ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Los Vengadores, núm. 8

0
Portada de Los Vengadores, núm. 8.

Edición original: Avengers, vol. 8, núms. 16 y 17 USA
Fecha de salida: Julio de 2019.
Guión: Jason Aaron.
Dibujo: David Márquez.
Formato: Grapa, 48 págs. A color.
Precio: 4,00 €

La desaparición del conde Drácula trajo una gran cantidad de problemas no solo a los vampiros que se enfrascaron en una gran guerra civil, sino también a los héroes más poderosos de la Tierra, que se veían en la obligación de frenar esta guerra para que no afectara a los mortales que no tienen nada que ver con el mundo sobrenatural. Aunque pareció que ganaron una batalla, esto en realidad fue una treta para que Sargento controlara al Espíritu de Venganza de Robbie Reyes para que sirviera al propósito del Coronel Sombra y su conquista sobre el reino de los vampiros. Mientras tanto, Iron Man tuvo una reunión poco fructuosa con el conde Drácula en una prisión, por lo que tampoco pudo ayudar a acabar con la guerra de vampiros. En este número, veremos a los Vengadores intentando que Robbie Reyes retome el control sobre su cuerpo a la vez que Blade se lanza contra el Coronel Sombra.

La trama daría comienzo con los Vengadores intentando frenar al Espíritu de Venganza mientras Robbie Reyes sufre dentro de su infierno personal. Con cierta habilidad, Blade consigue devolverle a la normalidad, pero a costa de dejar escapar al Coronel Sombra, quien inició su próximo paso al infectar a los prisioneros de una prisión de alta seguridad. Después de sacarle a Drácula toda la información posible a la vez que le hacían un gran daño psicológico, la Guardia de Invierno le encerró en la zona de exclusión de Chernóbil, donde el rey de los vampiros decidiría alimentarse para hacerse fuerte una vez más. Poco después, los Vengadores se enfrentarían contra el Coronel Sombra en la prisión de la Guardia de Invierno con todos sus esfuerzos, pero no es hasta la llegada de Robbie Reyes que Blade halla una buena oportunidad.

Los Vengadores, núm. 8. Página de muestra.En general, estamos ante una aventura magnífica que consigue dejar satisfecho al lector tanto durante el desarrollo como al final del mismo número, que, además, abre las puertas a una evolución para el mundo sobrenatural de Marvel que tanto necesitaba para así expandir mejor a personajes como Blade o el Piloto Fantasma. Hablando más en detalle de la historia, sin entrar en muchos spoilers, se da una gran importancia al infierno de Robbie y al personaje con el que se encuentra y, aunque solo sean unas pocas páginas, ya augura que El Piloto Fantasma tendrá una de las mejores tramas dentro de esta colección. Por otro lado, las batallas contra el Coronel Sombra han estado bien orquestadas y han supuesto un problema serio para los Vengadores que no han podido solucionar hasta que uno de sus miembros recuperó la confianza en sí mismo y ayudó al equipo. Respecto a la subtrama de Drácula, Jason Aaron nos da una gran evolución para el personaje y su raza al evidenciar que siempre hay distintas etapas dentro de la vida, pero que el rey de los vampiros siempre emerge fuerte una vez más. Y, cuando el tiempo pase, el Universo Sobrenatural de Marvel estará en grandes aprietos.

En cuanto a los personajes, Robbie Reyes se convierte en uno de los grandes protagonistas de este número al ver mermada su confianza por culpa de las acciones de Sargento y el Coronel Sombra. Tan desesperado y frustrado está que no solo estaba dispuesto a hablar con el diablo mismo, sino que también se ve como un estorbo para los Vengadores por cómo el Espíritu de Venganza les hizo daño sin que él pudiera hacer nada por evitarlo. Aunque Robbie termina recuperándose un poco, su confianza en sí mismo ya está quebrada y esto es una muestra de ello cuando no para de pensar en el personaje que se encontró en el infierno y al pedir ayuda a uno de los Vengadores para hacerle más fácil su transición de humano a espíritu de venganza. Por otro lado, Blade rompe con los estánderes del Vengador tradicional, pero su punto de vista añade un nuevo detalle que hará reflexionar a T’Challa de ahora en adelante. Por último, el Coronel Sombra decae un poco como villano carismático en pos de ensalzar la figura de Drácula, quien se ve muy beneficiado en la recta final, aunque no hay duda de que sus acciones fueron de lo más terroríficas y pragmáticas, como lo que ocurre en la cárcel.

Los Vengadores, núm. 8. Página de muestra.Sobre el ritmo, Jason Aaron no da un respiro en los dos números americanos que aquí se recopilan, por un lado debido a la crisis a la que se enfrentan los personajes, y por otro para así reforzar la sensación de fuerza y urgencia en la trama.

A nivel artístico, David Márquez se despide de la colección dándonos páginas y viñetas excelentes que no solo aportan ese toque “cinematográfico” y épico al cómic, sino que también consigue transmitir una gran fuerza tanto en aquellos paneles más activos en los que crece la violencia y en los más relajados donde el mismo fondo o el paisaje resulta aterrador para el personaje y el lector mismo al ver cómo le afecta. Sin duda alguna, le echaremos mucho de menos y esperamos que los reemplazos que lleguen detrás de él nos sigan ofreciendo una experiencia sin igual que se complemente de la misma manera con el guión de Jason Aaron para darnos una colección de los Vengadores tanto vistosa como impresionante por su rumbo.

En definitiva, considero que estamos no solo ante un número redondo que muchos disfrutarán por su acción, sino también ante un arco argumental que ha sabido desarrollarse con soltura, a pesar de que los lectores estemos acostumbrados a otras historias de los Vengadores con menos toques sobrenaturales. Con Los Vengadores ya metidos en la Guerra de los Reinos los próximos meses como tie-in, solo nos queda ver cómo de grande es el papel de éstos y qué les deparará una vez todo haya terminado. ¿Tal vez dando un papel relevante a Mefisto? ¿O retomando la trama del personaje al que vio Robbie Reyes en el infierno? Estamos impacientes por descubrirlo.

Puedes adquirir “Los Vengadores, núm. 8” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Series] Crítica del primer episodio de The Boys (Libre de spoilers)

Entrada anterior

[Series] Trailer de la cuarta temporada de Preacher

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario