ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Marvel Saga 15. Daredevil 6: A plena vista

2
Daredevil, A la Vista - Portada de Alex Maleev

Edición original: Daredevil v2 32-40
Fecha de salida: Septiembre de 2016
Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: Alex Maleev, Manuel Gutiérrez y Terry Dodson
Formato: Libro en tapa dura, 232 páginas
Precio: 19,50 €

Hay dos leyendas en la Cocina del Infierno. Una, es la de ese Diablo Guardián, el vigilante que protege a los justos mientras que da su merecido a aquellos depredadores de la noche. Otra es la del respetable empresario Wilson Fisk, el que todo el mundo sabe que es el culpable de toda la inmundicia de la Cocina, pero pocos pueden respaldarlo. Como digo, leyendas. Y a Brian Michael Bendis solo le había hecho falta un arco para tumbarlas a las dos, cada una a su manera.

Tras el éxito de “Lugarteniente”, volvemos a enfrentarnos al Daredevil de Bendis y Alex Maleev en “A la vista”, un tomo en el que se exploran las consecuencias inmediatamente posteriores a las del volumen anterior, hasta un punto en el que tal vez sea recomendable leerlos los dos seguidos, ya que se observan paralelismos entre una historia y otra.

Si algo nos ha enseñado la ficción de Netflix del Hombre Sin Miedo es que el gran éxito de Daredevil recae en buena parte en sus secundarios, en su mundo, y Bendis se percató esto casi quince años antes. Sus dos volúmenes anteriores estaban intrínsecamente relacionados con Daredevil, pero él no era el protagonista. Ya era hora de meterse hasta el fondo en la mente de Matt Murdock y traerlo, como el propio nombre del arco indica, “A la vista”. Pero, ¿será el manejo del héroe titular por parte de Bendis tan bueno como su gestión de los secundarios? Tenéis mi humilde opinión tras el salto.

Todos recordamos el desenmascaramiento de Spider-Man en medio de Civil War. La noticia copó titulares de todo el mundo en medios especializados, e incluso se hizo un hueco entre la prensa generalista. La historia en la trama principal fue fuegos artificiales pero poco fondo, que en cambio sí que exploró Straczynski en su serie principal. Pero, ¿y si te dijera que esa historia fue contada cuatro años antes por Brian Michael Bendis?

En el volumen más grande hasta la fecha de los Marvel Saga de Daredevil, Bendis empieza a dar forma al discurso central de su etapa como guionista de Daredevil. Porque, como decíamos, el estatus de Daredevil en la Cocina del Infierno asciende a leyenda, pero es muy fácil seguir hablando de leyendas que siguen haciendo cosas sacrificadas y heroicas. Bendis deconstruye a su Daredevil bajo la premisa de que los dioses son mucho más interesantes cuando son de barro, y máxime con la iconografía católica de Murdock. Buena nota toma el guionista de Frank Miller, que ya explorara el tema en una de sus obras cumbre “Born Again”.

Daredevil, A la Vista - Panel interior de Alex MaleevY lo cierto es que, desde la distancia, la idea de Bendis tiene miga, ya que si observamos etapas recientes, como la de Mark Waid, vemos que el tema ha seguido coleando durante años. No obstante, hay algunas cuestiones que me escaman, y son las siguientes: parece que en esa etapa, la única manera en la que podían dar un golpe de efecto a la trayectoria del Hombre Sin Miedo es haciendo una especie de “revival” de Born Again. Tanto en “Diablo Guardián” como en el volumen que nos ocupa hoy, las referencias a ese legendario cómic son bastante patentes. Queda por ver si es solo en el punto de inicio o si esto nos lleva a un argumento repetitivo.

Sin embargo, hay una cosa que si me ha gustado, y es el impacto directo sobre la vida de Matt Murdock, abogado. Ya es un componente fuerte en etapas posteriores que, como comento, sí he leído, pero observarlo aquí, en una versión más arquetípica del personaje, es una delicia. Los momentos finales del cómic son tal vez lo mejor de un tebeo que, pequeñeces aparte, es fantástico.

Otra de las cosas que me ha sorprendido es que Bendis no duda en situarnos en el más grande Universo Marvel. A pesar de que las tendencias en la época pasaban por hacer que cada cabecera fuera bastante independiente del resto (Spider-Man, la propia Jessica Jones de Bendis…), el guionista no duda en traer a artistas invitados, un auténtico quién es quién del 616, que lejos de distraer de la historia, enriquecen ofreciendo un contraste único entre el mundo duro y real de Daredevil con la fantasía de la mayoría de los héroes Marvel.

El tomo se cierra con un pequeño arco de tres números que, francamente, me han encantado. Además de explorar los acontecimientos de “A la vista”, Bendis hace un estudio del poder judicial frente a los superhéroes del universo Marvel. Se nota que el autor de Powers disfruta guionizando estos encuentros que, entre mundanos y divinos, ofrecen algo que solo Daredevil puede ofrecer frente al resto de héroes marvelitas (con la notable excepción de Hulka).

En los lápices volvemos a tener a Alex Maleev, el colaborador fiel de Bendis que, una vez más, vuelve a maravillarme. Ya he comentado alguna vez que este estilo tal vez no sea mi favorito, sin embargo Maleev me lo vende como nadie, hasta el punto de que los dibujantes invitados para la historia pequeña del final, Manuel Gutierrez y Terry Dodson, me han gustado algo menos, aunque considere a los dos maravillosos.

El tomo de Marvel Saga se completa, por gentileza de Panini, con unas ilustraciones en blanco y negro de Maleev. En lo personal, he de decir que me encantan este tipo de detalles en tomos que, ya de por sí, tienen tanto que ofrecer, ya que, como comentábamos antes, no es un tomo que venga precisamente escaso de contenido.

“A la vista” es, aún con mis pequeñas reservas, un cómic que merece la pena leer. A pesar de que prefiera los tomos anteriores de Bendis porque me fueron más novedosos, este no es, bajo ningún concepto, una mala compra. Todo lo contrario: es un tomo obligado para todos aquellos que disfruten del mundillo que rodea a Matt Murdock, en especial de su faceta como abogado. Yo, por mi parte, me encuentro muy deseoso de comprobar qué es lo que está por venir.

¡Síguenos en Youtube!

Debates en directo, rewview, unboxing y mucho más en vídeo

Dani López
Con diez años mi padre me llevó a ver Spider-Man y así hasta ahora. Creo en la capacidad para inspirar de los superhéroes.

Otras entradas

[Cine] James Mangold habla de las cicatrices de Wolverine en Logan, la cronología y la posibilidad de X-23

Entrada anterior

[Cine] Kevin Feige también confirma que Doctor Strange estará en Vengadores: La Guerra del Infinito

Siguiente entrada

2 comentarios

  1. Esto se va a poner de la leche en los siguientes arcos, ya verás. La verdad que Bendis se marcón un etapón, y luego Brubaker nada que envidiarle.

Dejar un comentario