ArtículosCómicsEdiciones KrakenReseñas cómics

Lucky Luke: El hombre que mató a Lucky Luke

3

Portada del cómic Lucky Luke: El hombre que mató a Lucky Luke, arte por Matthieu Bonhomme

Edición original: L’Homme qui tua Lucky Luke
Fecha de salida: Octubre de 2016
Guión: Matthieu Bonhomme
Dibujo: Matthieu Bonhomme
Formato: Tomo cartoné 29 x 22 cm, 64 páginas
Precio: 20,00 €

Este año 2016 se produce el 70 aniversario de la creación del personaje de Lucky Luke a manos de Morris. Un personaje que pese al fallecimiento en 2001 de su creador, ha seguido recibiendo nuevas historias gracias a varios autores que han ido tomando el relevo. Aprovechando lo destacado de la fecha, se lanza la aventura “Lucky Luke: El hombre que mató a Lucky Luke” de manos de Ediciones Kraken. Historieta lanzada originariamente este pasado abril como el álbum número 83 que se lanza ya del personaje. Una obra escrita y dibujada por el artista francés Matthieu Bonhomme.

Lo ostentoso de su título cautiva aún más la atención del lector, al augurar la muerte de la leyenda del oeste a manos de otra persona. Llama también la atención su portada. Un estilo completamente diferente al habitual para las viñetas de Lucky, con un toque más oscuro y realista, que juega más con la profundidad y las dimensiones. Estos dos elementos no son mas que un avance de las maravillas que nos esperan al abrirlo.

Como suele ser habitual en las aventuras de Lucky Luke, estas empiezan con nuestro solitario vaquero llegando a un poblado, con la única intención descansar y abastecerse, para abandonar la región tan pronto sea posible. En esta ocasión, la historia tiene lugar en Froggy Town, un poblado caracterizado por sus pantanos y con habitantes que han llegado hasta sus calles movidos únicamente por el oro encontrado en las minas de las inmediaciones.

La llegada de Lucky no pasa desapercibida para el resto de habitantes. Movidos por el ataque de un indio que asalta las diligencias que llegan con nueva mercancía y por la incompetencia del sherrif, puesto que recae en los hermanos Bones, se lanzan sobre el cowboy como su salvación. Incapaz de contenerse ante una injusticia, Lucky hará un alto en su camino para poner fin a tales asaltos.

Interior del cómic Lucky Luke: El hombre que mató a Lucky Luke, arte por Matthieu BonhommeEn esta aventura, contará con un aliado que estuvo próximo a convertirse también en una gran leyenda del oeste. Doc Wednesday, un cowboy venido a menos fruto por sus vicios de alcohol y tabaco, y que no son pocos los que ven como una referencia a Doc Holliday. Si bien su trascendencia para la trama de la historia se reduce a un segundo plano, ejerce una importante influencia sobre Lucky Luke, hasta el punto de llegarle a cambiar su forma de pensar.

Sin embargo, al margen de toda la trama, el gran gancho del álbum es como decía la frase que da título. No son pocos los personajes que han jurado que acabarían con la leyenda, ni tan poco lo son los que lo han llegado a intentar, pero con poco éxito. Para sorpresa del lector, en la primera página nos toparemos con el momento del asesinato de la leyenda. Una genial forma de captar la atención. La historia posteriormente retrocederá unos minutos para relatarnos los hechos que han llevado a tan situación.

En estas páginas se respira el aire de Lucky Luke pero con un lavado de cara. Una versión mucho más cercana y apegada a la realidad, llevado a unos tonos más oscuro de lo habitual en el personaje. Esto es a costa de eliminar algunos elementos característicos del personaje como el papel de su fiel corcel Jolly Jumper, ausencia plena de Rantamplan, menos dosis de humor, adiós a cualquier juego con ser más rápido que su sombra como se ha hecho en algún que otro cómic o las situaciones extravagantes e irónicas sin explicación lógica. Un precio que merece la pena por todos los puntos positivos que gana el cómic.

Nada más abrir el cómic nos quedaremos pegado a sus páginas. La intriga, el tono y el ritmo de la historia, o el desarrollo de los personajes son algunos de los elementos que nos mantendrán enganchados en una historia que sin duda se te acaba haciendo corta. Tan corta que hasta diría que el final puede resultar algo abrupto. Todo se explica y resuelve en escasas viñetas. Un cierre que si bien es de calidad, resulta poco acorde con el nivel de la trama.

No pasan desapercibidos las constantes homenajes al mismísimo el cine western (al ver claras referencias a películas como “El hombre que mató a Liberty Valance” o a “Sin perdón”, entre otras), auténticas leyendas del oeste, sin pasar por alto al propio creador Morris (su nombre lo podemos encontrar en una lápida). Unos puntos que no hacen más que dejarnos un aún mejor sabor de boca.

A modo de curiosidad, decir que esta historia, pese a haber visto la luz hace meses, se sitúa cronológicamente entre las historias “Daisy Town” y “Dedos Mágicos” (“Fingers”) de 1983. Los conocedores del personajes sabrán ya que entre esas historias se produce un acontecimiento destacado para el personaje. Ese fue el año en que Lucky Luke dejó de fumar. Este álbum que aquí tenemos es el que nos explica los motivos por los que el vaquero puso fin a su dependencia del tabaco, optando en su lugar por llevar una pajita o ramita en la boca.

Desgraciadamente, caben señalar también algunos puntos negativos, como lo previsible de la historia o que pese a todo, la historia nos deja la sensación de sonar atemporal. La gran cantidad de referencias se limitan únicamente al género y al cine, dejando completamente fuera cualquier indicio a otra historia pasada del personaje, pese a todas las oportunidades que se presentaban.

Interior del cómic Lucky Luke: El hombre que mató a Lucky Luke

El cambio de estética de los dibujos es si cabe lo que más rechazo podrá provocar, un arte responsabilidad integra también de Bonhomme. Su habilidad con el pincel ha quedado más que demostrada con sus diferentes trabajos, entre los que destacan Omni-Visibilis, la saga El Marqués de Anaon y sobre todo Texas Cowboys, que es la que más viene acorde con este cómic al ser con la que se ha convertido en figura destacada del género western. La elección de este artista, tanto para el dibujo como la trama, resulta más que acertada, pues se combina su conocimiento el Viejo Oeste y con su pasión por el personaje. Cariño hacia el personaje que queda también patente en sus dibujos, en donde una vez más se aprecia la esencia de Lucky Luke con un nuevo aire.

Sus construcciones son maravillosas, con planos que parecen sacados de una película del oeste, y destacando su juego de sombras en todo momento. Un aire nuevo pero muy basado en el toque tradicional. Los colores son también de agradecer por parte de este artista, que aunque se mueve en su registro habitual, ha intentado mantener también las tonalidades clásicas del personaje. En líneas generales, una obra magistral.

Por tanto, en sí, un cómic homenaje al personaje y al gran Morris que deja un maravilloso sabor de boca. Obra imprescindible para todo fan. Bien dibujada y más que entretenida. Deseoso de que Bonhomme se vuelva a pasear por estas páginas.

Interior del cómic Lucky Luke: El hombre que mató a Lucky Luke, arte por Matthieu Bonhomme

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción

Otras entradas

[Cine] Ben Affleck quiere hacer bien la película de Batman, alaba a J.K. Simmons y bromea con el tema de Anna Kendrick como su compañera en la película

Entrada anterior

[Cine] Un par de imágenes de Rogue One: Una Historia de Star Wars

Siguiente entrada

3 comments

  1. Interesante, me ha llamado si duda la atención

  2. Curioso cuanto menos.

  3. Que buenísima pinta tiene, y además el factor nostalgia influye demasiado. Me encantaba mucho, leí tebeos, jugué a videojuegos y tenía algún muñeco de el. Más pronto que tarde le acabaré leyendo

Dejar un comentario