ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Los Vengadores, núm. 9

2
Portada de Los Vengadores, núm. 9

Edición original: The Avengers, vol. 8, núm. 18 USA y Marvel Comics Presents, vol. 3, núm. 1 USA
Fecha de salida: Agosto de 2019.
Guión: Jason Aaron.
Dibujo: Ed McGuinness.
Formato: Grapa, 48 págs. A color.
Precio: 4,00 €

A raíz de todos los hechos recientes, los héroes más poderosos de la Tierra decidieron desvincularse de los poderes de Washington porque sentían que su deber es proteger la Tierra en su conjunto, no solo los Estados Unidos de América. Debido a ello, los más altos poderes encomendaron a Phil Coulson crear un nuevo superequipo que se atuviera a sus deseos, y así surgió El Escuadrón Supremo de América con Hiperión, Halcón Nocturno, Princesa Poder, Doctor Espectro y El Borrón. En este número, el equipo de Phil Coulson será puesto a prueba en pleno auge de la Guerra de los Reinos para intentar echar a los Gigantes de Hielo de Jotunheim de EE. UU. mientras los Vengadores aumentan sus esfuerzos en Nueva York.

La trama de este mes daría comienzo presentándonos individualmente a cada uno de los miembros del Escuadrón Supremo de América y a qué se dedicaban justo antes de que estallara la Guerra traída por Malekith, el elfo oscuro. Poco a poco, todos y cada uno de ellos se reunieron en el punto clave y comenzaron a matar a los Gigantes de Hielo sin ningún tipo de compasión por haber amenazado la seguridad de su país. Sin embargo, no todo es tan perfecto en este equipo, pues se desvela un terrible secreto sobre ellos mientras Phil Coulson retoma su cita con su aliado. Tras esto, pasaríamos a dos historias cortas de Marvel Comics Presents, una protagonizada por Namor y otra por Steve Rogers. En la primera, el Hombre Submarino aprendería por las malas la maldad del ser humano con el uso de las bombas atómicas y sus mentiras, mientras que en la segunda historia veríamos al Capitán América insuflando ánimo y seguridad a una joven cuya pasión por las motos y los saltos no conoce límites.

Los Vengadores, núm. 9. Página de muestra.En general, estamos ante un tie-in interesante al centrar el foco de atención en un equipo que puede ponerle problemas a Los Vengadores en más de una situación si acaban confrontándose con los intereses de los altos mandos de América. Como era de esperar, los héroes más poderosos de la Tierra han tenido que ceder el testigo de su colección al igual que ha ocurrido en la de Thor, lo cual podemos describir como lo más sensato, ya que nuestros héroes ya están demasiado ocupados con el evento y sus colecciones como para aparecer también aquí y que puedan surgir problemas de coordinación en la historia. Hablando más en detalle sobre la primera parte del tebeo, la reunión del grupo después de escuchar la voz de alerta recuerda de manera entrañable al enfoque clásico de los superequipos -tanto en cómics como en animación- donde cada uno de sus miembros vivían sus vidas hasta que surgían los problemas, y luego se reunían con toda la rapidez posible. Sin embargo, y aunque verlos en acción de manera tan brutal es increíble, lo mejor de este tie-in recae en el secreto que hay detrás de la formación del Escuadrón Supremo de América, llegando incluso a asustar el ver hasta dónde están dispuestos a llegar los altos poderes y Phil Coulson para lograr lo que quieren. Por otro lado, el complemento de Marvel Comics Presents se siente fuere de lugar completamente al no estar siquiera relacionado ni con lo que está ocurriendo ni con la colección en sí misma, lo que nos hace preguntarnos si no hubiera sido mejor haber editado esa parte en formato tomo. De las dos historias que se presentan al final del mismo, la mejor, sin dudas, es la de Namor al dar una explicación más cercana sobre su odio hacia los seres humanos, ya no solo por lo que pueden hacerle a Atlantis, sino también por cómo se usan entre ellos y cometen guerras y batallas por puro odio. La pequeña historia del Capitán América es satisfactoria por cómo los valores del protagonista llevan a una joven hacia algo mejor y el camino correcto, pero, lamentablemente, es una trama olvidable.

Los Vengadores, núm. 9. Página de muestra.En cuanto a los personajes, el Escuadrón Supremo de América funciona muy bien como equipo a pesar de sus pocos recatos en lo que a asesinar a sus enemigos se refiere, aunque al ser tan parecidos a los miembros de la Liga de la Justicia de DC distrae en muchos momentos y hace desconectar un poco. Hablando de sus puntos positivos, resulta genial ver cómo Aaron retrata las vidas civiles de cada uno y cómo afrontan sus propios problemas, como lidiar con la frustración de que unos alumnos no hagan caso, el trabajo de oficina, o la necesidad de sentir dolor en la lucha gracias a un colgante porque si no, no sentiría nada en ningún momento. Por otro lado, Phil Coulson se revela aquí como un verdadero villano por todo lo que es capaz de hacer para lograr sus objetivos, cometiendo incluso actos de lo más crueles por el mero hecho de que no supongan ningún problema y pueda hacer que todo surja a la medida que desean sus superiores y él. Entrando en las historias cortas, Namor se muestra desconfiado al principio con los seres humanos, aunque ayuda a los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de crear un contexto mejor para todos. Sin embargo, pronto se deja notar la evolución en el personaje al descubrir el lado más oscuro de la naturaleza humana. Por último, Steve Rogers cumple con un papel inspirador para una joven que se siente encerrada y como mediador para una madre preocupada. Aunque no hay mucho que destacar de él en esta historia, sí sobresale cómo nuestro héroe de barras y estrellas busca reconectar con la gente sin poderes e insiste en lo que cree que es correcto para que las personas de a pie puedan tener una mejor vida.

Respecto al ritmo, la primera parte del cómic resulta dinámica a la par que entretenida por cómo Jason Aaron va intercalando la lucha del Escuadrón Supremo de América con los secretos que hay detrás de ellos, lo que consigue darle un acabado notable y unos tiempos muy bien llevados al coger al lector de la mano. Ahora bien, la segunda parte del cómic se siente muy activa y ágil al ser historias cortas de diferentes personajes, pero su inicio, nudo y desenlace está trasladado correctamente y de manera equitativa.

Los Vengadores, núm. 9. Página de muestra.A nivel artístico, Ed McGuinness nos entrega un dibujo excelente no solo por su toque superheroico tan trabajado y que aquí hace que brille por su puesta en escena y dinamismo, sino también por ese toque tenebroso que da a ciertas viñetas que logra que el tono del cómic sea más oscuro de lo que puede parecer a simple vista. Por otro lado, Tom Coker opta por un estilo sombrío más que notable para ir en sintonía con la época que ilustra y los terribles hechos que va a vivir el Hombre Submarino. Personalmente, la última página de su historia y las miradas que dedica Namor a los humanos es, sin duda, estremecedor. Greg Land aporta unas páginas más vivas y esperanzadoras con alguna que otra página muy llamativa, aunque muchas expresiones faciales del protagonista y la joven resultan poco creíbles o feas, sobre todo cuando sonríen.

En definitiva, considero que Jason Aaron acierta al traer de vuelta a este genial equipo -con referencias claras a DC-, ya que parece ser que su importancia irá aumentando con el paso de los números y los arcos argumentales, no siendo nada disparatado que en un futuro los veamos enfrentándose a los héroes más poderosos de la Tierra.

Puedes adquirir “Los Vengadores, núm. 9” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Cine] Disney ignoró X-Men: Fénix Oscura desde el momento de la compra de Fox

Entrada anterior

[Series] Hayley Atwell cree que ya no hay necesidad de regresar como Peggy Carter tras Vengadores: Endgame

Siguiente entrada

2 comentarios

  1. Supongo que este Escuadron no tendrá nada que ver con el anterior post-Secret Wars no¿?

    1. En cierto sentido sí tienen que ver, y digo esto porque el secreto a su alrededor es muy revelador.

Dejar un comentario