ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Los Vengadores v4, 42

0

Portada del cómic Los Vengadores v4, 42

Edición original: Avengers v5, 28 USA
Fecha de salida: Julio de 2014
Guión: Jonathan Hickman
Dibujo: Salvador Larroca
Formato: Comic book, 24 páginas
Precio: 1,95 €

La destrucción del Multiverso continúa con las diferentes incursiones mientras Bruce Banner sospecha de las intenciones de Tony Stark y se dirige a la Torre de los Vengadores para sacarle todas las respuestas necesarias de la forma que sea.

Hickman sigue dando forma a su enorme etapa al frente de los héroes más poderosos de la Tierra mientras avanza de forma paralela con Los Vengadores y Los Nuevos Vengadores y nos re-introduce a los Illuminati en escena, los únicos capaces de vislumbrar lo que está sucediendo en el Multiverso y con la determinación suficiente de hacer lo que sea necesario por salvar el mundo. El suyo.

La llegada de un grupo falso de Vengadores ha puesto en entredicho las acciones de Iron Man para Banner, por lo que la desconfianza generada los lleva a un enfrentamiento verbal que no puede terminar bien de ninguna manera. Las piezas empiezan a encajar y Tony Stark no tiene más remedio que ceder ante las evidencias y responder al que se supone que es, o ha sido, su amigo, lo que no le va a sentar del todo bien, y nunca es buena idea alterar emocionalmente a alguien que lleva un gigante esmeralda en su interior.

La conversación se pone tensa y en un número en el que la acción pasa desapercibida, marca de la casa Hickman, la tensión puede cortarse con un cuchillo.

Página de Los Vengadores v4, 42Momentos de silencio, preguntas incómodas, respuestas evasivas, insinuaciones reveladoras y contestaciones demasiado directas componen un menú en el que no hay sitio para prácticamente nada más, por lo que tenemos ante nosotros un número en el que las cartas se ponen encima de la mesa y se da forma a lo que vendrá después al mismo tiempo que se repasa y aclara lo visto anteriormente, por si quedaban dudas.

Hickman sigue fiel a su estilo y la profundidad y el desarrollo tienen un papel mucho más determinante que la acción en sí misma. De hecho, no hay nada de acción en el cómic, al menos de forma directa. Indirectamente sí que vemos como Hulk ha destruido parte de Nueva York o la tensión entre Banner y Stark, pero poco más.

La introducción de los Illuminati no es algo que sorprenda a nadie, mucho menos con todo lo que se está cociendo en la Tierra, en el universo y en el resto de ellos; así que su regreso está más que justificado y obedece a la lógica más aplastante.

Página de Los Vengadores v4, 42Para no revelar demasiado sobre esa conversación entre Banner y Stark, pasamos a centrar nuestra atención en el arte de Larroca, en general con un dibujo que está bien hecho en su sencillez con cierto toque artístico acentuado sobre todo por los colores.

Cabe destacar que la decoración es casi nula en todo el cómic. En la mayoría de las viñetas vemos a los personajes delante de una pared desnuda en la que no hay nada, ni siquiera alguna textura. Y en pocas ocasiones vemos los grandes edificios de la ciudad dibujados con un estilo sencillo (básicamente con lineas verticales y horizontales). Con esta casi total ausencia de fondos lo que se consigue es poner en relieve a los personajes, un punto al que contribuye también el hecho de que se pueda apreciar la precisión de los rasgos incluso cuando se les ve bastante pequeños.

Como ya hemos comentado, de manera general el cómic no está dedicado a mostrar escenas de acción sino a mostrar un enfrentamiento verbal entre Bruce y Tony. Por ello, la estructura se ha hecho a imagen de la historia: con muy poco movimiento. Por eso se ven sobre todo primeros y grandes planos de sus caras. Esos planos permiten al lector ver las expresiones de los dos personajes a lo largo de la discusión y es bastante interesante ver la evolución de las mismas a lo largo del paso de las páginas por como se nota la tensión subiendo.

La elección del color es realmente muy acertada y se usan contrastes de rojos y naranjas con azules claros para crear una atmósfera misteriosa, con suspense y, usándolo encima de las caras, permiten reforzar las expresiones de los personajes para generar algo de miedo. En general un efecto muy bien conseguido.

Por todo esto y más, la etapa de Hickman en los Vengadores se está consagrando, aunque todavía falta mucho por ver porque en lo que a guión respecta a este número le ha costado bastante despegar y se ha centrado solo en crear tensión.

Javi Garcia

Otras entradas

[Cómics] Geoff Johns anuncia la Guerra de Darkseid

Entrada anterior

[Cine] Rob Liefeld deja que caer que, de hacerse, la película de Deadpool podría ser PG-13

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario