ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Los Cuatro Fantásticos, núm. 21

0
Portada de Los Cuatro Fantásticos, núm. 21

Edición original: Fantastic Four: Grimm Noir y material de Marvel Comics Presents 2
Fecha de salida: Octubre de 2020.
Guión: Ron Garney, Gerry Duggan y Mark Waid.
Dibujo: Ron Garney y Djibril Morissette-Phan.
Formato: Grapa, 48 págs. A color.
Precio: 5,00 €

En el número anterior, los Cuatro Fantásticos vuelven a la Calle Yancy y Cielo intenta adaptarse a su nuevo hogar mientras Johnny esquiva a su alma gemela y escucha el mensaje de ayuda de Wyatt. Sue propuso que Cielo y Johnny fueran a ver a Wyatt y juntos resolvieran el problema y así estuvieran los dos más tiempo juntos. Después de que Ben visitara a su mujer y se alegraran de verse de nuevo, asistimos a la llegada de Cielo y Johnny a la zona de la tribu Keewazi. Allí ellos le explicaron el problema diciéndoles que excavaron y que los topoides aceptaron ser keewazi y que el Hombre Topo les reclamaba, pero que no querían volver. Poco después, el Hombre Topo les atacó y Cielo consigue salvar la situación hablando a los T-Rex al saber que evolucionarán en aves. A la noche, todos celebraron haber vuelto a casa y Cielo prefirió algo de independencia, por lo que Alicia le regaló las llaves de su apartamento y Ben abrió un champán para perdonar del todo a Reed.

La historia daría comienzo (puede contener SPOILERS. Evita leer esta parte si no lo has leído) con Ben Grimm teniendo varias pesadillas y, al despertarse, Alicia y él notan que su vecina Rosemary lleva tiempo sin aparecer. Al hablar con la policía descubren que no hay pistas sobre ella. Por desgracia, las pesadillas continúan, aunque Alicia consigue hacer un retrato del monstruo que le atormenta, por lo que Ben intenta que Reed descubra quién es, pero no lo sabe. El único que sabe quién es el monstruo es Wong. Sin embargo, Ben sigue dentro de la pesadilla y descubre que su monstruo es D’Spayre y que tiene retenida a Rosemary. D’Spayre atormenta a Ben hasta romperle en mil pedazos hasta que nuestro héroe consigue alzarse y recordar que es fuerte, por lo que le golpea y salva a Rosemary de D’Spayre. Por otro lado, en Marvel Comics Presents, nos situamos en los 50 cuando Reed trabaja en el diseño del prototipo de su nave y Ben le reprocha que dejara a Sue para centrarse en su trabajo. Tras explicarle la importancia, informan de un robo de los prototipos y tanto Reed como Ben detienen a los ladrones y destruyen los prototipos. Además, Reed cambia de opinión y cree que debe volver con Sue y buscar un equilibrio entre vida y trabajo. Finalmente descubrimos que los ladrones fueron enviados por el Doctor Muerte.

Imagen de Los Cuatro Fantásticos, núm. 21En general, estamos ante un cómic bastante original y divertido de toque noir en el que nos adentramos en las peores pesadillas y miedos de Ben Grimm, cuyo viaje entre las tinieblas le lleva a tener miedo, para luego alzarse y volverse aún más fuerte contra un enemigo muy poderoso del que siempre hay que guardarse las espaldas. Por otro lado, y sin destrozar la experiencia del lector, me ha gustado cómo Ron Garney y Gerry Duggan nos llevan constantemente de la mano y los sentimientos de Ben Grimm hasta verle definitivamente roto y luego demostrar que teme a ninguna pesadilla ni monstruo. Respecto a la minihistoria de Marvel Comics Presents, es una historia aceptable sobre los planes de Reed antes de diseñar su nave, pero tampoco llega a emocionar ni contar nada especialmente relevante.

En cuanto a los personajes, Ben Grimm está constantemente asustado por sus pesadillas y por el monstruo que ve en ellas, además de todos los sentimientos que tiene dentro de sus sueños. Además, en su pequeña aventura para saber qué ocurrió con su vecina, todo no hace más que empeorar y más cuando Alicia hace un retrato del monstruo. No obstante, Ben también hace acto de memoria y recuerda que es alguien fuerte. D’Spayre es un monstruo que no deja de aterrar a Ben dentro de sus pesadillas y que, además, le atormenta más con el secuestro de su vecina.

Imagen de Los Cuatro Fantásticos, núm. 21Sobre el ritmo, Garney y Duggan optan por unos tiempos muy tranquilos para que sintamos en todo momento las emociones y la desesperación de Ben Grimm, lo consiguen transmitir muy eficientemente.

A nivel artístico, Ron Garney nos deja completamente alucinados con su trabajo realmente excelente y original donde el toque noir está muy bien representado, al igual que la desesperación, el miedo y el horror, todo con páginas realmente perturbadoras en ocasiones y fantásticamente trabajadas. Por otro lado, en el número de Marvel Comics Presents, Djibril Morissette-Phan realiza un trabajo bastante bueno que simula muy bien la estética de los años 50 con un buen juego de luces y sombras.

En definitiva, considero que estamos ante un número, que podríamos decir único, bastante llamativo y que encantará tanto a fans de los Cuatro Fantásticos como a aquellos que busquen sorprenderse con algo distinto a lo habitual.

Puedes adquirir “Los Cuatro Fantásticos, núm. 21” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Series] Marc Guggenheim abandona el Arrowverso y habla de Linterna Verde de HBO Max

Entrada anterior

[Series] Nuevo vistazo a Zemo en The Falcon and the Winter Soldier en forma de Funko

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario