ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Los Cuatro Fantásticos, núm. 10

0
Portada de Los Cuatro Fantásticos, núm. 10

Edición original: Fantastic Four, vol. 6, núm. 10 USA
Fecha de salida: Septiembre de 2019.
Guión: Dan Slott.
Dibujo: Paco Medina y Kevin Libranda.
Formato: Grapa, 24 págs. A color.
Precio: 2,20 €

Recientemente, la primera familia de Marvel finalizó con éxito la celebración de la boda de unos de sus miembros más importantes, Ben y Alicia, pero poco duró la alegría del momento, ya que el Doctor Muerte tuvo un plan que involucraba al mismísimo Galactus, por lo que los Cuatro Fantásticos debían tomar cartas en el asunto para detenerle. Después de unas discusiones e incluso aliarse con él por culpa de sus engaños, Víctor von Muerte los encerró para torturarlos física y mentalmente ante los medios, pero no contaba con la fuerza familiar que desprenden todos ellos y, sobre todo, Sue Storm, siendo incluso capaz de invisibilizar las ropas de Muerte para humillarle. Una vez liberados de sus celdas, los Cuatro Fantásticos evitaron que la energía del Devorador de Mundos se saliera de control y tanto Franklin como Valeria demostraron ser unos genios al rescatar a su familia de las garras de Latveria. En este número, veremos a Franklin Richards resentido con su nueva vida y aprendiendo una lección cuando la Guerra de los Reinos irrumpe en la calle Yancy.

La historia daría comienzo con Reed y Sue riñendo a Franklin y Valeria por el comportamiento que han estado mostrando últimamente, en especial el primero, y decidieron que Ben debería ser el encargado del castigo para Franklin por su actitud hacia Alicia. Sin pensarlo un segundo, los Grimm le ordenaron a su sobrino trabajar como voluntario para intentar enseñarle unos valores, pero todos los intentos acabaron en desinterés e incluso peleas. Pensando en un modo mejor de arreglar las cosas, Ben organizó una fiesta vecinal en la Calle Yancy para que todos se conocieran, lo que fue un éxito para Valeria, aunque a Franklin le costaba entender todo lo que intentaban hacer. No obstante, es en plena irrupción de los gigantes de hielo cuando Franklin por fin comprende todas las lecciones que le inculcaba Ben Grimm y que el sentido de la familia es muy amplio.

Los Cuatro Fantásticos, núm. 10. Página de muestra.En general, estamos ante un número de transición bastante bueno por el valor que le da Dan Slott al mundo introspectivo de Franklin y Valeria Richards, quienes algún día decidirán tener un rol más activo dentro del grupo o creando uno propio con algunos miembros de la Fundación Futuro. Por lo tanto, podríamos decir que el mayor punto positivo de este cómic recae en aquello que hace a los Cuatro Fantásticos ser quienes son, los valores de una familia que se mantiene unida y que trata de comprenderse aun cuando el afectado no quiere comprenderlo. Además de tratar toda esa problemática adolescente con efectividad, es imposible no leer el número y sonreír al final del mismo por todo lo que transmite, además de por sus páginas de acción y aquellas relativas a la ciencia.

En cuanto a los personajes, Franklin recoge la mayor atención del número por su rebeldía hacia su nueva vida, sin valorar en ningún momento que las “estrellas” más brillantes que puede encontrar pueden estar en su misma calle, en amigos y vecinos que le ayuden a tener más perspectiva y hacerle la vida más agradable. Sin embargo, y aunque este estado ha sido muy bien desarrollado y tratado, no ha sido así su cambio de pensar, que resulta muy repentino entre una página y otra. Asimismo, a Valeria Richards le ocurre lo mismo que a su hermano, pero, a diferencia de él, tiene la mente más abierta y es gracias a Moon Girl que comienza a comprender que su nuevo statu quo no es tan malo como podría parecer, ya que sus padres también han tenido épocas más tranquilas. Por otro lado, Ben y Alicia destacan por su continuo esfuerzo de hacer que sus sobrinos sean mejores personas y superen aquellos sufrimientos que padecen para que comprendan que la vida no solo se basa en viajar y ver las estrellas.

Los Cuatro Fantásticos, núm. 10. Página de muestra.Sobre el ritmo, Dan Slott se toma su tiempo para establecer una situación de evolución, así como las consecuencias de los números pasados, pero no tarda mucho en meter de lleno a la primera familia de Marvel en la acción y en enseñar todo aquello que representaron desde su primer número.

A nivel artístico, Paco Medina y Kevin Libranda tienen un estilo bastante juvenil y agradable que bien demuestra que podrían ser los encargados del dibujo durante unos cuantos números de manera estable. Tanto los personajes como los escenarios de la calle Yancy son preciosos y encantadores, con una gran vida que le da más ánimo al cómic. Además, ambos no se quedarían solo ahí, sino que también se desenvuelven con facilidad durante las viñetas de acción y las splash pages para hacerlas vistosas.

En definitiva, considero que este número de los Cuatro Fantásticos aborda bastante bien el dolor psicológico que sufren los hijos de Reed y Sue por las consecuencias de los primeros números y que les llevó a vivir en la calle Yancy; así como a la hora de prepararlos para que acepten mejor los cambios y vean sus posibilidades.

Puedes adquirir “Los Cuatro Fantásticos, núm. 10” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Series] Regina King es Sister Night en un nuevo póster de Watchmen

Entrada anterior

[Series] Los héroes caen y las leyendas se alzan en el nuevo póster de la octava temporada Arrow y créditos del séptimo episodio

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario