ArtículosCómicsEdiciones KrakenReseñas cómics

Lucky Luke. Un cowboy en París

0

Portada de Lucky Luke. Un cowboy en París

Edición original: Un cow-boy à Paris
Fecha de salida: Marzo de 2019
Guión: Jul
Dibujo: Achdé
Formato: Tomo cartoné, 48 páginas
Precio: 15,00 €

El pasado marzo se publicó en nuestro país un nuevo álbum de Lucky Luke de mano de Ediciones Kraken. El álbum 71 de Lucky Luke que se publicó originariamente el pasado 2 de noviembre de 2018 en Francia, y se convirtió en el libro de historietas más vendido en 2018, por lo que muchos fans le tenían ganas del libreto. Máxime a sabiendas de que detrás del mismo se encuentra Jul con ilustraciones de Achdé.

En esta nueva aventura, se volverá a hacer un guiño a hechos del mundo real cuando el conocido vaquero conozca a otra famosa figura, al escultor francés Auguste Bartholdi. Este se encuentra en una espectacular gira por los Estados Unidos para recaudar fondos para completar su gran obra: la Estatua de la Libertad, con la que simbolizar la amistad franco-americana. Pero varios contratiempos se dirigen contra la estatua e incluso directamente hacia Bartholdi, por lo que Lucky Luke recibe el encargo de escoltar al francés a París.

De esta forma, por primera vez desde su creación en 1946, Lucky Luke abandona el continente americano para venirse a Europa. Es un choque cultural para el vaquero que, no contento con cruzar el Atlántico por primera vez, descubre el esplendor de la Ciudad de la Luz, y el modo de vida de sus nativos, los parisinos.

Lo que podría parecer una aventura sencilla se convierte en una auténtica proeza cuando surjan multitud de bandidos que quieren impedir que la construcción y traslado de la Estatua de la Libertad llegue a buen término.

Imagen de Lucky Luke. Un cowboy en París

Jul y Achdé vuelven a repetir su colaboración tras el éxito de “Lucky Luke. La tierra prometida”. Estos sucesores del legado ya han demostrado con qué precisión ha integrado la línea maestra original.

El dibujante Achdé ha logrado mantener el estilo característico de Morris, a la vez que ha añadido su propia dinámica. El resultado es impresionante, con su particular tratamiento de los colores y su sentido del detalle. En este sentido, se respeta plenamente la estética del padre creador del personaje.

Destaca sobre todo en esta obra la escritura del guion y el tratamiento de la dimensión cómica. Jul ha conseguido resolver sin problemas la difícil tarea de sustituir a René Goscinny. Las secuencias están equilibradas, las pausas se miden y el ritmo en general es una delicia.

Un elemento imprescindible es el humor, omnipresente en forma de guiños, juegos de palabras y bromas de todo tipo, aplicado siempre con gran atino.

Imagen de Lucky Luke. Un cowboy en París

Lucky Luke no sería el mismo sin sus alusiones a terceros y referencias, a veces directas y otras veces más sutiles. En esta ocasión tenemos referencias a Donald Trump, Tintin, Jacques Dutronc, la SNCF o el desembarco de agosto de 1944. Igualmente tenemos la momentos como la charla con Charles y Emma Bovary, Rantanplan en una gárgola, Jolly Jumper en el Hipódromo de Longchamp o Arthur Rimbaud y Paul Verlaine como consumidores de absentas. También podemos apreciar un claro homenaje a la tira cómica franco-belga en ese “enfrentamiento” entre Dama de la Libertad y su gran oponente que buscar evitar a toda costa que esta llegue a su destino.

Imagen de Lucky Luke. Un cowboy en ParísPese a todo, no todo son luces en este nuevo álbum, y hay algunas sombras a señalar. El gran reto al que se enfrenta Lucky Luke es que cuenta con un maravilloso pasado a manos de su artista original, Morris. No es muy distinto de lo que le ocurre a las historietas de Astérix y Obélix. Hay grandes artistas detrás de las nuevas obras, pero lógicamente es difícil superar al original.

Estamos ante un álbum para gusto de los fans del personaje pero que nos dejará un sabor agridulce a nivel de historia. Es inevitable sentir cierto vacío en la historia, que se queda en una simple sucesión de anécdotas. Y aunque siempre es agradable leer las nuevas aventuras de Lucky Luke, esta historia no puede evitar ser un tanto predecible.

Se consiguen mantener elementos importantes de Lucky Lucky, como su humor y esencia, lo que nos recordará a nuestra infancia, hasta el punto de que podríamos decir que “Un Cowboy en París” nos recuerda a tiempos de la época dorada de la serie, a tiempos de René Goscinny. Sin embargo, ahí se queda, en un intento.

Por tanto, un álbum medio muy bien ejecutado a un nivel técnico a excepción de la historia, a la que le podemos perdonar sus debilidades gracias a la originalidad de sacar a Lucky Lucky de su terreno de confort y hacerle cruzar el Alálntico, una experiencia que el vaquero no lleva especialmente bien.

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cine] Black Widow y Doctor Strange 2 podrían ser los dos estrenos de Marvel Studios para 2020

Entrada anterior

[Series] Comentarios y audiencias Supergirl 4×17: All About Eve

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario