ArtículosCómicsMarvel ComicsPanini CómicsReseñas cómics

Miles Morales: Spider-Man, núm. 4

0
Portada de Miles Morales: Spider-Man, núm. 4

Edición original: Miles Morales: Spider-Man, vol. 1, núms. 7 y 8 USA
Fecha de salida: Octubre de 2019.
Guión: Saladin Ahmed.
Dibujo: Javier Garrón, Ron Ackins, Alitha E. Martínez y Vanesa R. Del Rey
Formato: Grapa, 48 págs. A color.
Precio: 4,00 €

Tal y como vimos en el número anterior, compaginar una vida superheroica y una civil no suele ser nada fácil y menos para un adolescente como Miles Morales. Tras detener una guerra de bandas y descubrir que Lápida estaba interesado en dominar Brooklyn, Bárbara tuvo que cortar su relación con nuestro protagonista por ser demasiado reservado y no confiar en ella para contarle sus secretos, lo que decepcionó un poco a Miles. Luego ya en la noche, intentando relajarse al principio, Spider-Man forjaría una alianza con Estornina para acabar con la guerra de bandas y detener a Lápida, algo que consiguieron, aunque Miles tuvo que retenerla para que no sacara su expresión más agresiva. Sin embargo, había algo que inquietaba a Miles y era que Lápida estaba interesado en su tío Aaron, por lo que no dudaría en visitarle para hallar respuestas y saber si había vuelto a la vida criminal.

La historia de este mes arrancaría con Miles interrogando a su tío Aaron por si había vuelto a la vida criminal y si tenía que detenerle, pero, por suerte para él, no había nada de qué preocuparse. Poco después, Miles tuvo que defender la calle con Bomba de unas misteriosas máquinas que casi lo destrozan todo y después se reunió con sus padres para escuchar la noticia que tenían que darle en el Brunch. Todo parecía ir de maravilla para el joven Spider-Man, pero pronto sería secuestrado por un extraño enemigo y se vería obligado a realizar una serie de pruebas si quería evitar que mataran a sus conocidos.

Miles Morales: Spider-Man, núm. 4. Página de muestra.En general, estamos ante una historia asombrosa que va in crescendo desde las primeras páginas en las que la vida de Miles pega un giro de 180º hasta aquellas en las que nuestro protagonista se encuentra horrorizado y con un ferviente deseo de escapar del recinto donde el villano le ha encerrado con propósitos desconocidos. Ahora bien, hablando más en detalle de ciertos aspectos del cómic, la conversación entre Miles y su villanesco tío no tiene una mala ejecución, pero una vez que finaliza invade la sensación de que la situación tenía un gran potencial que ha desperdiciado, al menos a corto plazo. Por otra parte, la pequeña interacción entre Bomba y Miles resulta entrañable por cómo se apoyan el uno en el otro, mientras también apunta a que Lana sigue teniendo un cierto interés romántico en el joven guerrero arácnido. Sin embargo, la mejor parte del cómic vendría en el segundo número USA del recopilatorio en el que Miles pasa por las peores torturas imaginables en un ambiente asfixiante con un villano imprevisible y enigmático que es el Evaluador.

En cuanto a los personajes, Miles comienza con una gran inquietud en este número y, poco a poco, va dando pequeños pasos hacia una actitud más alegre que encuentra su máximo exponente cuando sus padres le dan una noticia que jamás habría esperado. Sin embargo, justo en el momento más feliz de Miles cuando se siente más tranquilo con el mundo, nuestro protagonista pasaría a un estado de ansiedad continua por culpa del enigmático villano vestido de blanco que le pone a prueba y de una manera cada vez más y más difícil, lo que juntado con el estrés por saber que sus conocidos están en peligro, pone a Miles en un estado de ansiedad y alerta máxima. Por otra parte, el tío Aaron promete haber dado un ligero cambio desde la última vez que le vimos y, aunque Miles confía en que se haya redimido hasta cierto punto, tanto el ambiente de su hogar como los pequeños detalles logran que el lector sospeche de sus verdaderas intenciones, aunque sí es cierto que sigue queriendo a Miles y busca lo mejor para él. En cambio, Bomba sigue siendo la genial compañera superheroica de Miles, aunque parece ser que en el fondo eso no es suficiente para ella, lo cual no solo se evidencia en sus mensajes de texto, sino también en su forma de relacionarse con Miles. Por último, y hablando ya del villano, El Evaluador es uno de los personajes más enigmáticos que hemos visto recientemente, tanto por su vestuario como por su carácter más plano que suele ser propio de una máquina. Sin duda, el Evaluador no es más que un peón de algún villano más poderoso y si han conseguido encerrar a Miles para probarle de esa manera, no podemos evitar pensar que Spider-Man se va a enfrentar al mayor reto de su carrera arácnida.

Miles Morales: Spider-Man, núm. 4. Página de muestra.Sobre el ritmo, Saladin Ahmed encuentra un punto equilibrado muy acertado entre la acción y el drama personal de Miles, aunque es en el segundo número USA de este recopilatorio cuando pisa ligeramente el freno para incidir en el sufrimiento de Miles de tal forma que el lector se sienta como un espectador más que sufre de impotencia al no poder ayudar al protagonista.

A nivel artístico, Javier Garrón continúa haciendo un trabajo espléndido a la hora de abordar visualmente las aventuras de Miles, y esta vez incluso se atreve con un ambiente de “terror”, transmitiendo al lector una claustrofobia y una angustia sin igual mientras leemos cómo Miles sufre por culpa del villano Evaluador. Sin embargo, el primer número de este recopilatorio tiene un baile de dibujantes inexplicable que resulta horrible a plena vista por la diferencia de estilos y porque, al final del día, el único que consigue transmitir adecuadamente la esencia arácnida es Javier Garrón, aunque Alitha E. Martínez llega a un nivel aceptable, a diferencia de Ackins y los rostros que dibuja.

En definitiva, considero que estamos ante un número asombroso e intrigante en el que la vida de Miles se pone patas arriba mientras consigue que el lector quede expectante de saber cuál será el futuro inmediato de Miles y si acabará teniendo secuelas por este traumático secuestro.

Puedes adquirir “Miles Morales: Spider-Man, núm. 4” aquí.

Aisling Clarke
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Maestra de Primaria.

Otras entradas

[Videojuegos] Es hora de convertirse en un Jedi… Trailer de lanzamiento en castellano de Star Wars Jedi: Fallen Order

Entrada anterior

[Cine] Benedict Cumberbatch apoya una película de superheroínas Marvel

Siguiente entrada

comentarios

Dejar un comentario