ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Marvel Gold. Iron Man: A merced de mis amigos

4

Portada del tomo Marvel Gold. Iron Man: A merced de mis amigos, publicado por Panini Cómics (abril 2013)

Edición original: Iron Man 113-119 y Avengers Annual 9 USA
Fecha de salida: Abril de 2013
Guión: David Michelinie, Bob Layton y Bill Mantlo
Dibujo: John Romita Jr., Herb Trimpe y Don Newton
Formato: Libro con solapas, 176 páginas.
Precio: 15,00 €

Procedente de la línea de Panini Cómic dedicada a re-editar clásicos, es decir Marvel Gold, y aprovechando una vez más el estreno en cines de “Iron Man 3”, en abril se lanzó “Marvel Gold. Iron Man: A merced de mis amigos”, un ejemplar que recoge una de las etapas más importantes del cabeza de hojalata.

El tomo recopila una pequeña parte de los cómics de Iron Man de finales de la década de los 70, en concreto del periodo que va de agosto del 78 a febrero del 79, siendo así pues los cómics que preceden justamente a lo re-editado por Panini hace un año en su tomo “Marvel Gold. Iron Man: El demonio en una botella” (una de las de historias más importantes del personaje), dándose aquí pues explicación a algunos de los acontecimientos que dan lugar a la historia de ‘El demonio en una botella’.

Pero ese tomo que aquí reseñamos no es sólo importante para conocer un poco más una de las tramas más importante del superhéroe (que se centra en los problemas de Tony con el alcohol), sino que recoge unos cómics que marcaron un antes y un después.

Estamos hablando de los 70, encontrándose el personaje en los cómics en una profunda crisis a la que había que poner remedio lo antes posible. Parece que esa exposición que una vez hizo Stan Lee, asegurando que Iron Man no era un personaje interesante pero que insistiendo con él conseguiría que a los lectores les gustase, empezaba a hacer mella.

Sin meternos en excesivo detalle, ya que para eso tenemos el texto de introducción de Raimon Fonseca donde detalla perfectamente toda la evolución y los detalles necesarios, decir que coincidiendo con un cambio editorial en la propia Marvel se procedió a realizar una renovación en la colección de este vengador, siendo los máximos responsables de la misma David Michelinie y Bob Layton, que venían ambos de DC Cómics aunque guardando el segundo un gran interés por el personaje. Este tándem se incorporó a John Romita Jr. quien ya había demostrado su valía en otras colecciones de Marvel, por ejemplo en The Amazing Spider-Man, y que con sus poco más de 20 años, todavía no estaban tan “viciado” como para dejarnos los dibujos que nos deja hoy en día.

Michelinie y Layton comienzan su andadura de este modo con un ataque directo a Tony. Había que darle un cambio y qué mejor que colocarlo entre la espada y la pared. El título del tomo ya nos augura que los pilares de Tony se tambalean en la historia que hay en su interior, contribuyendo en parte de ello el personaje de Madame Masque / Madame Máscara / Nefaria, la que fuese líder del cártel del crimen Maggia y que ya se nos presenta en las primeras páginas como el interés amoroso de Tony. Esta inseguridad que aquí se genera es la que conducirá al argumento de ‘El demonio en una botella‘, donde los problemas con el alcohol de Tony se ponen de manifiesto. Si bien, Michelinie y Layton continuarían con su misión de enfrentar a Tony casi consigo mismo, y con bastante trascendencia, una década después, a finales de los 80, con la historia ‘La guerra de las armaduras’.

Interior del tomo Marvel Gold. Iron Man: A merced de mis amigos, publicado por Panini Cómics (abril 2013)Además en estas páginas hará acto de presencia el que se convertirá en uno de los mejores amigos de Tony y posterior superhéroe, Jim Rhodey, más conocido como Máquina de Guerra. Aunque eso sí, su trascendencia se podría casi calificar de cameo, en caso de que se conociese previamente al personaje, dado lo trivial que es todavía en esta etapa.

Otro de los aspectos que se profundizará en este tomo, y que da pie al ya mencionado siguiente arco argumental, es la relación de Tony con S.H.I.E.L.D., más concretamente con Nick Fury, director de dicha organización, habiendo entre ambos una relación cuanto menos compleja.

Como brevísimo adelanto de lo que podemos encontrar en estas páginas, decir que otros personajes que podemos ver son la formación de vengadores que había por la época, el villano Espía Maestro, el Unicornio e incluso a Arsenal. Igualmente, nos encontramos en una época en la que si bien Tony ha conseguido curarse del corazón y no necesita recargar su Arc Reactor como ocurría en los primeros cómics, sí que anda siempre que puede con su maletín donde guarda la armadura de Iron Man. Además, todavía sólo su círculo más íntimo conoce que Tony y Iron Man son la misma persona, por lo que debe de crear sus propios “artificios” para conseguir engañar al resto de personas.

Pese a lo compleja y profunda que puede ser la trama, y el gran juego que se hace con los sentimientos de los personajes (eso es el elemento clave que conduce el argumento), es inevitable que se aprecie que se trata de un cómic de hace más de 30 años, en la que los cómics se dirigían a un público más inocente, habiendo en ocasiones diálogos o situaciones menos maduras o tal vez ilógicas. Esto sin embargo no evita que podamos disfrutar de una gran historia y profundidad (es más, estas situaciones a veces “tontas” siguen ocurriendo con los cómics de hoy en día).

Entrando ya a valorar desde un punto de vista más personal creo que estamos ante una de esas etapas que prácticamente se venden solas. Tan sólo hay que mencionar los autores y los años, y los más fans del personaje ya saben que se trata de una de las etapas que hay que leer sí o sí del personaje al marcar un antes y un después, y en la que todo era muy diferente para el personaje. No hay más que coger un cómic de las historias más recientes y comparar con este tomo para comprobar cuánto ha evolucionado, tanto Iron Man como Tony.

Prueba de ese cambio es que aquí tenemos la otra versión de Tony. Quienes únicamente hayan leído las historias más recientes, notarán un gran parecido entre la versión de los cómics y la versión cinematográfica, hasta incluso pensarán que la versión de Robert Downey Jr. calca a la perfección la versión ilustrada, pero lo cierto es que ha sido más bien las viñetas las que se han adaptado, también como consecuencia del tiempo, a la versión del actor. Así, en este tomo nos encontramos con un Tony algo sieso, aburrido y excesivamente serio. Nada de este gracioso e irónico Tony que tenemos en la actualidad. Un cambio que para muchos ha sido mejor.

Pasando a comentar un poco el aspecto estético, debo reconocer que en cuanto a dibujos soy bastante tradicional, encantándome esos colores vivos (potenciados además en la re-edición) que se usaban antaño, además de gustarme esta etapa de John Romita Jr. (y no tanto sus dibujos de hoy en día). Son dibujos tal vez excesivamente clásicos, con los diseños tradicionales de los personajes, pero hay que reconocer que tienen su encanto.

Sobre la edición, es la misma que en otros Marvel Gold. Libro con solapas (es decir como si fuese rústica), con texto de introducción para ponernos en situación, portadas originales al principio de cada número y algunos dibujos y lápices al final. Todo en papel satinado.

En definitiva, cómic imprescindible para todo aquél que quiera conocer más sobre el personaje, y más aún si en su día compraste “Marvel Gold. Iron Man: El demonio en una botella”, al ser como estos como se ha dicho, justamente los cómics previos  y ayudarnos a entender de dónde sale la inseguridad de Tony.

Interior del tomo Marvel Gold. Iron Man: A merced de mis amigos, publicado por Panini Cómics (abril 2013)

Álvaro Sánchez Cazorla
Fundador de Blog de Superhéroes. Sevillano, bloggero desde 2006, forofo de los superhéroes y las películas de ciencia ficción. Empezó su afición leyendo los clásicos cómics de Spider-Man de Bruguera. Su pasión acabó derivando en el resto de superhéroes y las películas frikis.

Otras entradas

[Cómics] DC Comics anuncia Batman Incorporated Special #1 con alguna que otra sorpresa

Entrada anterior

[Cine] Otro póster más de El Hombre de Acero / Man of Steel y declaraciones de Jim Lee tras haber visto la película

Siguiente entrada

4 comentarios

  1. Muy buen review,lo mejor es que vamos conociendo a Tony de la mano de los maestros y diria “padres” Bob Layton y David Michelinie,con un artista como Romita JR. con sus increible dibujos(que ahora es un total asco)y bueno vamos conociendo de apoco a Rhodes en el #118.Yo no pienso que el personaje cambio de personalidad,mas bien pienso que desde que entro Fraction Tony se volvio por completo un RDJ/Stark todo por hacerlo parecer mas a las peliculas y lograr vender comics.Pero bueno hay que ir adaptandose porque con lo bien que les va a las peliculas pronto todos los personajes iran cambiando.Prefiero el Tony de la etapa Michelinie/Layton al de Fraction mil veces.

    1. por fin alguien que me da la razon,los dibujos actuales de romita jr son un total y verdadero asco que da verguenza ajena

    2. Estoy deacuerdo en cuanto a la caracterización del Tony Stark de Fraction, pero ojo que la etapa del tipo es realmente buena

      1. Mira concuerdo contigo en parte Nigromante,la etapa de Fraction es buena,es un buen escritor pero de dar un trato digno a Tony al personaje en si no lo creo.Yo me lei todo su run desde “Five Nightmares” hasta “The Future” y me encanto Five Nightmares,Most Wanted(fue algo increible,el estilo Duro de Matar y James Bond algo que se necesitaba de hace tiempo,ni hablar de esa perdida de memoria),Stark Dissasembled(que se puede decir una trama increible y vemos sus mas grandes perdidas y como vuelve a “vivir”)llegando a Ressilient en este estuvo regular,la nueva armadura la Bleeding Edge algo nuevo y muy revolucionario pero que aporta poca introduccion en funcionamineto,aparte que esta tecnologia es tan avanzada que si el crea un nueva armadura(como la de Marvel Now,la Black and Gold)automaticamente se vuelve un Downgrade al no estar hecho de metales inteligentes,tambien de a poco te vas dando cuenta lo mucho que influyo la pelicula en el personaje,vemos a un Tony Stark que necesita de una nueva forma de “corazon” y hace su aparicion la bateria Repulsora A.K.A Reactor ARc(pero no son lo mismo)ademas que su personalidad cambia rotundamente ya no es el personaje serio y preocupado,el empresario serio,un inventor que tiene todo bajo control.Ahora paso a ser un Egocentrico,un “chistoso” y mas que todo causa mas problemas que soluciones,se siente que perdio esa tranquilidad de cuando tenia las cosas en control.Y sobre que “demigro al personaje” me refiero a Fear Itself#5(se demigro entrego lo unico mas preciado en su vida,a un Dios que no cree) ,Fix Me #503(le besa los pies a Otto y admite que el es superior WTF),aparte que de a poco entran mas personajes que no infulyen ni ayudan en nada al titulo,mas bien se vuelve una novela con los ayudantes de Ressilient en su trio amoroso que tienen y le dan hasta 2 pag. enteras para hablar de sus citas.Para mi fue un 6/10 el arte es increible de Larroca y creo que eso lo salva un poco a mi parecer.

Dejar un comentario