ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Los Cuatro Fantásticos 72

1

Portada del cómic español Los 4 Fantásticos v7, 72

Edición original: Fantastic Four vol. 4 12
Fecha de salida: Diciembre de 2013
Guión: Matt Fraction con Christopher Sebela
Dibujo: Mark Bagley
Formato: Comic book, 24 páginas
Precio: 1,95 €

Nos vamos acercando al final de la etapa de Matt Fraction al frente de los Cuatro Fantásticos, y precisamente este diciembre se ha editado en España el último número en el que escritor ha trabajado, el número 12 (los números siguiente llevan también su nombre pero ya no es él el responsable principal), antes de marcharse a la serie de los Inhumanos, aunque recordemos que al final tampoco se encargará de esa por un cambio de última hora (pero seguirá trabajando con Marvel).

Por desgracia este número es una extensión en lo que a opiniones se refiere de lo dicho en el anterior número, ya que este viene a completar el mini-arco abierto en el número del mes anterior, que precisamente bajo mi opinión fue uno de los números más flojos que nos había dejado hasta entonces el escritor.

Un número que no sólo tiene una historia (dentro de la gran historia principal) cogida por los pelos, sino que también flaquea a la hora de crear los diálogos y la propia narrativa. Todo ello con el añadido de que en el apartado visual tampoco se pueda decir que destaque precisamente, algo que sorprende pese a ser Mark Bagley el que se sigue encargando de ellos.

Tras separar al grupo temporalmente, Fraction rápidamente vuelve a unirlo con la misma facilidad con la que los separó, recurriendo para ello prácticamente a la misma explicación, siendo además de una repetición de elementos de los que ya viene haciendo uso a lo largo de su etapa. Y es que si hay algo que caracteriza a este número son los viajes espacio-temporales. Sí, ya sé que la historia principal ya se basa de por sí en este tipo de viajes, pero Fraction hace uso de ellos de nuevo para crear esta breve historia que se ha extendido durante dos números.

El uso de nuevo del mismo elemento obviamente le quita algo de gracia al asunto, haciendo por tanto que no sorprenda al lector. Igualmente la conclusión del número carece a su vez de cualquier elemento sorpresa, resultando todo en una historia excesivamente básica, y casi diría que típica en lo que a viajes espacio-temporales se refiere, atreviéndome igualmente a decir que casi que tiene ciertos toques infantiles.

De esta manera, de nuevo estamos ante un número sin garra, que no sigue enganchar al lector ni en trama ni en diálogos, que dicho sea de paso son excesivamente simples. A la vista del elemento en común (un personaje muy icónico) que tendrán los números restantes, creo que se puede afirmar sin mucho miedo a equivocarnos que estamos ante dos números que se pueden calificar de puro relleno. Es cierto que sucede un elemento destacado en la última página, pero más allá de eso, una simple historia que poco más viene a aportar a la serie.

Desde el principio de esta etapa, he venido asemejando a la colección con las típicas series de ciencia ficción con viajes espaciales  y/o temporales de televisión, y precisamente este número me vuelve a secundar esta opinión, teniendo aquí un reflejo de esos clásicos episodios de más que hay en toda serie, que sirven para alargarla un poco más. Mientras que eso en las series puede tener cierta justificación (por el tema del presupuesto y demás, aunque siempre es posible hacer la temporada con menos episodios), en el caso de los cómics es algo sin sentido. Teniendo la posibilidad de casi inventarse cualquier cosa sin importar su escala, y más si es algo a lo que no se va a hacer más referencia en el futuro, podrían haber apuntado más alto para dejar un mejor sabor de boca.

Por desgracia, Fraction no se va por la puerta grande de la colección. Esperemos que el final de la historia principal, de la que es en buena medida responsable él, sí tenga mejor cierre.

Visualmente ya lo he adelantado previamente. Bagley ya me sorprendió en el número previo dejando algunas viñetas en las que era apreciable un ligera caída de la calidad. En estas páginas esta merma diría que es más pronunciada (sobre todo en las páginas finales), o como poco, podemos decir que hay un cambio de estilo. Ese control de los trazos, la mayor atención a los detalles o la agradable composición de las viñetas que veníamos teniendo hasta el momento, parece haber quedado en un segundo plano para estos números (por ejemplo cuando no  estamos ante un primer plano, los rostros quedan bastante vagos). Los rostros de nuestros protagonistas no gozan de la calidad de números anteriores en muchas ocasiones, teniendo así determinadas viñetas en las que los dibujos son excesivamente sencillos. Afortunadamente, frente al número anterior, no tenemos en esta ocasión viñetas que queden poco representativas de lo que está ocurriendo, aunque sí he decir que en las dos primeras páginas del número diría que falla algo en la ordenación de los diálogos/viñetas.

Pese a todo lo dicho, los dibujos de Bagley le dan un toque a la serie bastante interesante, gustándome especialmente su diseño de la Cosa.

Interior del cómic estadounidense Fantastic Four vol.4 #12, dibujo por Mark Bagley

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cine] Henry Cavill ya está entrenando para ponerse de nuevo la capa en Batman vs. Superman

Entrada anterior

[Cine] La campaña viral de The Amazing Spider-Man 2 sigue con los Forzadores

Siguiente entrada

1 comentario

  1. Me gustaria ver como va la relacion Alicia Masters/Cosa hace tiempo que no tocan ese tema en los comics de esa primera familia

Dejar un comentario