga de forma firme y contundente, con mucha acción y espectacularidad pero sin llegar a profundizar en los personajes. Una vez asentados los cimientos y marcados los caminos, todo tiene pinta de mejorar.

Javi Garcia

Otras entradas

[Act.] [Videojuegos] Nuevas imágenes, gameplay y detalles del juego The Amazing Spider-Man 2

Entrada anterior

[Cine] Scarlett Johansson insiste en que en Los Vengadores: Era de Ultrón conoceremos la historia de Viuda Negra

Siguiente entrada

8 comentarios

  1. Muy buena reseña, me gusto la historia, y la verdad es que yo no veo que Batman haya perdido su esencia, sino que estan dando un mayor protagonismo a los demás personajes que estamos acostumbrados a que sean opacados por Batman

    1. En otras encarnaciones de la Liga de la Justicia, por ejemplo las de Grant Morrison o Joe Kelly, Batman es Batman y no por ello opaca a los demás. Cada uno tiene su momento para lucirse. Aquí simplemente Batman no es Batman y es un personaje con el que Geoff Johns no se desenvuelve bien. Es decir, es algo personal, a mí no me gusta el Batman de Geoff Johns.

      1. Yo diría que se nota bastante que Johns hace destacar a sus personajes fetiche quitandole eficacia a Batman.Esto lo he visto especialmente en Forever Evil,donde Batman se ve totalmente superado por Luthor y su grupo

      2. La verdad en otras encarnaciones de la Liga yo no vi el desarrollo de otros personajes, solo se trataba de la trinidad y muy rara vez se daba participación a otros, Batman siempre será Batman y su importancia está dada ya en la historia,(SPOILER: seleccionar el texto para verlo) creo que dejarlo en Forever Evil como el único activo de la liga demuestra eso (FIN SPOILER). Pero me gusta más también el desenvolvimiento de los demás personajes y que se profundice en lo que cada uno de ellos son,(SPOILER: seleccionar el texto para verlo) incluso sacó a Hal de los números regulares y nadie habla de eso (FIN SPOILER) solo hablan de que Batman no es Batman cuando no es su cómic. Así como el tuyo, el mío es un punto de vista personal

        1. ¿Cómo vamos a hablar de que (SPOILER: seleccionar el texto para verlo) sacan a Hal si su abandono de la Liga (FIN SPOILER) no se produce hasta el último número de este tomo? En el próximo ya se tocará el tema si es necesario.

          Otro punto es que tú hablas de Forever Evil, algo que sucede un año después (literalmente) que lo que nos ocupa en la reseña. No es comparable. Es decir, en el tomo que nos ocupa Geoff Johns no sabe qué hacer con Batman. Que en Forever Evil le de un papel importante, no significa que antes también lo tuviera.

          De todas formas, es posible que no nos pongamos de acuerdo. Me gusta Batman, pero no me gusta el Batman de Geoff Johns.

          Saludos!

          1. +10 Y yo añado, pues ya lo he leído, que la importancia que Johns le da a Batman en su mediocre (sí, otra vez) “Forever Evil” es pésima e ínfima, siendo opacado CONTINUAMENTE por todos los demás personajes y rebajandolo hasta el ridículo con el uso del anillo amarillo (ya tendréis oportunidad de reiros en ese número o de acordaros de los muertos de Geoff “I hate Batman” Johns”)

            Creo que es algo evidente para todo aquel que conozca a Batman en profundidad esos diálogos “afilados” de Johns donde SIEMPRE busca poner en entredicho a Batman y su liderazgo. Johns hace uso de Batman, sí, para DESPRESTIGIARLO y REBAJARLO, no es algo que ocupe discusión, es un hecho.

  2. tan mal esta la portada, que la cara de Wonder Woman parece la de un hombre

  3. Afortunadamente “Justice League WAR” arregló el primer arco de la serie regular de este cómic tan mal escrito por Johns, dándole a Batman el peso QUE MERECE.

Dejar un comentario