ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Los Vengadores v4, 31

2

Portada del cómic español Los Vengadores v4, 31

Edición original: Avengers v5, 7-9
Fecha de salida: agosto de 2013
Guión: Jonathan Hickman
Dibujo: Dustin Weaver
Formato: Comic book, 64 páginas
Precio: 3,70 €

En nuestro apartado de las reseñas de novedades relativas al mes de agosto, le toca al el turno al trabajo que Jonathan Hickman está haciendo con los Vengadores en dos colecciones al mismo tiempo.

Comenzando con la serie de título “Los Vengadores” seguimos metidos en el arco argumental en el que, tras justificar en los primeros números la razón de por qué hay tantos miembros vengadores, las amenazas del universo son el punto principal de atención. Tras recibir en el número pasado la inclusión de un nuevo ser que tiene a los Vengadores puramente intrigados por el misterio que lleva aparejado, Hickman sigue con su denominado Evento Blanco.

Recordemos que todos estos números, hasta el número 15 de la colección, será lo que nos conducirá el próximo evento de Marvel, Infinity, de proporciones cósmicas y que implica a Thanos, no obstante, todavía nos queda algo de recorrido hasta el mismo, ya que aunque Panini va dando pasos agigantados recopilando tres números por ejemplar, todavía andamos por el noveno número, no siendo hasta octubre donde nos coloquemos justo ante la puerta del comienzo de Infinity.

Si bien los números que tenemos aquí no están marcados como preludio, es lógico pensar que sirven pare crear el escenario de lo que veremos más adelante, y desde luego lo que nos propone Hickman no es para nada sencillo. Hay algunos fans que dicen que realmente es todo mucho más simple de lo que parece, pero yo creo que lo que nos propone el escritor tiene bastante profundidad. Hickman se ha metido en unas proporciones cósmicas ya de lleno con su Evento Blanco, que realmente fue algo que ya se intentó en el pasado de la editorial, pudiendo este acabar conduciendo a la destrucción del planeta.

Estamos ante una lectura densa, y si bien es cierto que Hickman presta especial atención a la narrativa, es fácil que nos acabemos perdiendo. Incluso me atrevería a decir que son unos números que hay que leer no sólo con detenimiento, sino que habría que leer un número tras otro para que realmente no se nos olvide detalle alguno, y así podamos tenerlo todo en la cabeza a medida que leamos, logrando una perfecta comprensión de todo. La verdad es que ahora mismo me encuentro en una posición en la que tengo una idea de lo que está ocurriendo, pero a la par, tengo algunas dudas flotando en mi cabeza que desconozco si son cuestiones que se irán aclarando poco a poco o si ya han sido aclaradas por Hickman y no he sabido interpretar adecuadamente, como es el tema de que “El sistema está roto” y el tema de los constructores, que tiene bastante enjundia.

Interior del cómic estadounidense Avengers vol. 5 #9, dibujo por Dustin WeaverCon todas estas variables en juego, es viable que más de un lector acabe con la percepción de que con cada nueva viñeta está más perdido que antes, sensación que se magnificará para algunos si se le suma que el tema del cosmos no sea uno de sus favoritos. A este respecto cabe señalar que si se hubiese reducido el número de cómics referidos a esta historia, ya que algunos lectores se han quejado de que se ha prolongado excesivamente, no se habría hecho más que complicar aún más la narrativa.

Tengo la confianza de que realmente todo esto vale la pena. Tal vez es una historia demasiado complicado, incluso más si se realiza para el formato cómic, pero con la maduración suficiente, creo que es una historia que puede merecer la pena, sobre todo porque nos ofrece una trama de calado y diferente a lo que tenemos actualmente en otras series.

En el equipo de dibujo de estos números tenemos al artista Dustin Weaver en los dibujos (con la colaboración de Mike Deodato en el tercer número), con color de Justin Ponsor. Reconozco que no había disfrutado hasta el momento de ningún cómic de Weaver, que lleva diez años como dibujante profesional y que en Marvel nos ha dejado dibujos en colecciones como la mini-serie de seis números “S.H.I.E.L.D.” o en “Astonishing X-Men”, pero he quedado gratamente sorprendido, hasta el punto de quedarme casi enamorado de sus dibujos, cuestión en la que tiene mucho que ver el magnífico color de Ponsor. Es cierto que al abrir el ejemplar y ver las primeras páginas del número 7, aunque me atrajo, tampoco despertó un excesivo interés en mí, pero ha sido al ver su diseño de los vengadores cuando he quedado prendado. Weaver no se complica en sus dibujos, busca algo sencillo, donde se le da un especial cuidado a los rostros (me ha encantado su cara de Tony Stark) y al diseño de los personajes. Es cierto que hay viñetas mejores y peores, pero en general, es un dibujo espectacular al que pocos defectos que le pueden señalar, siendo más bien una cuestión de gustos si nos llena más a unos que a otros.

Interior del cómic estadounidense Avengers vol. 5 #8, dibujo por Dustin Weaver

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cine] El Hombre de Acero arranca en el primer puesto entre las películas norteamericanas en Japón y se acerca a los 660 millones de dólares en la taquilla mundial

Entrada anterior

[Cine] Hans Zimmer podría componer la banda sonora de Superman / Batman

Siguiente entrada

2 comentarios

  1. Lo que es el primer arco de introducción me dejó algo frio,la verdad,pero poco a poco,y con la ayuda de sus cojonudos Nuevos Vengadores,Hickman ha conseguido engancharme a sus supertramas…aunque continuo prefiriendo a Remender y sus Imposibles Vengadores,Los Vengadores ha pasado de ser una serie que seguía por mera obligación,para enterarme de los antecedentes de Infinito,a una serie que disfruto leyendo

  2. Yo deje de seguir esta coleccion , porque con cada numero que pasaba mi cabeza se volvio un rollo y no entendia nada de lo que querian explicar.

Dejar un comentario