ArtículosCómicsDC ComicsECC EdicionesReseñas cómics

Liga de la Justicia Oscura: A oscuras – Integral

0

Portada de Liga de la Justicia Oscura: A oscuras - Integral

Edición original: Justice League Dark núms. 0 a 21 USA, I, Vampire núms. 7-8 USA, Justice League Dark Annual núm. 1 USA (one-shot)
Fecha de salida: Enero de 2019
Guion: Jeff Lemire, Joshua Hale Fialkov, Peter Milligan, Ray Fawkes
Dibujo: DAdmira Wijaya, Andrea Sorrentino, Cam Smith, Daniel Sampere, Graham Nolan, Lee Garbett, Mikel Janin, Vicente Cifuentes, Victor Drujiniu
Formato: Cartoné, 576 págs. A color.
Precio: 46,50 €

En 2012, cuando arrancaron los Nuevos 52 tras los eventos de “Flashpoint”, DC Comics optó por dedicar parte de sus esfuerzos a explorar la parte más mágica de su plantel de personajes. Así pues teníamos títulos como “La cosa del pantano”, “Yo, Vampiro” o la serie de la que nos toca hablar ahora: “Liga de la Justicia Oscura”. Esta serie pretendía reunir a destacados personajes como John Constantine, Deadman o Zatanna, entre otros, para enfrentarlos a aquellas amenazas mágicas que se escapaban a la Liga de la Justicia tradicional. Durante 40 números seguimos las aventuras de estos personajes antes de un parón de 3 años y ahora ECC Ediciones ha decidido recopilar los 20 primeros números de la colección en una edición integral que lleva como título “Liga de la Justicia Oscura: A oscuras – Integral”, en honor al primer arco que se recopila.

Estamos ante una serie que logra mantener un nivel constante durante los 20 números que aquí vienen recogidos, mostrándonos una faceta del universo DC alejada de la épica intrínseca que viene de tratar con personajes como Superman, Batman o Wonder Woman. Este es un mundo más oscuro en el que los horrores del más allá brotan como si nada y los tres guionistas principales, Peter Milligan en los primeros arcos y el dúo formado por Jeff Lemire y Ray Fawkes hacia el final, realizan un buen trabajo a la hora de presentarnos historias extremadamente entretenidas y visualmente poderosas (aunque a eso ya llegaremos) que captan a la perfección ese tono esotérico que tan bien le sienta a esta obra. Obviamente no estamos ante un cómic que redefina nuestro concepto de los superhéroes, de hecho algunas de las últimas historias diseñadas por Lemire y Fawkes resultan demasiado previsibles y más sosas que las anteriores, ni es especialmente experimental pero sí que ofrece una dinámica ligeramente distinta que resulta de agradecer, además destaca la química que hay entre los integrantes del grupo, especialmente Deadman o Frankestein.

De hecho, la caracterización de los personajes y las relaciones entre ellos representan uno de los aspectos más entretenidos del cómic. Ver los rifirrafes entre Deadman y Constantine, la romántica química entre el mago británico y Zatanna, la retórica de Frankenstein o el misterio de las visiones de Xanadu hace que sea muy sencillo devorar las páginas. Sin embargo, si bien es un cómic que puede ser disfrutado a la perfección por un lector neófito (es un buen punto de partida al mundo mágico de la editorial), el lector más versado en DC y Vertigo notará que la caracterización de John Constantine en concreto dista mucho de ser el engreído y hasta cierto punto cruel que hemos podido leer en Hellblazer. Una crítica que por desgracia permanece constante (y se intensifica) a medida que se intenta hacer evolucionar al personaje sin mucho éxito, pues acaba resultando algo forzado. Constantine no es un personaje que funcione especialmente bien en un cómic mainstream, pero al menos se logra llegar a un equilibrio que, a grandes rasgos, hace que el conjunto se mantenga arriba.

En cuanto a las historias, tenemos una gran cantidad de ellas que abarcan todos los géneros fantásticos posibles, desde el terror más puro con el primer arco a la fantasía pura y dura con los capítulos de Época, pasando por un obligado tratamiento a los vampiros a través de un cruce con “Yo, Vampiro”. Hay historias de todo tipo, que se ven dinamizadas además por un constante movimiento entre los integrantes del grupo, que únicamente mantiene constante a un núcleo pequeño (Constantine, Deadman, Zatanna y Xanadú), lo que aporta frescura y dinamismo.

Imagen de Justice League Dark #2, por Peter Milligan y Mikel JaninLas historias se ven complementadas a la perfección por un Mikel Janin que empezó a dejar bien claro que era un dibujante a tener en cuenta. Su estilo limpio y firme, apoyado por un coloreado digital de artistas como Ulises Arreola o Jeromy Cox, logran esa espectacularidad necesaria para un equipo de este calibre y prácticamente le hace medio cómic a los guionistas. En este tomo tenemos otros dibujantes como por ejemplo Andrea Sorrentino, que brilla como siempre en los dos números de “Yo, Vampiro”, y Graham Nolan, cuyo estilo más clásico no acaba de casar con el aspecto más moderno que tiene el trazo de Janin.

La edición de ECC Ediciones hace honor a la condición de Integral. Si bien no se añade ningún texto explicativo que de algo más de contexto (algo que siempre agradezco) sí que incluye todas las portadas de los números y un buen puñado de bocetos y diseños de página que nos dejan echar un vistazo al proceso creativo que hay detrás de un cómic cuyo aspecto visual destaca especialmente. Un buen punto por parte de la editorial. Eso sí, como suele pasar con estos tomos, el precio no es especialmente asequible.

“Liga de la Justicia Oscura: A oscuras – Integral” fue una acertada propuesta de unos infravalorados Nuevos 52 que nos metió de lleno en el lado más mágico de la editorial con un conjunto de personajes lleno de carisma y unas historias que se leen volando. Si bien peca de los convencionalismos del género y el dúo Lemire/Fawkes no tienen la misma solidez que Milligan en la segunda mitad del tomo, el conjunto mantiene un buen nivel en todo momento. Si os interesa toda esta parte del universo DC este es un tomo a considerar.

Puedes adquirir “Liga de la Justicia Oscura: A oscuras – Integral” aquí.

Otras entradas

[Reseñas] 100% Marvel HC. El Vigía

Entrada anterior

[Series] Termina el rodaje de la segunda temporada de Krypton

Siguiente entrada

Comentarios

Dejar un comentario