ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Los Nuevos Vengadores v2, 41

0

Portada del cómic Los Nuevos Vengadores v2, 41

Edición original: New Avengers v3, 17 USA
Fecha de salida: Julio de 2014
Guión: Jonathan Hickman
Dibujo: Rags Morales
Formato: Comic book, 24 páginas
Precio: 1,95 €

Seguimos con la etapa de Jonathan Hickman en los Nuevos Vengadores con un número en el que la historia vuelve a tomarse su tiempo para avanzar, aunque esta vez sí hay una notable diferencia desde que empezamos hasta que terminamos. El Escuadrón Supremo es uno de los actores protagonistas de un cómic que se nutre del multiverso y la guerra entre las Tierras, por obligación. Cada ocho horas se produce una incursión y dos Tierras deben pelear por su supervivencia. O se proclama un vencedor en ocho horas, hasta la nueva incursión, o ambos mundos mueren. Sencillo.

El conflicto cobra más importancia cuando los Illuminati de la Tierra 616 de Marvel, observadores pasivos del drama al que se ven avocados los héroes del Escuadrón Supremo y que los tiene exhaustos, deben participar de forma más activa, todavía no sabemos cómo.

Hickman experimenta con los personajes y las ideas y lo hace sabiendo que en el horizonte le espera algo mucho mayor, por lo que de momento solo va construyendo su camino mientras algunos mundos van muriendo.

Un destino fatal aguarda a todos los personajes, que con las manos atadas deben destruir otros mundos para salvar el propio. Al mismo tiempo asienta las bases para un enfrentamiento impensable actualmente en los cómics (aunque años atrás sí fue posible) y utiliza una versión sutil de la Liga de la Justicia de DC en su particular Escuadrón Supremo para hacer más interesante el inminente enfrentamiento.

Página de Los Nuevos Vengadores v2, 41Pero para eso aún tendremos que esperar, ya que en este número las cosas empiezan lentas aunque nada tensas. El Escuadrón Supremo pelea sin descanso mientras los Nuevos Vengadores observan impasibles el destino que irremediablemente les aguarda incursión tras incursión. Según avanzamos las páginas, vemos como el agotamiento y la desesperanza hace mella en el equipo mientras que en la Tierra, nuestra Tierra, la desconfianza no ayuda al grupo a prepararse para lo que está por venir, aunque no lo sepan aún.

Todos están a una incursión de encontrarse y cualquiera podría ser el momento de ello, así que deben prepararse mientras Hickman intenta camuflar esa larga espera con escenas de acción que no interesan demasiado. La idea del multiverso es interesante pero si los que mueren todo el tiempo son personajes desconocidos que carecen de interés, por mucha acción y desenfreno que haya (que tampoco es para tanto), el lector se queda esperando con ganas algo que tarda en llegar. Y está bien alargar el momento para saborearlo mejor, pero al igual que los chicles hay que saber encontrar un compromiso entre sabor y duración o sino acabas masticando plástico insípido. Por suerte, parece que Hickman ha aprendido a base de experiencia y aunque el cómic aparentaba seguir en la línea de los números anteriores, hacia el final (bastante al final), da unos últimos coletazos que indican que todavía hay esperanza y que lo que todos esperábamos va a llegar pronto.

Página de Los Nuevos Vengadores v2, 41El cómic está bien dibujado y la labor de Morales da una impresión positiva que puede entrar bien por los ojos de los lectores. El autor se centra en los personajes y prescinde de los fondos la mayoría de las veces, por lo que el foco de atención recae en los primeros sin ningún tipo de duda. Las proporciones de los personajes están bien y el movimiento que le da a los cuerpos es acertado, ya que consigue transmitir sensación de dinamismo y la acción queda bien representada. E insistimos, Morales ha hecho un gran trabajo con el movimiento, cosa que otros no consiguen. Choca mucho que alguien capaz de algo así no pueda dar vida a sus fondos, aunque si el precio a pagar por tener un cómic vivo sacrificando los fondos, lo pago con gusto.

El uso del color se apoya en el juego que dan dos colores complementarios para crear contrastes. Si nos a mirar concienzudamente podemos comprobar que ese contraste se hace con dos colores que exactamente son complementarios (Photoshop no miente) y como no son colores muy vivos, queda todo muy harmonioso. Son complementarios, sí, pero la saturación no es demasiado explosiva. Además usan lápices para dar algo de textura, enfatizar el movimiento e incluso hacer sombras, restando agresividad para el ojo. Otro acierto del aspecto artístico.

La estructura se apoya en grandes viñetas con primeros planos para intentar empatizar con el lector dando algo de protagonismo a las expresiones, pero a diferencia del movimiento bien conseguido la emoción no han conseguido transmitirla igual de bien. Por lo demás, estructura sin demasiada innovación que tampoco entorpece la lectura.

En definitiva, un cómic de transición que empieza con la característica parsimonia de Hickman para terminar con un avance esperado que abre las puertas a lo verdaderamente interesante de la historia.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, rewview, unboxing y mucho más en vídeo

Javi Garcia

Otras entradas

[SDCC14] [Cómics] Nuevos detalles acerca de la serie de Spider-Woman

Entrada anterior

[SDCC14] [Videojuegos] Telltalle confirma The Walking Dead: Season Three

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario